17 December 2007

Si compra juguetes chinos es usted un explotador

El pasado fin de semana El País publicaba un reportaje navideño y lacrimógeno sobre las inhumanas condiciones de vida en las que trabajan las mujeres que fabrican juguetes para el mercado español.

Pues sí, es terrible. Es deplorable que una mujer trabaje 10 y 12 horas cosiendo 120 ositos a la hora, 1.300 al día, sentada en un taburete de 30 centímetros de alto. Y por 4 míseros euros cada jornada.

Como era esperable el tono, los adjetivos, la exposición está cargada de hiel y de reproches anti capitalistas, o anti empresariales... el jefe tiene un Audi, el edificio es anodino, las trabajadoras estás explotadas pero felices, pobrecitas ellas.

Y una piensa si quien así relata la situación de un país que sigue siendo comunista donde no hay verdaderamente propiedad privada que es lo que caracteriza al sistema capitalista, tal vez considera que mejor estarían en la calle sin siquiera los míseros 4 euros. Porque es indudable que si la joven de 24 años descrita pudiera no estaría en su taburete poniéndole un corazón metálico a un osito.

Tal vez, la intención es que quienes regalan ositos que dicen "te quiero" en doce idiomas por San Valentín, se sientan culpables y responsables de la penosa situación de las obreras chinas que padecen un sistema comunista sin precios libres. Claro está que quienes hacen eso, quienes van a un "chino" a comprar un osito de esos en San Valentín en este país, no suele ser el señor Botín o las hermanas Koplovitz, ni Isabel Presley... suele ser gente sin mucho nivel que desea a toda costa tener un detalle con la persona elegida. Pues son culpables...

Decía Smith en la teoría de los sentimientos morales que la sociedad no necesita del afecto para avanzar, como sí que necesita, por ejemplo, la familia. Lo que la sociedad necesita para avanzar es justicia. Y el mercado no es injusto. Injusto es el sistema político chino en el que el Partido Comunista está en la cúspide y, subordinados a él, el ejército y el Estado, que no haya un sistema de precios, que el sistema judicial sea otro brazo más del Partido Comunista, la hipocresía de quien culpa a los malos occidentales de la falta de libertad de los trabajadores chinos. Eso es injusto.

La causa de la pobreza no es el capitalismo, sino su opuesto.

8 comments:

Guillermo Sáenz said...

Lo vi, lo vi. Estoy de acuerdo en todo lo que dices, pero (siempre hay un pero) la china seguiría ganando una miseria si viviera en capitalismo en vez de en dictadura. Que viva así tiene que ver con la productividad marginal del trabajo (capital acumulado, tecnología y conocimientos disponibles, formación, etc.). Es cierto que el capitalismo garantiza una mayor PMT en el largo plazo, pero hoy por hoy nadie le iba a librar del taburete.

Daniel Rodri­guez said...

Pero parte de la razón por la que tiene semejante productividad es responsabilidad de su Gobierno, que mantiene un tipo de cambio irreal que, desde luego, no tendría sentido en una economía libre con un sistema monetario libre.

Hartos de ZPorky said...

Estoy de acuerdo.

Mary White said...

Gran parte dela clave es que no hay derechos de propiedad privada generalizada. Me parece una barbaridad que te aventures a decir eso, así...caeteris paribus, los incentivos son completamnete diferentes para empezar... Que viva así no se debe solamente a la productividad marginal del trabajo...
Lo siento Guillermo, pero ahi creo que la teoría económica está coja de análisis institucional.

Jose said...

qué significa, según tu texto "gente de nivel"???

Mary White said...

La gente "de nivel" lo compra en un VIPS, o en El Corte Inglés...

Nacho Serra said...

100% de acuerdo Mary. Primero de Historia económica de todas las facultades del mundo: las sociedades mas ricas siempre han sido aquellas en las que no se han puesto cortapisas al libre comercio....

guillermo sáenz said...

No me gustan quienes se marcan el speech desde el patio de butacas de una conferencia ajena, así que intentaré resumir.
Creo que la remuneración del trabajador tiende a ser la derivada parcial de la función de producción, y ésta bien puede ser una Cobb-Douglas. La función de producción incorpora un montón de cosas que no está muy claro cómo medir, como la propiedad privada. Ahora, si cogemos modelos de crecimiento, por ejemplo el de Solow, podemos aventurar que las diferencias en el modelo de propiedad producirán un determinado diferencial en el crecimiento del PIBpC. No tengo a mano los valores de los parámetros, pero de acuerdo con este modelo (que yo creo que es bastante preciso) el acceso a la propiedad privada en China haría que ésta creciera medio o un punto más al año. Dices que cambiarían los incentivos y que no existe un buen análisis institucional. Vale, pero sí tenemos una idea aproximada de los resultados que producen en el crecimiento y de qué porción se lleva el factor trabajo. Queda suelto cómo afectaría a la distribución de la renta. Tal vez Sala, Barro, etc. tienen algo, pero no caigo ahora. Creo que la propiedad privada es un derecho natural, pero económicamente tiene los efectos que tiene. Ay, qué manía tenéis a las matemáticas los austriacos :p