26 March 2008

Javier & Javier

Un Javier me decía que no le gustan los "anti", que prefiere dar soluciones. Es más fácil denunciar lo que no hay que aportar lo que debería haber. Está claro. Y un paseo por Red Liberal, que no es sino una de las ventanas por las que me asomo, me demuestra que tiene razón.

Después, otro Javier, me trae de la mano a Marco Aurelio y me recuerda qué poco le leemos. Pues sí. Y me acerco medio de estrangis a las Meditaciones. Qué difícil escoger una parrafada. Voy a tener que tomármelo con calma. Estas cosas se saborean o ni se empiezan.

El último de los cinco buenos, gestor de un país a guerra limpia, nos deja una guía para superar ese espíritu de hincha que ha nublado el ventanal.

Ni seas negligente en tus acciones, ni embrolles en tus conversaciones, ni en tus imaginaciones andes sin rumbo, ni, en suma, constriñas tu alma o te disperses, ni en el transcurso de la vida estés excesivamente ocupado. Te matan, despedazan, persiguen con maldiciones. ¿Qué importa esto para que tu pensamiento permanezca puro, prudente, sensato, justo? Como si alguien al pasar junto a una fuente cristalina y dulce, la insultara; no por ello deja de brotar potable. Aunque se arroje fango, estiércol, muy pronto lo dispersará, se liberará de ellos y de ningún modo quedará teñida. ¿Cómo, pues, conseguirás tener una fuente perenne [y no un simple pozo]? Progresa en todo momento hacia la libertad con benevolencia, sencillez y modestia.


Continuará.

8 comments:

H said...

Perfecto si cambias progresa por avanza.

Mary White said...

De eso nada. Solamente faltaría que Marco Aurelio no pudiera emplear la palabra progreso por culpa de los "progres" de nuestra era. El progreso humano consiste en su aprendizaje, en su capacidad para perfeccionarse, y reivindico ese significado frente a la vacuidad zapateril.

Patricia said...

Te dejo un premio en mi blog, pasa a recojerlo por aqui: http://patrilorente.blogspot.com/2008/03/premio-dardos.html para cuando vuelvas del Congreso o cuando puedas

Dhavar said...

Mary:

Supongo que ese texto lo incluirás en cierta obra sobre la educación. Me parece perfecto.

Y ¿Marco Aurelio estuvo a la altura de sus palabras? Lo pregunto porque no lo sé.

txantxangorri said...

Estos post tuyos me encantan, me enseñan y me hacen pensar. Gracias.

un saludo.

Elentir said...

¡Qué filosófica te pone Santiago...! :-)

Hefestión said...

Me vas a permitir la osadía de emborronar tu blog con un insignificante comentario que hago desde la convicción que no te molestará siendo como lo eres, amiga de Elentir.
Tu post, tan balsámico como las tierras que ahora visitas, ha sido una invitación a hacerlo.
Respecto a lo que dice tu primer Javier sobre la demagogia es fácil estar de acuerdo. Es mejor aportar soluciones que lloriquear como plañideras gruñonas, pero ocurre que hay veces que alguien suele derrochar mucha energía en crear problemas donde las soluciones no son fáciles de proponer. Una buena manera de no tener que solucionar nada es no creando problemas donde antes no los había, hay veces que nuestra soberbia intelectual nos hace ser ambiciosamente provocadores y tratamos de descubrir la cuadratura del círculo con nuestro ego trasgresor.
En cuanto al segundo Javier y para no incurrir en el embrollo dialéctico al que se refiere Marco Aurelio, solo decir que la reflexión que nos traes es magistral, y que amén... que ojalá que los pensamientos de la buena gente hagan fluir el río de la libertad y que no se estanque la iniquidad con los diques de la intolerancia.

Nora said...

Qué bueno, Mary. Sin ser mi emperador romano favorito, siempre me ha parecido que, teniendo en cuenta los errores que todo humano comete, Marco Aurelio respondió bastante bien a su filosofía. Fue bastante coherente.

Hefestión:

Una buena manera de no tener que solucionar nada es no creando problemas donde antes no los había, hay veces que nuestra soberbia intelectual nos hace ser ambiciosamente provocadores y tratamos de descubrir la cuadratura del círculo con nuestro ego trasgresor.

Nadie podía haberlo dicho mejor... :( No es necesario añadir nada ni quitar nada de tu comentario pero eso en particular es magistral. ;)