19 March 2008

Aviso para navegantes... y motoristas

En una horita me iré tres días a descansar entre olivos. La semana que viene es el Congreso de Economía Austriaca en Santiago de Compostela. No podré hacer live-blogging (¡¡33 ponentes!!), pero sí trataré de publicar resúmenes de los 11 paneles.

Mientras tanto, una reflexión. Va de motos.

El gobierno se gasta una pasta en postes protegidos para evitar accidentes mortales a los motoristas. Y esos postes son lo más peligroso que hay para quienes viajan en moto. Los motoristas protestan. ¿Hay que cambiar esos postes protectores por guarda raíles con un coste enorme a costa de todos los contribuyentes?
La información está aquí.

(TroPEZando: resulta que la seguridad vial es uno de los puntos del programa de nuestro bienamado y nunca suficientemente loado gobierno de la naZión).

10 comments:

Astur-Leones said...

Pues que usted disfrute el merecido descanso, doña Mary. Salude a su familia de parte de este desconocido :)

De motos no hablo, les tengo pánico, motocicletofobia!

Anonymous said...

Para el congreso de Santiago, ¿hay que apuntarse, matricularse o hacer algo similar? De todas formas, sólo podré asistir a aproximadamente la mitad de las ponencias.

pablo said...

Qué suerte de congreso. Quién pudiera. Esperaremos sus resúmenes con avidez, Ms. White.

Por lo que a motos y motoristas se refiere, este humilde motero-liberal quiere manifestar su punto de vista. No es que defienda el gasto por el gasto, pero si los encargados de la seguridad vial del ministerio se hubieran preocupado de escuchar a los colectivos moteros sobre las posibles soluciones, se ahorrarían (nos ahorraríamos, en realidad) el coste de esos inútiles sistemas que instalaron por su cuenta y riesgo.

Vamos, que un poco más de talante y un mucho menos de prepotencia no vendría mal al ministerio del ínclito Rubalcaba.

David said...

Una puntualización, los guardarrailes se colocan para que los automovilistas no se salgan de la vía, y las protecciones se colocan para que el soporte del mismo no te corte por la mitad si te caes de la moto (básicamente a la salida de curvas).
La pregunta en realidad sería ¿Porqué no aceptan los automovilistas la responsabilidad si se salen de la vía y nos obligan a los demás a gastar en seguridad pasiva? o ¿Qué clase de conductores de coche promueve el estado que no son capaces de mantenerse dentro de la calzada?

framling said...

Otra puntualización, yo no quiero ir por carreteras del estado, es el estado el que se ha arrogado a punta de pistola el monopolio para construir o conceder carreteras, entonces lo mínimo que nos queda es el derecho de pedir que éstas sean decentes, si todos los contribuyentes no quieren sostener estos costes que obliguen al estado a renunciar a su monopolio. Qué mas quisiera yo que varias empresas estuviesen deseosa de que yo pasase por su magnífica carretera a cambio de su correspondiente precio.

H said...

Me ha gustado eso de nuestro bienamado y nunca suficientemente loado... Habría que averiguar quien se forra con esos cambios... Te llevas cada sorpresa...

liberand said...

Así son las cosas... una pugna de intereses... Qué sucede en las autopistas, las de peaje?

Little screamo said...

Bueno, pues disfruta de tu buen descanso, y espero que valga la pena. Yo me quedo en Madrid, luchando en el frente y comiendo torrijas antes de que se acaben.
(saludos a Jaime, y dile que me debe un StarBucks)

Buenas noches y buena suerte

Anonymous said...

Por favor María, recuerda que al congreso austríaco de Santiago no podemos asistir todos los que quisiéramos, por lo que, si es posible, grabadnos algo en una cámara, o en un móvil, o en lo que sea, y a ver si podéis colgarlo en algún sitio. Especialmente "mediático" es Miguel Bastos, a ver si le grabáis la conferencia inicial. Voy a repetir este post en todos los blogs de la gente que va al congreso, a ver si repitiéndolo mucho nos caen unas migajas al resto...

Lucas said...

Lo peor de todo es que hay un gallego que inventó un sistema que reutilizaba neumáticos antiguos (es decir mucho más barato que la solución actual) y no se está usando. ¡qué alegremente se gasta uno el dinero cuando no es suyo!