2 November 2007

El auténtico Nobel de la Paz es éste

Estábamos todos pero que muy equivocados. En este mundo absurdo, los verdaderos Premios Nobel los concede la revista Improbable Research, se llaman Ig-Noble Prizes. El de la Paz de este año se lo han concedido a The Air Force Wright Laboratory, Dayton, Ohio, USA por su intento de desarrollar la Gay-Bomb, un arma química que consigue que los soldados de un ejército se enamoren de los del ejército contrario. El sueño de cualquier pacifista.

¿No es más adecuado que el de los Gore Boys?

Pero ese no es mi galardonado favorito para el Ig-Noble de la Paz. En el 2003 se lo concedieron a un muerto viviente indio, Lal Bihari, por tres motivos:
  • llevar una vida muy activa aún habiendo sido declarado oficialmente muerto
  • por emprender una campaña póstuma contra la burocracia y los parientes avariciosos
  • por crear la Asociación de Muertos Vivientes
Este buen señor fue declarado oficialmente muerto en 1976 y tardó 18 años en regularizar la situación, la burocracia es así. Por eso decidió tomar medidas. Le costó conseguir un pasaporte estando muerto para viajar a Estados Unidos a recoger el Premio. Cuando lo logró, este gran país decidió no admitirle. Tuvo que ir un amigo. Se está rodando una película narrando su vida, muerte y reincorporación al mundo de los vivos.
Moraleja: algo funciona mal, señores, el marcaje de la oficialidad ha traspasado todas las fronteras (la de la muerte, por ejemplo).

Hay que destacar que el Premio de Lingüística de este año, se lo han llevado tres investigadores españoles, concretamente, catalanes, por su estudio del lenguaje en ratas. Han llegado a la conclusión de que estos animales no distinguen el japonés del holandés si se hablan al revés. Juan Manuel Toro, Josep B. Trobalon y Núria Sebastián-Gallés de la Universidad de Barcelona están encantados de haberse conocido, y yo me siento tranquilísima comprobando en qué investigaciones se gastan mis impuestos.


6 comments:

Fonseca said...

Ostias, lo de las bombas gays lo había oído y pensaba que era de coña...

¿Funcionarán? En ese caso ¿Los gays son incapaces de disparar?



Fonseca





Fonseca

Marzo said...

Me dirá Libertymad que siempre estoy con lo mismo y que ya me vale, pero no puedo callarlo: los galardonados deben de ser fans de Ralf König. De Lisístrata, concretamente.

Anonymous said...

"Este gran país"

Te traiciona el subconsciente, María. Estás en España, y nunca vivirás en EEUU porque pseudoeconomistas austríacos que le besen el culo al CEO de turno con hambre de desregulaciones ya sobran por aquí. No hay visa para ti.

No hace falta el Estado para lo que le pasó al muerto viviente. En "este gran país" (donde yo vivo y tú no) basta con yo me haga con un correo que te haya enviado una entidad de crédito y lo devuelva diciendo que has muerto. Esta entidad pasará la información a un credit reporting agency, QUE NO VERIFICARÁ LA INFORMACIÓN PARA NADA. Luego busca una hipoteca o una tarjeta de crédito. Las credit reporting agencies no tienen ningún incentivo para operar con tus datos de manera eficiente porque son un cartel de tres compañías que operan como un monopolio y no moverán un dedo a no ser que tengas un abogado preparado para meterles un paquete.

Por cierto, leyendo tu post se nota que tú no sabrías encontrar la gracia y la ironía de los Ig Nobel aunque estuviera escrita en Arial 14 Bold en la primera página del programa. Si todos los enchufados de Huerta de Soto sois así, menudo futuro para el "libegalismo" en España X-D

Mary White said...

Anónimo... es obvio que "este" hace referencia a Estados Unidos. Pero si esa es la excusa que necesitas para hacer tu crítica, adelante, acepto pulpo como animal de compañía.
¿Cómo sabes que nunca voy a vivir en Estados Unidos? ¿Te vas a asegurar tu?
No soy pseudoeconomista, puede que sea malísima economista, pero pseudoeconomista, nunca he conseguido nada besando culos (estaría mucho más lejos, te lo aseguro) y no soy austriaca. Apunta mejor la próxima vez. No soy una enchufada de Huerta de Soto, nunca me ha dado clase. Es amigo personal, catedrático por varias universidades y estupenda persona.
Y va de frente, no se esconde tras un anónimo, por ejemplo.

No me importa lo que pienses de mi capacidad o incapacidad para detectar la ironía, si me conocieras sabrías que no es uno de mis problemas. Pero hay una cosa en la que te acercas a la verdad: los alumnos de Huerta a los que llamas enchufados, que son mis amigos, probablemente valen mucho más que yo en muchos sentidos.

Anonymous said...

"(donde yo vivo y tú no)"

Por lo visto este tarado da también clases. Pierde el culo por soltar el estatus que tiene. Es así. Lo que resulta insoportable en realidad es la macarrada de hacer como si te conociera toda la vida.

He comprobado lo que dice sobre el poder de las entidades de crédito en EE.UU. Por lo visto le gusta mentir para reforzar su neurastenia favorita.

No da risa esta frase:

"En "este gran país" (donde yo vivo y tú no) basta con yo me haga con un correo que te haya enviado una entidad de crédito y lo devuelva diciendo que has muerto."

El país de los muertos vivientes, nos pinta.

Ese anormal da clases. Qué pena.

Gwen said...

Hay gente pa tó. Ese seguro que es un imperialista cercano pero oculto y no vive más allá de Villatobas...