11 January 2008

En Cuba no hay judíos... pero hay homosexuales


Con esa frase de Jean-Paul Sartre explicaba Jacobo Machover la inquina del Ché hacia los homosexuales. Fue ayer en la segunda de las jornadas Cuba: Revolución y Homosexualidad organizadas esta semana por la asociación Colegas en la Casa de América. Jacobo presentó su nuevo libro sobre este carnicero mitificado en camisetas de progres y pijos, La face cachée du Ché.

Además, tuve la suerte de disfrutar de la conferencia de Zoe Valdés, de su sensibilidad, su emoción y su dulzura, hablando de la rebeldía de Reinaldo Arenas. De Reinaldo se cuestionaba con maldad si no había hecho de su vida un negocio. Y después de contar la vida de Reinaldo, de sus amigos, del horror vivido, Zoe se preguntaba si no se estarían refiriendo al actor que interpretó a Reinaldo Arenas la famosa película Antes de que anochezca (Javier Bardem).

También contó quién es el siniestro personaje de siniestra familia: Mariela Castro. Esa mujer que ha puesto la sexualidad al servicio de la Dictadura y ha maquillado la represión contra los gays para modernizarla a la vez que proclama la igualdad. El mismo perro con distinto collar, dice Zoe. Por la cara de los protagonistas que nos acompañan en la sala debe ser cierto.

David Lago, el exorcista del absurdo (como le llama Alberto Lauro) tuvo dos magníficas intervenciones. En una de ellas, contó, por ejemplo, que le echaron de la universidad porque no le podían acusar de nada: nadie sabía nada de él, era una persona misteriosa, de la que nadie podía decir nada ni malo ni bueno. Pero en Cuba no existe privacidad, y ese fue su delito. La mediocridad es la que coloca a las personas en anaqueles y estantes, dijo, entre otras cosas.

Roger Salas, Herman Puig (el perverso polimorfo), Orlando Jiménez-Leal, el poeta Enrique López-Claver... todos estuvieron magníficos. ¿Todos? ¡No! Un español tuvo que deslucir la tarde.
No quiero recordar el nombre. Leyó sus poemas (no sé el motivo, se coló sin más, y sus poemas no llegaban a la suela del zapato de los de Enrique) y además, soltó un discurso pro-PSOE que no solamente no venía a cuento, sino que resultó vergonzoso.

No porque el PSOE no defienda la libertad sexual, sino por la hipócrita, cómplice y rastrera actitud que mantiene con Castro y sus secuaces. El mismo dictador que ha obligado a estos poetas, directores, fotógrafos, escritores a exiliarse, a jurar no volver, el mismo que ha expulsado hasta tres veces a alguno de ellos, el mismo del proyecto Prometeo en el que realizaban experimentos selectivos, el de la U.M.A.P. (Unidad Militar de Ayuda a la Producción), es decir, los campos de trabajo y reeducación sexual...

No sé cómo no se le cayó la cara de vergüenza de decir lo que dijo delante de aquellas personas que generosamente mostraban sus heridas de exiliados, represaliados, suicidas... dando una lección de supervivencia y de coherencia.

En fin. Por lo demás, un éxito. Mi más sincera enhorabuena a Antonio Golmar, coordinador del tema.

9 comments:

Esta2.com said...

enhorabuena por el articulo! Creo que habrá un antes y despues respecto a la homosexualidad en cuba gracias a las jornadas.

Berlin Smith said...

Lo interesante es que en Cuba sí hay judíos: yo he estado en la sinagoga de La Habana y he visto como los judíos que quedan mantienen, en las duras condiciones de la ciudad, una sinagoga limpia y apañada en el centro de la ciudad. Es especialmente curioso ver caras judías que te hablan con acento cubano y que terminan comportándose en busca de un dólar como el resto de la calle. Pero mantienen su comunidad. Aún así, para judíos curiosos, los de Rangún, en Birmania: con pareo.

De paso le cuento una más de la hipocresía carlista: Castro prohibió y persiguió la afición a los Beatles en Cuba... pero se aprestó a hacer, no hace muchos años, una estatua en homenaje a John Lennon. En La Habana hubo cachondeo popular y alguien le quitó las gafas a la estatua. Ese es el personaje.

Berlin Smith said...

Sobre Bardem y Antes que anochezca: él dudo en hacer la película por lo que tenía de crítica al castrismo. Después dijo que aquéllo había ocurrido y debía contarse. La película no es ni la mitad de emocionante que la novela (en realidad, un relato autobiográfico dictado, ya no podía escribir), pero tiene imágenes muy bellas. Y Bardem tiene un par de escenas en que borda a Arenas, en otras no se ubica, generalmente las que van en inglés.

Al final, un hombre de buena fe que cree en la legitimidad moral de ser de izquierdas sin saber lo que es y sin aceptar la contradicción que supone ver como menos malo a un dictador que, como todo el mundo sabe, lo hace por la dignidad del pueblo.

fan fatal said...

Muy buen artículo Mary White y un placer de coincidir ayer contigo en las jornadas.

Coincido con Javier Esta2, en que habrá un antes y un después.

Magnífica la coordinación de Antonio Golmar.

Saludos.

MuGar said...

Por eso las intenciones no importan Berlin Smith. La salvación por las obras, no por la fe; nada de protestantes xD
Bardem es impresentable, no ya por sus ideas políticas (o falta de ellas) sino pq no sabe estar, directamente (véase la respuesta sobre Bush q dió hace poco).

Tp me parece extraña la inquina a los homosexuales, si además tenemos en cuenta q hablamos de hace 40 años... no creo que sea un argumento de peso contra el castrismo, pq ni siquiera es un rasgo que le caracterice, más al contrario, le acerca a casi todas las demás sociedades.
Creo que con frecuencia se olvida que vivimos en unos países excepcionales en muchos aspectos, que no sería extraño que tuviesen poco futuro, todo sea dicho.

Por cierto, hay chat d redliberal o del IJM? Si no lo hay, a q esperais?

Un saludo.

Berlin Smith said...

"no creo que sea un argumento de peso contra el castrismo, pq ni siquiera es un rasgo que le caracterice"

Ya, pero se supone que estos hacían la utopía mundial ¿no? que liberaban al pueblo y eran modernos, que iban a transformar la sociedad. Luego es relevante. ¿Hace cuarenta años? O sea que agua pasada no mueve molino de un señor que sigue en el poder.

Por cierto, solo hay que leerse a Reinaldo Arenas (es decir, son treinta años, no cuarenta, Mariel es del año 76) para ver cómo se construye la represión por el mero hecho de ser homosexual con leyes que ni en la oprobiosa (la nuestra). Vuelve a ser relevante.

Por último, es interesante que no le caracterice, pero las malas lenguas de casi todos los cubanos insisten en la homosexualidad encubierta pero a gritos de Raúl Castro y de cómo ser su amante le ha costado la vida alguno. A pesar de Vilma Espín (su mujer) y sus queridos hijos (con negocios en España). Todo se hace cada vez más relevante.

fan fatal said...

Coincido en todo lo dicho por Berlín, excepto en la fecha que das sobre la crisis de Mariel, que coincide con la salida de Reinaldo Arenas, y que no es en 1976, sino en 1980.

Saludos

Mary White said...

Gracias Javier (esta2). FanFatal... a ver cuando hay tiempo para un café, que siempre nos vemos de manera apresurada!
Mugar, algún amigo cubano que vive allí y no es gay, ni milita en ningún movimiento, sino que es un padre de familia trabajadora más, me cuenta que la censura y la represión han evolucionado, que se castiga "por si acaso" antes de que se hagan famosos y tengan relevancia.
Cuenta cómo cuando detienen a alguien por equivocación te acusan de homosexual, cómo te ponen con los presidiarios homosexuales y terminas haciéndote gay después de repetidas violaciones (eso pasa en todas las cárceles).
Lo más terrible (y reciente) es lo de los Sidarios... donde se hacinan enfermos de SIDA no oficiales.
Y todo esto manteniendo la imagen de apertura de Marielita Castro y esa idea de apertura. Una de las cosas que contó Enrique (el poeta) recién llegado de Cuba es que hay sitios para gays (avance!)y se les deja cantar, bailar, travestirse (el que quiera), etc... pero que la policía va y reparte leña,o va y detiene improvisadamente a su antojo... (como los pogrom contra los judíos). Pasa hoy... sigue pasando.
En la cúpula hay varios castristas gays en el fondo del armario... desde luego.

fan fatal said...

Pues sí, a ver si tenemos más tiempo y nos tomamos ese café.

A lo mejor os interesa este vídeo sobre la crisis de Mariel en 1980, que fue por donde pudo escapar Reinaldo Arenas rumbo a la libertad.

http://www.veoh.com/videos/v363732hewtHeHF