8 July 2007

Novedades en Lady Godiva

Se trata de un CONSULTORIO. Paco Capella (www.intelib.com) ha accedido a responder desde mi blog a las preguntas de carácter ético que suelen surgir cuando explica la ética de la libertad. Sé que algunos de vosotros, y en especial quienes estuvisteis en Aranjuez, lo esperabais. Y por increíble que parezca, no he tenido que pagar nada... lo hace por el bien de la Humanidad :))

Eso sí, en lugar de mandarle las preguntas a su dirección, podéis mandármelas a lady.mary.godiva@gmail.com, o a cualquiera de mis direcciones de gmail. Mi labor no es censora sino evitar que se le llene el correo de mensajes. Él responderá en el orden que le apetezca, que para eso se esfuerza ...

Paco responde... estará con vosotros en breve. La periodicidad dependerá del número de preguntas.

13 comments:

Stewie Griffin said...

Lo prometido es deuda, jeje, estupenda idea María.

saludos

Mary White said...

A mandar preguntas!!!

snipfer said...

Cómo ser un buen anarcocapitalista, consultorio de Paco Capella.

Fuera de coñas, Capella es un tío listo, puede que le pregunte algo.

ISIDORO LAMAS INSUA said...

Primera pregunta: ¿el buen ancap puede comer carne de cerdo?

Anonymous said...

Guay por la iniciativa


Libertarian

DonCorleone said...

Segunda pregunta: ¿un ancap debe preguntarle antes de comer a isidoro lo que puede o no puede?

Mary White said...

Don Corleone, por evitar problemas... ¿puedes aclarar?
"¿un ancap debe preguntarle antes de comer a isidoro lo que puede o no puede?"
antes de comer, pregunta a Isidoro?
antes de comer a Isidoro, pregunta?

En el segundo caso, un ancap solamente comería a alguien previo acuerdo voluntario... como sabes... así que siempre preguntaría.

ISIDORO LAMAS INSUA said...

Curioso la "cacofónica" frase pergeñada, señor Corleone (ja). A mi me da igual que un ancap coma lo que quiera o se muera ayunando. Pero debe admitir que hay algo fascinante en un consultorio de dudas "ético": parece eso de los libros judíos en los que se dan respuestas a preguntas sobre el Sabbath.

Ah! Y comer a un ser humano es algo que no puede ser permitido bajo ningún concepto. Es un rasgo de incivilización que ha sido seleccionado naturalmente de forma negativa (como el incesto) por sus consecuencias en la salud (algo así como la enfermedad de las vacas locas). Por otro lado me sorprende que a nadie le parezca campo abonado para procedimientos no confiables el que la cláusula penal de un contrato, en la letra pequeña, pudiese ser "o si no te cocinaré a la sal". Pero supongo que es divertido ser relativista.

Salud y libre comercio

Eduardo said...

Hace un tiempo surgió la noticia de un ciudadano (alemán, creo) que decidió donar voluntariamente miembros de su cuerpo para un festín canibal. ¿Qué opina de esto la "ética de la libertad"? ¿Cuándo podremos ser caníbales sin que el estado nos oprima? ¿Es viable una sociedad sin fascismo gastronómico?

DonCorleone said...

Me refería, querida Mrs White, a comerme a Isidoro, claro. Siempre que entre los dos mediara contrato voluntario, claro.
Salud y libre comercio para todo.

Anonymous said...

Me refería, querida Mrs White, a comerme a Isidoro, claro. Siempre que entre los dos mediara contrato voluntario, claro.

¿Y la autoridad sanitaria no tendría nada que decir? Panda de anarcos insalubres.

Eaco

DonCorleone said...

Mira Eaco, como sigas en ese plan, paso de comerme a Isidoro a juntarme con él para darte un escarmiento...

Hilario Ideas said...

Anarcocapitalista vs Liberal-, ...... Vuestra disputa es inútil e infructuosa.

El anarcocapitalismo será una realidad, pero no pasado mañana, quizás en el año 2850. Es cuestión de discutirlo, pero en el año 2805 cuando el socialismo quede en el recuerdo como ahora recordamos al hombre de Neanderthal.

La lucha o el debate no consisten en quién es más liberal que otro y otras estupideces. Eso no nos lleva a ninguna parte.

En el pasado más reciente de la historia de España, unos utópicos llamados comunistas libertarios disputaban con sus camaradas la misma disputa en plena guerra civil. ¿Qué hacemos primero la revolución o la guerra? Y así les fue. Unos se despellejaron a otros, (los comunistas despellejaban más, véase el caso NIN), mientras Franco, con media España apoyándole, ganaba la guerra. Afortunadamente no la ganaron “los otros”, por lo que a pesar del trago dictatorial, España evolucionó a duras penas, de forma diferente a otras dictaduras comunistas (Rumanía, Polonia, etc). Incluso es muy posible que siguierais viviendo de forma idéntica a como lo hacen los coreanos del norte y no pudierais discutir en este blog quién es más liberal.

Liberales, minanarcos, ancaps, etc, etc, todos tenemos un problema común, que es la expansión del Estado bajo el apellido, socialdemocracia, neocomunismo, socialismo populista, etc.

Ya sabemos que es duro apoyar a una “roja” como Esperanza (según dijo un iluminado), pero es lo menos malo que hay ahora en lo que queda de España. Debemos ser prácticos y cada impulso que demos para achicar al Estado será una nueva victoria para el liberalismo o para el anarcocapitalismo, así todos tan contentos. Una victoria del socialismo en España nos hace retroceder 20 escalones, una victoria de los maricomplejines nos hace subir un escalón. Lento, pero subimos. Decide: ¿subir o bajar rodando las escaleras?

Para construir una sociedad liberal primero hay que empezar por la base y la base está amañada por un estatismo que lo embauca todo bajo siglas socialistas. Cuando la sociedad se dote de un honesto interés por el conocimiento, haciendo gala de un sentido analítico, rechazando los dogmas del pensamiento políticamente correcto y acabe con el socialismo, o sea, una vez que las masas aborrezcan el socialismo, abrazarán el liberalismo, condición que se daría siempre que la mentalidad aborregada de las masas desaparezca y hayan adquirido la virtud de la reflexión y el diálogo (objetivo algo arduo en el mundo mediático en que vivimos). Alcanzado ésto, podríamos empezar a discutir sobre quién es más liberal.

En cuanto a apretar hoy el botón del anarcocapitalismo, D. Jesús sabe muy bien el “pifostio” que se organizaría, sobre todo para cobrar el cheque que le dieron por la emocionante charla, si es que hubiera llegado vivo y sano a su casa desde Aranjuez.

Afortunadamente la especie humana superó la brutal anarquía de la prehistoria, el tribalismo invasor y la ley del más fuerte. Ahora debemos superar la organización estatal mastodóntica e invasiva que lo abarca todo como un cáncer, transformándola en una reducida organización de gestión comunitaria limitada al máximo, al igual que limitamos las funciones del Presidente de la Comunidad de Propietarios del bloque de viviendas en el que vivimos.

¡¡ Trabajemos cada uno desde su “sitio” en reducir el estatismo difundiendo entre la ciudadanía en que consiste una sociedad liberal, una sociedad libre dónde cada ciudadano es el dueño de sí mismo !!. No necesitamos iluminados que tengan la solución perfecta de forma inmediata. En la historia ha habido unos cuantos y todos conocemos el final.

Por otra parte quiero recalcar el comentario de PGC para que reflexionemos sobre el mismo:

El anarquismo (incluido el capitalista) parte de un confusión letal: la identificación entre Estado y poder.

Suponen que acabando con el primero se acaba con el segundo. Pero no es así. El poder es como la energía: ni de crea ni se destruye, sino que se transforma. Acabar con el Estado significaría liberar una concentración de poder que nadie puede predecir dónde iría.

Así, en un paisaje anarcocapitalista, si un agente privado consigue una posición de ventaja ¿qué garantiza que no la usará para aumentarla aún más? ¿De qué manera se evitará el monopolio? y sobre todo, ¿cómo garantizar que alguien no sea capaz de concentrar en sus manos el suficiente poder como para volver a construir un nuevo Estado?