10 February 2008

Cuestiones pendientes: el tráfico de mujeres, la esclavitud sexual

La semana pasada di cuenta de los problemas a que se enfrentan una parte de las prostitutas españolas, en concreto, las que trabajan en la calle. Desde el principio dejé claro que excluía de mi reflexión a las mujeres secuestradas y obligadas a prostituirse, la prostitución infantil y la prostitución en locales.

Hoy traigo a colación la hipocresía de nuestro gobierno del PSOE; no puedo generalizar al resto de los políticos porque no soy adivina y no sé si habrían actuado de otra manera.

Este es el Convenio del Consejo de Europa sobre la Lucha contra el Tráfico de Seres Humanos. Es el convenio que el gobierno español no firmó, a pesar de que en las conclusiones de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer del Congreso de los Diputados era uno de los puntos más relevantes, que cada vez que se habla de prostitución se asocia a la trata de personas y se pone encima de la mesa un problema tan brutal y doloroso para justificar la prohibición de la prostitución.

Esta actitud es la que denunciaba Cristina Garaizabal del colectivo Hetaira, en el acto de presentación del libro Sobre los Derechos de las Prostitutas. También denunció el plan del 2004 del Ayuntamiento de Madrid dirigido por el PP contra la esclavitud sexual que ha tenido consecuencias devastadoras y, desde luego, no ha colaborado a acabar con la verdadera esclavitud sexual.

Cristina recordó también la promesa incumplida del Gobierno socialista de aprobar un Plan contra la Trata con fines de explotación sexual que debería haberse aprobado en la actual legislatura, aunque la portavoz del colectivo aseguró no estar de acuerdo con algunos aspectos del borrador del Plan como tampoco con las conclusiones de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer del Congreso de los Diputados sobre la prostitución, pues considera que la identifican con delincuencia.
Hetaira estima que un 5% de las prostitutas ejercen en contra de su voluntad y aunque sea un porcentaje minoritario, “no quita gravedad a su situación ni implica que no tengan derechos que tienen que ser garantizados”. El primer paso es la identificación de las víctimas que están tan atemorizadas que ni se plantean denunciar o escapar y es el primero objetivo del convenio internacional.
Quienes han ratificado el Convenio europeo mencionado son: Albania, Austria, Bosnia Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Francia, Georgia, Moldavia, Noruega y Rumanía. Los países que lo han firmado son: Andorra, Armenia, Bélgica, Finlandia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Latvia, Luxemburgo, Malta, Montenegro, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, San Marino, Serbia, Eslovenia, Suecia, Ex -República Yugoslava de Macedonia, Ucrania y Reino Unido.
Pues, nada, aquí faltan pelotas políticas.

20 comments:

Fonseca said...

Pues sinceramente, no se me ocurre ninguna razón por la cual no hayan firmado el dichoso acuerdo. Todos los países importantes lo han hecho y no veo ningún interés oculto que pueda presionar...

Quitando los puteros, que no creo que sean tan importantes como para presionar un gobierno...

Por cierto, me alegra leer que solo el 5% de las prostitutas lo hacen contra su voluntad. Pensaba que eran muchas más.



Fonseca

Carlos J. Muñoz de Morales said...

Me parece muy poco que sólo sea el 5% de prostitutas las que ejercen contra su voluntad. No obstante, aunque sólo fuera un uno por ciento, el Gobierno de turno debe hacer lo posible y lo imposible por evitar esas situaciones inadmisibles.

Mary White said...

A mi también me sorprendió esa cifra.Hay que tener en cuenta que es muy difícil calcular teniendo en cuenta que son "invisibles" (que es un añadido a lo terrible de la situación) y precisamente de lo que se trata es de intentar identificarlas. Supongo que es más fácil que una de estas víctimas confíe en una prostituta que en cualquier otra persona.

En cualquier caso,aunque fueran dos... estoy contigo, Carlos, es inadmisible.

Anonymous said...

A mí lo que más me mola es lo de "Latvia", señorita profesora.

Libegales, o el eterno descojone.

Caco said...

Lo que se hace en Madrid es esconderla. Desaparece de Montera, Caballero de Gracia por ser calles muy turísticas y con un enorme futuro comercial pero que se pase alguien por la Casa de Campo. No son 30 como en Montera, son cientos. Y muchas de ellas son propiedad de las redes que las llevan en coches y furgonetas, las dejan trabajando y luego las van a buscar.
Y todo esto delante de la policía minicipal...

bastiat said...

Hablar de porcentaje en este asunto me parece un poco de broma, ya sea alto o bajo. Lo verdaderamente preocupante no es ya que se firme o no un “plan” sino que se diga que se va a hacer dicho “plan” cuando de todos es sabido que si alguna justificación puede tener la existencia del Estado es la defensa de los individuos y de sus derechos.

Las esclavas sexuales deben ser defendidas y liberadas sin necesidad de ningún plan. La cuestión pues no es hacer el plan sino averiguar el porqué no se aplica la ley y no se investigan los lugares en donde se ejerce la prostitución y se libera a dichas esclavas yu se detiene a sus secuestradores.

Planes, planes, planes. Se les llena la boca de planes y lo único que tienen que hacer es poner algún empeño en cumplir y hacer cumplir la ley.

Jorge Castrillejo said...

Si estuviésemos en una situación política normal este sería una tema relevante en unas elecciones, la libertad de las mujeres, y no las estupideces progres que se oyen por ahí, pero como no lo estamos tendremos que dejarlo para mejor ocasión, o no.

lee perry said...

Si tan grave es el problema, ¿Por qué no se prohibe la prostitución o se regula? Practicamente todo ese tráfico de mujeres seria eliminado. Con la prohibición porque los costes serían más altos que los beneficios, aunque seguiría existiendo prostitución, sin duda, pero de otra manera. Regulandolo porque se sabría quién es quién, las prostitutas en situación ilegal estarían fuera del juego y, además, no sería dinero limpio (sin impuestos).
Lo otro, el paternalismo y las ideas preconcebidas de las feministas sólo llevan al desmadre actual que hay en España. Chicas del Este que viene ha hacer dinero, africanas transportadas en barcos, etc.
Sobre el porcentaje de mujeres forzadas a prostituirse, creo que es difícil de saber. Primero porque siempre ha sido una escusa para evitar una expulsión del país y segundo porque muchas no pueden hablar.
Yo conocí un caso y tengo (aun) dudas al respecto. Una chica rumana forzada a prostituirse y engañada (le prometieron un trabajo honrado). Resultado: denuncia a los proxenetas (una era su mejor amiga) y consigue residencia, protección y cobertura social durante bastante tiempo. Como os digo, aun tengo mis dudas sobre el caso, aunque conocí muy bien a esta chica.
De todos modos, me parece muy difícil tener a alguien contra su voluntad trabajando de prostituta. A los clientes no les gustan las chicas tristes y amargadas. Las marcas de maltrato se ven y eso es feo. Y, que demonios, hay tanta muchacha dispuesta a ganar dinero rápido, que, que quieren que les diga, no hace falta amenazar, pegar o forzar a alguien.
saludos,

Caco said...

Mary: te espera un premio brasileiro en mi blog

Nacho Serra said...

Creo que hay alguien que al escribir "libegales" en realidad estaba pensando en Felipe Gonzalez, nuestra querida X asesina.

Creo que se escribia GAL en mayuscula, estimado alumno.

Mary White said...

El tema de los malos tratos a prostitutas es mucho más sutil que dejar un ojo morado, y hay maneras de pegar sin dejar marca. Además está el chantaje, no tienes más que amenazar la vida o la integridad de un hijo...
Y hay drogas que te "ponen alegre" para un rato.

El anónimo que se preocupa tanto de que escriba Latvia... ¡qué bien te define que sea eso lo que más te llama la atención de un post sobre un tema tan delicado y doloroso!

Caco, en Montera a las siete de la tarde de un viernes te las tienes que quitar de en medio porque no se puede caminar...

Uno de Almería said...

"Crenchas largas, pensamientos cortos", ya lo decía Arthur Schopenhauer, y tú eres una muestra de ello: Has redactado dos artículos para glorificar el derecho de las mujeres a vender su sexo: Pues bien, lo han hecho siempre y lo seguirán haciendo, abriendo las piernas al mejor postor, por inclinaciones biológicas, por buscar lo más fácil, tú elige. ¿En donde esta la raíz de esto? En el sistema que tú defiendes: El Liberalismo que habla de vender y comprar todo, hasta las conciencias, hasta el culo y la vulva... A ver si usas la cabeza para pensar y no sólo para ponerte el sombrero...

Jorge Castrillejo said...

Tienes un premio en mi blog

Mary White said...

A ese de Almería. No he glorificado la prostitución en niguno de las dos entradas. Deberías re-aprender a leer. Mola mucho citar a Shopenhauer, pero además hay que asimilar lo que lees. El defender que las leyes no deben regular la moral individual no es defender la inmoralidad, si no eres capaz de entender eso, deberías ir a que te lo revisen.

Fonseca said...

El liberalismo no dice que todo esté en compra-venta. A diferencia de otras teorías más MATERIALISTAS (ejem!).

El liberalismo lo que dice es si tu quieres vender tu vulva, yo no soy nadie para impedírtelo. Si no quieres hacerlo, tampoco soy nadie para obligarte. Es una decición INDIVIDUAL.



Fonseca

Carlos Suchowolski said...

Me abstuve en el post anterior sobre el tema pero no puedo silenciar mi opinión sobre el punto al que ha derivado esto, como era de esperar. Hay una clara dificultad para los extremos aparentes del debate de contestarse mutuamente. Es cierto que el cpaitalismo no "obliga" directamente a nadie a prostituirse (como no obliga a nadie a morirse de hambre, etc.), y muchos liberales tampoco obligan a que no lo haga quien "quiera". Una larga historia media para que la prostitución sexual exista y la base está sin duda en la promiscuidad masculina y en el escaso grado alcanzado por la salud mental y física alcanzada en esa historia. La necesidad de sexo fácil y variado para el hombre es entre otras cosas también la otra cara del machismo, de una moral restrictiva y de otros intereses del que se siente inclinado a buscar ese sexo fácil, a veces prohibido (más allá de casos de aburrimiento en el matrimonio y otros casos "leves2 de este tipo, me atrevo a mencionar el caso de los jóvenes varones que se sienten empujados en ciertos contextos rígidos a buscar la iniciación sexual o, otro ejemplo, los curas, monjes, obispos, cardenales, papas...) En fin, seguro que todos podemos dar algún que otro ejemplo adicional. Lo cierto es que hay un mercado. Y si el mismo es sinónimo de mercantilismo, lo demás es consecuencia. Si a esto añadimos la evolución posterior del proceso, podemos ver que las normas establecidas desde la Revolución Francesa, muchas a pesar de los intentos de limitación liberales (que no de eliminación, ya que todo liberal admite la necesidad de "cierto grado" de burocracia de uno u otro tipo y de regulación social) ha sofisticado el sistema de prostitución a veces hasta extremos de esclavitud que aún son peores que los del libre comercio relativo (que nunca podrá ser absoluto). Esto se puede observar en las sociedades que precisamente son llamadas por "la izquierda" de ese "almeriense" como "no capitalistas" cuando en realidad lo son también, en mayor o menor medida "de Estado" (nunca, tampoco, absolutamente). Por ello, cerrando el círculo, quien acusa al capitalismo de ser el culpable de la prostitución (de todo tipo) como del hambre, etc. no está sino ocultando que su "solución" totalitaria, que no elimina ni puede ni mucho menos alterar el carácter económico existente, no hará sino agravar el problema. Pero claro, ellos creen que la política puede determinar la economía (y creen que en las sociedades del "primer mundo" es a la inversa, equivocándose también, más o menos ingenuamente según de quienes se trate). Pero "la política no puede prohibir la economía" (esto creo que es de Lefort) y lo único que hace es desformarla, enegrecerla y aumentar el problema al llevar al extremo la "necesidad burocrática" del capitalismo. ¿Qué pasa hoy en China, qué en la victoriana sociedad bolchevique?
En fin, esto da para mucho más, pero no es este lugar para un ensayo.
Un saludo a todos los que estén dispuestos a abandonar toda sospecha, toda vileza y todo prejuicio grupal.

Uno de Almería said...

Recuerdo una cita de Víctor Hugo: "Las Leyes, en su innegable grandeza prohiben tanto al rico como al pobre dormir bajo los puentes y mendigar pan"... ¿Crees realmente que existe alguna mujer que se prostituye por su agrado, o más bien lo hace por dinero? Haz la prueba, vete a Chueca y prostitúyete por un mes. Abre las nalgas a cualquiera en horas de la madrugada... y tendrás que darme la razón: El Capitalismo y todos los crímenes están íntimamente ligados. Lo niegas porque eres un servil de los ricos, hijo de los ricos... Da Gracias a Dios que no estamos en el 36 o el 37, yo mismo te hubiese ´castigado, miserable...

Carlos Suchowolski said...

¡He ahí un militante que dice (o cree?) que acabará integrando un pelotón de fusilamiento de ricos y el simultáneo régimen de terror para solucionar la pobreza, el hambre y la prostitución, etc. etc.! Un individuo claramente peligroso que lo mismo ni siquiera vive en Almería. Con el perfil propio de los que tratan violentamente (en masa o ante el débil, como a una mujer por ejemplo) a aquellos a los que previamente "su grupo" o "su pandilla" y los líderes que los engañan criminalizan de los meros resultados de la propia Historia. Esos que cuando conquistaron el poder totalitario acaban gozando de privilegios sin parangón, propios de faraones, incluyendo el disfrute de las "compañeras" o "camaradas" sin pagar nada, que no acaban con las relaciones capitalistas pero ellos prescinden de las mismas porque el poder les permite todo usufructo, que se justifican luego con el supuesto de que "las condiciones no están aún maduras", que llaman al "patriotismo" para invocar la paciencia y la disciplina, que dicen siempre estr en guerra y no vencer nunca al enemigo, y que incluso acusan de traidores a los que se levantan "inapropiadamente" o "confundiéndose" o "por acción de propagandistas reaccionarios" cuando no pueden aguantar más, no tanto cierta falta de libertad, sino la extrema intolerancia y las condiciones de pobreza y hambre que se les prometió serían erradicadas e incluso una total inseguridad personal. Porque a esos "traidores" es precisamente a los que más reprimen (mientras llegan incluso a pactar con muchos de los viejos poderosos, la mayoría de su misma calaña aunque estuvieran en la trinchera opuesta). Supongo que alguien así vibra de justicia social a la vista del "Acorazado Potemkin" no queriendo saber ni que esos marineros que se rebelaron contra la carne podrida fueron reprimidos en Kronstad en 1921 por "aliarse de facto a los alemanes" (un enemigo nacional!) y que los cosacos que disparan sobre la multitud mientras bajan al paso las escalinatas, tan crueles ellos, acaban reclutados por Trotski en el Ejército Rojo.
No, el culpable del horror no es ni el capitalismo ni deja de serlo, el verdadero culpable, el que lo produce todo, lo más o menos malo y lo más o menos bueno según sea quien lo mire, incluído ese "de Almería", somos todos, son nuestros genes, unos peores que otros sin duda alguna, unos menos depurados que otros, que vienen de lejanos tiempos e incluso de lejanas fieras. Unos genes que no podemos evitar atribuir a los demás y justificar en nosotros, en nuestro propio grupo. Lo curioso... es que a muchos, por más que lo sepamos, nos sigue resultando inaudito y monstruoso. Nos sigue pareciendo posibkle de "superar".

Max Romeo said...

Sr. de Almería: Váyase a Cuba y verá que un regimen socialista tiene una prostitución boyante, barata y exquisita. De todos los colores, tamaños y edades, para disfrutarlas por unos pesos.
Su conexión capitalismo=prostitución es una chorrada del tamaño del Cabo de Gata.

Cliente X said...

Acabo de encontrar este post buscando información sobre una investigación que estoy haciendo acerca de las políticas públicas en relación a la prostitución. Felicidades. Es una auténtica alegría ver que alguien maneje las cifras de asociaciones como Hetaira, implicadas día a día en el trabajo de calle en vez de las del Instituto de la Mujer que cifra por ejemplo el porcentaje de mujeres obligadas en un absurdo 80%.

Soy cliente de prostitución y ante el asombro que me han provocado los artículos en referencia a nosotros y las actuaciones que han venido realizando últimamente las administraciones públicas en España me he planteado la necesidad de crear una asociación que defienda nuestros intereses y desde la cual podamos contrarrestar el discurso hegemónico que se está imponiendo en nuestra sociedad. Si alguno de ustedes está interesado en participar en ella puede escribirme a defensadelaprostitucion@gmail.com

Un saludo y felicidades por el blog