11 July 2007

Amamantar no es considerado obsceno en Pensilvania

Lo acaba de decir un juez, tiene que ser casi como la palabra de Dios... el derecho anglosajón es así, oiga.

Y en Pensilvania, un juez ha autorizado que la madre que quiera amamante a su criatura en público, porque no constituye un acto indecente, ni de carácter sexual, ni obsceno. Menos mal que nos lo aclara porque de lo contrario nunca habríamos llegado a ello.

Lo genial del tema es que alguna señora criadora ha sido casi arrestada (dice ella) por la policía por amamantar en público a un churumbel.

La segunda parte es que, si bien el dueño de un local puede decidir que aquel no es el lugar más indicado para esos menesteres (¡qué alivio!) , nadie puede increpar o molestar a una madre lactante en plena actividad. Es decir, si lo hace ella puede denunciar al molestador.

Vía Wendy McElroy.

18 comments:

DonCorleone said...

Hombre a la cárcel no. Pero como dice Alfonso Ussía en sus tratados de buenas maneras, eso de tener al lado en la terraza a una señorona con la teta fuera... dan ganas de matarla.
Claro, que si en vez de una señorona es toda una señorita... al quedan ganas de matar es al niño... ;)

Mary White said...

Es muy desagradable, al menos para mi. Señorita o señorona. En mi local no dejaría hacerlo a la vista de todos, tal vez facilitaría a la madre y al crío un sitio más discreto...
Pero que esté legislado dónde amamantar a tu hijo... bueno, esto es el colmo.

DonCorleone said...

Como se entere Gallardón...

snipfer said...

Gallardón podría hacer, además de la legsilación, amamantadores públicos. Dejo a vuestro debate su diseño.

piezas said...

¿Gallardón amamanta?

Anonymous said...

Ese que cita al Ussía, que ya hay que tener estomago para leer al escritorzuelo fascistoide ese, le debe pasar lo mismo que al juntaletras Alfonsito:
De pequeños fueron amamantados a medias entre un toro bravo y un garañón.
De ahí sus actuales fobias a la lactancia y al resto de las funciones y atributos femeninos.

Mary White said...

Anónimo, Don Corleone ha mamado leche de la güena, se nota porque da gusto de verlo al muchacho...
Y no solamente no tiene fobia a los atributos femeninos sino que las mozas le persiguen por la calle (que lo he visto).
Que te resute desagradable ver a una señora dar de mamar a un bebé por la calle o en un bar no implica necesariamente que te repugne el acto en sí. Hay cosas que pertenecen al ámbito de la intimidad. En mi opinión. Cada mujer es un mundo.
Snipfer... existen los amamantadores públicos. Antaño eran señoras llamadas amas de cría,y eran privadas.
Los amamantadores públicos se llaman biberones. Se rellenan con leche que venden en Farmacias (ojo, hay que prepararla antes, viene en polvo). Pero los biberones también tienen uso privado. :P

Anonymous said...

Aquí tendremos que terminar igual y sino al tiempo, hace unos días leí en un periódico que en Vialia de Málaga --vamos la estación de la Renfe reconvertida-- lo sguardias de seguridad habían increpado a una mujer que estaba dando de mamar a su hijo en una de las terrazas de cafetería que hay dentro, señalándole que Vialia Málaga tenía una salas de amamantar para ello, el asunto debió llegar a mayores, ya que la madre lacatante estaba acompañada del padre del churumbel y de otros amigos y se armó un lio bastante considerable.
Yo he amamantado a mis hijos en público, evidentemente con discreción, o sea, no sacando las tetas sobre la mesa y nunca me han dicho nada, pero como me hubieran dicho monto una pirula de la leche. Al dia siguiente, las mujeres de la Liga de la Leche se fueron en grupo a amamantar a sus hijos en Vialia
Vivimos en un mundo idiota: nos parece fenomenal que un hombre de un biberón a un recien nacido en público y sin embargo, nos resulta mucho más raro ver dar de mamar a un a mujer que es mucho más natural
Carlota

Carlos Arrikitown said...

JOJOOJOJOJOJOOJOJOJOJOJO
En mi local!!!
Yo en mi predio tampoco.
Es que ver a una madre amamantando recuerda, por un lado, la falta de maternidad a algunas y por otro, esa cosa tipo esteatopigia (de esteato - piedra preciosa en griego, con perdón) que a las Spain Dolls debe refutar tanto por lo que sufren como por lo que no comen.

Stewie Griffin said...

A mi personalmente no me parece de mal gusto (y menos si es "toda una señorita" como dice Doncorleone), me parece algo natural e incluso hermoso.

Aunque tambien es posible que en determinados negocios tenga un efecto perverso sobre la clientela (que tenga otros gustos distintos a los mios), y ya se sabe que uno esta para ganarse el pan.

salud y libre mercado

Mary White said...

Carlota, qué bueno! No sabía que había una liga de la leche... Cada cual en su territorio pone las normas que quiere, te pongas como te pongas... no amamantar, no fumar, no llevar zapatillas, llevar corbata... puede tener o no lógica, pero cada cual es cada cual.
Lo de llamar la atención en lugares públicos tipo Vialia, no me parece bien. Lo de las madre de la Liga me parece una respuesta GENIAL, la verdad. Y que tu hicieras lo que te viniera en gana cuando criabas a tus hijos, pues tan bien como que yo hiciera lo propio... Ya te digo, cada mujer es un mundo.

Carlitos Arrikitown, ¿cuál es el problema contigo? ¿Qué te importa si a Carlota le parece bien y a mi depende?¿es reprobable que cada cual tenga una sesibilidad distinta? ¿vas a venir tu a decirme a mi qué me debe parecer bien o mal en estas cosas?¿pero tú qué sabrás?
Hay mujeres que no se sienten menos valiosas por no tener hijos, no entiendo quétiene que ver.
¿Puedes aclarar este comentario: que a las Spain Dolls debe refutar tanto por lo que sufren como por lo que no comen?

Anonymous said...

Interesante tema en una web cuya presentación es una tía en bolas montando a caballo...

Manuel Delgado said...

Mi mujer trabaja en un banco y, últimamente, está teniendo que aguantar, con bastante frecuencia, que muchas de sus clientas sudamericanas (será que allí no está mal visto) se sienten en su mesa con su bebé en brazos (e incluso ya crecidito, de los que andan solos) a pedir un préstamo y, en medio de la conversación y sin decir nada al respecto, se saquen una teta, se la enchufen al churumbel, y sigan la conversación como si tal cosa.

Entiendo la necesidad del asunto y que no siempre es posible estar en casa para esas cosas (bueno, eso se aplica si vas en el tren cruzando media España, pero digo yo que es más fácil buscar un buen momento para ir al banco, ¿no?) pero no deja de ser una costumbre chocante.

Anonymous said...

Digo, una costumbre "chocantísima".
Ni que fuéramos mamíferos.

Menuda patulea de gilipollas...

DonCorleone said...

Pues sí que pasé días bien felices ente toros bravos y garañones, sí. Y el problema? Respeto a la mala interpretación de mis palabras, ahí qued la explicación de Mrs White...;)

Anonymous said...

Manuel Delgado dice:

Entiendo la necesidad del asunto y que no siempre es posible estar en casa para esas cosas (bueno, eso se aplica si vas en el tren cruzando media España, pero digo yo que es más fácil buscar un buen momento para ir al banco, ¿no?)


Oye, usted no ha tenido hijos verdad? De lo contrario sabria lo inaguantables que son los chillidos de un bébé hambriento y también, que no hacen caso cuando se les dice "espera cinco minutos".

Mary White said...

Manuel, es verdad. Pero también es cierto que los niños tienen horarios... y más de bebés. Eso sí, si le toca a las tres... le toca.
Cabe cierta organización.

Anonymous said...

Pues sí Mary White, La Liga de la Leche es una ONG internacional que tiene como finalidad favorecer la lactancia, pertenecen a ella tanto madres lactantes como madres que lactaron y que actuan como "maestras" o "consejeras".
Su página web http://www.llli.org/LangEspanol.html
Me llama mucho la atención algunos post ¿Por qué a nadie le parece mal que se le dé un biberón a un lactante en público y si parece raro (o incluso mal) que se le dé el pecho?
Carlota