11 October 2007

Doris Lessing, el icono que no fue, Nobel de Literatura 2007

Casi a los 90, desaliñada, con ese punto de irreverencia que siempre le ha caracterizado, Doris Lessing, finalmente, ha ganado el Nobel de Literatura.

Marxista en su juventud, renegó de ello y se ganó las críticas de la intelectualidad de la izquierda. Escritora comprometida con el anti-apartheid que había vivido en sus carnes en sus años en Rhodesia, y aunque de nacionalidad británica, es persa de nacimiento (su edad da para no ser iraní, cumple 88 el próximo 22).

Icono del feminismo, se ganó también las críticas de las intelectuales feministas cuando renegó de ese tipo de feminismo colectivista que tanto detesto. Las feminazis del mundo debieron ponerse muy nerviosas en agosto del 2001 cuando la Lessing, aprovechando el púlpito de la Feria del Libro de Edinburgo, les pidió a las feministas "¡Dejad en paz a los hombres!" y explicó lo terrible de nuestra sociedad en la que el hombre se ha convertido en la nueva víctima silenciosa, educado en la culpa de los crímenes de su sexo. Doris apuntaba la aparición de una subcultura dentro del feminismo que se deleita en humillar a los hombres.

Su denuncia dirigida a las feministas, reconocía los avances logrados por la lucha de las mujeres, pero ponía encima de la mesa que esos logros fueran a costa de los hombres:

Es el momento de preguntarse quiénes son esas mujeres que continuamente hacen de menos a los hombres. Las mujeres más estúpidas, maleducadas y desagradables puede tratar como basura a los hombres más amables, simpáticos e inteligentes y nadie protesta.

Le dieron el Príncipe de Asturias... no debían conocer estas declaraciones. La genialidad de esta señora la demuestra su explicación de porqué decidió no publicar su tercer volumen de memorias:

No quiero ofender a tantas personas importantes y eminentes recordándoles su estupidez. No quiero que me molesten, para ser sincera.

Habla clarito ¿no?


Fuentes
:
La noticia del Nobel en Terra y en Univisión
Artículo de Wendy McElroy en el que hace referencia a Lessing y sus declaraciones, Homeschooling, a Feminist Challenge
Premios de Doris Lessing, en su página web.
Noticia de las declaraciones de D.Lessing en la Feria del Libro de Edinburgo.

16 comments:

Halcón said...

No he leído ninguno de sus libros pero me gusta lo que has puesto de ella. Si el feminismo significa igualdad, perfecto, pero cuidado no se convierta en chochi-fascismo.

¿Te atrevés a pronosticar el Nóbel de economía? Alguna preferencia tendrás...

Mary White said...

Pues llevo pensándolo toda la semana... hay revolución bloguera al respecto. Cada uno tira para su rama de investigación (un Nobel en Organización Empresarial quiere decir que se pone de moda, más dinero, más poder para el departamento... lo de Alonso y Hamilton es una chorradita al lado de esto...). No valoro mucho estos premios, de hecho pensé que lo de Lessing era una coña...
Se barajan Eugen Fama, Grossman, Barro, y Tullock (el menos malo, creo yo)... si gana Krugman el de economía y Gore el de la paz, sería una muestra de la degeneración social y económica de occidente. A lo mejor se descuelgan con un nombre exótico, como Avinash Dixit o Svensson... es muy complicado.
En cualquier caso, la corriente principal no es necesariamente la más correcta o acertada... :)

Halcón said...

Disfruté mucho con el libro de Barro sobre teorías de crecimiento (economic growth creo que era,el que está en inglés, ese que tiene junto a sala i martin es un poco light) hasta le cogí cariño a los hamiltonianos y todo, aunque me quedé con la sensación de que apenas servía para nada calcular el estado estacionario, velocidades de convergencia y esas cosas tan entretenidas... ¿A Gore le dieron el Nóbel? Nos hemos vuelto todos locos.

Que le digan a Friedman o a los austriacos si el mainstream tiene o no razón...En los sesenta criticar a Keynes era peor que gritar "bomba" en un avión, y unos años después le dieron la vuelta a la tortilla. Dicen que la economía es la única disciplina en la que dos personas pueden ganar el Nóbel por sostener cosas completamente opuestas y en años sucesivos.

Anonymous said...

http://www.20minutos.es/noticia/189767/3/

Mary White said...

Anónimo, es una novela de ciencia ficción... :P

Halcón, Friedman es mucho más mainstream que los austriacos, aunque tengo entendido que la realidad les da la razón en más de una cosa...:))

Anonymous said...

“LAS FEMINAZIS del mundo debieron ponerse muy nerviosas en agosto del 2001 cuando la Lessing, aprovechando el púlpito de la Feria del Libro de Edinburgo, les pidió a las feministas "¡Dejad en paz a los hombres!" y explicó lo terrible de nuestra sociedad en la que el hombre se ha convertido en la nueva víctima silenciosa”...

¡Ojalá! El premio a esta mujer signifique el principio del fin de “la invisibilidad de la violencia feminista” contra la media humanidad masculina...

...y el principio del fin del desenmascarmiento del feminismo como ideología legitimadora de dicha violencia.

...”de sueños se vive, cuando la realidad es una cotidana tortura legitimada en una ideología odiosa por el hecho de ser quien soy”... (frase encontrada en el diario de un judio fusilado en el campo de exterminio de Dachau el 28 de abril de 1945, un día antes de ser liberado dicho campo de concentración.

Feminazis...

Gracias María, por tu actitud de denuncia.

Pablo el herrero

Mary White said...

Pablo, ella es la pionera del feminismo, la que denuncia la corrupción del feminismo y su degradación anti-masculina. Las feministas no somos feminazis :)

Lo terrible debe ser ver, con 88 años que lo conseguido te lo tiran por la borda y lo envilecen... las propias mujeres.

Anonymous said...

Estoy encantada con que le hayan dado el Nobel, me encanta, como escritora y como persona.Es una feminista a mi estilo.

Anonymous said...

Aparte, aunque no menos importante, fue siempre una mujer bellísima.
Carlota

Anonymous said...

Sí, claro, Doris Lessing tanto como Erin Pizzey entre otras, son mujeres de las primeras generaciones luchadoras del feminismo... y que dejaron de serlo cuando... como les sucedió a muchos de los comunistas de buena fe, descubrieron que en nombre de su ideología, se legitimaban los Gulags.

Las ideologías que se fascistizan María, tienen la peculiaridad de, en paralelo a conquistar el poder, legitimar la violencia sobre un determinado colectivo por el sólo hecho de serlo. A partir de ese momento, toda su estructura teórica se transforma en un razonamiento perverso, consistente en definirse como víctima potencial necesitada de un poder, que como forma de protección absoluta, le legitime para comvertirse en victimaria de su real o imaginario victimizador.

Ambas mujeres, Doris Lessing y Erin Pizzey (entre otras), hace tiempo que saben muy bien (y lo han comprobado directamente, http://www.adiospapa.info/autores/pizzey.htm http://es.geocities.com/keops55/Hombres/doc1/Hembrismo_europeo.htm ), que cuando una ideología llega a legitimar en sí misma la ética del odio sobre el colectivo previamente estigmatizado por ella... ya no hay marcha atrás. La ideología se ha convertido en una sociopatía colectiva... y que al igual que pasa con los nazionalismos, más pronto o más tarde, sólo las víctimas toman conciencia de la inevitabilidad de su lucha por su dignidad.

No se repetirá la historia Maria, pues evolucionamos en conocimiento; pero desde Atapuerca y antes, seguimos siendo esclavos de nuestras pasiones ... por el poder de unos sobre otros. Sólo cambian las víctimas y los victimarios... y las ideologías que legitiman el eterno devenir de los unos y los otros.

Pocos somos los que nos salvamos de pertenecer a uno u otro grupo, y los que hasta el presente nos hemos salvado no podemos asegurar que mañana seamos víctimas.... sean o no los victimarios de nuestro propio grupo (como en el caso del feminismo les está pasando a muchas de las madres de padres separados -no pocos suicidados-, segundas esposas de padres separados, hermanas e hijas de padres separados, etc., gran número de ellas educadas en el feminismo).

Hechos comprobados directa y repetidamente por Doris Lessing y Erin Pizzey...

Un cordial saludo

Pablo el herrero

Hartos de ZPorky said...

¡Feliz día de la Hispanidad!

Mary White said...

Carlota, también es mi estilo :)

HartosdeZPorky...gracias y lo mismo te digo.

Sursum corda! said...

Un ambiente hostil nos obliga a colaborar y un futuro más beneficioso nos convence de que es mejor colaborar para conseguirlo que pelearnos y destruirnos mutuamente.

Pero cuando parece que el mundo ya está definitivamente bajo nuestro control (los lobos ya no son la amenaza que aparece en los cuentos sino especie protegida) las tendencias al egoísmo son mayores porque ninguna realidad dura se opone a ellas como freno.

La familia, el matrimonio que garantiza el futuro de la pareja y los hijos frente al "ahí te quedas con el muerto" eran una necesidad en épocas en las que no había otras ayudas que las de tu familia o la caridad de la sopa para pobres. Pero si hoy creemos tener garantizado un futuro, se impone la tendencia a ver como insoportable hasta el menor problema, a romper y no negociar.

Me ha gustado el mensaje que firma Pablo Herrero porque señala la realidad egocéntrica de los conflictos de pareja. No hay una clase de las mujeres enfrentada a una clase de los hombres, como pueden decir las madres que ven A VECES volver a sus hijos casados tras un divorcio, sin mujer, sin hijos sin casa y sin dinero. O las nuevas parejas de esos mismos hombres, que ven A VECES cómo una ex- vampiriza a lo que queda de un hombre.

Lo mismo ocurría antes, pero al revés, cuando era tu madre, tu hermana, tu amiga, tu conciudadana, la que tenía que soportar a un energúmeno, irresponsable maltratador o criminal.

Mismo crimen, otras víctimas.

Alguien dijo que el esclavo no quiere ser libre sino ser AMO. Bueno, sí, A VECES.

El matrimonio o cualquier pareja formalizada es una sociedad que debe beneficiar a los dos miembros. Para el que no lo crea así se abre un enorme abanico de posibilidades que le convendría explorar en vez de casarse y protestar luego.

Anonymous said...

Gracias Sursum corda por tus palabras.

Pablo el herrero

Anonymous said...

¡Cómo voy a odiar a los hombres si he parido dos!*
Carlota
*Ese es también -más o menos- el punto de vista de Doris Lessing.

Anonymous said...

Carlota, cuando hablamos de feminismo, no es muy acertado mezclar afectos y derechos. La jurisprudencia feminista (es decir, antivarón) ha sido creada por mujeres que en su mayoría tienen también hijos varones. Por mor de dicha ideología los hijos varones de dichas feministas (y los tuyos) tienen ya desde su nacimiento menos derechos que si hubiesen sido niñas. Claro que si les preguntas si quieren más a sus hijas que a sus hijos, te lo negarán. ¡Menos mal que les quieren igual! ¿Cómo será la jurisprudencia feminista cuando el afecto hacia sus hijos varones sea menor?

Por cierto, Doris Lessing, si bien es cierto que en ninguno de sus escritos mezcla afectos y derechos, sin embargo si deduce, que una sociedad en la que sus ciudadanos tienen distintos derechos demuestra una clara perversión de sus afectos. Soy yo el que afirmo, que cuando en una sociedad tal realidad está presente, ello es posible porque la ideología que legitima su jurisprudencia está basada en un ética del odio...hacia el colectivo previamente estigmatizado por dicha ideología.

Gracias por interesarte por mis escritos, recibe un cordial saludo Carlota, a buen seguro que tus hijos están orgullosos de tenerte como madre.

Pablo el herrero