3 January 2008

Juguete completo, juguete comansi

Leo en casa de Elentir la campaña contra los juguetes sexistas de Galicia. Lo siento, Elentir, pero tienen razón. Yo voto por volver al aro (sin connotaciones sexistas ni violentas), erradiquemos la petanca, es violento claramente, fuera el ajedrez (lean los agresivos comentarios del señor Muñoz de Morales en la entrada de Elentir: Como te enroques te tiro los alfiles al degüello... una vergüenza).

El Consejo de la Juventud, liderado por un tipo UGT, otro de género femenino (no me atrevo a decir sexo) de las Juventudes Socialistas y un tercer tipo de CCOO, ha emprendido una campaña contra los juguetes sexistas y violentos. Dicen que las personas mayores matan y diferencian sexos.

En qué cabeza cabe diferenciar sexos... para empezar no existen ya los sexos. El sexo es malo, sucio, y discrimina. El género es mucho más guay.Todos somos iguales, sentimos igual, tenemos las mismas funciones... qué bien, qué moderno e igualitario.
¿Se sorprenderá alguien si les cuento que mis amigas del Instituto de la Mujer de Andalucía están en ello también?

Quiero muñecas sin caderas ni formas, asexuadas, milimétricamente iguales, feas (para que tod@s tengamos igualdad de oportunidades hay que igualar hacia abajo), subvencionadas, clónicas, justas (ya sabemos que la única justicia es la que nos iguala).

¿Y qué decir de la violencia? Son los mayores los violentos, por supuesto. Los adolescentes agresivos, la kale borroka y tantas otras manifestaciones violentas y jóvenes no son sino víctimas de Mattel y demás. La Barbie, los fuertes de Comansi, los juegos de maquillaje de la Señorita Pepis... a la hoguera con ellos.

Esos padres deberían ser apartados de sus niños. Esos menores tienen derecho a jugar con juguetes no violentos, no sexistas, diseñados por el Consejo de la Juventud, que no tiene sesgo, que sabe realmente lo que los niños necesitan... ¡qué van a saber los niños o los padres! For Your Own Good.

¿Nadie les ha dicho que la agresividad y la sexualidad son humanas y que lo mejor es canalizarlas en lugar de ignorarlas?

9 comments:

CLD said...

Lo peor es cuando además intentan adoctrinar a los niños, enseñándoles a ser unos hipócritas que fingen rechazar juguetes bélicos o, caso de las niñas, las muñecas.

No se conforman con aguarnos la fiesta a los adultos (prohibido fumar, beber, etc), también tienen que fastidiar a los críos.

Astur-Leones said...

Hay noticias que me hacen alegrarme de no vivir en casa.

Hilario Ideas said...

Teneis que saber que las verdades sobre las diferencias entre sexos son estadísticas. Es decir, cuando decimos que los hombres suelen tener ya las llaves preparadas cuando llegan a la puerta de su casa mientras las mujeres empiezan a rebuscar en el bolso sólo en el momento en que tienen delante la cerradura, lo que queremos decir es que la mayoría de los hombres y la mayoría de las mujeres tiene ese comportamiento, no que lo hagan todos. Así, hablando estadísticamente, no parece que hombres y mujeres tengan el mismo interés en Internet, como no lo tienen en los ordenadores, de donde se explica, por ejemplo, que en la carrera de informática que cursé algo más de dos tercios de los alumnos fueran hombres. Pero tranquilos, que aquí está el PSOE para solucionarlo.
El socialismo patrio parece asumir como dogma de fe que el hecho de que las personas debamos ser iguales en derechos y deberes se debe a que, en realidad, somos todos iguales en el mundo real. Por lo tanto, tenemos los mismos gustos e intereses y por eso el hecho de que haya menos mujeres que hombres conectados a Internet se debe a "la discriminación que sufre la mujer en el uso y el acceso a las nuevas tecnologías, lo que se conoce como brecha digital de género". La discriminación, sí, como lo oyen. Uno empieza a imaginarse a un portero a la entrada de los cibercafés impidiendo entrar a toda entidad de dos piernas que lleve falda y no sea escocesa. A las compañías telefónicas negándose a enviar el kit de ADSL si escuchan una voz femenina queriendo contratarlo. A una Apple Store poniendo a la entrada un cartel de "no se admiten señoras". O a los padres viendo con buenos ojos cómo su hijo se conecta mientras prohíben hacerlo a la niña porque no debe perder el tiempo en esas tonterías, que al fin y al cabo para conseguir un buen partido no le hará falta.
La valerosa denuncia en forma de estudio, que suponemos bien pagado por los fondos públicos que recibe el PSOE, protesta también porque los contenidos de Internet están "dirigidos a los intereses de la sociedad masculina" y, claro, así no hay muchacha que se conecte. Como prueba definitiva explica que los portales dirigidos a las mujeres incluyen en su mayoría "espacios de belleza, cocina, hogar, etc.", aunque no parece que se les haya ocurrido que esto es así porque esos contenidos interesan principalmente a las mujeres y no a los hombres, y no porque las mujeres consulten en la Red sólo eso, del mismo modo que los suplementos de mujer en los periódicos de papel también tienen esos contenidos sin que signifique que a las mujeres no les interese leer la última gansada de ZP. Lo que produce un poco de risa es que haya ungidos que, desde su atalaya de sabelotodos, pretendan hacernos creer que la información que crean los propios internautas en la Red, mujeres incluidas, está "dirigida" de una forma u otra.

Dhavar y punto said...

Veo triste al osito de la foto.Claro, no tiene su osita, y nunca más la va a tener.Es un pobre osito con un órgano de más (también claramente triste)

Elentir said...

Hilario Ideas, según tú, ¿lo que llevo en la entrepierna es una "estadística"? Y la delantera de Scarlett Johansson, ¿es una estadística?

En fin, a mí no me enseñaron nada de esto cuando estudié Estadística. Qué lástima. Lo habríamos pasado pipa en clase. :-)

Freelance said...

Mary, la noticia queda incompleta si no se alude también a la campaña paralela emprendida por la Comunidad de Madrid y que Daniel Tercero reseñaba con gracia el otro día.

Estamos rodeados, Mary.

Carlos J. Muñoz de Morales said...

María, ¿Has jugado alguna vez un campeonato de ajedrez, aunque fuera de infantiles?. Mi primer campeonato de ajedrez lo jugué con diez años. Mi rival, un chico de los Marianistas, por supuesto de mi misma edad. Éramos amigos de la calle y una semana antes conocimos el programa del campeonato a través de nuestros respectivos entrenadores. Te puedo asegurar que la partida la principiamos ese mismo día por la tarde. Él llegó muy lejos en el campeonato, yo no tanto. Y te puedo asegurar que cuando hablan del "instinto asesino" de los tenistas números uno, o de los delanteros centro del fútbol o de los cincos NBA, es que no conocen el mundo del ajedrez, absolutamente despiadado, feroz, inhumano. De modo, que déjate de gilipoyeces.

Carlos J. Muñoz de Morales said...

Y por otro lado, querida María ¿Quién coño es un funcionario o autoridad para decirme a mi lo que deba regalar a mis hijas?. Por favor.

Mary White said...

Carlos J. supongo que sabes que mi post es sarcástico... ¿no? He utilizado la entrada de Elentir y tu comentario porque estoy de acuerdo con ellos... por supùesto que nadie tiene que decirte qué le tienes que regalar a tus hijas. Pero esta gente va a más... resulta que tus hijas tampoco saben elegir lo que quieren, es que un día van a repartir cartas de RRMM con los regalos escritos, nada más que para firmar...
Y no,mientras tu jugabas al ajedrez yo me subía a los árboles y aprendía a silbar... también tenía muñecas, claro...