31 May 2007

La UNESCO advierte: la corrupción en la educación es cosa seria.

¡No nos habíamos dado cuenta!. Es la conclusión del estudio que se presentará el 6 de junio con el título "Escuelas corruptas, universidades corruptas: ¿qué se puede hacer?”. Lo firman dos franceses, Jacques Hallak y Muriel Poisson.

No quiero ser mal pensada pero siendo franceses puedo imaginar cuál va a ser su respuesta. La mía está clara: des-socialice usted también la educación, deje que se ocupen los padres de elegir.

Unas semanas antes de las elecciones el catedrático de la Universidad CEU-San Pablo y cercano al partido Popular, Pedro Schwartz, presentaba un informe sobre el cheque universitario elaborado junto con los profesores Marta Villar y Enrique Madrazo. La historia es la misma que el cheque escolar: el Estado le da a los padres un cheque para que lo gasten en la educación universitaria de sus hijos como quieran.

Nadie me ha respondido aún por qué en lugar de devolver un dinero que previamente te han cobrado, no te eximen del pago de la cantidad correspondiente al gasto universitario. Y que las universidades, públicas, privadas o mixtas te cobren la matrícula real para que los padres sepan qué pagan en cada sitio.

Tal vez, así, las licitaciones públicas amañadas, malversaciones de fondos, percepción ilegal de derechos de matrícula, fraudes en los exámenes y otras corruptelas, que denuncia la UNESCO en el informe, se acabarían...

Y en los colegios, lo mismo. Y en la sanidad. Y en las carreteras. En el transporte. En lo que la iniciativa privada sea mejor. Como me dijo el "Rey del Pollo Frito"... ¿y qué papel le va a quedar entonces al Estado?

5 comments:

Carlitos said...

Hola María:
- "Es la conclusión del estudio que se presentará el 6 de junio..."
- Estudio que me jugaría el pescuezo a que no muestra ni la mitad del problema -tirando por lo alto- y que sólo servirá de pisapapeles o para adornar alguna estantería.

- "Y en los colegios, lo mismo. Y en la sanidad. Y en las carreteras. En el transporte".
- Tengo serias dudas. El nivel de corrupción no es comparable al de otras administraciones: es muchísimo más elevado a pesar de que se maneje menos dinero.
El cachondeo al que ha llegado la universidad -al menos en España- es muy difícil de igualar.

Saludos

Topo Universitario said...

Mira que es fácil de entender: la universidad no tiene el menor incentivo para cumplir su supuesto cometido social. Una vez llegado a funcionario, ¿por qué investigar o dar buenas clases si uno va a cobrar lo mismo? Si uno no es funcionario, ¿por qué dar buenas clases si eso retrasa el ritmo investigador, que es lo único que te valoran? ¿Por qué quejarse de que enchufen a alguien, si eso no repercute en el propio sueldo y sí que genera tensiones en el departamento?

Florecilla Silvestre said...

Yo también he sufrido en persona la impunidad que se vive en una universidad pública española. "Profesores" a los que les aprueba el 7% de sus alumnos matriculados, no dan palo al agua y cobran una pasta. El daño para la economía es enorme: no resulta en absoluto rentable meterse a estudiar una carrera de las duras (ciencias, ingenierías, medicina, arquitectura ...) gracias a la universidad y al mercado laboral. Estamos hablando de las carreras que permiten a un país crecer y tener futuro.

Añadamos la masacre de valores y conocimiento ejecutada a nivel de enseñanza primaria/secundaria. Las consecuencias para España van a ser desastrosas.

Anonymous said...

¿Qué se puede esperar de una Universidad que nombra Doctor Honoris Causa a "gente" como Santiago Carrillo y Mario Conde?
No ha cambiado mucho del 75 hasta hoy.
saludos

Benito Ignacio Pérez Unanue said...

En lo relativo al llamado "cheque escolar" hace años que vengo defendiendo el sistema como el mejor. En Suecia, donde si no, se utiliza este sistema con un altísimo grado de satisfacción para padres y también para profesores. Como padre, me encantaría poder llevar mi cheque al colegio que yo elija y si fuese profesional de la educación estarría encantado de que mi colegio se llenase de alumnos con sus cheques porque además de ser sintoma de que la educación que doy es buena, sin duda repercutiría en mi bolsillo. Acostumbrado a trabajar por objetivos no veo por qué los buenos profesores cobran lo mismo que los malos.
Apliquemos lo mismo a la sanidad... si yo pago cada mes un dinero al estado para la sanidad de mi familia, no entiendo por que el estado no garantiza que pueda acudir al médico que yo desee. Curiosamente, los funcionarios si que pueden hacerlo.
---
http://benitoignacio.blogspot.com