10 January 2008

La libertad de enseñanza no existe: homeschoolers denunciados

Así lo demuestran casos como los de Yolanda y los suyos. Se trata de una familia aragonesa que ha sido denunciada por educar a sus hijos en casa. Extracto lo que cuenta Yolanda en su blog:

Nos exigían que presentásemos un documento que acreditase que nuestro hijo estaba matriculado en un centro escolar.
Pero pensamos que enfrentarnos no nos beneficiaría y pedí cita para entrevistarme con el alcalde. Me citaron para una mañana, a las 12. Imprimí información sobre homeschooling y metí en una maleta todos los trabajos que han hecho los niños hasta ahora.
Le expliqué que hemos elegido educar en casa porque nos parece la mejor opción para nuestros hijos, que esta opción está legalizada en muchos países y que estamos trabajando para que se legalice también en España (el alcalde asentía con la cabeza), le hablé de lo rápido que avanzan los niños con este sistema, de cómo cubrimos la socialización...
(...) me dijo que respeta nuestra opción, que le parece estupendo que hagamos esto y que habrá muchas familias que seguirán nuestros pasos, visto cómo se está poniendo la escuela. Me animó a seguir trabajando para que esta opción sea legal y me dijo que ya cuenta con elementos de juicio para defendernos si recibe alguna otra queja del colegio y/o de Educación. Y me pidió que le dejase toda la documentación que le llevé sobre homeschooling para leérsela.
(...) ayer, a las diez y media de la noche...¡¡a las diez y media de la noche!! se presentó en nuestro domicilio una pareja de la Guardia Civil uniformados preguntando por mí. Querían pedirme el teléfono para que "sus compañeros de menores" hablasen conmigo, pues alguien ha denunciado que no llevamos a los niños al colegio.
(...) Nos han llamado hace un rato del cuartel de la Guardia Civil. Hemos de pasarnos mañana para prestar declaración, que irá remitida al fiscal de menores. Lo que no nos ha dicho es los cargos que se nos imputan, pero me los imagino.

Otro caso es el de los Branson-Sánchez, también educadores en casa de sus hijos y tratados como delincuentes. Tienen una estupenda página donde explican su situación:

Mi hija de 12 años y el de 6 años iban al mismo colegio y la de 8 años y el de 10 años iban a otro colegio. Estuve hablando con el representante de Educación tanto en Irún como con el encrgado de distribución territorial de Educación de Guipúzcoa para poder reunir a mis 4 hijos en el mismo colegio. Tras dos años me daban la misma respuesta: “No hay plaza en el colegio que Ud. pide”. Así que como yo no podía dividirme en dos e ir a dos colegios a la misma hora a llevar y recoger a mis hijos en dos colegio optamos por desescolarizar en enero de 2007 a dos de mis hijos, Iván de 10 años y Raquel de 8 años. Hasta junio de 2007, estuvimos dándoles clase en casa y la experiencia ha sido estupenda por lo que hemos decidido que éste es el sistema que usaremos con los 4 hijos.

El caso es que el mismo día (8 de enero de 2007) que decidimos no llevar a los niños al colegio, recibimos una carta de parte del Inspector de Educación de Guipúzcoa instándonos a que inmediatamente devolviéramos a nuestros hijos al colegio. Ante nuestra negativa, fuimos dirigidos por él a la fiscalía del menor. La fiscal del menor nos citó como TESTIGOS el 11 de julio de 2007 y nos dijo:

Recibiréis una denuncia por desacato conforme a lo descrito en el artículo 556 del Código Penal, si vuestros hijos no están escolarizados en setiembre de 2007

Nuestros hijos están escolarizados en un colegio a distancia en California. Así que hoy hemos vuelto a recibir otra citación, cito a continucación el objeto de la citación:

Ser oídos en calidad de IMPUTADOS, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 486 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, como responsable de un delito relacionado con un menor

Como os podéis imaginar uno se queda de piedra cuando le tratan de criminal cuando el delito que estamos cometiendo es haber tomado en primera persona el papel de educador de nuestros hijos.

Increíble. Ambas páginas tienen mucha información sobre homeschooling (educación en casa), la socialización de los niños, los recursos para los padres...

Me quedo con la frase de Herbert Spencer:

El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para ser gobernados por los demás





16 comments:

Libertariano said...

Claro, si se educan en casa no pueden recibir adoctrinamiento de los grupos de presión que parasitan al Estado.

Peligrosísimo (para el Estado y las ideologías dominantes)

Cuando desde un punto de vista práctico es fantástico, por ejemplo, para reducir la ratio escolar.

El caso de la Junta de Andalucía es espectácular. En 1999 la Junta de Andalucía llevó a los tribunales a una familia almeriense cuyo hijo no acudía al colegio, pero el informe del fiscal no apreció indicios delictivos, al contrario, se comprobó que los padres dedicaban un tiempo razonable al aprendizaje del niño, que estaba perfectamente atendido.

Pues bien, vuelve a las andadas

http://www.adn.es/ciudadanos/20071231/NWS-0645-Junta-escolarizado-andaluza-tutela-asumir.html

Cuando dado el vacío legal que hay en España sobre la cuestión podría perfectamente optar por no hacer nada en lugar de perseguirlo inquisitorialmente. Y luego, encima, perder en los tribunales

Saludos desescolarizados

http://desescolarizadas.blogspot.com/

Astur-Leones said...

Fundamental recuperar el derecho a educar a los propios hijos según los propios criterios.

Esta si es una causa por la que merece la pena partirse el lomo o que te cierren el blog.

Un caso similar al que relata Libertariano se está dando en Baden-Wü; ocurre que aquí el Estado tiene la mano muy larga al tiempo que el Constitucional la tiene muy dura. Va para largo, pero, de momento, los padres criminalizados, claro.

jahd said...

Hace muchos años, cuando el proceso contra la secta Edelwiess/Niños de Dios, en ese momento no pudieron demostrar abusos sexuales contra los niños hijos de los sectarios (supongo que la ciencia forense al respecto no estaba tan avanzada, al menos en España), por lo que trataron de incriminarlos por el hecho de no tener a los niños escolarizados. En ese momento creo que fue el TS que estimó que la educación que recibían en casa era del mismo nivel que la que habrían recibido en la escuela, y que por tanto no se había violado su derecho a la educación. No sé si la cosa llegó al TC, tal vez alguien con más memoria que yo o más habilidad con el Google (yo no he podido encontrar enlaces que confirmen esto al 100%) pueda ilustrarnos.

bastiat said...

Mucha gente opina que la educación obligatoria es una garantía para dar igualdad de oportunidades a todos los ciudadanos. En el fondo dicha obligatoriedad no es mas que una manera de uniformizar a la sociedad, es decir, someter a los ciudadanos al filtro del poder para así tener controlados a los súbditos. Creo que esa fue la razón por la que Bismark instauró la educación pública.

De hecho no sé porqué nos sorprendemos. El pueblo alaba lo público porque le sale gratis pero parece ignorar el precio que paga y pagarán en el futuro sus hijos gracias al adoctrinamiento estatal…

Creo, como dice Luis I. que luchar por lograr una verdadera libertad educativa merece el esfuerzo de blogeros y de aquellas instituciones que quieran garantizar una verdadera libertad de educación en valores, incluyendo la religiosa.

Dhavar y punto said...

Tengo una duda práctica: Si yo educo en casa a mis hijos, luego pueden ir a la universidad? les dejarán presentarse a la Selectividad?
Lo pregunto porque no lo sé.

Lau said...

Dhavar, los niños desescolarizados siempre van con algunos años de retraso respecto de los escolarizados.
A los 18 años pueden acceder a las pruebas libres para obtener el título de secundaria, de ahí hacer el bachillerato y la selectividad; o bien presentarse a las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años, sin títulos previos.
Éste es uno de los caballos de batalla de las familias que educan en casa (aunque no me gusta esta expresión, porque los que escolarizamos a nuestros hijos también los educamos en casa...). Se pide que tengan acceso libre a los exámenes para obtener los títulos oficiales a la misma edad que los niños que están escolarizados. Como esto no es posible, algunos optan por matricularlos en el último curso de la ESO o bien matricularlos a distancia en colegios extranjeros que permitan luego obtener la convalidación en España.

Florecilla Silvestre said...

Internet y el homeschooling son el fin de la ideología dominante, por cuanto se disemina a través de los medios de comunicación y la escuela en manos de la secta. Una generación de niños que desde pequeños aprendan inglés, informática, matemáticas, física, lógica, latín ... y sus mentes no hayan sido envenenadas por las estupideces al uso, son terreno yermo para la barbarie progre.

En los tiempos de la esclavitud, se prohibió enseñar a leer a los esclavos. Como decía un esclavista, enseñarle a leer era estropear a un buen esclavo. Un niño debe ser sensibilizado desde pequeño en el abuso del lenguaje, la defensa del mal disfrazada de superioridad ética, la cobardía social y moral, el odio al esfuerzo y la excelencia y las técnicas de automasaje testicular. El progresismo le ha declarado la guerra al sentido común y no puede permitirse el lujo de un sistema educativo que no esté específicamente diseñado para asfixiar tan perverso defecto. Lo siento mucho por los homeschoolers españoles.

yosoyhayek said...

Muy cierto. El Estado utiliza la educación obligatoria con fines muy distintos a la formación de calidad de los ciudadanos menores de edad...
Creo que el Estado, tal y como están las cosas, asumiendo que no va a desaparecer, lo que sí debería es plantear pruebas de conocimientos en edades concretas. De esta forma, padres o colegios privados que quieran que sus alumnos las superen con éxito, adecuarán sus contenidos y enseñanzas, en parte, a lo exigido por las mismas. Claro, también pueden aparecer institutos privados con pruebas distintas, que podrán gozar de prestigio y hacer que los padres opten por ellas antes que por las del Estado. Las universidades, o cualquier centro en las distintas fases formativas, exigirán unas u otras, o una propia, para lo que cada cual preverá y decidirá, dentro de un sistema libre, de pruebas objetivas, mérito y capacidad... excelencia y superación...
Hasta que no sea así, seguiremos con el aborregamiento, la reclusión de menores y las falsas expectativas, todos a la universidad y la cultura por los suelos...
Saludos!

Anonymous said...

Soy un claro defensor de los padres en cuanto a los derechos que tienen para educar a sus hijos. El estado lo que tiene que asegurarse es que ello suceda y, poner los medios para que dichos derechos constitucionales a la educación de todos los ciudadanos, se materialicen desde el respeto a la libertad en los modos y maneras de educar de dichos padres.

No todo el mundo puede educar a sus hijos a través del modelo de la “educación en casa”, incluso en si mismo dicho modelo tiene como todos sus limitaciones, ventajas e invonvenientes; pero ante el gran número de fracasos escalares habidos en todo el mundo con los modelos estatales de educación, dichos estados no están legitimados para prohibir aquellos modelos que dando resultados positivos, al tiempo respetan mejor los derechos de los padres y sus hijos a una educación más personalizada.

Los modelos estandar estatales de educación hace ya tiempo que han tocado techo en todo el mundo desarrollado y en general, por más medios técnicos y económicos que invierten en dichos modelos, no dejan de desaparecer los ratios de fracaso escolar. Entre otras razones, porque el éxito de cualquier modelo educativo no se sostiene solamente en las variables de infraestructuras técnicas; la pedagogía excelente, desde Aristótles sabemos que no es la que mejor enseña, sino la que genera en el niño más ansias de saber.

¡Y ete aquí!, que despertar el deseo de saber en todos los niños, tiene que ver con variables que entroncan directamente con la individualidad, la afectividad y, el esfuerzo inspirado en la responsabilidad que aportan los modelos tutoriales. Nadie como unos padres suele conocer mejor las características individuales de sus hijos; por nadie esos hijos quieren sentierse mejor queridos que por sus padres y así suele suceder en las familias maduras; y dificil es superar a esta clase de padres (como los ejemplos que expones) ante su tutorización con los hijos como modelos de responsabilidad y exigencia. Durante los últimos veinte mil años, de esas bases educativas han surgido los sabios de la humanidad; es más, cuando éstas no se han dado, los modelos de educación estandar y estatales raramente han podido suplir dichas deficiencias familiares.

Y de todos es sabido, que al techo ya tocado de los modelos estatales de educación, además, a ellos llegan cada día más hijos de familias “sin familia”, por lo que nadie les ha hecho sentirse individualidades únicas, ni queridos, ni motivados por el esfuerzo al no verlo tampco en sus padres (padre y madre).

Y por si fuera poco, a ello hay que unir una escuela cada vez más sexistamente feministizada, en donde los hijos varones, no sólo provienen con más frecuencia de familias monoparentales femeninas, sino que en los colegios cada día hay menos presencia de modelos masculinos tutoriales, además de ser educados obligatoriamente en el feminismo de género.

Es por ello, que comprendo a estos padres que amientas, y siempre defenderé los modelos de educación familiar y de educación diferenciada, pues estoy convencido que dentro de un cierto equilibrio son fórmulas pedagógicas más eficaces, que las estandarizadas, colectivistas y hembristas,que nos quieren imponer en este momento zp, su gobierno y sus ideologías de base.

Un cordial saludo Maria

Pablo el herrero

Dhavar y punto said...

Lau:

Gracias por la información

Topo Universitario said...

Un documental interesante sobre el tema:

http://www.hazteoir.org/educarencasa/?p=66

La página de la Asociación para la Libre Educación (asociación de 'homeschoolers' españoles):

http://www.educacionlibre.org/

Lau said...

Al final, buenas noticias para la familia de Yolanda (toquemos madera)

http://elcoleencasa.blogspot.com/2008/01/comparecemos-ante-la-polica-judicial.html

Freman said...

Por cierto, Mary, ¿qué opinión te merece el anuncio de Marianico de crear un "Ministerio de la Familia"?

Anonymous said...

"Creo que esa fue la razón por la que Bismark instauró la educación pública."

Ay, señor, las gipolleces que hay que leerles a los libegales...

bastiat said...

Gracias a la amable corrección de un personaje anónimo, lamento no poder agradecérselo como se merece, he de corregir mi apunte. Otto von Bismark no creó la educación pública. Mi referencia al personaje viene dada porque de hecho la potenció como mecanismo para crear ciudadanos dóciles al Estado creando a través de ella un fuerte sentido nacional...

Gracias, estimado e ignoto colaborador.

Gracias a esa corrección me viene a la memoria el que de hecho la generalización de la educación pública en Europa tiene como intención a la par que la formación de los ciudadanos, igualitaria, el tratar de limitar la capacidad de la Iglesia en la educación de los ciudadanos. De hecho el laicismo imperante en Francia se consagró gracias a Jules Ferri artífice de la secularización de escuelas normales, instauración de la obligatoriedad de la educación para los niños entre los 6 y los 13 años donde estaba prohibida la enseñanza de la religión, pero que conformaría la base de la esencia de la república para una formación científica, secular y.... patriótica.

Es decir, la educación pública se ha caracterizado por el deseo de muchos de los gobernantes de la armonización no sólo de conocimientos sino qué conocimientos se adquieren con el objeto tanto de igualar como de controlar a la población. La formación del espíritu nacional que conocemos en España no es mas que una prueba mas del afán manipulador del Estado y los gobernantes sobre sus súbditos.

Bismark así lo entendió y de hecho lo promovió.

Es sólo un ejemplo de los muchos que nos ofrece la Historia.

Mpmx said...

A ver si vaís a educar a vuestros hijos en principios liberales y utilitaristas y os va a salir un defensor de la educación pública como Stuart Mill... :-D