24 May 2007

Si no lo dices, no es verdad

Stephan Kinsella titula así su comentario explicando cómo funcionan los medios de comunicación principales, la mentalidad "pasivo-agresiva" y la manipulación implícita en esa pauta de comportamiento.

El ejemplo se refiere a una joven ganadora de un premio de ciencias y cómo en la noticia han omitido que fue educada en casa, sin escolarización oficial, plan de enseñanza adoctrinador, ni profesores requemados tratando de hacerse cargo de un sistema que hace aguas hace demasiado tiempo.

Normalmente se sacan los casos de fracaso de los homeschooled. Y cuando obtienen un logro se silencia. Sucede lo mismo respecto a cualquier ejercicio de la libertad: venta de órganos, se saca el caso del niño secuestrado; prostitución: la niña violada, vendida y apaleada; armas: el loco que odia al mundo y mata.

Pero nunca sale la mujer salvada por una compra de un riñón, la chica que estudió la carrera prostituyéndose y hoy trabaja en un Banco en otra ciudad en la que es una respetable dama; la madre de familia que salvó a su hija (y a sí misma) de un desaprensivo que entró en su casa.

¿Ven? En Estados Unidos son como aquí.

Por eso es tan importante que no haya censura ni ex post , ni preventiva, y que haya medios (internet, ¡bendito internet!) donde se llamen a las cosas por su nombre, se denuncie lo que otros medios silencian y se diga lo que nadie quiere oir.

Por ejemplo... por la

A... ¡ABSTENCIÓN! ... a ver esa imaginación...

3 comments:

Valea said...

Por la B... ¡BOTACIÓN!

Acto de botar a los politicastros de sus cómodos sillones intentando que sus uñas no los desgarren en demasía durante dicho proceso de 'despegue'. Que el sillón lo pagamos todos (todos los que pagamos impuestos y no vivimos de las subvenciones), y el retapizado también

elvis calatayud said...

Creo que influye que la gente, alcanzado cierto nivel de renta que le permite vivir y en ausencia de "mayores problemas" económicos, se deja llevar (en su estupidez y/o en sus miedos) por cierto sentimentalismo que es definitiva lo que explotan los medios de comunicación y también cierta industria del entretenimiento (recordemos la carga doctrinaria de productos como "Los Lunes al Sol" -qué película más empalagosa!- o los documentales de Michael Moore).

Juan de Padilla said...

...y que haya medios (internet, ¡bendito internet!)...

Si no existe en internet, no existe. ¡Más de 7 millones de referencias!.

Por no hablar del fracaso escolar (en la educación reglada).

Por la H... ¡HEDUCACION! (¡pública, por supuesto!).