24 June 2007

Diógenes el poderoso.

Se conoce a Diógenes por vivir en un barril rodeado de basura. El "síndrome de Diógenes" consiste en eso, precisamente. Pero era un sabio irreverente capaz de pedirle a Alejandro Magno que se apartara porque le tapaba el Sol.

A veces pienso que su actitud demostraba la mayor de las obsesiones por el poder, porque para evitar caer en la locura de quien lo busca a cualquier precio, eligió una vida de espaldas a la sociedad y porque su total renuncia le permitía tomarse las cosas como se las tomaba. Tiene frases dignas de ser repensadas. Era el más poderoso de todos.

A uno que estaba siendo calzado por su criado, le dijo: “No serás enteramente feliz hasta que tu criado te suene también las narices, lo que ocurrirá cuando hayas olvidado el uso de tus manos”.
Yo cambiaría criado por Estado. Entonces cuadra todo.

Esto va dedicado a Entropía, que me acercó a El Café de Ocata.

5 comments:

Gregorio Luri said...

Espero que en El Café de Ocata lo hayan atendido como se merece.
Gracias por la referencia.

Mary White said...

Por supuesto que sí, don Gregorio. Le sigo regularmente desde que "entropía" nos habló de su existencia.

Anna said...

Según lo que escribió Diógenes Laercio en su "Vida de Filósofos Ilustres"; Diógenes "El Cínico, aka, El Perro" vivía en una tinaja a las afueras de Corinto y con muy poca cosa, pero en ningún sitio pone que viviera rodeado de basura.

No entiendo porque a esa patología la llaman Síndrome de Diógenes; ¿se referirán a otro diferente?.

Recomendable ir a las fuentes originales, en este caso disponibles.

Mary White said...

http://www.websalud.com/articulo.html?xref=20050902salwsdsal_2&type=Tes&anchor=wsdsalntc
Síndrome de Diógenes: vivir entre basura

Anciano que vive sólo, no presta atención a su cuidado personal y acumula de forma enfermiza desechos y objetos inservibles en su casa es el perfil de la persona aquejada por este trastorno psiquiátrico. Su aparición, apuntan los expertos, está relacionado con el deterioro cognitivo y no con factores sociales.

Es de la descripción del síntoma de donde viene la confusión Anna.
Pero no sabes cómo me alegra lo que cuentas porque me interesa El Perro, pero no la basura. Gracias.

Entropía said...

I join these words for four people,
Some others may overhear them,
O world, I am sorry for you,
You do not know these four people.




D. Gregorio Luri, una antología política:



Yo estoy a favor de todo lo bueno

La sociedad cerrada y la justicia

El último liberal

Sobre la abstención

Leo Strauss y los neocons: Debate filosófico o polémica mediática

¿Era tan malo ser neocon?



Senkiu :)