23 May 2007

La libertad de expresión hoy se cotiza a 120.000 euros

Es lo que le va a costar a Aída Nízar, esa mujer odiada por tantos, de lengua viperina y francamente ordinaria para mi gusto, decir públicamente que Vicky Martín Berrocal es una mujerzuela y fundamentar su insulto en que la ex de un torero famoso por torear de aquella manera y ser hijo ilegítimo de otro torero de hace un porrón de tiempo, famoso a su vez por el "salto de la rana" y por sus extravagancias dentro y fuera del ruedo, bueno, resumiendo, que la nuerísima se colaba en fiestas para figurar y persiguió a un presentador, según Aída.

No es relevante ni el salto de la rana, ni la Nízar sin ropa interior, ni el presentador soporífero, ni la Berrocal colándose o no en las fiestas... es relevante lo que afirmó Bibí Andersen (su vídeo de Sálvame recupera posiciones tras años de letargo) en Channel nº4, para regocijo de la Berrocal, Boris y demás chupi-pandi.
"Eso, que el que quiera decir lo que le parezca sepa que va a ser penalizado por ello".

¡Ay, musa de la movida y de Pedro Almodovar!

El tema a debate es ¿se puede insultar? La respuesta es clara: la ofensa depende de tu vulnerabilidad, pero si prohibes nunca dejarás en evidencia al mentiroso, porque le disuades de manifestarse como es y no sale a la luz como debiera. Que la gente que quiera prestar oídos y pagar a quienes contratan a las Aídas de España, lo puedan hacer, para detrimento de su media neurona. Que la gente que no insulta ni miente vea valorado su esfuerzo con la confianza de la gente. Y que cada cual elija en libertad. No hay motivo si no hay daño a terceros, daño real y objetivo, para cercenar la libertad.

Por favor, el Estado... con las manitas en los bolsillos entreteniéndose solito.


11 comments:

jose said...

Verbigracia: ¿Gilipollas es un insulto o un estado del alma?
¿"moro mierda" es un insulto o denota cualidades? En el sur dicen hijo-puta incluso como una alabanza; cuando quieren insultar,gravemente, usan el hijo DE puta. ¿Para cuándo la policia del control mental? Ha empezado ya.

Pablo said...

Creo que lo realmente importante del caso es que la susodicha Aída Nizar dijo lo que le pareció oportuno en el momento en que le pareció oportuno. Vamos, que nadie le coartó lo más mínimo su libertad de expresión. Pero lo que ni ella ni nadie puede evitar (ni debe ser evitado) es que la persona agraviada por sus palabras acuda a los tribunales para salvaguardar su honor.

Insultar no es algo que pueda hacer todo el mundo, sino sólo quien ofende realmente al insultado. Y esa ofensa debe ser apreciada subjetivamente, por parte del destinatario de la "flor". Otra cosa es que el tribunal deba valorar si la expresión utilizada es realmente ofensiva para el demandante.

Entropía said...

¿No hay agresión (léase daño real y objetivo) sin sangre o alteración patrimonial?


María, se me ocurre que pasado mañana un catedrático haga declaraciones sobre ti asegurando -es lo más in- que te pagaste la carrera con lo que ganabas los fines de semana como puta. Ni siquiera tiene que ser mentira: que el urólogo de Rodríguez Braun
-Vd. perdone la idea ficticia- informe a El País de que sufre recurvatum penis.


No veo por qué tanta tolerancia ni por qué, al parecer, te resulta el derecho al honor tal sandez.


Injurias, calumnias, secreto profesional... De acuerdo en la dificultad de detectar y cuantificar daños morales, pero, al igual que Pablo, no en consentir en todo caso la agresión verbal so pretexto de libertades expresivas.

Mary White said...

José... depende de a quién te refieras. Lo del sur es tal cual.
Pablo, dices "que la persona agraviada por sus palabras acuda a los tribunales para salvaguardar su honor".
El honor es "mancillado" en los medios de comunicación cuando uno mismo así lo percibe. Se trata más bien de un juicio contra la intención supuesta de una palabra vista por el destinatario, que por una lesión objetiva y real. Si le das importancia a lo que otro diga de tu persona es un problema tuyo, no de la ley, financiada por los impuestos de otros.

Entropía, no sé si te entiendo, la verdad. Una cosa es un fraude y otra es decir algo de alguien que no es verdad. ¿Puede Vicky demostrar que no es una muejrzuela? NO, tal vez lo sea... pero Aída tiene que pagarle. Si se demustra que lo es ¿devolverá Vicky los dineros a la vallisoletana? Noooo... no creo.
Si me dices que me he pagado la carrera a base de mamadas a la Complutense entera, me da lo mismo. Pero puedo presentar las facturas, no pagadas por mi sino por mis sufridos padres, testigos que me conocían, testimonios de mis profesores, etc. Si el urólogo de Rodríguez Braun explicara en El País las dolencias del catedrático, ¿podría demostrar que soy la responsable? No, la cuasa podría ser su mujer, la señora de la limpieza o incluso tú ;)

La agresión verbal, si no hay fraude, puede ser devuelta verbalmente, puedo decirte "y tu más", puedo soltar una mentitra más gorda, o puedo pasar de ti. ¿Por qué siempre es el Estado el que nos debe defender hasta de un insulto? ¿Te das cuenta la cesión de tu libertad? En cualquier caso... si tu quieres, y lo pagas con tu dinero, genial. Pero ¿legislarlo PARA TODOS y pagarlo TAMBIÉN CON MI DINERO? nooo... eso ya no.

Carlitos said...

E: "María, se me ocurre..."

C: Perdona que te interrumpa, yo no soy María pero tb. se me ocurren muchas cosas que vomitarte. Imagínate que soy un romántico y viene una berberecha cualquiera cargada de milongas del derecho del honor diciéndome que soy un idiota. ¿Qué tengo que hacer con esa carroña purulenta?
Vamos, lo digo porque soy toooodo un romántico y cuando me encuentro esta frase tuya en otro sitio:

"Admitimos romántico como eufemismo de idiota"

… Como que me encabrono de mala manera y siento que atentas a mi honor.
Repito: qué tengo que hacer… ¿Admitir “tarada caótica” como eufemismo de “hijaputa sarnosa”? Pregunto, que no estoy haciendo alusión a los ácaros de nadie ni al zorrón que parió a ninguna soplapollas... Por mucho que pueda parecerlo, no es así. Por favor, que no se me malinterprete a ver si la vamos a liar antes de tiempo.

E:”Injurias, calumnias, secreto profesional...”

C: Rehostias, justo lo que hacen esos mendas de los blogs liberales que frecuentas. ¡Qué casualidad! Jojojojojo, parece que me has leído el pensamiento. ;-D
Aysss, menudos liberales con los que tratas: el Cerrojo, el Vascuencepundit, la artística Batracia in Petróleum… No me extraña que vengas ahora con lo del honor.
Joder qué cuadrilla. Y luego van de culturetas, educados y defensores de honores perdidos. ¿Cómo pueden ser tan hipócritas? En fin, no sé si dan pena o asco. Tal vez ambas cosas, pero lo que más me dan estos cara-tuétano es risa. Mucha risa. ;-D

E en otros sitio: “No sé -pero me asombra que vean tan claro prohibir/permitir”.

C: A mi lo que me asombra es la facilidad de estos liberales para mentir como bellacos, insultar, no respetar la propiedad privada, usar el anonimato, apelar al honor, etc. (cada uno que se aplique lo que le corresponda) Y encima los hay que cuelgan sus fotos!!!.UUUAAAAARGGGGG!!!!, si algunas son un auténtico atentado a la especie humana!!!… Vamos, para eso que pongan un orco de Mordor que al menos no da tantas arcadas. Ves, eso sí que me daña la vista, el honor y las partes pudendas… No tienen estilo ni dignidad. ;-D
Por desgracia, las cabronadas las suelen cometer fuera de sus pocilgas infectas porque como les cantes las cuarenta en las mismas, les entra el acojone y ni te publican. Hipocresía pura y dura, ni más ni menos. Como suele ocurrir con lo del honor. Es lo que tienen estas cosas... ;-D

---------------------

(Hmmm... a veces pienso que estoy tratando con demasiada condescendencia a estos miserables excrementicios. Tal vez tenga que hacerles morder el polvo otra temporadita a estas sabandijas. No sé, en ocasiones pienso que soy demasiado güeno con esta gentuza... :-( )

Gwen said...
This comment has been removed by the author.
Gwen said...

Carlitos, tío, mira que eres punky...
Ya que respondes aquí lo de otros sitios a este energúmeno, ¿xq no nos dices q sitios son esos? Para darle cera otros q no son tú, tb...

Carlitos said...

Gwen, tanto como punky... Soy un pobre diablo, nada más. Un enfermo mental aburrido que pulula por las redes. Un don nadie, una rata rabiosa, un fake según algunos... No doy para más.

- "Ya que respondes aquí lo de otros sitios..."
- Anda, esto es nuevo.
Verás Gwen, sólo respondo a Entropía -que creo que es una mujer, no un hombre- recordándole que no podemos estar a favor de la defensa del honor y atentar contra el mismo en otros sitios.
De paso meto un latigazo a ciertos impresentables que profesan mi ideología (o eso dicen) y que, curiosamente, frecuentan los mismos sitios que Entropía. Los pobrecitos pretendieron ir de listillos sin saber lo peligroso que es jugar con escorpiones. Al final les pican y tienen que quitar las fotos de sus blogs, borrar comentarios, etc., para no sentirse humillados. Son así, no respetan a nadie pero piden respeto. Entre medias se hacen unas pajillas mentales que cuelgan en la Red y van tirando... No tienen remedio. ;-D

En fin, no es bueno que maleen a la pobre Entropía. En el fondo soy un buenazo que mira por ella. Imagínate si acaba como esa patética cuadrilla... O peor aún, si terminara como yo!!! :-O

- "¿xq no nos dices q sitios son esos? Para darle cera otros q no son tú, tb..."
- Gwen, eso no estaría bien. Tú eres una chica delicada que volaste a Nunca Jamás. En cambio, yo soy un aborto necrófago que no se casa con nadie en la Red. No haríamos buena pareja encerando suelos. El trabajo sucio prefiero hacerlo yo mismo. Además, sólo les doy cera cuando me aburro, no todo el rato. Por lo demás, podemos hablar de la vida, el aroma de las flores silvestres, el cielo, la brutal muerte de la mujer del Capitán Garfio por una colleja de su marido, la politica o lo que tú quieras.

Carlitos said...

Por cierto, Gwen, no habrás hecho ninguna maldad para que te borren, ¿verdad? :-0

Entropía said...

María,

La agresión verbal, si no hay fraude, puede ser devuelta verbalmente, puedo decirte "y tu más", puedo soltar una mentitra más gorda, o puedo pasar de ti.

No sé mucho, pero supongo que el liberalismo entroniza la libertad al tiempo que proscribe la agresión, de modo que me queda saber qué entiende por agresión -delito, falta, ilícito administrativo o lo que sea- por enterarme cuándo puede un particular legítimamente exigir resarcimiento. (Negar el derecho al honor -aunque huela a rancio el palabro, es lo que hay- equivale a suprimir los art. 205 y ss CP). Si las injurias, calumnias, vulneración del secreto profesional, intercepción de comunicaciones etc. en ningún caso te lo parecen se me escapa por qué piensas instintivamente en maneras de defenderte. Caracterizar agresión por daño real y objetivo (¿qué es real y objetivo?) no es demasiado esclarecedor... por esa línea el allanamiento de morada o el maltrato psicológico serían libre desarrollo de la personalidad ;)

Sí, sí, con la excusa del honor, la intimidad y la propia imagen se cercena la libertad de expresión -FJL quedó encantado con su lista de palabras prohibidas y autorizadas en la COPE-, pero también viceversa. Más bien predomina una consolidada tendencia a decir, sin consecuencias, lo que nos sale del pie.


Carlitos,

Vamos, lo digo porque soy toooodo un romántico

Y yo. No es por desanimar ;) (Sólo decía que mal plan realista.)

Repito: qué tengo que hacer…

Nada a menos que tengas dinero sin colocar; como poco falta el animus iniuriandi y como mucho nos hermana el dolor ;)

Lo demás cuéntaselo a ellos, son muy cariñosos.


Gwen: God save the queen, por aquello de perseverar tan campante en el energumenato.

Anonymous said...

Estimada Entropía.
Ya sé que lo decías por lo de realista y yo sólo te quiero decir que el honor es muy subjetivo y que se puede ofender a cualquiera. Por ejemplo, tú me ofendes a mí, la tal Aída a no sé quién, los políticos a otros políticos, etc. Por ello, el derecho al honor parece muy loable pero encubre un potencial de control muy peligroso. Además, suele ocultar la ley del embudo. Por eso te intento proteger de esos que frecuentas pues son de los que vulneran el honor ajeno pero defienden el suyo. Tenías que habérmelo agradecido. ;-)Sufro "bucho" no viendo tu agradecimiento... :-(

Por lo demás, soy un inculto y un simplón, no como esas grandes mentes cariñosas que escriben en los blogs que visitas, así que no te llego a comprender. Si quieres decirme que no te he ofendido, pues fantástico. Si quieres decirme otra cosa, jeje, pues adelante. No te prives. ;-D

Sobre el dinero por colocar, no te preocupes que sé muy bien dónde colocarlo. Son muchos años ya...

- Lo demás cuéntaselo a ellos, son muy cariñosos.
- Ya se lo cuento pero no me publican nada y eso que soy muy cariñoso con ellos. :-( Debe ser que no les gustan mis caricias. Aysss, con lo cariñosos que son ellos y lo poco que les gustan las caricias... ¿Ves?, otra cosa parecida al honor. Por cierto, te cuento lo que me da la gana, que tú aquí no eres la administradora. Ves, a ellos les pasa lo mismo. Todo el santo día dando órdenes y dando la matraca. ;-)

- "Gwen: God save the queen, por aquello de perseverar tan campante en el energumenato".
- Coño, pero si es lo que hacen esos niños tan cariñosos con el energumenato... O sin ir más lejos, lo que tú acabas de hacer. Diría que me lees el pensamiento. ¿Tendrá algo que ver con la fusión y esas cosillas? Jo, cómo sois.

Por cierto, no sé en qué me hermana el dolor contigo. Esa es otra de las cuestiones de esa banda: el dolor y esas cosillas. No ves lo bien que me lo paso escribiendo estas paridas??? Ayyysss, el leguaje de Intenné que os lleva a confundir mi ironía desgarrada con el dolor... ;-D

- Más bien predomina una consolidada tendencia a decir, sin consecuencias, lo que nos sale del pie.
- Te equivocas, Entropía. Yo soy la prueba viviente de que sí que puede haber consecuencias. De hecho, disfruto con las consecuencias y aprendo muy rápido de ellas. Jejeje, pregúntaselo a los cariñositos a ver si hay o no consecuencias. Pregunta, pregunta, jejeje… Lo que pasa es que a tus amiguitos sólo les gustan las consecuencias cuando les favorecen. Menuda pasta de la que están hechos, ¿no?. ;-D

Carlitos