13 January 2008

Pepiño Duracell ataca de nuevo

Pepiño Blanco se ha puesto las alcalinas y sigue con su ataque al tema de la concentración de las familias. Y el caso es que, en parte, tiene razón.

Sí. Es cierto. No fue en esta legislatura cuando se aprobaron las leyes del divorcio y del aborto. Y es extraño que quienes las sacaron adelante ahora salgan hombro con hombro con los obispos a clamar contra esas leyes. Uno ha de mirar mucho la palabra con que expresa la ley... por lo que pueda hacer el que viene después. Por ejemplo, si pones "motivos psicológicos" para justificar el aborto, ya sabes a qué te expones.

También es cierto que había más ministros divorciados en el gabinete de Aznar que en el socialista actual. Pero no sé si todo el PP acudió a esa manifestación y si fueron todos esos ministros divorciados. Y tampoco sé si el PP o cualquier partido es quién para decir a sus afiliados cómo han de vivir.

Las declaraciones de Pepiño, a pesar de que tiene razón en alguna de sus afirmaciones, están teñidas de la estupidez que le caracteriza. Según nos cuenta hoy La Vanguardia:

En cuanto a la defensa de la familia que efectúa el presidente del PP, Mariano Rajoy, apuntó que "salió a criticar" la propuesta de incrementar en 200 euros el Salario Mínimo Interprofesional y, sin embargo, "aplaudió un sueldo adicional para Rodrigo Rato de 200.000 euros". Así, concluyó que "esa es la doble moral" del PP y denunció que "cuando habla de familia, habla de sus familias y le importa un bledo el resto de las familias más humildes y trabajadoras".

La monda, oiga.


9 comments:

Freman said...

... e insisto, ¿te parece bien el Ministerio de la "Famiglia" de Marianico?

CLD said...

Creo que principalmente, la manifestación de las familias iba contra el "divorcio exprés" y el matrimonio homosexual, que sí son leyes de esta legislatura.

El primer canal de RTVE dijo en cambio que se protestaba contra el divorcio, a secas, para presentar a los allí reunidos como una especie de integristas raritos. La manipulación es evidente.

Mary White said...

Freman, perdona! No contesté a la pregunta por despiste...
Me parece mal, muy mal.

CLD, vale lo del matrimonio gay,pero ¿un gobierno aprueba la ley de divorcio y rechaza una ley que agiliza el divorcio? Uff...

CLD said...

Yo creo que no lo agiliza bastante: No contempla máquinas expendedoras de divorcios. :)

bastiat said...

El principal problema que tendrá Don Mariano es definir qué es eso de familia...

¿Sólo es familia los legalmente casados, las parejas de hecho? ¿las madres solteras serán familia? ¿Los divorciados? ¿Para acceder a las posibles ayudas dependerán de que haya hijos? ¿Lo recibirán los tutores legales? ¿Si no deroga esa parte, las parejas homosexuales que adopten niños serán familia?

Me parece que el principal problema de la familia radica en que no se sabe muy bien cómo organizar las ayudas publicas que se quieren ofrecer como medida propagandística para todos. Si se adoptan formas restrictivas, es decir, se apoyan a los legalmente casados, queda fuera de ellas una inmensidad de posibilidades. Si se opta por un concepto amplio se desvirtúa lo anterior hasta el punto que otras muchas ayudas a diferentes formas de “familia”, madres solteras o separadas, discriminación fiscal para los matrimonios reciben más facilidades que los casados. Hasta el punto que una pareja de hecho no declarada ni registrada puede acceder cada uno de ellos de manera completamente legal a una VPO de forma que sale más a cuenta no casarse ni nada, tener hijos sin papeles de por medio, de papeles legales, los otorgados por el Estado y dedicarse a vivir de las ayudas que éste, el Estado, otorga para esas situaciones “especiales”

Es mas, yo me planteo y le plantearía a Rouco y Cañizares, si con el actual estado de cosas, viendo todo estos tipos de ayudas no convendría más a la Iglesia dejar de aunar en el acto religioso matrimonio canónico y matrimonio civil. Por mi parte acabaría rompiendo esa vinculación con el ordenamiento jurídico impuesto por el Estado y haría que a efectos legales todos los matrimonios religiosos fuesen opacos a efectos civiles. Me caso conforme a mi religión dispone pero a efectos civiles simplemente estoy arrejuntado. Si hay hijos los reconozco como tales a efectos jurídicos, pero nada más.

Eso si sería una desobediencia civil rotunda y un canto a la libertad de las personas... y a ver qué familia defendería entonces el Estado.

Mchabu said...

La concentración no era del PP, sino de la Iglesia. Es más, se vio a pocos políticos del PP.

Hace bin el PP en no entrar al trapo de la crítica furibunda del PSOE contra la Iglesia y, por extensión, contra la libertad de expresión. Sólo se puede pensar como ellos. Me gustaría que se rasgara tanto las vestiduras Pepiño con las manifestaciones de proetarras o de los independentistas catalanes. Esos son unos angelitos.

yosoyhayek said...

Está claro que ZP y los suyos han apostado fuerte esta legislatura. La estrategia ha sido postergar al PP en el rincón más oscuro, antiguo y carca de la extrema, extremísima derecha, como sus medios y portavoces repiten infatigables...
Y casi lo han conseguido... El PP no fue todo lo liberal que dedicó ser en sus 8 años de gobierno, y por eso pasa lo que pasa...
Acomplejados con el mariconeo, sin respuesta para las ampliaciones del "privilegios", que no derechos, y de la manita con los obispos, como dicen los de Público. Y así es, los de siempre, los que no somos socialistas, ni de un bando ni del otro, como bien señaló Hayek, padecemos y lamentamos la radicalización evidente, porque ni los unos ni los otros, desde sus posiciones manifiestamente liberticidas, cuentan con la mayoría moderada y tranquila que habita en este país...
Saludos!

Mary White said...

Bastiat, completamente de acuerdo. Sé de una que montó un pollo porque quería casarse por la Iglesia pero no por lo civil... fue imposible. :)

El caso mchabu es que sea quien fuera que convocara la marcha o concentración, parece que la cercanía a la Iglesia hace de quien sea un apestado... y la Iglesia también es muy amplia... no estaban todas las familias católicas, estaban algunas, y no todas comulgan con todo lo que se dijo allí.

bastiat said...

Pues no sabes lo que me alegra la coincidencia.

De verdad que me gustaría tener una charla con Cañizares para explicarle la potencia del argumento y dejar así despatarrados a quienes critican el matrimonio. Es un vínculo particular entre particulares del que nada tiene que decidir el Estado. Si uno se casa por lo civil, por lo civil se tendrá que divorciar, si se quiere casar por lo religioso, que sepa cuales son las consecuencias y que se sea consciente del porqué se hace. Que vayan a la Iglesia y después al juzgado o al Ayuntamiento o a revés y allá se las compongan. Que el Estado apechugue con sus matrimonios y que los demás vivan conforme a sus creencias.

Y si verdaderamente sale a cuenta vivir casado, es decir bajo contrato civil, pues allá cada uno si decide casarse por lo civil para lograr los beneficios de dicha situación administrativa.

Ciertamente es un asunto al que me gustaría dedicarle más profundidad pero este es tu sitio.

Un Saludo.