8 August 2007

Your life, your choice

Este es el lema de Dignity in Dying, una asociación privada, independiente, que defiende el derecho del paciente a saber sus opciones, a elegir la manera de morir que mejor le parezca y, sobre todo, a que nadie lo haga (FYOG) por su propio bien, pero a sus espaldas y con su dinero.

Este grupo nació en 1935 bajo el nombre de Voluntary Euthanasia Society (VES) y lo formaban clérigos, médicos y abogados. Y hoy, ¡fíjese! la asociación privada más importante en defender innovaciones como las Living Wills.

Quieren cambiar la ley, quieren llegar a los enfermos que sufren y no conocen sus derechos, quieren defender la libertad de elegir, sea para prolongar la vida o para todo lo contrario. Me levanto el sombrero.

En el Instituto Juan de Mariana hemos publicado un informe En Defensa del Derecho de Información al Paciente. Es solamente un primer y tímido paso. Léalo. Pone los pelos de punta el engaño al que se nos somete. Y, por nuestra parte, se harán más cosas para que médicos y pacientes se libren del peso terrible del Estado, en lo posible.

Para los excépticos, Dignity in Dying ha creado una página con opiniones de médicos expertos y reconocidos explicando sus motivos, como el doctor Raymond Tallis.

Desde aquí, todo mi apoyo, Davina.


8 comments:

CLD said...

Efectivamente, nadie tiene derecho a restringir la información sobre medicamentos ni sobre nada. Además, los médicos por lo general no tienen ni puta idea de farmacología, se dejan "asesorar" por los comerciales de los laboratorios, que como es sabido no escatiman "detalles" con sus clientes médicos. Pero claro, lo de "con receta médica" es Por Nuestro Propio Bien.

Mary White said...

Lo que es increible es que los ciudadanos tengamos que asociarnos para que nos dejen elegir cómo morir! para que no nos chuleen cuando estamos enfermos! Luegor los ancaps vemos visiones según algunos, pero para mi es de guión de cine sci-fi

isaacj said...

¿Para qué investigar remedios contra las enfermedades y formas de paliar el dolor?.

Mejor matar a la gente.

Mary White said...

Pues si no te parece mal, hazlo Isaac.. Yo soy contraria a iniciar agresiones, y luego te puedes encontrar con una abuelita vieja pero no tonta que te saque un Kalashnikov de debajo de la mantita de cuadros...

Anonymous said...

¿Por qué cuando se habla de eutanasia y derecho a morir dignamente se suelen meter en el mismo saco iniciativas como estas, el caso de "mar adentro" o lo del doctor Montes?
¿Es que poca gente entiende que lo fundamental en estos casos es la voluntad del paciente libremente expresada (en ese o anteriores momentos, si ya no está lúcido)? ¿y que también ha de ser libre quien acabe activa o pasivamente con la vida del paciente?

zuppi

El gran Gatsby said...

Ya me veo a unos cuantos deprimiendo a sus viejos a ver si se dejan los tratamientos. Y con lo que saquen de herencia de turismo sexual a Tailandia.

Anonymous said...

Por cierto, los de Dignity in Dying podrían regalar CDs de Nirvana a las puertas de los hospitales. Si ves que el yayo no estira la pata, le pones una sesión grunge y acaba cenando Zyclon B. Por iniciativa propia, claro.

Gwen said...

Zuppi! Esa es la idea, exactamente esa!! La tia ha puesto el link para que leáis...
Los yayos eligen. Y los médicos y los pacientes se tratan sin intermediarios que solo sacan pasta a los yayos....
Una cosita, niños... también se muere de joven. Un respeto a la muerte que juega al escondite y nadie sabe dónde está.
Y luego, eso... que cuando os toque que os den hileras de pildoritas tengáis huevos para iros y no dar problemas oyendo a Nirvana... jashondosh...