10 July 2007

Pixie y Dixie se casan con un tercero

Qué bonito es el amor. Carmen Calvo lo dejaba claro hace dos semanas:

Soy de los políticos que tienen vida. No estoy enganchada a esto. Yo no soy ministra, estoy de ministra

Y se le notaba...

Parece que Carmen planea casarse con Julián, su antiguo guardaespaldas, al más puro estilo Estefanía. Y sería ya el tercer matrimonio. Quien no persevera es porque no quiere.

No se sabe si la salida del ministerio es la causa o el efecto. Esta cordobesa que se define feminista y rockera nos deja el recuerdo de broncas como la de los papeles de Salamanca y la genial Ley de Cine.

Conclusión: cuando oigan que alguna mujer se define como feminista colectivista... salgan corriendo. ¡Qué plaga!

5 comments:

Amador said...

"nos deja el recuerdo de broncas como la de los papeles de Salamanca"

Qué raro, yo creo recordar que les plantó cara a unos bronquistas de tabernita disfrazados de políticos que vivían empeñados en recordarnos que la Guerra Civil la habían ganado ellos.

Anonymous said...

Que mal recuerda usted, Amador.

euribe

Butzer said...

Películas como las protagonizadas por Kevis Costner y Whitney Houston han calado hondo en nuestra ministra. Recordarle que esta película no es española...

David said...

Oye y esta fijación comunista con el matrimonio ¿A qué se debe?¿Es revolucionario?¿Será que Papá o Mamá (de turbio pasado franquista) la desheredarían?¿O será por desgravar en la renta?

HastaloshuevosdeZP said...

Llamadme perverso, pero a mí me atrae sexualmente la camarada Carmen Calvo. Siempre y cuando no hable, por supuesto. En ese caso su sex appeal cae en picado.

Con un bozal puesto no tendría precio para prácticas de sexo bizarro.

Además, está en una edad interesante. Quién la pillara. Envidio a su guardaespaldas.