6 August 2007

Rousseau, Marx y los universos paralelos

¿Qué sería de nosotros si Marx y Rousseau no hubieran existido tal como los concebimos? ¿Si, por ejemplo, hubieran nacido en países en los que su influencia hubiera sido mucho menor? Dinamarca y Holanda en lugar de Suiza y Alemania.


Esta magnífica idea conforma el artículo publicado en la página de Lew Rockwell por mis amigos Manuel Lora y Juan Fernando Carpio, libertarios de pro y pigmaliones de novatas anarco capitalistas pro austriacas.

La respuesta es sorprendente: en ese universo paralelo no habría pobreza involuntaria. ¿Y eso? Sencillo...
La pobreza podría erradicarse en un par de generaciones si las ideas de estos dos funestos pensadores, Rousseau y Marx, no hubieran tenido tanto predicamento.

Simplemente las personas tendrían una idea mucho más adecuada de la relación entre fines y medios y sabrían realmente de qué va eso del intercambio.

Ahí no acaba todo, nunca habría existido la URSS, las falacias tan vendibles como dañinas de Keynes no habría tenido sentido, la socialdemocracia sería reconocida como una patraña (como la que es, realmente).

Evidentemente, el Estado tendría esa tendencia a engordar incluso si Smith y Mises hubieran sido los adalides del pensamiento occidental. ¡Claro...! pero la gente estaría preparada para enfrentarse a la agresión del gobierno, como lo hicieron los revolucionarios americanos.

Si la gente hubiera decidido cómo emplear su dinero en vez de hacerlo siguiendo "órdenes" estatales, al ritmo de los peligrosos conceptos marxistas y rousseaunianos, los países serían mucho más ricos. No es casual que los países menos intervencionistas sean más ricos. (Inciso: ¿ven Cuba?)

Lean todo Lora&Carpio. Merece la pena. Sólo quiero acabar con la misma frase de los autores, que debería estar en todos los muros de pobreza del mundo, en todos los Parlamentos, en todas las escuelas y universidades... y en todos los corazones libres.

WORKERS OF ALL LANDS... BE FREE!


(Fonseca a las maracas ilustrando tan magnífico artículo)

20 comments:

Anonymous said...

No me lo creo. A Rockwell le falta un hervor. Ya está dando el cante con el asunto de la guerra d eIrak, pero en el juego de las ucronías, donde las reglas son más laxas, es también una chapuza.

Juguemos. Si Marx no hubiera nacido en Alemania sino en Holanda sería mucho peor porque habría tardado más y se habrían afianzado aún más las ideas lamentables de Hegel en su adaptación a la ideología política y la antropología. Tontería por tontaría, queda dicho

Ahora bien, está la realidad. Puede que Marx fuera genial, pero el mal estaba ya en los pensadores de ese siglo como se ha analizado mil veces antes de que Rockwell viniera con su ideaíca. Ortega y Gasset no necesita nombrar ni a Marx ni a Rousseau para hacernos comprender dónde estaba el problema.

Más aún, estando desacreditado Marx de la manera más definitiva, seguimos teniendo eco de sus ideas. Es señal de que, dicho de alguna manera, ese pensamiento sirve a algo más profundo. Marx no inventó la necesidad humana en la que medran sus ideas, las satisfizo de una manera tal vez mejor que otros, pero en el siglo 19 había abundantes proveedores de redención a cuatro duros.

Lo mismo le vale a Rousseau.

Mary White said...

No es culpa del artículo, será mi interpretación.El esfuerzo mental consiste no tanto en trasladar el lugar de nacimiento de ambos a ningún sitio, o suponer que no existieron.Setrata de identificar los males que les debemos.
Lo que dice de Hegel es cierto, pero es tramposo (con respeto, no trato de insultar) por lo que digo...
Si a usted le parece que los pensadores del XIX habrían tenido la misma repercusión sin Marx, pues es muy libre de creerlo, yo opino diferente. No subestimemos a Marx, ¿no?
El eco de Marx está en el seno de la Iglesia Católica, en los libros que estudian los niños, en la manera de contar la historia y en la difundida idea de que la riqueza es una tarta que se acabaa, y que si no está el Estado, los ricos serán más ricos (que además son los que se van al infierno). Fíjesé el girigay... Y no he entrado con Rousseau.
Ese señor que consideraba que el ciudadano es el que defiende el bien común por encima de sus ideas como hombre y que aseguraba que si uno no está de acuerdo con la mayoría es un mal ciudadano. CIUDADANO....
No tienen nada de eco, no. No han hecho daño...
Como dicen Lora&Carpio... no sabemos qué hacer con nuestro dinero de tanto que seguimos el son que nos tocan...
Pero si usted quiere jugar a otro juego porque le viene en gana, pues está usted en su casa, por imaginar que no quede.
Sepa que está claro que no ha pillado el mensaje.

GomaDeBorrar said...

A tí te hace falta un buen pene.

Recibir, no tener.

Fonseca said...

Hola Mary.




A parte de que no entiendo el sentido de escribir sobre ¿Que pasaría si Marx y Rousseau no hubierna existido? (En Valladolid decimos que "Y si... mi güela tuviera dos ruedas... ¡Sería una bicicleta!), siento no poder estar más en desacuerdo.

Primero, porque como dice anonymous, Marx y Rousseau no son los únicos responsables de los males del mundo. En realidad, el mayor enemigo del liberalismo somos todos nosotros. Porque, mal que nos pese, todos llevamos a un pequeño totalitario en nuestro interior.

Y no, no me refiero a nuestro intento de planificar las cosas. Me refiero a nuestra tendencia a valorar la estabilidad por encima de todo. Que la libertad es algo que solo se valora cuando se da cuenta de que no se tiene. Y que si en cualquier momento, alguien te ofrece estabilida material y bienestar a cambio de que cedas ciertas parcelas de tu libertad, que consideras poco importantes con el beneficio que vas a conseguir. Ese, en mi opinión, es el primer paso del camino a la servidumbre (adoro a Hayek), y todos en algún momento nos sentimos tentados a darlo. El precio de nuestra libertad es precisamente ese, nuestra eterna vigilancia.

Así que tanto Marx, como Rousseau, como tantísimos otros, simplemente, llamaron al socialista que llevamos dentro. Canalizaron nuestra tentación totalitaria.

Así que ¿Que habría pasado si Marx y Rousseau no hubieran existido? Pues que habrían surgido otros iguales. En vez de marxistas, habría fulanistas. El mismo perro con distinto collar.

Y lo mismo digo en el futuro. Por muchos muros de Berlin que caigan, otros se levantarán. A Dios gracias, también puedes contar con que siempre habrá Jeffersons, Churchills y Reagans para derribarlos.



Fonseca


PD Respecto a "gomadeborrar" sin comentarios. Si esa es tu forma de proponerla cosas a Mary... me da que no vas a conseguirlo, y te lo digo sin conocerla.

Maria said...

Goma de borrar, no te aclaras, me hace falta un buen pene... y a continuación "recibir, no tener". ¿Me hace falta recibir un buen pene? ¿Tener un buen pene?

Podías desearme que me tocara la lotería y podría recibor y tener un ramillete de penes y de muchas cosas más... a mi elección. Igual me gustan otras cosas.

Fonseca, no, no son todo el mal sobre la tienrra, vale. Pero la interpretación posterior, el mal uso o el uso sesgado de conceptos tan confusos, ha dado tanto de sí...
Vale que no te gustan los "y si..." lo que indica que odiarás la ciencia ficción y tal. Bueno, a mi me gusta en su justa medida. Y el artículo pone de manifiesto cosas importantes: el concepto de riqueza y de intercambio están equivocados de raíz, porque hicimos más caso a Rousseau y marx que a Smith y Mises. Y esa idea a mi me parece buena...

Fonseca said...

Hola María.





Me gustan los "Y si" pero en su justa medida y cuando creo qeu vienen a cuento. De cualquier forma, quitando Blade Runner, no soy un gran fan de la scyfi (porque Star Wars NO ES ciencia - ficción).

Hicimos más caso a Marx que a Adam Smith porque era mucho más fácil. El segundo dice que lo que tengas, bueno o malo, te lo buscas por tu cuenta, si te va bien, genial, si te va mal, se siente. Marx, por el contrario, dice que tu tienes derecho a que los demás te den cosas, y que si te va mal, tienes ese colchon del Estado y la sociedad para amortiguar tus caidas. Resumiendo, el liberalismo dice que TU eres responsable de tu vida (lo que significa que eres libre) y el socialismo, que alguien que sabe mucho y que nunca falla va a garantizarte que todova a ser maravilloso.

¿Quien dice que no a la felicidad garantizada?

"El liberalismo no concede privilegios, ni ayudas, ni subvenciones a nadie... por eso es tan impopular" (no se de quien es la cita, pero es cojonuda)




Fonseca

Stewie Griffin said...

Que causalidad esta discusión la tuve yo una vez con un profesor de historia marxista, ¿sería el mundo tal como lo conocemos si no hubiera existido Marx? El sostenía que si, que sino hubiera sido otro el que hubiera enunciado esas teorías latentes en la “masa social explotada”.

El tema es: ¿QUIEN ES EL MOTOR DE LOS CAMBIOS EN LA HISTORIA? ¿EL INDIVIDUO HEROICO (COMO SOSTENÍA YO) O LA MASA? Un conflicto antiguo LIBERTAD FRENTE A DETERMINISMO.

Al final gane la discusión porque el no supo responderme de forma aceptable a algo tan sencillo como que sentido tenia que estuviéramos todos sentados allí dando clase, dado que si no existiéramos otras personas estarían haciendo exactamente las mismas acciones según su visión determinista.

Luego trajo un poema que hablaba de que hubieran sido de las pirámides sin la masa que las construyo, con lo cual me lo dejo a huevo, dado que las pirámides es el típico fruto de un sistema colectivista algo que no es de utilidad a las personas (el mercado) y, sin embargo se construye con su esclavitud, sudor y sangre para mayor gloria de los lideres iluminados.

Yo creo QUE NO DEBEMOS SUBESTIMAR AL INDIVIDUO NI A LA FUNCIÓN EMPRESARIAL que realiza en todos los ámbitos, incluyendo a personas de ideas tan detestables como Marx o Rousseau.

Stewie Griffin said...

Este post me ha recordado otro mundo paralelo libertario, otro ¿que hubiera pasado si?. Esta vez en forma de comic y decidi postear una reseña del mismo para recomendarlo a quien no lo conozca (es gratis).
aqui:
http://kill-lois.blogspot.com/2007/08/comics-probability-broach-un-comic.html

http://kill-lois.blogspot.com/

salud y libre mercado. ¡Que lo disfruteis!

bastiat said...

Particularmente estoy de acuerdo con Fonseca. El problema no es de si aparecieron Marx o Rousseau sino que existía y existe un caldo de cultivo en el que esos personajes, esos individuos, dieron forma a esas ideas.

Ciertamente nos empeñamos, y los Ancaps más aún, en denostar al Estado porque es el que tiene el monopolio de la violencia, el que puede dar y quitar, pero nos olvidamos que en democracia el Estado se gobierna por quienes eligen los ciudadanos.

Vale, si, que puede manipular. De acuerdo, que puede limitar la libertad individual, claro, que puede no ser lo que queremos la mayoría pero que, en el fondo, muchos, una mayoría aún mayor elige seguridad en vez de libertad.

Pero rechazar el resultado, la acción del Estado, en vez de comprender cómo se llega a esa situación no sirve nada mas que para negar la acción política en pos de lograr mayorías que luchen contra la imposición en vez de mayorías que toleren la imposición a cambio de seguridad.

Marx, Engels, Rousseau, Sócrates o Platón, no hicieron mas que formalizar pensamientos comunales que están incluidos en todo comportamiento gregario desde que el hombre empezó a ser hombre puesto que la dirección de la manada imponía limitaciones a la acción individual en pos del beneficio del grupo.

Y aún nos estamos tratando de liberar de eso.

Mary White said...

Claro, Fonseca... ser libre da vértigo... pero los menos arriesgados ¿están legitimados para obligarnos a vivir a todos bajo el mismo miedo?

Stewie, muy bueno, lo suyo!

Bastiat...perdona que me exalte... pero diría que no has leído a Rousseau!! Mira esa democracia en la que los gobernantes son elegidos por los "ciudadadnos":
En fin, dándose cada individuo a todos, cada uno no se da a nadie en particular; y como no hay socio alguno sobre quien no se adquiera el mismo derecho que uno cede, se gana en este cambio el equivalente de todo lo que se pierde, y una fuerza mayor para conservar lo que se tiene.

Si quitamos pues del pacto social lo que no es de su esencia, veremos que se reduce a estos términos: Cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general; y cada miembro es considerado como parte indivisible del todo.
(sigue)Por si sólo el pueblo quiere siempre lo bueno, pero por si sólo no lo ve siempre. La voluntad general siempre es recta, pero el juicio que la guía no siempre es ilustrado. Es preciso hacerle ver los objetos tal cual son y, algunas veces, tal cual deben parecerle; mostrarle el buen camino que busca, preservarla de la seducción de las voluntades particulares, ponerle a la vista los lugares y los tiempos, equilibrar el atractivo de las ventajas presentes y sensibles con el peligro de los males lejanos y ocultos. Los particulares ven el bien que desechan; el público quiere el bien que no sabe ver. Todos tienen igual necesidad de guías. A los particulares se les ha de enseñar a armonizar su voluntad con su razón; al pueblo es preciso enseñarle a conocer lo que quiere. Entonces es cuando de los conocimientos públicos resulta en el cuerpo social la unión del entendimiento con la voluntad. De aquí el exacto concurso de las partes y, en fin, la mayor fuerza del todo. De aquí nace la necesidad de un legislador.
(y sigue)Tomando el término en todo el rigor de la acepción, jamás ha existido una verdadera democracia, ni es posible que jamás exista. Es contrario al orden natural que gobierne la mayoría, y que la minoría sea gobernada. No se puede concebir que esté el pueblo continuamente reunido para dedicarse a los negocios públicos, y se ve fácilmente que no puede delegar tal función en comisiones sin variar la forma de la administración.
(y dale que te pego) De lo dicho se infiere que la voluntad general siempre es recta, y siempre se dirige a la utilidad pública; pero de aquí no se sigue que las deliberaciones del pueblo tengan siempre la misma rectitud. Queremos siempre nuestra felicidad pero a veces no sabemos conocerla. El pueblo no puede ser corrompido, más se le engaña a menudo, y sólo entonces parece querer lo malo.

Hay mucha diferencia entre la voluntad de todos y la voluntad general. La voluntad general sólo mira al interés común; la otra mira al interés privado y no es más que una suma de voluntades particulares. Pero quítense de estas mismas voluntades particulares el más y el menos, que se destruyen mútuamente, (8) y quedará por suma de las diferencias la voluntad general.

Y MI FAVORITO (siento la extensión... me habéis provocado):
Pregúntase empero, ¿cómo puede un hombre ser libre y verse al mismo tiempo obligado a someterse a una voluntad que no es la suya? ¿Cómo los que se oponen son libres si han de sujetarse a leyes que no consintieron?

Respondo a esta cuestión diciendo que está mal planteada. El ciudadano consiente a todas las leyes, aun a las que se aprueban a pesar suyo y hasta a las que lo castigan cuando se atreve a violar alguna. La voluntad constante de todos los miembros del Estado es la voluntad general, y por ésta dichos miembros son ciudadanos y libres (34). Cuando se propone una ley en la asamblea popular, lo que se pide al pueblo no es precisamente si aprueba o desecha la proposición, sino si es o no conforme con la voluntad general que es la suya. Cada cual, al dar su voto, dice su parecer sobre el particular, y del cálculo de los votos se saca la declaración de la voluntad general. Luego, cuando prevalece un dictamen contrario al mío, esto no prueba sino que yo me había engañado y que lo que creía que era la voluntad general, no lo era en realidad. Si mi parecer particular hubiese ganado, yo hubiera hecho en este caso una cosa contraria a la que había querido hacer que era someterme a la voluntad general.

Esto supone, es verdad, que el carácter esencial de la voluntad general se hallan en la mayoría. Cuando deja de ser así, cualquiera que sea el partido que uno tome, ya no hay libertad.

José Mateos said...

Rousseau era un iusnaturalista racionalista.

Lo diametralmente opuesto a Marx.

Esta vez te voy a recomendar "L'Homme Révolté", de Albert Camus (No sé si sabes francés, pero no puedo decirte cómo se llama en español, nunca lo he visto. Debe de ser algo tipo "El Hombre revolucionado", o algo del estilo). Es donde mejor se explica la importancia histórica de Marx y Rousseau (y de muchos otros), principalmente porque se centra en METAFÍSICA.

José Mateos said...

Corrijo: "El Hombre Rebelde", se llama. Wikipedia lo resume muy bien en una frase:

"Tratado filosófico sobre la rebeldía, o sobre cómo y por qué a lo largo de la historia el hombre se levanta contra el Dios o el Amo."

bastiat said...

Pues querida y estimada Mary… me encanta cuando te sientes provocada…Hoy he leído algo más de Rousseau… a ver si logro averiguar dónde está el interruptor para hacerte saltar mas a menudo…


no,

estooo… es broma… jeje..

ejem.

Pero dicho lo dicho… ¿dónde está la contradicción con lo que yo he dicho?

El sentimiento grupal es una característica de los seres humanos. Ese sentimiento, adecuadamente aleccionado y estimulado y dirigido nos lleva a convertirnos en máquinas de matar al otro por la sencilla razón de que es el otro. La guerras, sobre todo cuando éstas se hacían a espada y hacha, algo muy sangriento y muy personal, se le mira a los ojos al que vas a matar e inmediatamente comprendes que eres tu o él, precisaban de esa manipulación. La victoria era el premio, tierras, las mujeres de los vencidos, esclavos, riquezas… muerte y destrucción de “el otro” a cambio del beneficio, pero, sobre todo, a gracias al enardecimiento de los sentimientos grupales en los que me identifico y enfrentándolos a los de los otros.

Están ahí, Mary.

Dale ahora un sentido… social. Dale un sentido…buenista. Dale un sentido político a la convivencia y tendras sociedades dónde la pertenencia se logra gracias a la sumisión a las directrices… desde Sparta a la URSS, Cuba, Venezuela, España….

“Marx, Engels, Rousseau, Sócrates o Platón, no hicieron mas que formalizar pensamientos comunales que están incluidos en todo comportamiento gregario …”

¿Te sigo provocando?

Freman said...

¿Sabíais quién era tío de Karlitos Marx? El fundador de la Philips, la famosa empresa, originalmente holandesa. No es tan peregrino pensar que hubiese podido nacer en Holanda.

El resultado, me temo, habría sido el mismo. ¿Cuántas ideas realmente originales ha tenido alguna vez cualquiera de los presentes? Realmente originales... diría que poquísimas, o incluso cero. La mayoría de las ideas que consideramos originales son simples combinaciones de memas que pululan por la memesfera. Sí, el carácter y la personalidad determinan cómo elegimos y combinamos esas ideas, pero dado un conjunto suficientemente grande de monos con ordenador, o de Homo Sapiens, a alguien hubiera terminado por ocurrírsele la idea en el país adecuado.

De algunas personas suele decirse que se han adelantado a su tiempo. Por ejemplo, la Relatividad Especial podría haber sido descubierta por cualquiera. Pero, según el consenso de los físicos, Einstein se adelantó casi un siglo con su Relatividad General. Es posible... pero hay que tener en cuenta que Eli Cartan, poco tiempo después, extendía la teoría gravitatoria newtoniana de una manera sorprendente. Con la teoría de Cartan y la Relatividad Especial, ¿cuánto tiempo habríamos tardado en descubrir la Relatividad General, si Einstein no la hubiese podido descubrir?

Stewie Griffin said...

"La victoria era el premio, tierras, las mujeres de los vencidos, esclavos, riquezas…"

Hombre ya puestos en la situación de optar por un mundo sin derechos, me quedo con esto. Al menos es menos hipocrita que la visión marxista o democratica de Rousseau.

Puestos a dominar que sean los matones, barbaros y kinkis de la clase y no los frikis empollones que se sacan un puesto de funcionario donde poder vengarse de quienes abusaban de ellos de crios escondidos como ratas cobardes en la fuerza del número y las mentiras.. jeje

Al menos cuando te mate, viole a tú mujer, queme tus tierras y esclavice a tus hijos no tendre la cara de decir que lo hago por tú bien o por un supuesto interes general. Sí sería sincero, un cabrón pero sicero, jeje. (He de reconocer que esta idea se la debo a Lysander Spooner)

¡Power and dominion are taken by the will By divine right hail and kill!

http://es.youtube.com/watch?v=YyWhAKJFvrc

bastiat said...

Stewie Griffin, la sinceridad es un valor muy apreciado, de hecho yo he sido muy sincero. Es lo que hay. Es lo que había y es lo que habrá mientras las pulsiones gregarias sigan existiendo.

Elegir.... bueno, ojalá podamos elegir entre ser el matón o el empollón funcionario. Aunque lo del funcionario no deja de ser un acto de sinceridad: ¿no? ¿no elegimos seguridad? ¿Por qué elegimos seguridad? Esa es la cuestión.

La visión de Marx o de Rousseau es sólo una visión. Se elige conforme a esa visión y, a pesar de lo que los liberales sabemos, aunque no damos la opción de poder elegir a los electores ente el marxismo y el liberalismo, no nos presentamos, la gente elige al final y, ante la falta de opciones enfrente, elige hipocresía....

No, elige el beneficio de sentir seguridad a pesar de perder libertad. Sólo cuando la falta de libertad venga acompañada de falta de prosperidad y aumente la pobreza y la dictadura, entonces, empezarán a pensar en libertad. Pero no dejaran de pensar en seguridad. La seguridad que ofrece el grupo a cambio de perder libertad.

Está ahí.

Stewie Griffin said...

Puede que tengas razón en lo de la falta de opciones políticas, pero lo cierto es que la gente elige falsa seguridad frente a libertad. ¿Como hacerselo ver a la mayoría? Pues como hicierón ellos antes, desde los medios, los pulpitos, la cultura popular, las catedras...

saludos bastiat.

bastiat said...

Pues como hicieron ellos antes, desde los medios, los púlpitos, la cultura popular, las cátedras...

Pero ahora ellos tienen el poder del Estado.... ¿se lo dejamos gratis?

Stewie Griffin said...

Yo nunca me he manifestado en ese sentido, he avandonado al PP por socialista, y me he declarado ancap por coherencia ideologica, pero esto no quiere decir que no apoyase activamente a un Ron Paul español. Pero si que tengo claro que no va a salir del seno del PP, porque la misma estructura interna del partido se lo va a impedir.

Y creo que lo digo con cierto conocimiento de causa, al menos asturiano no creo que sea. Y supongo que en otras partes sera parecido...

¿Por cierto que opinas del "Proyecto para un estado libre"? ¿Lo ves viable a medio plazo en nuestro estado autonomico? http://www.freestateproject.org

bastiat said...

Mi inglés, Stewie, es muy trabajoso. Con el Collins y tiempo puedo sacar algo adelante, pero la flojera y lo inmediato de Internet no me da para mucho. Algo leo y algo se.

Creo que algo como lo de New Hampshire, sólo puede legar a ocurrir en los EEUU. La tradición liberal y, sobre todo como apoyo propagandístico, la lucha contra los impuestos puede ser allí más plausible lograr algo que en cualquier otro lugar del planeta. Lo de la rebelión contra los impuestos al Té es una oportunidad que sería tonto desperdiciar.

Es más, tiene a favor un alto nivel de vida, un estado pequeño, una población bastante homogénea, dicho todo esto desde la distancia, claro está, y lo atractivo para los liberales es el aspecto de rebelión ante la imposición del igualitarismo.

Pero todo eso choca con la propia historia de los EEUU, la lucha entre los poderes de los estados frente al estado Federal. No sé que puede pasar. No sé qué margen puede tener el Gobernador del Estado, y su propio Parlamento, para lograr los objetivos que se marcan, ya digo que me falta inglés para estar más informado, pero todo lo que logre será porque ahora la Constitución ya les da margen para ello, y porque logren que el Estado Federal no suba sus impuestos o limite la acción del propio New Hampshire.

No sé si has leído alguno de los comentarios que he realizado en el IJM sobre la forma de organización del Estado. Mi idea fundamental radica en un Estado pequeño y fuerte encargado de harmonizar la legislación básica, fundamentada en la defensa de los derechos individuales, la policía, la justicia y la defensa nacional, y luego el articular la vida individual en torno a los ayuntamientos con posibilidades de creación, como existe ahora, de áreas metropolitanas y mancomunidades de servicios y que en cada uno de ellos, una vez establecido un mínimo estatal, impongan el nivel impositivo que consideren oportuno al igual que el grado de protección que crean conveniente estableciendo así un sistema competitivo entre ciudades. Creo que, en la medida que pudiera llevarse a cabo, permite conceptos como la unidad territorial y la posibilidad de establecer diferentes organizaciones para dar cabida a todos los idearios.

Es largo, es para desarrollar pero, en definitiva, se fundamenta en lo mismo que en el caso de New Hampshire, en las posibilidades que tenga la Constitución. En el caso americano es más probable, aquí habría que cargarse la actual y lograr una que vaya en este sentido.

Pero para eso hace falta acción política.