30 October 2007

Presidentas y Presidentos

La culpa es de Hollywood. Tanta película poniendo a la mujer de presidenta, de jefa de James Bond, de Lara Croft, ha hecho mucho daño. Y ahí tienen el resultado... primero Bachelet, y ahora Cristina, la argentina divina. El otro día un titular de Univisión decía Primera dama firme candidata a ganar las elecciones. Oposición espera milagro. Triste. Porque no llegó. Cristina es presidenta.

Pero lo peor no es eso, sino que el síndrome de Cristina puede expandirse y llegar a Estados Unidos. Hillary de presidenta puede ser terrible (las alternativas no son mejores con una excepción, Ron Paul). El pretendido reajuste de gastos, la racionalización del presupuesto, suena a apaño de familia numerosa. Pero yo no me fiaría. Ni de eso ni del ahorro que va a suponer el regreso de las tropas. Miren las frases de la mujer del ex-presidente que podía haberlas pronunciado el mismísimo camarada Molotov del Movimiento Stalin Vive:

We're going to take things away from you on behalf of the common. (6/29/2004)
(Que le va a robar FYOG*, por su propio bien)

It's time for a new beginning, for an end to government of the few, by the few, and for the few and to replace it with shared responsibility for shared prosperity. (5/29/2007)
(Esta es muy bonita, la copió de Felipe González, pero es demasiado larga para bordarla en punto de cruz en un cojín)

(We) can't just let business as usual go on and that means something has to be taken away from some people. (6/4/2007)
(El que avisa no es traidor: va a robar a algunas personas. Agarren la cartera).

I think it's time to send a clear message to what has become the most profitable sector in (the) entire economy that they are being watched. (9/2/2005).
(Big Sister is here to stay... ya sabemos a quién va a robar: a los que tienen éxito ¡Buen sistema de incentivos!).

Afortunadamente nosotros no tenemos candidata.No quiero pensar en Mariate o Maleni de presidentas, bastante cruz llevamos con aguantarlas de ministras. Eso sí... tampoco tenemos un Ron Paul, caballeros, no se crean que el desastre tiene sexo (me niego a entrar por el aro del "género"), es universal. Ninguno tiene el coraje de proponer medidas libertarias sin excusas, ni ellos, ni ellas.

Y eso es lo que necesitamos, un Ron Paul en nuestro panorama político.

* FYOG: For Your Own Good

(Gracias a Werner por el examen de historia)



8 comments:

Nairu said...

Hablando de mujeres y de Ron Paul, quizá os interesen estos vídeos

Dodgson Lluís said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Mary White said...

Qué puesto te veo, Nairu ;)

Anonymous said...

Oye, White, y a mí que la de la foto me suena....¿puede ser?

Sir Gawain said...

"no se crean que el desastre tiene sexo"

Ya sabía yo que estabas muy mal follada.

berti said...

El desastre no tiene género, no, aunque casualmente -no va con segundas: seguramente sí sea casualidad- los políticos españoles que menos me chirrían son mujeres. Espe, Soraya Sáenz de Santamaría, María San Gil, Rosa Díez... No votaré a las que se presentan ni votaría a las demás, pero sí es posible hacer comparaciones entre políticos, lo cual se hace evidente si ponemos a un lado a Espe y al otro a Pepiño, o a un lado a Soraya y al otro a la ministra Cabrera, o a un lado a María San gil y al otro a la insoportable Carmen Chacón...No se si media un abismo´, pero una avenida o dos sí.

Una pregunta: ¿"Z" no ha podido encontrar candidatas más pésimas para los ministerios?

Anonymous said...

Una pregunta: ¿"Z" no ha podido encontrar candidatas más pésimas para los ministerios?

Está en ello, y si gana las elecciones, las conocerás... y si gana el pp... también las conoceras; las que tu citas de ese partido no estarán en la lista de las elegidas.

En cuanto a varones con valor, haberlos los hay y muchos (aunque tu no los señales); pero no están dispuestos a trabajar con mujeres como las elegidas, por su cuota y género... al menos en los partidos que aprobaron leyes antivarón y con ello comenzaron a destruir los valores del estado de derecho.

Pablo el herrero

Entropía said...

La ciudadanía, el género, el número