21 July 2007

Paco responde... JUSTICIA SOCIAL


Querido Paco,


¿Qué es justicia social?
¿Quitarnos a todos un poco para que los desheredados tengan también algo? ¿Robin Hood? Eso no es justicia social, es justicia redistributiva. Entonces, ¿qué es lo que SÍ es justicia social?

Sé lo que es justicia: el respeto al principio de no agresión y el cumplimiento de los deberes contractuales. Pero no soy capaz de razonar el contenido de una justicia social. Sólo sé lo que no es.

Por otro lado, leyendo la declaración de Derechos Humanos, me surgen preguntas. Todos ellos son derechos negativos, es decir, todos son expresiones diferentes de la libertad del individuo y se pueden resumir -de nuevo- en el principio de no agresión. Pero ¿se pueden concebir en modo alguno como derechos positivos? ¿Es justo que la gente clame por la calle "tengo derecho a una vivienda digna"? Lo único que se me ocurre para explicármelo es que se conviertan en derechos positivos al existir el Estado, que sean deberes contraídos por el Estado para con sus miembros. ¿Es así? ¿La existencia de un Estado es un contrato? Desde luego, no un contrato libremente establecido, porque al menos yo no lo he elegido para mí. Entonces, quizá eso sea la justicia social, el cumplimiento de las obligaciones contractuales entre el Estado y sus miembros.

En fin, me pierdo, ¿me ayudáis a razonarlo?

Querido amigo socialmente preocupado,

Te ayudo encantado.

El término “social” suele utilizarse por los colectivistas como un distorsionador conceptual con connotaciones positivas. ¡Cómo oponerse a la justicia, o a lo social, o a ambos juntos! El problema es que cuando un intervencionista te explica lo que quiere decir, ves que es la negación de la justicia y su sustitución por el socialismo: justicia social equivale a injusticia socialista. Cuando reclaman justicia social están pidiendo igualitarismo violando derechos de propiedad, quitar a los que tienen más para dar a los que tienen menos. Es simplemente expresión de envidia o de la preferencia particular de una determinada distribución de riqueza (siempre dicen mejor distribuido cuando quieren decir uniformemente distribuido).

Los derechos humanos podrían interpretarse de forma negativa como simples corolarios o explicaciones del derecho de propiedad, pero raramente se hace así.

El estado intenta justificar su coacción explicando que sólo cumple con su deber de garantizar derechos de los ciudadanos: viola el derecho de propiedad de los que pagan para satisfacer los deseos de los que reciben (en realidad se usan como declaración de deseos humanos, de lo que a cualquier persona le gustaría tener, trabajo, seguridad, salud…).

Un contrato efectivamente genera derechos positivos (lo que se recibe) a cambio de deberes positivos (lo que se da a cambio); pero los contratos sólo implican éticamente a las partes contratantes y requieren su aceptación explícita. Las teorías contractuales del estado tienen muchos fallos: no se identifica claramente a las partes contratantes, estas no expresan activamente una por una su consentimiento, y no se aclara en qué consiste el contrato.

¿Cómo puede ser que cuando una parte presume de cumplir sus obligaciones la otra se siente perjudicada y preferiría eximirle de ello? Una asociación contractual legítima de convivencia no sería un estado porque éste se impone coactivamente sobre los súbditos (monopolio de la violencia y la jurisdicción y financiación confiscatoria), no les da opción de prescindir de sus servicios, de no participar en la asociación.

Ningún estado actual tiene legitimidad ni de origen ni de ejercicio.



Espero haber aclarado tus dudas tan sensatas, te mando un afectuoso saludo.

Paco

10 comments:

Fonseca said...

Hola a todos.



Cada vez que leo la palabra "social" temo. Me parece el eufemismo que emplean los gobiernos (especialmente de izquierdas, obviamente) para decir "intervención".

Dentro de poco veremos qeu en vez de guerras se dirá "labor social en el extranjero". Es uno de los grandes pasos del socialismo, conseguir decir las mayores barbaridades y que suenen genial.

Yo sigo diciendo que si todos tenemos "derecho a una vivienda digna" ¿Por que no "derecho a tener pareja"? Me explico, hay mucha gente que esta sola y tiene una serie de necesidades hormonales evidentes. Esto incluso puede manifestarse en su productivadad en el trabajo, su comportamiento con la sociedad, etc. Dicho de otra forma, la gente "feliz" trabaja mejor y se porta mejor con los demás que los que viven amargados. No hace falta decir que echar un polvete de vez en cuando le alegra la vida a uno. ¿Cuando subvencionarán prostitutos/as? No solo sería beneficioso para los individuos/as necesitados de la "subvención hormonal" sino que los/as trabajores/as del gremio de la prostitución saldrían muy bien parados. Su profesión se legalizaría, psando de la Alegalidad (que no significa que esté prohibida sino que simplemente no está regulada) a la posibilidad de poder reclamar derechos laborales, seguridad social, etc... No solo eso, su trabajo se dignificaría.
Todos salimos beneficiados. ¡Todos por el "derecho a echar un polvo"!


(Reiros, pero algún día alguien se lo planteará y ya sabeis ¡ultraconservador el que disienta! xD)


Saludos liberales



Fonseca

DonCorleone said...

Querido Fonseca!!! Manda carajo que tengamos que encontrarnos en casa ajena... claro que siendo la casa de Mrs White, un placer.
Veo que tus reivindicaciones polveras siguen a flor de piel, eh?
En fin besos a Mary y abrazos para ti.

Stewie Griffin said...

Fonseca, creo que estas equivocado, el recurso a la fuerza del estado para suplir una necesidad basica como es el sexo es un error.

¿Os imaginais como seria si nuestros queridos funcionarios dictaminaran tambien quien tiene que ser la pareja de cada uno?

El estado metido a celestino del dos al cuarto provocaria racionamiento sexual, caida de la calidad del servicio y corrupción en el proceso administrativo de concesion de parejas.

Mientras que los ungidos por el poder acapararian a las mujeres bonitas e interesantes a los demas nos tocaria algo asi como beti la fea con la personalidad de Pilar Bardem (“Me hago mucha gracia de lo tonta que soy”).

No, me niego, rebelión sexual, prefiero los inconvenientes de demasiada libertad (tambien en este ambito) a la "bazofia sexual" del estado. Defendamos nuestro derecho a meterla donde libremente acepten las partes.

Libertarians Do It Voluntarily!!

jejeje

Mary White said...

Bueno Stewie... algunos y algunas cobran...
Entiendo a Fonseca. Si se exige un piso, ¿por qué no sexo? alguno preferiría dormir bajo un puente pero estar bien "atendido"... hay gente pá tó... Pero, querido Fonseca, ni A ni B... ni piso ni sexo. O pagas o te lo dan por amor... ;)

Fonseca said...

Hola a todos.



Joder, era una puta ironía. No me jodais que no la habeis pillado. Debe ser que la mala uva es genuina de Valladolid...

De todas formas, no hablaba de que el estado de diga con quien tienes que follar sino que te subvencionen una puta. Ya puestos...

Y creo que no hace falta decir que estoy en contra de todo derecho positivo, a la vivienda y a la prostitución.

Saludos liberales...



Fonseca


PD "Los liberales lo hacen hasta que revientes" frase para hacer camisetas...xD

Mary White said...

Ironías con lo de la cosa sexual cuando hablamos del nuestro???
No, amigo... podemos JACHONDEARNOS del sexo de quien sea, pero mucho ojito con lo demás ;)
Entendí la coña, pero me pareció tan divertida que pensé que se merecía ser seguida... y me parece aún más divertida, si pienso dónde quedaría el liberalismo de algunos si el estado te subvenciona "sexo de protección oficial"... verías muchos haciendo cola para pedir subvención... una prueba de fuego
XD

Fonseca said...

Hola Mary


¡Eso! has dado con el término, no me salía la palabra; sexo de protección oficial.

Pues no se, respecto a lo dejar los principios liberales a un lado y aceptar una mamaíta a cuenta de Papá estado... ya sabes eso de "Polla dura no cree en Dios" xDDDD (Es broma ¿eh? ¡por supuesto que yo seguiría fiel a mis principios y no lo aceptaría ¿eh? -guiño, guiño-)

Saludos de un liberal casto y puro.


Fonseca

Stewie Griffin said...

Esta claro que ninguno nos lo tomamos en serio.

Rick said...

Entiendo entonces que la traída y llevada justicia social no es tal justicia porque conlleva siempre la expropiación de unos para dar a otros y garantizar el igualitarismo. O sea que es redistributiva en esencia. Mil gracias Paco, y Mary White claro :)

En cuanto al ejemplo del sexo subvencionado (si el Ministerio de la Vivienda creó el Keli Finder, ya estoy vislumbrando el éxito arrollador del Kiki Blaster de la Agencia de Integración Psicosocial o algo parecido), me parece muy ilustrativo del error conceptual y la agresión a la libertad que representa la vivienda de protección oficial. Lo usaré de ejemplo en el futuro...

(Por cierto con la tontería de esperar la respuesta de Paco, ésta se ha convertido ya en una de las estaciones ineludibles de mi periplo diario...por favor no dejes de escribir en vacaciones!! Qué haríamos los opositores, que no tenemos!)

Un saludo!

Mary White said...

Rick... alma de Dios... ¿eres opositor? Tienes todas mis simpatías y harélo que sea para postear en agosto... :))
Mis veranos favoritos son campo, soledad (en lo posible) y estudio. Pero lo de opositar, es otra cosa...