6 July 2007

Jesús Huerta de Soto: liberalismo científico frente a liberalismo utópico.

El liberalismo tradicional es una utopía irrealizable que se basa en doctrinas falsas. El capitalismo libertario, de propiedad privada o anarquía de propiedad privada es la única opción compatible con la naturaleza humana.

¿Por qué es teóricamente imposible?

Acepta de entrada la semilla de su propia destrucción. Y trata de limitarlo, intenta conseguir un gobierno limitado. Eso es, como dijo Anthony de Jasay hablar de una puta virgen, o de nieve caliente, yo (JHS) prefiero decir quer es tan contradictorio como hablar de mercado perfecto de la teoría neoclásica.

El estado es el monopolio de la violencia, lo que, mezclado con la naturaleza humana (virtudes y defectos) es una mezcla explosiva.

Los liberales utópicos o clásicos han fracasado en su programa, no hay ni ha habido un estado mínimo respetuoso con la propiedad privada y los contratos. Tenemos un bagage de ciencia económica como para poder concluir con un margen de seguridad bastante rotundo que, desde un punto de vista científico(ética aparte), el estado como agencia monopolista de la violencia no es necesario; el estatismo es teórica y científicamente y es imposible limitar el poder del gobierno una vez que exista.

A) no es necesario: por la concepción dinámica del mercado. El enfoque basado en el paradigma del equilibrio es errado. A partir de una situación artificialmente estática se analiza la economía. Desde ahí se consideran los bienes público como la única justificación de una agencia monopolista de la violencia. Ejemplos: faros, defensa…

Pero la ciencia económica debe estudiar el proceso dinámico de cooperación social de los seres humanos, que somos empresarios en nuestro fuero interno. Esa fuerza interna de cada cual es el objeto de investigación real y desde esa perspectiva dinámica el problema de los bienes públicos cae por su propio peso. Los medios son la innovación jurídica, empresarial, tecnológica… el ejemplo: los derechos de propiedad en el oeste americano (marcar el ganado, vigilantes armados, alambre de espino). No se declaró bien público ni se asignaron los derechos de propiedad. Hoy televisión por cable, navegación marítima, faros (Coase).

B) Ese mismo proceso creativo se plasma también en el mantenimiento del orden público. El derecho es la plasmación evolutiva de la naturaleza del ser humano. Se plasma por escrito desde hace relativamente poco (Justiniano). El derecho es evolutivo y lo perfeccionan los jurisconsultos, o especialistas privados, de ahí que su opinión se vea respaldada por su prestigio. Luego, no requiere de la existencia del estado. El Estado destruye el derecho en cuanto se mete a instigar. La defensa del derecho tampoco garantiza nada: el estado está sometido a un problema de ignorancia (tª de la imposibilidad del socialismo extendida). La idea de Mises se extiende a cualquier ámbito en el que actúe el estado, no sólo al cálculo económico en una economía socialista). Incluyendo el ámbito del dinero, el descubrimiento creativo del derecho, la impartición de justicia, orden público y derecho de propiedad.

C) Imposibilidad del estatismo: por razón del volumen de información o conocimiento que ello requiere; por la naturaleza de la información de la que se habla, que no se puede moldear para lograr objetivos, porque el conocimiento del que hablamos es subjetivo y tácito, relevante para los protagonistas empresariales, no articulable (que se puede tratar y almacenar); es una información que no está dada (a diferencia del modelo de equilibrio general), el ser humano es mutable y creativo de manera permanente, el conocimiento necesario para tomar la decisión hoy es el de mañana, que no está hoy, y el que usa el estado es arqueológico; y cuarto, el estado se plasma en el ejercicio de la violencia que es sistemático incluso si nos hemos acostumbrado a ella y no la percibimos. Este ejercicio bloquea la creación de información que necesita el gobernante para gobernar, para planificar. Se corrompe el concepto de justicia (se justifica la más grave de las injusticias: el uso arbitrario de la violencia para arrebatar la propiedad para darle a otros) y el concepto de ley (mandato).

D) Una vez que existe es imposible limitarlo: es lo más sencillo de demostrar. Solamente hay que mirar por la ventana. Como dijo Groucho Marx sobre la acción política: la mayor parte de los problemas son aparentes, las soluciones son las peores, irracionales y los medios son de otros.

El resultado es la infantilización de la sociedad que crea un efecto perturbador: es el opio del pueblo. Es el ídolo moderno que acaba con la libertad y la responsabilidad de las personas y con la capacidad de comportarse moralmente. Por eso es necesario una revolución moral: la anarco-capitalista.


Alternativa: la superación del dogma ingenuo a través del anarco-capitalismo.


Es el único sistema posible compatible con la naturaleza humana y con la ética (ciencia y ética son las dos caras de la misma moneda). Por eso es una revolución moral, en defensa de la libertad.

Objetivo. Sustituir el liberalismo utópico por el científico. Es una revolución individual, de cada cual. Haremos las mismas cosas, o algunas diferentes, pero cuando se actúa coherentemente, de acuerdo con la naturaleza humana, se adquiere una fuerza no prevista.

Esta revolución moral anarco-capitalista se vive en el mundo real y habrá que seguir con la vida de cada cual, en una sociedad con estado, pero en el ámbito intelectual no se hacen concesiones, es una guerra sin prisioneros: a vida o muerte.


* Por supuesto, Jesús Huerta de Soto no es responsable de mis errores al tomar mis notas. No fui capaz de tomar más notas cuando llegó el tueno de preguntas. Pero sí compartiré la mía. Cuando explicó que los comunistas tratan de negar el pan y la sal a los anarco-comunistas porque les afean su estatismo y su dependencia del poder, le pregunté si, en su opinión, era la misma razón que explica que cuando alguien liberal-clásica (o utópica), como yo, por ejemplo, o como él antes del años 2000, se redefine como anarco-capitalista, las críticas provienen en especial de otros liberales clásicos, minarquistas o utópicos.

Su respuesta fue que sí, efectivamente, y que al ver que su defensa del Estado mínimo se frustra por el círculo vicioso liberalismo clásico/social-democracia y al ver que tú has salido y ellos no se atreven, o no están preparados o convencidos de ello, sienten un malestar que les lleva a desplegar una crítica más furibunda y airada que la de los socialistas.

50 comments:

ISIDORO LAMAS INSUA said...
This comment has been removed by the author.
Anonymous said...

Fue para todos la mejor conferencia de los 5 dias de jornadas liberales.

Brillante sin duda. Y creo q tiene, por desgracia, muchísima razón Huerta con sus críticas al liberalismo ingenuo. Esto del Estado pequeñito pequeñito es una tontería mayúscula. Cuánto de pequeñito?

El anarco-capitalismo es el programa de investigación del liberalismo como dijo el filosofo Zanotti el miércoles. Dejemos avanzar al maximo el orden espontaneo. Pues el liberalismo no puede caer en el constructivismo como apunto bien Huerta.

Precisamente como dice Isidoro y estamos de acuerdo el hombre no es un ser siempre racional, por eso precisamente se debe reprimir al maximo y eliminar si es posible el monopolio estatal integrado por hombres.

Libertarian

ISIDORO LAMAS INSUA said...
This comment has been removed by the author.
Anonymous said...

No creo q ningun ancap piense q el ancapismo vaya a verlo en vida.

Por eso la definicion de Zanotti como programa de investigacion me parecio muy acertado.

Que el ser humano tiende naturalmente a la cooperación por interés propio lo han demostrado muchos teoricos nada austriacos con sus diversas teorias de juegos y demas q pusieron de relieve de nuevo algunos ponentes. El autor minarquista de 'Soberania del Individuo' usa estos argumentos.

Que la libertad no se de plena como tal en la realidad, igual q la justicia, no quita que así debería ser. Renunciar a eso es deshonesto, efectivamente.

Libertarian

ISIDORO LAMAS INSUA said...

"con sus diversas teorias de juegos y demas q pusieron de relieve de nuevo algunos ponentes."

Y yo que creía que la Teoría de Juegos precisamente concluía que el equilibrio de los agentes era sub-óptimo y que por tanto era necesaria la existencia de un acuerdo previo sobre las situaciones representado por una institución...

Anonymous said...

Como en ese libro de Lemieux q defiende un Estado Minimo, precisamente se argumenta que esas instituciones van surgiendo y siendo depuradas evolutivamente en procesos espontáneos de mercado.

Libertarian

Halcón said...

En mi opinión el anarcocapitalismo parte de premisas equivocadas, y me refiero sobre todo a las premisas sobre el comportamiento de las personas, sobre su psicología. Lo de la racionalidad, el orden espontáneo y lo de que en base a mi propio bienestar físico respetaré el de los demás etc no se sostiene por ningún lado.

Todos los días vemos gente que se suicida tras apuñalar a su mujer, fanáticos religiosos que se inmolan llevándose consigo decenas de inocentes, dictadores que mandan a la cámara de gas a millones de personas, gente que guía sus actos por creencias y no por la razón, o por manías personales. En mi trabajo he conocido a auténticos psicópatas (y me refiero dentro del mundo empresarial), sádicos con corbata a quienes lo único que les importa es medrar sin reparar en nada, o que destrozan a los demás por simple placer, sin obtener nada a cambio.

En fin, que la psicología humana es muy complicada y creer que todos somos seres racionales es un disparate, o que lo que para unos es racional también lo es para otros. Recuerdo un profesor que decía que donde más psicópatas se había encontrado era en el mundo de los negocios ( y era directivo de una caja de ahorros muy muy conocida...).

Iván Moreno said...

Tuve la suerte de poder asisitir ayer a ver las charlas de Huerta de Soto y de Rodríguez Braun.

El speech de Rodríguez Braun me pareció impecable argumentalmente, si bien es cierto que tampoco se introducía en terrenos pantanosos, y sobre todo muy vivo y alegre. Creo que es lo que le falta a Isidoro para llegar un poco más lejos ;).

En cuanto a Huerta de Soto, no puedo estar más que en contra de Libertarian cuando dice:

Fue para todos la mejor conferencia de los 5 dias de jornadas liberales.

Obviamente eso no es cierto ;), porque a mí, que sólo fui a dos, me gustó más la de CRB.

Puntualizando:

1.- Como bien ha visto Isidoro, el principal error se encuentra en la creencia (completamente infundada e inexplicada por el propio Huerta) de que el anarcocapitalismo sí sería estable.

Es más, ante las reiteradas preguntas finales al respecto, Huerta de Soto sólo tenía dos salidas:

a.- Decir que eso no importaba ¿?¿? porque lo importante era el fin del Estado.

b.- Decir que nadie podría saber cómo sería la vida en un mundo ancap. ¡¡Cómo si tuviera que ser estable por narices!!

Lo que me sorprende realmente es que alguien que evita realmente entrar en materia, y esquiva tantas respuestas completamente fundamentales, puede ser calificado de genial.

CRB estuvo mucho más fino. Ante la pregunta de María sobre la eliminación del Estado, manteniendo un sistema legal, etc, la respuesta de Braun fue clara:

"Si hay un sistema legal, ya se está ejerciendo un tipo de coacción, y por lo tanto, existe algún tipo de Estado"

¡¡Por supuesto!! Aplicar la ley no es más que aplicar la fuerza (o al menos una fuerza superior que la que puede ejercer la persona juzgada... salvo que él mismo acate voluntariamente la condena cual Sócrates). Isidoro lo ha explicado genial en su post sobre el origen del derecho.

2.- El discurso de Huerta es ante todo el de un iluminado. Era curioso observar su apelación constante a la ciencia, como un marxista de secta...

Ciencia que no puede utilizar para llegar a conocer lo que ocurriría en un anarquismo, pero sí para "apretar el botón" que nos llevase inmediatamente a un mundo anarco... aunque "se montaría un pifostio monumental".

Ciencia que como dijo minutos antes Rodríguez Braun es lo que lleva a la violación de la libertad. La ciencia, por mucho que se empeñe Capella, no lleva escrito en ella nada sobre derechos humanos. Los derechos, o bien nos trascienden (cuestión de fe) o bien se imponen (cuestión de fuerza). La ciencia nada pinta en ellos.

Ciencia que jamás explció Huerta en todo su discurso, orientado siempre a los ya convencidos.

Lo que más me gustó de las dos charlas, fue la genial pregunta de ... ¿Jose Ignacio? a toda el aula para aclarar en donde preferiríamos vivir, si en la Inglaterra del siglo XIX, o en la escandinavia del XXI, cuando supuestamente, había más libertades en la primera.

Gran test, sí señor, para observar cuales son las libertades que el mundo está dispuesto a rechazar, y por lo tanto, para hundir un poco más la ciencia del señor Huerta.

Un saludo

PGC said...

Creo que el anarquismo (incluido el capitalista) parte de un confusión letal: la identificación entre Estado y poder, y suponer que acabando con el primero se acaba con el segundo. Y no, el poder es como lo que se nos decía de la energía y de la materia: ni de crea ni de destruye, sino que se transforma. Acabar con el Estado significaría liberar una concentración de poder que nadie puede predecir dónde iría.

Así, en un paisaje ancapitalista, si una agente privado consigue una posición de ventaja, ¿qué garantiza que no la usará simplemente para aumentarla aún más? ¿de qué manera se hará imposible un monopolio? Y sobre todo: ¿cómo garantizar que alguien no sea capaz de concentrar en sus manos el suficiente poder como para volver a construir un nuevo Estado?

ISIDORO LAMAS INSUA said...
This comment has been removed by the author.
Iván Moreno said...

Una noticia, Isidoro que tal vez te agrade:

El señor Huerta de Soto propuso claramente en su exposición, la separación entre liberales y anarcocapitalistas. Su misión, la misión de todo anraco pasaba a ser "convertir" a los liberales en anarcos, trazando una clara separación entre liberal (estatista), y anarco (antiestatista).

Era hora de la revolución de los seguidores de la "tradición anarquista ibérica(sic)" .

Solamente la intervención de Paco Capella molesto por la renuncia del término liberal le hizo frenar su ímpetu de líder crecido.

Sinceramente, salí muy decepcionado de la charla (la primera vez que he escuchado a Huerta de Soto en persona). Esperaba un discurso mucho más racional, más completo, y sobre todo más respetuoso.

No obtuve ningún argumento nuevo, y sí una falta enorme de los mismos. Sólo se podía vislumbrar un odio infinito al Estado, al interpretarlo, como genialmente indica PGC, como única fuente de poder. Realmente poco. Casi, diría yo, nada. Una nada muy solemne, eso sí.

Un saludo

ISIDORO LAMAS INSUA said...

Iván: nunca he dudado de esa separación, y mira que he recibido palos (y los que recibiré)por denunciarla. Pero yo añado: no sólo no son liberales sino que son anti-liberales en el sentido popperiano.

La postura extremista y "gamberra" de Huerta de Soto no es ni siquiera original: es una burda copia, esa hostilidad deliberada al liberalismo o a los neocon, de un manifiesto de Hoppe en el que aboga por un "fundamentalismo de mercado por el que "se haga el vacío" (sic) a los no-anarquistas.

Salta a la vista que esa increíble estrategia es la que siguen los ancaps en Redliberal: introduciendo poco a poco a más y más anarquistas y empapelando toda la web de alegatos anarquistas. La verdad, ha llegado la hora de decir basta.

Salud y libre comercio

Alberto said...
This comment has been removed by the author.
alberto.djusto said...

Yo fui muy crítico con JHS en mis dos turnos de preguntas, pero aún así no me queda otra que decirte Isidoro que eres muy pesado. Tómatelo como quieras pero es lo que piensa mucha gente de tí.

ISIDORO LAMAS INSUA said...

Sin ánimo de pretender la analogía "in totum" he de afirmar que muchos, en un pasado, fueron quemados en la hoguera por ser considerados "pesados" e inconvenientes. Jamás me lamentaré porque un socialista me llame fascista ni tampoco porque un anarquista me llame pesado o socialista por oponerme a sus ideas.

Y esa "mucha gente" que opina que soy un pesado sé quién es. Todos de la esfera del IJDM (¡oh casualidad!). Como bien sabía Marx es mejor despreciar por loco o enfermo al interlocutor antes que dignarse a respetar sus puntos de vista.

En cualquier caso yo no subordino mis iniciativas e ideas a la celebración de ágapes y escapadas con unos chavalines. No hombre, para esas cosas están los amigos y no las sectas.

Salud y libre comercio

Anonymous said...

A ver, Iván, retiro lo de todos y pongo muchos, ok?

Por lo que cuentas deduzco que no has asistido a las sesiones abiertas de doctorado de Huerta de Soto.

Huerta es en sus alocuciones públicas un provocador por naturaleza casi siempre, de hecho recalcó que le gusta la técnica de shock.

La gente le preguntaba que qué pasaría con X en una sociedad libertaria y el respondió que eran cuestiones menores, técnicas o de niños. Quizás pareció una respuesta muy displicente pero es que realmente nadie puede ser vidente, nadie puede saber cómo se ofertará siquiera en un mercado libre cualquier bien exactamente. Es el empecinamiento de la gente por la previsión constructivista de todo.

Dicho eso, a mí tampoco me agradó lo de diferenciar liberalismo de anarcocapitalismo, aunq luego tambien lo sustituyó por liberalismo ingenuo versus científico. Lo del comienzo fue pura provocación para llamar la atención del público, si conocieras a Huerta sabrías q actúa así.


Y bueno sobre lo que dice Alberto que muchos piensan que eres pesadito Isidoro la verdad creo que no tiene nada nada que ver con tus ideas en particular.

Libertarian

ISIDORO LAMAS INSUA said...
This comment has been removed by the author.
more said...

Esto de invocar a la ciencia en contextos en los que nada pinta, además de estúpido, es una auténtica pesadez.

"No invocarás el nombre de la ciencia en vano".

PD: Iván Moreno: ¿para cuándo un blog?

Iván Moreno said...

Libertarian:

A ver, Iván, retiro lo de todos y pongo muchos, ok?

Mucho mejor :D. De todas formas no te lo tomes en serio... le puse un guiño para que vieses que no me lo tomé al pie de la letra.

Con respecto a lo demás, está claro que Huerta de Soto quería ser agresivo, y así lo hizo ver en su introducción. Tal vez, como dices, hubiera sido mejor verle en otro entorno y no en un mitin para levantar la moral de las tropas.

Pero aún aceptándo esa agresividad en el tono (que ya de por sí produce rechazo) así como las formas propagandistas de principio del siglo XX, hay varios puntos que me molestaron:

1.- Ante la pregunta de Alberto sobre si pulsaría el botón que destruyera el Estado, estaba tan absorto en su megalomanía que ni siquiera supo ver cual era la intención de la misma. Respondió de manera irresponsable (aceptando un "pifostio monumental (sic)") para no abandonar ni por un momento un discurso nada racional.

2.- Dices que:

Quizás pareció una respuesta muy displicente pero es que realmente nadie puede ser vidente, nadie puede saber cómo se ofertará siquiera en un mercado libre cualquier bien exactamente.

¿Y sí sabe que de materializarse el anacocapitalismo podrá seguir existiendo como tal? ¿Sabe que la violencia podrá adquirir un equilibrio que siempre mantenga las libertades individuales? ¿Sabe que la fuerza de los que no respetan las libertades va a ser mayor en todo momento a la de los que sí? ¿No sabe nada excepto lo que le interesa?

A mí me recordó al Estado platónico. Todos los sistemas derivarán en sistemas peores, hasta que alguien aplique el sistema perfecto (el anarquismo capitalista).

Fíjate en el gráfico que mostró. Todo grupo podría evolucionar... los liberales (o una sociedad liberal) podrían volverse socialistas, los socialistas liberales o comunistas, los comunistas fascistas y viceversa... Eso sí, nadie que hubiera alcanzado el conocimiento ancap volvería a cambiar. Habría alcanzado el nirvana, el conocimiento perfecto del universo.

¿Realmente crees que alguien podría aceptar un discurso semejante si no lo lleva creído ya de casa? Y si ya crees en él... ¿qué se aprende en la charla?

La respuesta es clara: nada. Era una arenga a las masas. Y comprenderás que yo me sintiera fuera de sitio...

Un saludo

PD: More, lo he pensado unas cuantas veces, pero lleva un tiempo extra que hace que siempre acabe echándome atrás. Se estudiará ;)

Anonymous said...

Iván, en una hora y cuarto no se puede explicar toda la teoría libertaria.

Sobre lo del botón dijo que sí lo pulsaría pero coñe lo del pifostio era una broma, ¿acaso no te gustó Braun precisamente porque tuvo muchas ironías?

El gráfico no decía eso en absoluto, un ancap podría retroceder perfectamente a través precisamente de la flecha marrón que había.

Aparte de todo una cosa es defender teórica cientifica y economicamente el anarcocapitalismo y otra en su existencia como tal. Defender en este caso que lo eficiente y justo sea X no quiere decir que en la vida real para existir ese X, y esto último vale para el comunismo, el anarocapitalismo, el minarquismo o el gobierno limitado o cualquier sistema (otra cosa su consistencia teorica).

Si quieres profundizar en cuestiones concretas o metodologia concreta, te invito a que te pases por el private seminar (como se llamaba el de Mises) de Huerta.

Libertarian

Mary White said...

Ivan, lamento discrepar, pero Carlos no me contestó a lo que preguntaba. De hechop a la salida le dije "¡te has vuelto a escaquear!", porque es la pregunta que le hago siempre, y siempre sale por peteneras. Está en su derecho, faltaría más:)
Pero recuerda que la pregunta era "¿qué es más utópico ésto o lo otro?" y matice poniendo sobre la mesa que el cumplimiento de la ley no implica la existencia de un estado, sino el monopolio de las armas... y ahí contestó: "sí, es untema complicado el de la violencia". Y punto. Y quede claro que aún definiéndome "conversa" (si estabas lo oiste probablemente) tengo una deuda de gratitud con Carlos y una amistad que no tengo con Jesús... es decir, que va por delante el mayor de mis respetos...
Por lo cual, te aseguro que, sin haber visto en mi vida a Isidoro, le faltan millones de vidas para ser una miserable sombra de Cralos Rodríguez Braun... en todos los sentidos.
Yo espero el libro de Jesús, en el que supongo que terminará de explicarse.
A mi sí me gustó su conferencia y veo la naturaleza humana más como JHS dice que de otra forma. Es cierto que, como dijo Capella (nosé si en esa conferencia o en otra) no hay una tendencia inmutable a desarrollar la libertad/responsabilidad individual frente al colectivismo, sino que la psicología evolucionista demustra que hay variedad y que depende de otros factores (algunos económicos), sí creo que mientras haya personas con esa "naturaleza" individualista, debería poder existir una sociedad plenamente libre.No creo que ningún ancap quiera obligar a asumir su elección a nadie. Iván... no saludaste?, me habría gustado conocerte.

ISIDORO LAMAS INSUA said...

"el cumplimiento de la ley no implica la existencia de un estado, sino el monopolio de las armas"

Supongo que dirá monopolio del inicio legítimo de la violencia, más bien. ¿O es que en EEUU no hay libertad de armas constitucionalmente garantizada?

"Por lo cual, te aseguro que, sin haber visto en mi vida a Isidoro, le faltan millones de vidas para ser una miserable sombra de Cralos Rodríguez Braun... en todos los sentidos."

Que usted tiene una gran capacidad para creer sin ver es algo que sabemos sobradamente. Nótese sin embargo, de nuevo, la tendencia de llevar a lo personal toda respuesta a mi persona. Eso dice muy poco de usted, señorita Blanco. ¿Qué pensar de una persona que ante las críticas por la inconsistencia de las afirmaciones consigo mismas o con la realidad (mentiras o falsedades) sólo se le ocurre oponer un "no eres nadie en mi vida" ó "eres un don nadie"? Pues la verdad que nada bueno... Sus reiteradas faltas de respeto por lo personal no hallan respuesta en mis comentarios contra lo que usted dice (o no dice) defender; por ejemplo, fíjese, a mi no se me ha ocurrido decir que su "conversión" tal vez responda a una crisis de identidad o "de edad". ¿Y por qué no se me ha ocurrido? Pues porque yo procuro cultivar la honestidad, primero, y porque no preciso de tan bajos comentarios para refutar sus afirmaciones ni aquí ni en ningún lugar, segundo.

"A mi sí me gustó su conferencia y veo la naturaleza humana más como JHS dice que de otra forma."

Es una lástima pero las ciencias antropológicas no "ven" esa naturaleza. Luego lo suyo es pura mistificación.

"sí creo que mientras haya personas con esa "naturaleza" individualista, debería poder existir una sociedad plenamente libre."

Si, en el reino de la conciencia... Pero luego Bartolomé de las Casas monta su colonia y los indígenas de apiolan a los colonos: que mueren, pero con sus conciencias bien limpias. Y la posibilidad de que una sociedad en comandita de anarquistas pudiese autodefenderse me he molestado en analizarla en mi blog: la respuesta obviamente es que frente a una agresión concertada tal comunidad de bienes o intereses se convertiría en un gobierno de facto haciendo fútil la presunta necesidad de la anarquía: por ser en último término irreal. A su afirmación, por tanto, cabría darle la vuelta: mientras haya personas dispuestas a agredir, corcertadamente o no, será necesario (o "inevitable", según Holcombe) el estado.

"No creo que ningún ancap quiera obligar a asumir su elección a nadie."

Pues será destruído, como los colonos de Cumaná: sencillamente.

Voluntarismo y más voluntarismo.

Salud y libre comercio

DonCorleone said...

Creo que la propuesta de Jesús Huerta de Soto de ayer acerca del desligamiento de los anarquistas con los liberales es, además de tremendamente acertada, enormemente útil. Con ello acabamos con todos los debates del tipo a ver quién es más liberal o más puro que el contrario. Es algo tan sencillo como llamar a las cosas por su nombre, lo que en muchas ocasiones requiere de un enorme valor.
Isidoro, cómprate un trenecito, que distrae mucho.
Salud y libre comercio (para todo).

J said...

No sé, a mí me parece fantástico que se defienda el anarco-capitalismo, o que se hagan merendolas, y hasta que se confunda el debate filosófico con el activismo político y a ambos con un botellón. Ahora bien, que cada vez que se inicia un debate sobre la endeblez de los planteamientos an-cap y la simpleza de sus consignas, la cosa derive en "Isi eres un pesado" o "es que te quieres calzar a la Blanco" o cosas de parecido jaez, no sé, da un poco de vergüenza ajena. Si tanto molesta debatir unos principios, será que no los tenéis tan claros o que ponéis el activismo por encima de otras consideraciones. Pero dejad de pedir calma a los demás mientras llamáis "totalitario", "socialista", "estatólatra" y no sé cuántas cosas más a todo quisque, por favor, que ya harta.

Nairu said...

Ha quedado claro en esta discusión quién ofrece argumentos y quién elude el debate serio al grito de PESAO, CÁLLATE YA !!

Lo de llamar pesado al que persevera en sus críticas argumentadas es el recurso más pobre y triste que cabe. ¿ Por qué cuando uno critica a los anarquistas es un pesado y no lo son éstos cuando atacan a los socialistas ? ¿ Qué pensaríamos de Mises si en lugar de demostrar la inconsistencia de los marxistas se hubiese limitado a decir que eran unos pesados por sus reiteradas críticas al capitalismo ?

Si está equivocado, pónganlo al descubierto y quizá así dejará de contradecirles, y si no encuentran la forma de hacerlo, quizá es que tenga razón.

Anonymous said...

En EEUU la segunda enmienda a que te refieres de libertad de armas en muchos estados, como en New Jersey, es una bonita floritura sin aplicación real.

Me ha gustado eso de "Salud y libre comercio (para todo)", eso DonCorleone jeje: 'para todo'.

Libertarian

alberto.djusto said...

Me da que los seguidores de Isidoro (que los tiene) no acaban de entender nada. Parece que han descubierto hace poco Red Liberal y demás sitios del palo porque no conocen ni un ápice las larguísimas discusiones que aquí han tenido lugar durante mucho tiempo.
Nadie de estos lares liberales ha rechazado la confrontación por repetida que fuera. Todos los ancaps hemos tenido en algún momento una confrontación con los minarquistas, neocons y demás. Pero esto no se debe al carácter ancap, no, se debe al carácter liberal, o al menos al de la reciente generación liberal española. Cada vez me siento más orgulloso de defender lo que pienso (aunque a veces me tendría que callar un poco, esas pobres asustadas, esa oportunidad perdida) pero eso no quita que sepa cuando me estoy excediendo con el temita, nada más que eso. Es una cuestión de autorregulación, de saber cuándo hablar de algo está bien y cuándo es una sobrada. Y en esto Isidoro se equivoca bastante. Una cosa es discutir, sesudamente, incluso fuertemente, y otra bien distinta es no tener una palabra en la boca que no sea la de "ancap".
Creo que lo que digo vale para cualquier persona que pretenda tener cierto éxito en las relaciones sociales. Dar la matraca todo el día cansa a cualquiera y además indica falta de sensibilidad. Yo he cometido ese error recientemente como ya he dicho y por eso mismo me doy cuenta de que variar los temas y no aburrir al que te escucha es crucial si tienes de verdad interés en que esa persona se quede con algo de lo que le dices.

En definitiva Isidoro, jamás te criticaré por tus ideas sino por tu falta de consideración para con los demás interlocutores. Hay demasiados temas sobre los que debatir como para perder las energías en ver quién la tiene más grande. Repito que yo critiqué duramente a Huerta (incluso se podría decir que me pasé un poco) por lo que sostuvo. Yo antes que ancap soy liberal.

alberto.djusto said...

Iván, por qué narices no me saludaste si como parece sabías quién era yo? Me habría encantado conocerte pero bueno, otra vez será.

Iván Moreno said...

Lo siento Alberto... pero no caí en ese momento en quien eras ;). Ahora al ver tu comentario me he dado cuenta de que eras tú.

De todas formas, al final tuve que salir un poco antes porque había quedado... sino algo hubiéramos comentado.

La próxima vez espero que haya más tiempo para charlar ;).

Un saludo

Iván Moreno said...

Es cierto María, que Carlos rehuyó entrar en un debate ancap vs minarquismo. Pero no creo que la respuesta fuera incompleta. Cierto que acepta una gran cantidad de matices, sobre todo semánticos, pero su respuesta viene a reflejar lo que indicaba PGC: siempre existirá algún tipo de poder coaccionante, aunque no le quieras llamar estado. Alguien ejercerá la violencia final sobre cada uno, así que aceptando la equiparación ancap poder - Estado, siempre existirá el Estado.

Un saludo.

PD: Entre que me tuve que ir rápido de la charla, que no sabía quién de allí me conocía (pregunté por Esplugas que es el que más me conoce pero me dijo Alberto que estab en Londres) y que soy bastante tímido, al final no me decidí a presentarme. De todas formas, creo que no os costará adivinar quien era... ¿no?

Iván Moreno said...

Por cierto... no era mi inteción comparar a Braun con Isidoro. Nada más lejos de mis deseos.

Pero de todas formas, no creo que ninguno de aquí, incluido Isidoro tengamos menos capacidad para ser alguien que el gran argentino. Seguramente la mayoría desaprovecharemos las oportunidades o no sabremos realizarlas. Pero creo claro que si Isidoro sigue su trayectoria, tendremos un liberal muy importante.

En aquella frase simplemente quería indicar que si Isidoro fuera menos iracundo, tendría más fácil el ganar posiciones, tanto en el mundo ancap como en el socialista. Eso sí, creo que él no ha enfocado su vida blogera como un intento de convencer sino como un combate... como un intento de llenar de moral a los que piensan como él, para que no se dejen llevar por el "enemigo".

Es válido y muy positivo para las ideas que él defiende... es más, normalmente alguien tiene que hacer ese trabajo (no es diferente de la charla de anteayer de Huerta de Soto). La izquierda, por ejemplo, lo sabe muy bien.

Yo así, no me tomaría las acusaciones de Isidoro como algo personal. Sí como un ataque a vuestras ideas... y ahí os tocaría defenderlas. Pero no como algo que pueda hacer perder los papeles... siempre sabiendo a qué está jugando cada uno.

Eso sí, creo que hay un problema insalvable para que cambie sus formas: si fuera menos iracundo, debería cambiar el nombre del blog... ¡¡con lo difícil que es encontrar uno bonito!!

Un saludo a todos

Mary White said...

Iván... había más de 40 personas y soy muy despistada... ¡imposible ADIVINAR! Además estaba pendiente de los medios audiovisuales, de la logística y de tomar apuntes para subirlo al blog. Me parecía interesante contrastar las dos ponencias.
Hay una cosa que no entiendo... el viernes por la tarde tomando un café con Coase (es un nick!) y Narpo (La Taberna Liberal) estuve dos horas hablando del tema, matizando acerca del anarco capitalismo, el estado mínimo, qué tipo de estado, la defensa, la justicia... y nadie insultó a nadie, ni criticó un cambio de postura, ni nada por el estilo. Cuando se me achaca ir a lo personal, se olvida que empecé con muy buenas maneras y se olvida que solamente hay una persona con quien no voy a tener un solo debate intelectual más. Ya le puso en su sitio Rallo, y fue la impotencia de no poder rebatir sus argumentos lo que llevó a este chico a obsesionarse con los ancaps. Y se olvida que no soy la única persona con quien se obsesiona. No es un problema mío, sino de él.

Pero hablando de cosas más interesantes... Aunque os parece a todos que Huerta proclama el anarco capitalismo por ser estable, lo hace, por lo que dijo, por ser acorde con la naturaleza humana, y ahí cabría la crítica de Adrián Ravier, es decir, que hay gente que quiere ser mandada, robada y coaccionada por un estado antes que hacerse responsable de lo suyo y ser libre. Esa crítica me parece plausible.
Y en este punto añadiría, entonces, la idea de Jorge Valín (se la oí a él, pero la tendrá más gente) que considera que, si bien todas las opciones son problemáticas (y eso es innegable), la opción anarco capitalista por basarse en el individuo, la diversidad y la competencia, es en la que se podrá llegar a una solución más imaginativa (a elegir de unas cuantas).
Además de ir al seminario de Huerta, también puede empezarse por AQUÍ http://www.jorgevalin.com/weblog/2007/07/13-textos-anarcocapitalistas.html

Y More, estoy contigo: Ivan... ¡ese blog! ;)

Juan Granados said...

Dispénsenme, pero estos constructos que leo por aquí me recuerdan a Campanella, cambiar utopía por más utopía puede ser ejercicio entretenido, pero un poco a contrapelo de la historia, de cumplirse alguno de estos alegres vaticinios nos veríamos inmersos en un paisaje donde, comparado con él, el mundo de Mad Max sería el paraíso.

ISIDORO LAMAS INSUA said...

Doña María: "ni criticó un cambio de postura"

Se confunde completamente. Yo no critico sus "cambios de postura", que serían legítimos (cualquiera que lea mi blog desde el principio verá una progresión). Yo lo que critico de usted es que mienta, que no es lo mismo. Porque ha quedado constatado que usted hacía un papel. Usted, hasta una semana antes de acudir a Intereconomía Radio, seguçia cultivando una imagen de "liberal que no es ancap" bajo la máxima de "todo liberal debe arrodillarse ante el anarcocapitalismo". Era un peón de la fagocitación pero uno no muy útil porque en realidad lo que está consiguiendo con el bajísimo nivel de su blog y la predecibilidad de su discurso es que más y más personas se prevengan contra los excesos ancaps y sean hostiles al IJDM. En este punto usted representa un fracaso sin paliativos del IJDM.

Creo que ya he dicho por activa y por pasiva que mis críticas al anarcocapitalismo no son ninguna "cuestión personal". Creo asimismo que merezco crédito en este punto dado que yo, a diferencia de usted, no destaco por ser un mentiroso o un embustero. Mi palabra vale algo. Pero incluso en el caso de que hubiese móvil personal en mis críticas... creo que éstas se hallan muy alejadas de carecer de fundamento y es por ello que merecen ser respondidas. El tópico de que "Rallo dió cuenta de mí" no por repetirse cobrará realidad: Rallo hizo un despliegue de fisking contra mis críticas que dio vergüenza ajena: nada más. Sus argumentos fueron respondidos por mi parte en una muestra de mi "laboriosidad" y honestidad, aunque sólo recibí insultos por tal atrevimiento (he de decir, por cierto, que ante la primera respuesta a su primer fisking deliberadamente voluminoso Rallo perdió los papeles y me comunicó nada menos que "avocaba al socialismo" al liberalismo, como si dependiese de mí). Eso me llevó a concluir que Rallo además de ancap es mala persona y un acomplejado: pero todo ello después de discutir sus argumentos y no antes; y desde luego tal hecho no es fundamento de mi crítica A SUS IDEAS. Asimismo concluir de la notoria erudición de Rallo, que nunca he tenido problema en reconocerle, que no puede ser respondido o tiene una suerte de infalibilidad por la cual toda censura suya fuese irrebatible... no se sostiene y esgrimir semejante argumento de autoridad debería producir sonrojo.

Por otro lado esos "debates pacíficos" que los ancaps nos quieren pintar son más falsos que una moneda de tres caras. Desde el comienzo de mis ataques al anarcocapitalismo (que son previos a mi confrontación con Rallo, pregúntenle) se ha dicho que yo me establecía como una suerte de exótico opositor a unas ideas contra las que un liberal decente no debía hablar, o parecería. Fue, y es, tan insistente esta intentona de subsumirme en una especie de "excepcionalidad liberal" que tuve que hacer un artículo para demostrar que mis argumentos eran liberales y compartidos por el liberalismo, que tiene narices. Quedó al descubierto la mala fe de dicha intentona. No existen esos "liberales razonables" que se oponen a mi particular y presuntamente exótica crítica del anarcocapitalismo, no: es mentira. Y desde luego, señorita Blanco, usted puede tomarse todos los cafés del mundo con Coase o su primo Segismundo, ello no altera el hecho de que usted no respeta mi posición y la de los liberales: por principio.

Y esa ausencia del fundamental respeto debido es en su caso, señorita Blanco, una constante. Porque de nuevo es falso que la cosa haya sido debida a mis comentarios. Desde que apareció en la blogosfera, si mal no me equivoco como comentarista en liberalismo.org, usted comenzó a achacar a un presunto hedonismo irredento mis opiniones. Empezó a achacar, en definitiva, a una presunta locura o desequilibrio mis críticas a lo que usted le gusta. Desde un comienzo. Y visto lo visto, como señalan algunos comentaristas, da la sensación de que el único argumento contra lo que yo sostengo es que estoy loco y no merezco respeto, estoy obsesionado y da igual lo que diga o bien que Rallo me rebatió (curioso que quienes digan eso no hayan, de manera ostensible por cierto, leído ni una sola palabra de la famosa discusión sobre la defensa nacional; enlazada en mi blog: por cierto). Tenemos por tanto sólo descalificaciones o argumentos de autoridad. ¡Coñe! Nos vamos pareciendo a los progres...

Todo esto es francamente vergonzoso e increíble para una persona de su condición, señorita Blanco. En cualquier caso reitero: estoy muy cómodo con mi posición, porque es honesta.

Salud y libre comercio

Anonymous said...

Si encima va a ser la pobre María la que falta al respeto. Me parto

Libertarian

Stewie Griffin said...

Eso de que la de Huerta fue la mejor de todas las charlas... bueno la más divertida puede que si (eso de llamar putita a Carlos, o cuando pareció que nos iban a dar un fusil a cada uno para tomar la universidad e iniciar la revolución conjuntamente con grupos de la CNT..), pero realmente más que convencernos a los minarquistas de que abandonemos nuestras ideas constitucionalistas (que es el núcleo esencial de la justificación de un estado, la existencia de una norma fundamental de carácter político que proteja la propiedad y los derechos derivados de la misma), lo que hizo fue arengar a las tropas y autopromocionar su futuro libro.

Claro que me hizo preguntarme, coño si esta tan seguro de si mismo a lo mejor tiene razón, así que habrá que estudiar que tiene de posible esa teoría del derecho absolutamente privado a los ojos de la doctrina y de la historia jurídica. Pero cualquiera que saliera de allí convertido al anarcocapitalismo por una mera hora de charla y un par de chistes verdes es que no tiene un pijo de personalidad.

En cuanto al modelo a seguir en lo referente a la actitud y a este debate, prefiero desechar el de gente como Huerta o como Isidoro (salvando las distancias). Ciertamente no soporto esa fatal arrogancia, ¡que diferencia con todo un señor como Gabriel Calzada!, el presidente del Instituto es una persona capaz de pasarse el día organizándolo todo, recibiendo a los conferenciantes y al cual no se le caen los anillos por atendernos a los estudiantes en nuestras dudas existenciales (que esperamos que Capella se preste a responder a partir de ahora) incluso haciendo botellón con licor del malo en un aparcamiento. Siempre me quedaran grabadas sus palabras durante el botellón: “no hay nada más estúpido y contraproducente que ese debate entre si es mejor el anarcocapitalismo o el minarquismo. Si mañana desapareciera el Estado de golpe sería terrible dado que la gente esta acostumbrada a depender de el para muchas parcelas de su vida. Lo que debemos de hacer los LIBERALES -o sea todos- es introducir cada vez mayor competencia en los distintos sectores”. Incluso me demostró (de forma involuntaria) lo malos que son los sistemas de reparto, incluso en algo tan simple como una cena en el telepizza, donde unos cuantos quedamos hambrientos mientras algún canario (no me refiero a Gabriel) se ponía las botas.

Por eso me supo bastante mal que Huerta despreciara con sus palabras como algo inútil la labor del IJDM. También que atacara a los que somos sus aliados en la lucha y que despachara las preguntas que se le hicieron como irrelevantes y “que le aburrían”, incluidas las de mi amigo Alberto.

Con todo espero poder asistir este año al seminario de Huerta de Soto, en la medida de lo posible y gracias a la ayuda de la peña de UDE.

saludos a todos

P.D. Iracundo deberías haber asistido, nos hubieramos reído, mucho más, en los debates, hubieras podido dar algún consejo existencial a algún seguidor tuyo y el ultimo día entre todos te hubiéramos comprado un trenecito.

ISIDORO LAMAS INSUA said...

Stewie: que lo que dice usted es lo que desean "hacerme" si me paso por el IJDM es algo que no era necesario ni mencionar... Pero van a tener que fastidiarse.

Yo por mi parte recalco, y recalcaré, que para mí el liberalismo no es ni una coartada alcohólica ni una alternativa al suicidio: es una ideología con unos principios y unas tesis que merecen ser defendidas. ¿Altera esa defensa el que sea tenaz? ¿Le resta brillo? ¿Le quita validez? No. Y eso no hay ningún grito majadero que lo acalle.

Salud y libre comercio

Anonymous said...

Umm que mala memoria, yo soy de UDE y no se quien eras por el nick, Stewie. Aunque supongo que habras tenido mas trato con Alberto y DonCorleone si estuviste en la residencia tambien.

Bueno como ya digo Huerta va mucho de transgresor en conferencias, es un hombre que ya tiene su prestigio ganado y su brillantez intelectual mas que demostrada, entonces para el dar charlas es como algo que intenta hacerselo lo mas divertido y rompedor posible. Es una estetica mas simplemente, no creo q haya q kedarse con eso.


Si hijo, quemarte vivo quieren en el IJM en la plaza pública y hacerte martir Isidoro. No sé por qué piensas que en el IJM estan hablando de ti constantemente. Ahora soltarás otra parrafada sobre X y dirás que nos metemos con tus ideas. :P

Qué calor que hace. :S

Libertarian

ISIDORO LAMAS INSUA said...

"P.D. Iracundo deberías haber asistido, nos hubieramos reído, mucho más, en los debates, hubieras podido dar algún consejo existencial a algún seguidor tuyo y el ultimo día entre todos te hubiéramos comprado un trenecito." Stewie dixit.

Si, supongo que no ha leído esto o que esto no quiere decir lo que dice.

Y respecto a la "estética" de Huerta... francamente: yo nunca seguiría a un intelectual que hace el payaso o que dice en una conferencia algo que no cree realmente. Pero como es de la secta todo vale, sí: ya lo sé. Por eso María Blanco puede mentir abiertamente y al que se atreva a señalarlo... se le comparará con Catilina, Hitler o su hermana la del bigote. Penoso.

Salud y libre comercio

Stewie Griffin said...

"Iracundo deberías haber asistido, nos hubiéramos reído, mucho más, en los debates"

Por supuesto porque hubieran sido más interesantes y le hubieran dado caña a JHS y eso a mi me hubiera hecho gracia (aunque ya fue en si una conferencia divertida y delirante). No solo nos hubiéramos reído del "hombre de la taquilla" y sus "si bueno, yo tengo 14 comentarios y 12 preguntas" sobre “si un pobre hace no se que” a la hora de marchar.

“hubieras podido dar algún consejo existencial a algún seguidor tuyo”

Esto es imposible que lo entiendas si no estuviste allí.

“y el ultimo día entre todos te hubiéramos comprado un trenecito”

Por supuesto la idea es del padrino y me parece cojonuda un granito de arena para que reine la armonía entre los liberales, y veas que (incluso los “robots” como yo) somos buena gente. Rebate, si te apetece, todo lo que puedas a los ancaps y su absoluto “el mercado proveerá” (hasta la misma idea de respeto al mercado, a la propiedad privada y la efectividad de los contratos), pero no te metas con gente como María que no se lo merece en absoluto, una vez más si la conocieras me darías la razón. Atacando en lo personal no te va a hacer caso nadie.

Yo por mi parte me quedo con Gabriel Calzada, lo importante es hacer lo que se pueda cada uno desde nuestro ámbito para cambiar las cosas, vayamos en la buena dirección y la misma experiencia nos dirá donde es bueno detenerse.

salud y libre mercado

Anonymous said...

A ver cuando nos invitas tú a tus conferencias Isidoro.

Libertarian

Stewie Griffin said...

Libertarian, tampoco estoy seguro de quien eres tú, ¿puede que la persona que pretendia hacerme competencia de camisetas libertarianas? jeje ¿sería mucho pedir que me dejaras tu dirección para agregarte?. Es que yo no puedo dejar la mía para proteger mi anonimato frente a terceras personas ajenas al liberalismo.
Si el tema del seminario salió con Arturo y DonCorleone.

saludos Libertarian

Anonymous said...

Claro Stewie, soy el de las camisetas liberales y pro-americanas, efectivamente jeje

Vi que eres de Asturias y caí en quien eras jeje, el del pelo cresta jej

Me llamo Adolfo y mi msn es david_europa@hotmail.com

No te tomes muy en serio a este chico, como ves sus comentarios son meramente despectivos y personales sin más. Si tan funestos fueran no entraría aquí, pero cada uno 'eh como eh' que diría aquel.

Un saludo Stewie


Libertarian

alberto.djusto said...
This comment has been removed by the author.
alberto.djusto said...

Iván, ya recuerdo que te acercaste a preguntarme sobre Albert pero de tu cara nada, es que soy malísimo para recordar una cara, a veces me da apuro estas cosas porque dudo en si saludar o no. En cualquier caso la próxima saluda tú porque yo no me acordaré.

ISIDORO LAMAS INSUA said...

Vaya concentración de despropósitos en tan poco espacio. Se agradece el esfuerzo sintético, no obstante...

"pero no te metas con gente como María que no se lo merece en absoluto, una vez más si la conocieras me darías la razón. Atacando en lo personal no te va a hacer caso nadie."

Yo no ataco lo personal, es falso. Repito: falso. No se puede decir lo mismo de quien, siguiendo lo que a estas alturas sólo imagino como pereza intelectual, establece como método de refutación la descalificación de las aptitudes intelectivas y emocionales del rival o el ya celebérrimo "eres un pesao".

"Yo por mi parte me quedo con Gabriel Calzada, lo importante es hacer lo que se pueda cada uno desde nuestro ámbito para cambiar las cosas, vayamos en la buena dirección y la misma experiencia nos dirá donde es bueno detenerse."

Interpeto este pasaje como fruto de la ignorancia. Y como es sabido toda ignorancia tiene sus explotadores y promotores. Lo que dice Gabriel Calzada, ancap, es precisamente la explotación de la ignorancia. ¿Qué ignorancia? Pues sobre las propias ideas ancaps. Ese "vayamos en la misma dirección" no es motivo de unión de pensamiento y mucho menos para abdicar de la crítica al anarquismo por parte, nada menos, que la ideología que primero exigió el fin del desgobierno político de monarcas y señores: el liberalismo.

Además no puede ser más falso ese comentario final de "la experiencia nos dirá donde detenernos". Porque el ancapismo que profesan Calzada y los del IJDM (rothbardiano) precisamente dice que la destrucción del estado es un imperativo ético y no "terrenal". Básicamente esto significa que da igual que el sistema ancap sea peor o directamente un infierno: "es el único compatible con la naturaleza humana". Amen, hermanos. Y por otra parte esa "experiencia" que nos avise de si debemos parar o seguir avanzando hacia la anarquía ya existe: y nos dice que la anarquía ha sido seleccionada negativamente por la sociedad humana.

Asimismo no tiene sentido, más que como caballo de troya, fingir que el liberalismo precisa de los ancaps: es falso. Los ancaps son dañinos para la acción ideológico-política del liberalismo, contraproducentes. El presunto fusionismo, al parecer motivo por el cual uno debería cerrar la boca, entre todos los que queremos mayor libertad no puede ser a cualquier precio. En los partidos socialdemócratas no tienen cabida los nazis o los comunistas (con "honrosas" excepciones) pese a que muchas de sus metas coincidan. Principalmente es debido a la ética que profesan unos y otros: gravemente incompatibles, como resulta obvio. EN el caso de los ancaps pasa lo mismo: su ética es errada y, tras el velo de solemnidad religiosa en que la envuelven, relativista. Para mi no es buen compañero de viaje quien considera indiferente el dolor humano. Porque es precisamente ese detalle, en conjunción con la apuesta por el progreso de la humanidad (que pasa por mayores libertades), el que distingue al liberalismo. Como establece Popper: no se trata de que aumentar la felicidad como de disminuír los daños. Y el concepto de "daño", como digo, en los ancaps es gaseoso y, en boca de algunos burros, un mero rebuzno. ¿Cómo van a formar parte del liberalismo (¡y ser necesarios!) sobre semejantes bases? Aunque bueno, mucho me temo que la presunta necesidad de fusionismo con los antiliberales ancaps no vaya mucho más allá de poder irse de cañas o hacer amiguitos... Pero, claro, eso es muy triste. Deberían algunos reflexionar más sobre el liberalismo (sí, no es una "pesadez") y recordar que éste podría resumirse, en buena medida, en una máxima que parecen haber olvidado: "No a cualquier precio, no con cualquier motivo".

"A ver cuando nos invitas tú a tus conferencias Isidoro."

De nuevo el chantaje del IJDM: "¿qué haces tú por la libertad?". Bueno, pues yo de momento no la confundo con la impunidad ni fomento doctrinas erradas y torcidas que bajo la etiqueta de liberales son completamente anarquistas. Aunque seguro que si me diesen dinero podía montar una cena de la libertad con mis amigotes y fingir que salvo el mundo redefiniendo el término "intervencionismo" para llamar socialista a Mises y totalitario a un servidor. Todo muy positivo. Pero la libertad no se defiende "por horas", por montar tenderetes.

"No te tomes muy en serio a este chico, como ves sus comentarios son meramente despectivos y personales sin más."

Falso y calumnioso, esto es: en temerario desprecio de la verdad.

Salud y libre comercio

Anonymous said...

Alberto, es el chico asturiano de la cresta en la cabeza en q tanto insistía Capella, le pasé tu msn q me lo pidió.

Venga Isidoro, que tú puedes escribir otros 38 párrafos insisitiendo de nuevo en lo que has puesto en los últimos 15. Me encantaría leerte los posts enteros para ver en lo que coincido o no, pero eres recurrentemente monotemático hables del mariana el mariano o quien sea. Dudo que quieras más que llamar la atención.

Espero una respuesta de 18 parrafos sobre tu encomiable defensa de la libertad, honradez indiscutida y demás parabienes y no esa chusma del mariana.


Libertarian

ISIDORO LAMAS INSUA said...

Usted no "duda" de que digo lo que digo nada más que para "llamar la atención". No lo duda: lo afirma. Y eso, amigo, es una calumnia.

Iván Moreno said...

Iván... había más de 40 personas y soy muy despistada... ¡imposible ADIVINAR! Además estaba pendiente de los medios audiovisuales, de la logística y de tomar apuntes para subirlo al blog.

:D... tienes toda la razón. Bueno, como pista yo no tenía cresta :D... Estuve sentado al lado de Capella. Creo que salgo en alguna de las fotos que hizo Humberto en el turno de preguntas de Capella.

Aunque os parece a todos que Huerta proclama el anarco capitalismo por ser estable, lo hace, por lo que dijo, por ser acorde con la naturaleza humana, y ahí cabría la crítica de Adrián Ravier, es decir, que hay gente que quiere ser mandada, robada y coaccionada por un estado antes que hacerse responsable de lo suyo y ser libre. Esa crítica me parece plausible.

Podemos estar de acuerdo en que la libertad es más respetuosa con el individuo. Podemos estar de acuerdo con la crítica de Ravier. Pero de lo que se trata es de observar la posibilidad de respetar la propiedad, la vida y la libertad en un mundo sin estado.

Solo por realizar unas pocas preguntas:

1.- ¿Qué condena se aplicaría y qué sistema privado de seguridad la aplicaría en el caso de que alguien dé una paliza a otro? ¿Qué sistema de violencia no monopolístico debería imponer dicha condena?¿Por qué? ¿No pondrá la condena el sistema más poderoso?

2.- Al hilo de un ejemplo de Huerta de Soto. ¿Qué hacemos con alguien dedicado a construir una bomba nuclear? Huerta de Soto, con su broma poco pedagógica (para alguien que quiere promover el ancapismo), propuso que los sistemas de seguridad se encargasen de quien así actuara, y que "su cuerpo apareciera flotando en el río". Obviamente, un atentado contra la libertad de esa persona a portar o construir armas (sin dañar en principio a nadie) e incluso contra su vida. La pregunta es clara: ¿podremos intervenir en ese caso? ¿sí... no? ¿Quién lo decide? ¿La empresa de seguridad más poderosa (que seguramente tenga armas nucleares)? ¿El grupo mayoritario de empresas más poderosas?

Piensa que de la misma manera, dicho grupo mayoritario podría entonces prohibir que tú portes otro tipo de armas. O que fumes en tu casa. O que seas contratado mediante un contrato libre. O directamente que vivas si naciste en 9 de Julio. O, paradójicamente, que contribuyas obligatoriamente al pago de dicho sistema.

3.- Investigar con niños menores de 2 años (como seres aún por desarrollar) es visto de manera positiva por algunos padres. Ellos, por supuesto, tienen su propio sistema privado de seguridad que les permite realizar semejante "progreso".

Mi sistema de seguridad, por contra, está decidido a luchar no sólo por sus clientes, sino por la defensa del derecho a la vida de todo ser humano. ¿Quién se impondrá? ¿No será el más fuerte?

Son sólo tres ejemplos, pero podrían ser muchos más. La pregunta final es clara:

¿De qué manera podría hablarse de anarquía en un lugar donde siguen sin ser los supuestos, abstractos e imposibles de demostrar derechos naturales, sino unos derechos positivos e impuestos mediante la violencia los que rigen la sociedad?

¿De qué manera un estado de cosas similar debe ser acorde con la naturaleza humana, o al menos más que una organización estatal?

Como bien dice Isidoro, sólo de una manera: cuando todos los integrantes de la misma sean "buenos liberales".

Creo que es el primer paso clave para ver la bondad o no del ancapismo. ¿Realmente garantiza dicho sistema lo que queremos garantizar?

Creo que es claro que no. La supuesta superioridad del estado anarquista se esfuma. La violencia del Estado, seguirá existiendo en su ausencia, y para colmo, existe de manera infinitamente más incontrolada.

¿Realmente puede alguien que aprecia la libertad debe irrenuciablemente desear vivir en un lugar semejante? Por seguir con la pregunta de Alberto... ¿realmente alguien que aprecia la libertad y no está (temporal o coyunturalmente) fuera de sus cabales puede apretar sin rubor el botón que hace desaparecer inmediatamente el Estado?

Un saludo María.

Hugo González Monteverde said...

Una razón más para sostener el hecho de que el liberalismo minarquista es utópico:

Mientras más pequeño es el estado, más próspera es la sociedad, entonces este estado "mínimo" en particular es más rico, porque la base de la cual se nutre lo es. Esa riqueza le permite entonces expandirse, comprar votos, invadir otros estados, instaurar beneficios "sociales," etc.

Es una relación asintótica donde mientras más pequeño y liberal es el estado, es mayor su tendencia de convertirse en un imperio. Los casos históricos que ilustran esto son Inglaterra en Europa, y en América los Estados Unidos desde su fundación. En el último caso pasaron apenas cincuenta años antes de caer en la guerra civil y en la expansión del poder central.

Los socialistas pasaron de un socialismo utópico sin sentido a uno "científico" sin sentido. Los liberales podemos hacer una transición que sí tenga sentido.

Tal vez sea difícil criticar las objeciones de los minarquistas que provienen del miedo a "apretar el botón" de la Sociedad Voluntaria. Lo que es incomprensible es que no puedan aceptar siquiera el anarco-capitalismo como meta ideológica última y sigan teniendo como meta el estado "limitado" o "mínimo".