8 October 2007

Sevilla, qué penita y qué dolor.

El director gerente de la Fundación Jiménez Becerril, José Cobo, ha dimitido. Adujo "razones personales" que es una manera de decir "no me da la gana decir mis motivos". Bien, el hombre puede hacer lo que quiera. Pero, hete aquí que el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha dedicido interpretar el sentimiento, "hondo" como el cante, del ex-gerente Cobo.

Que el PP ha hecho un uso torticero del organismo y su contexto, y el encanallamiento generado ha llevado a Cobo a no poder más. Que la responsabilidad era muy dura y muy difícil y la ha estado ostentando durante muchos años. Que la utilización del terrorismo y sus víctimas por parte del PP para intereses partidistas, quema y duele, "y lo sé porque también me pasa a mí", dice él.

La perla de perlas:

Es muy injusto, hay mucha gente que trabaja con cariño para luego ver los usos torticeros que se hacen de estos temas (.../...) son gente que es incluso capaz de usar el nombre de Dios en vano para la captación de adeptos a su núcleo duro, y de utilizar incluso los ataques a la Monarquía, lo que calificó de "dislate".

¿Era Pepe Bono el que alardeaba de que las monjitas le Castilla-La Mancha votaban al PSOE porque es que él es de un católico que quita el sentido?

¿Se puede ser más rufián?

Este es el enemigo, y no otros... que se nos va la perspectiva y la casa sin barrer...



Fuente:
ABC de Sevilla (nota: atentos a la errata del titular, por si lo arreglan: El alcalde atribuye la dimisión del José Cobo a motivos personales y critica la aptitud del PP, qué arte, señores)




Powered by ScribeFire.

1 comment:

CLD said...

Pues yo que pensaba que anteponer el artículo determinado al nombre de persona era un catalanismo... Eso sí, La segunda errata no la habría cometido José Blanco: "atitudes" y va que chuta.