24 April 2009

Zapatero sigue siendo la novia de España ¿no? (Pase y opine)


Entiéndame, me refiero a esa figura a la que 11 millones de súbditos votaron.
Ayer en la Tertulia de Cierre de Mercados, de Intereconomía, un contertulio me decía que Zapatero convence, que es un tipo listo, sabe lo que hace y que esa pérdida de brillo y esplendor es un espejismo, que la realidad es otra.

Yo defendía que es listo pero no inteligente y que lo que le va a perder es la soberbia y tanta palmadita en la espalda de sus cortesanas y que si ZP no es imbécil, la gente tampoco. Antonio y José Ramón pronosticaban que el PP gana las europeas, presenta una moción de censura, fuerza unas elecciones anticipadas y sale Zapatero del Gobierno.

Gonzalo, en cambio, creía que veremos otro cambio de Gobierno socialista, que sí planteará medidas más efectivas y que Zapatero ganará de nuevo las elecciones (y que no serán anticipadas).

Dhavar, a la salida, me llamó para darle la razón a Gonzalo (mi contertulio barcelonés). Me dice que mucha gente ve la 1, lee El País y oye Radio Nacional y solamente ve, lee y oye "eso". Y que para esa gente, la Salgado dice que hay margen fiscal para gastar más y eso va a misa, se lo creen a pies juntillas, y ¡más madera! Camps y los populares son unos corruptos, van con los ricos-corruptos y vienen a llevarse lo que queda, y que cuanto más ataques recibe Zapatero, más piña hacen alrededor de quien está repartiendo, y luchando por la justicia social. Y, finalmente, que el PP no ganó las elecciones por la situación económica (por más tremenda que fuera cuando González se levantó de la poltrona), sino por cuestiones políticas de corrupción.

Me gustaría saber la opinión de los amables lectores.

25 comments:

Minneconjou said...

Yo he oído que es simpático y que, pobre, tiene que lidiar con la herencia desastrosa del PP y una crisis que viene de los capitalistas americanos.

Eso daría la razón a Gonzalo y Dhavar.

La batalla de la propaganda la ganan por goleada; eso sin duda. Porque lo hacen bien y por incomparecencia del contrario.

Un apunte de cara a las europeas: Si en Galicia el PP consigue mayoría absoluta sin ganar votos, sólo por los socialistas que no votaron; si el PP pierde en las vascas 1 de cada 3 votos; si ambas cosas se consideran un éxito mayor que el Big Bang, el descubrimiento de América y el de las vacunas (todo junto), es probable que pueda producirse una victoria pepera en las europeas porque pierdan menos votos que el PSOE.

Si siguen creyendo que esos "éxitos" son su particular escalera al cielo quizás se atrevan con la moción de censura. Y les van a dar bofetadas hasta que se les caigan las uñas (a los socialistas, claro).

Otro escenario es que la población mas movilizada (paro, aborto y otras "píndolas") opte por votar a terceros para manifestar su "enojo" de forma educadita. Es decir, que cosechen otro "éxito" histórico como el de las vascas. Y que la relación PSOE-PP quede en empate técnico a la baja.

Y se me ocurre otro escenario más: que el PSOE le de la vuelta a las europeas. Que es el mismo PSOE que le rebajó a Mariano la ventaja en 10 puntos en la campaña del 2004 (que nos olvidamos de como Mariano se dejó ganar unas elecciones que jamás se le debieron de escapar de las manos).

Cortoycierro

Clandestino said...

A las razones de Dhavar añado la red clientelar y el nepotismo, conformando un mercado de votos inexpugnable, que lo pagamos los 'perdedores'.

Lo de que el PP están con los rico-corruptos es dificil ya que estos nuevos ricos son y votan pesoe. Ningún partido está libre de corrupción, la diferencia es que la pesoe es inherente como herencia genética. Acepta, encubre y ampara la suya, mientras en otras organizaciones surgen corruptos por empatía con el entorno que estos generan.

ZP sabe que siempre fue un cadáver político, cuya forma de mantener en pié la fragilidad de su chiringuito es, además de sus leyes criminales de privilegiar y saquear, el correspondiente cheque al anarcocapitalismo nazionalista por apoyo Parlamentario, facturado a la cuenta del erario sostenido por los 'fascistas perdedores'.

Muchos de estos 'fascistas perdedores' han quedado fuera del mercado acaparado por mafias y corruptos en general y por las cada vez más abusivas mordidas de la presión fiscal, incluso atraco callejero como en Madrid, a manos de los caciques incontestables en sus feudos regionales y locales, franquiciados por el ZP. Pero el grueso de ellos cansados de ser el motor de la economía, y percatados de que generar rentas que sirvan para apuntalar las porquerías seudopolíticas del 'listo', es como tirar piedras a su tejado, han recogido velas y se han planteado seriamente, poner un solo euro en circulación, mientras este inútil pandillero se enajene de los deberes de gobierno y utilice el estado para comprarle votos a sus afectos, con los beneficios que ellos generan y los grandes riesgos que asumen poniendo sus euros en manos del mercado clientelar del ZP.

Es tonto de remate y se cree la reina del mambo, solo porque es un magnífico trilero embaucador que facilita el choriceo nacional que encantados con él, lo mantienen taponando el acceso de políticos serios al Gobierno de España. Los ignorantes que delegan su deber de pensar en el Pepiño, la SER, El Pais o al Sopenas, viviendo un jardín florido donde solo hay un asqueroso y repugnante muladar, tendrán que aceptar la realidad cuando el hedor le impida el respirar. Tendrán que aceptar que los jardines no apestan como los cadáveres putrefactos. Las ratas lo abandonarán en el momento en que no les proporcione las rentas que amorticen su apoyo, es decir a partir de ya.

ZP no resolverá esta crisis porque ZP es la crisis, por tanto durará lo que este dure en la Moncloa. El mercado lo mueve la inversión y esta se ha plantado mientras esté bajo el mangoneo de ladrones legales. El inversor no tiene prisa, puede tomarse un año sabático, pero a algunos el hambre nos obligará a hacer el esfuerzo de pensar por nosotros mismos hasta decidir entre quitarnos el hambre o seguir adorando al que la genera.

El problema es que solo puede ser suplantado por el PP como siguiente mafia política en el organigrama de sucesión, sin más mérito que hacer el oso de invierno o jarrón de rinconera. Pero nada ni nadie puede ser tan nefasto ni tan inútil como el ZP y sus catervas. Mil veces mejor un gobierno que no haga nada, que ningún gobierno y una banda delinquiendo desde el estado.

Dhavar said...

"Por alusiones", como dicen algunos, añado que una situación aún más horrible económica puede llevar a gritar en la calle (no pasa nada, y menos si no lo cubren las TV), o a abstenerse. Pero Nadie va a cambiar y votar al PP (Que, por otra parte, añade "diferencias marginales" demasiado sutiles para que le importen a nadie).En definitiva, NO es la economía, estúpidos, que decía Clinton.Y ZP acierta al mover sus fichas sin preocupàrse demasiado de ella.
Para mal. como le dije a MWhite, esto no es Finlandia ni Massachuetts.

posodo said...

Recordando que en las generals del 89 salió elegido Ruiz Mateos, creo que sólo sería significativa una victoria del PP con once o doce millones de votos. Lo que no sea eso, no es nada.
Por lo demás, hay dos planteamientos posibles de ZP, a cual peor:
1-se dedica a cambiar la sociedad que es lo que le preocupa, y como la culpa económica es de los americanos, cuando lo arreglen, estaremos a rebufo. Sin hacer nada, el PP, empecinado en la economía, se queda sin argumento, y lógicamente, pierde.
2-ídem que antes, ZP a lo suyo (o sea, contra lo nuestro), y como no parece que el fondo de la desaceleración/crisis/depresión/recesión esté cerca, se deja ganar por lo justo, para que el PP arregle la economía (y así pueda volver ZP o quien lo maneje cuatro años después), o que no la arregle, con lo que también vuelven. En todo caso, tienen muy claro, pues forma parte del juego, que el PP no va a anular, significativamente, nada de lo hecho por éstos (recordemos que por ejemplo, la Ley de Calidad de la Enseñanza, se tramitó justamente... tarde, con lo que no llegó siquiera a entrar en una vigencia útil).

Hay una tercera opción, y es que se organice un cacao tal, que no se convoquen elecciones. El que no esté de acuerdo que vaya a los tribunales, y ya veremos para cuándo sale la sentencia: y es que, si el gobierno no convoca, ¿cómo se pueden hacer unas elecciones?

Miss Perseidas said...

Estoy con Davhar, y para muestra un botón, aquí en Valencia, C9 ya se encarga de que la ropita sucia de Camps no salga a la palestra, y aquí, las noticias que se ven son las de C9, por eso, jamás verás una mancha de la actual generalitat y sí todas las del contrincante, PSPV, que elecciones, tras elecciones, pierde. Rita, bonita, ponnos una placita, y te la pone, aunque cueste 3 veces más de lo que toca, pero la pone, y eso es lo que importa. Si se diera la vuelta, no ganaría el PP, pero PSPV, haría lo mismo, utilizaría sus medios para quitar hierro y manejarnos a su libre albedrío. Para mi, unos y otros, son desatrosos, porque en ambos hay corrupción, pero el pueblo perdona constantemente, mientras pueda llevarse algo a la boca, la crisis no es el fin, y sinceramente, Rajoy, ¿"ande" va? No hay color! necesitamos otra alternativa, sino, acostumbrados que estamos a convivir con la crisis, el jorobao vuelve a ganar...

Clandestino said...

Dhavar

¿Qué pasa entonces con el 'estado de derecho'?

¿Puede el voto, por muy mayoritario que sea, legitimar el uso criminal del estado y de la ley, de forma continuada y por tiempo indefinido, convirtiéndolo en la práctica, en un 'estado criminal'?

Si la respuesta es sí, borremos lo de 'estado de derecho' y renombrémoslo como 'guarida de hampones y delincuentes'.

Si la respuesta es no, invoquemos a la independencia judicial y exijámosle a la justicia, con la debida contundencia, que articule los órganos y recursos del estado para perseguir y reducir a los criminales, muy especialmente a los que se hayan acantonado en el propio estado, negándoles toda legitimidad para prostituirlo, tras renunciar u omitir el deber de gestionarlo, para servir exclusivamente al interés general, que es para lo único que lo legitima el voto. Si ofrecieran resistencia que recurran a las FSE y a la movilización de los ciudadanos para reducirlos. Sin complejos ni tapujos. Con la legalidad constitucional y la carta de DD.HH en la mano, ZP y sus gobiernos, junto a la gran familia de corruptos y cordones sanitarios, deben ser detenidos y pagar por sus graves y abundantes delitos, estrenando la cadena perpetua a trabajos forzados.

Los ciudadanos, como propietarios del estado, no podemos permitir que una camarilla criminal conviertan nuestro estado en su cubil y en su bunker, contra todo el que no le venda el voto, legitime sus crímenes o le ría sus gracietas. Es nuestro y tenemos derecho y deber a sanearlo y 'desratizarlo'.

Y digo 'los ciudadanos', para nada me refiero al electorado, en tanto que una gran parte son cómplices de la malversación del mismo con fines espurios y métodos contra derecho. Es decir, criminales.

No se puede permitir que los delincuentes que nos han ocupado el estado e impedido el gobierno de España, tengan a su disponibilidad lor recursos y mecanismos del estado para impedir el delito, y a sus órdenes el sistema judicial y las FSE, que deberían perseguirlo.

William said...

Sí.

España es un país extremadamente latino, y toca referirse a lo malo de esta condición.

En España la pillería y la mentira apenas sufren juicio de desvalor. El camelo como actitud vital, tampoco.

El presidente pertenece a una izquierda sin el menor asomo de nada que no sea materialismo e inmediatez; y -por esa pobreza- con nada más que bajas pasiones -pero que muy bajas-.

Ése es su sistema motivador. No hay más cilindros en su coche, ni más pistones, ni más bujías, ni más combustible. el motor es nada más que una amalgama de instintos, pulsiones, odios y filias animales (aunque vestidas de correción formal).

Al igual que más de media España.

Destrozado el sistema educativo a inicios de los años 80 con la irrupción en masa de los sindicatos, carecer de solidez intelectual y cultural es para la mayor parte de nuestra ciudadanía por debajo de los cincuenta, una regla sin apenas excepciones. En esa regla nadan como peces en el agua los charlatanes vendedores de humo.

Sin honradez (pillería y mentira a granel), con el único motor de los bajos instintos, y apoyado por un aparato de agiprop coriáceo, blindado y de potente vis expansiva, este señor sigue siendo la novia -o el novio- de España, dotado como está, además, de indudable encanto personal para esa áurea mediócritas, que tiene nada de lo segundo y menos aún de lo primero (mediocre es aquello "de calidad media" -DRAE-, y media no es lo mismo que baja).

Noviazgo, more uxorio o matrimonio, lo que sea durará hasta que a los empobrecidos, manipulados y camelados votantes de izquierda les ahogue tanto la crisis que se traguen su odio (a quien tiene algo más que bajos instintos; que consideran en un tótum revolútum "derecha" o "fascio") y le den la espalda en las urnas.

Pero será el presidente una novia puntualmente corneada en esas elecciones. En cuanto la crisis amaine volverán a requebrarla llevándole flores a la reja de hierro de su ventana.

El presidente es como ellos: un proverbial ejemplar de áurea mediócritas, su álter ego, "el amor de su vida".

Ellos son más de media España, y lo seguirán siendo mientras los liberales españoles no saquen las uñas en la dialéctica social en la que la izquierda les está comiendo la merienda tempóribus illis.

Pienso.

Carlos Suchowolski said...

Yo lo que veo crecer es el marketing "político" de un gobierno de concertación nacional, o extensión de la "experiencia vasca" al resto del Estado. Aunque cada "grupo" intentará algo mejor para sus huestes...

El que creo que se quema cada vez más es ZP y es obvio que el avispero se mueve en su partido. No por nada se ha atrincherado en su más firme "nomenklatura".

ECO said...

Complicada pregunta pues es muy difícil en estos momentos saber que siente España, cual es su amor o amores. De lo que estoy seguro es de que como siga así el asunto del paro va a tener pronto 4.000.000 de novios.

A. Chena said...

Cuando el último cambio de gobierno, Mariano dijo que el problema no eran los marineros sino el capitán.

Se equivoca, el problema es el barco,este sistema constitucional que consagra un intervencionismo masivo por parte del estado y que, por tanto, desemboca necesariamente en corruptelas, una economía inoperante, empobrecimiento y cada vez menos libertad.

Y eso no va a cambiar gane quien gane.

H said...

Z cae bien. Es lo que hay. No se llega a más. Y los chicos que suben son suyos. Vais a flipar...

Clandestino said...

William

Excelente disertación-definición de la genética social del escaso volumen neuronal que puebla el solar patrio, exhibiéndose cual prostituta en su receptiva disponibilidad y casi ofrecimiento, al adoctrinamiento hedonista-victimista con gran ramalazo nihilista, de pedir-recibir sin dar ni la hora, mostrándose iracundos cuando alguien (normalmente 'fascista') sugiere exigirles algo de responsabilidad y deber que los afianze en algún supuesto derecho.

Por lo que admitiendo y corroborando hasta los puntos y las comas de tu comentario, sigo preguntándome ¿Qué pasa con la impunidad criminal? En todos los países hay delincuencia, pero no en todos son elegidos y rigen los estados y se sirven de sus recursos y sus leyes para legalizar sus delitos. No en todos se autoconceden impunidad para sus 'cordones sanitarios' con los que puentear el Congreso dejando a media nación sin representación parlamentaria, ante la más absoluta e indolente pasividad y sumisión ciudadana y de la oposición.

La impunidad criminal no es cuestión de idiosincracia o densidad delictiva. Es cuestión de justicia y derecho. O se instrumentaliza a la justicia para las garantias al derecho o sencillamente se queman los códigos legales y la Constitución y que cada cual se arme para defenderlos por sí mismo, aboliendo el estado y los poderes soberanos. Que cada uno defienda sus recursos con la ley de la selva, pero todos.

¿Para qué entonces constituir un estado de derecho, si se nos olvida elegir políticos y permitir que sean suplantados por mafias organizadas? ¿Por qué construimos y pagamos un estado de derecho y nos quedamos tan tranquilos cuando nos imponen un estado criminal, en su lugar?

No se puede permitir ni un solo día más, que un "estado de derecho", sea usado como instrumento del hampa, contra los que lo pagan para que los ampare.

¿Cuantos de nosotros permitiríamos al pescadero que nos diera una sardina tras pagarle una merluza?

posodo said...

Clandestino: nadie le aceptaría eso al pescadero, pero por algo muy sencillo: el pescadero es alguien claramente identificado y responsable de su trabajo.
En todo lo demás, se ha asumido que la responsabilidad está tan diluida que no se puede personalizar: lo estamos viendo ahora mismo, la crisis es culpa de los ricos, de los americanos, de los ... El único cercano con cara y nombre y apellidos es José María Aznar. Todos los demás, son víctimas.
Sigamos recordando: en el 93 ganó el PSOE con lo que estaba cayendo, y en el 96, a pesar de haber arreciado muchísimo (por muchos motivos), el PP ganó sólo por unos 300.000 votos, que de haber estado repartidos de otra manera, tampoco le hubieran permitido gobernar.

Clandestino said...

posodo

La propaganda es el medio más frecuente y más hábilmente rentabilizado por el pillaje y cualquier tipo de delincuencia practicada bajo las ventajas y facilidades que les proporciona el estado. Pero solo lo puede utilizar para desviar responsabilidades no codificadas, y que, aunque para cualquiera medianamente sensato e inteligente tiene claro quienes son los causantes, basta con comprar y/o embaucar a un porcentaje determinado para darle esquinazo a esas responsabilidades e incluso hacerse mas fuertes sobre las ventajas y los privilegios obtenidos al omitirla.

Pero igual que le pregunto a William, ¿Que pasa con el uso de la ley y del estado, para legalizar la violación de derechos fundamentales? Eso es lo mismo que convertir el estado en covacha criminal.

Cualquier violación premeditada sobre cualquier derecho fundamental, es un ilícito penal. Usar la ley para ello, es un tremendo agravante. Usar además el estado, se sale de todos los códigos legales. ¿Como es posible que se produzcan este tipo de delitos en un estado de derecho en la más absoluta impunidad e indolencia de todos aquellos obligados a articular todos los mecanismos que disponga el estado para proceder a detenerlo de inmdiato atrapando a todos los implicados y enterrarlos bajo cuatro plantas sótanos para el resto de sus días?

El delito criminal no se puede ocultar ni inmunizar tras una camapaña publicitaria. Sus millones de víctimas tienen derecho a ser resarcidos de las pérdidas y del abuso de la ley criminal. Es un asunto claramente jurídico, con delitos tipificados que se deben denunciar, e imputar a los delincuentes. La parafernalia Parlamentaria no los legitima. Nadie puede violar derechos ajenos, ni con la ley ni con una bomba. Ambos métodos son exactamente igual de criminales, en cuanto que persiguen el mismo fin criminal contra derecho. ¿Por qué no responden ante un tribunal de justicia ZP, sus gobiernos, todos y cada uno de los diputados que votan la aprobación de esas leyes y que omiten el deber de amparar el derecho, así como el supuesto legislativo y los supuestos jueces que aplican leyes contra la justicia para administrar justicia? ¿Como es posible que esto se produzca en la más absoluta impunidad en un "Estado de Derecho", burlando y mofándose de todos los controles dispuestos al efecto en la Constitución, en su 'Garante', en la Jefatura del Estado, en el legislativo, en la abogacía del estado, en las FSE y en el judicial, además de los dispuestos en la UE y en la ONU?

¿Como es posible la omisión del jefe del estado como tal y como garante constitucional, mientras se prostituye a la una y se hace un uso descaradamente criminal del otro, además de refrendar las leyes que agreden el derecho e impiden la justicia?

¿Por qué la oposición no ha presentado las correspondientes denuncias, recursos y contra recursos, hasta llevarlos a tribunales penales internacionales, omitiendo el deber de vigilar la gestión del gobierno, impidiendo su evidente criminalidad así como la del estado? ¿Los deja hacer a la espera de heredar el 'chollo'?

Hablemos sin miedo, alto y claro, de los delincuentes y de sus trucos de embaucar y estafar. Pero no nos olvidemos mencionar los pocos méritos que juntamos entre todos, para merecer los derechos que reclamamos. Nadie que se deja robar y violar sus derechos, tiene ni merece tener derechos.

William said...

Clandestino:

La izquierda no entiende otra variable del sistema democrático que la totalitaria. Reformó en España la Ley Orgánica del Poder Judicial para subordinar el principal órgano de gobierno de los jueces (el Consejo Geneal del Poder Judicial) al binomio ejecutivo-legislativo.

El mismo binomio que, a su través, designa los componentes de todas las salas de casación (Tribunal Supremo) de todas las sentencias de los miles de magistrados -estos sí- objeto de nombramiento no ideologizado -en su inmensa mayoría-.

El binomio elige los miembros de los órganos que enjuician comportamientos de aforados autonómicos (Salas penales de los Tribunales Superiores) y estatales (Sala segunda del Tribunal Supremo).

El cedazo último de la Ley de Leyes (el Tribunal Constitucional) también se compone de miembros nombrados por el binomio. Ergo toda la casta política (ejecutiva y parlamentaria) cuenta con tribunales "selectos" -en el sentido literal del término-.

Finalmente el Gobierno Central (la intervención del Rey es simbólica) cuenta con la herramienta del indulto.

Así queda cerrado el círculo de la impunidad penal. Así lo veo yo.

helio said...

A fuerza de repetirlo han convencido (a muchos)de que democracia es votar una vez cada cuatro años. La inseparación de poderes es insultante en nuestro país: es un insulto al pueblo que en el hemiciclo haya un banco azul y se sienten en él ministros y ¡diputados! Qué vergüenza! Luego van éstos y eligen a sus jueces particulares. Sí el problema es la falta de calidad demcrática nuestro sistema y la servidumbre voluntaria que el pueblo español practica, abdicando de su derecho de representación y control del poder.

Clandestino said...

William

Es decir, confirmas que el 'estado de derecho' no es tal sino que es una cueva de trileros y facinerosos.

Pues empecemos por dejar de mentirnos a nosotros mismos y no lo llamemos democracia ni estado de derecho, llamándolo por su realidad evidente y objetiva como 'estado criminal'.

Una vez que queda clara su condición de estado criminal, estamos en posesión del derecho a actuar legítimamente contra el crimen del estado. Podemos recurrir a la rebelión cívica, desobediencia civil y tribunales penales internacionales directamente, toda vez que en España no existen garantías a esa imparcialidad.

¿Donde está la oposición? ¿Quien toma las iniciativas? ¿Quien articula a la ciudadanía y organiza un estado de derecho que declare marginal al estado criminal y organice la caza y captura de sus catervas?

Juan Carlos I tiene cuatro funciones o cargos, por mandato constitucional. De los cuatro omite tres y ejerce uno que es el de Real Majestad. ¿Por qué? ¿Quien puede decidir que unos mandatos constitucionales sean algo simbólico y otros no, cuando su garante omite sus deberes con ella impuestos por ella, permitiendo los destrozos que se hacen de distintos articulados, mediante el uso de leyes de menor rango que ella? Si los cuatro mandatos están igualmente articulados y claramente inteligibles, a cuento de qué ejerce uno y deja de hacerlo con los otros tres: Jefe de Estado, Garante de la Carta Magna y Jefe Supremo de las FF.AA.

Su omisión cancela las funciones efectivas de tres cargos fundamentales para las garantías democráticas, la seguridad nacional y la integridad territorial. Resulta tremendamente gravosa para la nación, que se queda así sin las garantías en el control y funcionamiento de la ley, como instrumento a la justicia que debe garantizar sus derechos.

Todos estos desastrosos despropósitos se suceden ante la mirada impasible e indolente de la oposición que omite su deber de controlar la debida gestión "democrática" del estado, pero que solo hace el Tancredo a la espera de heredar el chollo.

Si me equivoco, por favor que alguien me lo aclare.

Lucio Quincio Cincinato said...

ZAPATERO SE REVUELCA EN LA MIERDA IDEOLÓGICA

El secreto de Zapatero es que dice lo que la gente quiere oír y el sabe muy bien que gran parte de las masas pastueñas se creen todo lo que él pregona.

Zapatero y su partido, también llamado corrupsoe, conocen perfectamente a la sociedad española y saben que la mayoría es suya; porque España siempre ha sido roja, unas veces por la predominante doctrina roja alienadora de conciencias y otras por la sangre que han derramado sus hijos matándose entre ellos como consecuencia de ese maldito credo bermejo que actúa como un cáncer.

Con Zapatero nos hallamos ante un individuo que no es un ideólogo, él simplemente se revuelca en el cenagal ideológico del socialismo más radical y mediocre.

Esa mierda putrefacta le ha acompañado toda su vida utilizándola como pretexto para rebelarse contra su familia que chupaba de la cómoda teta del franquismo (típico del espécimen progre-socialista). Incluso este niñato pijo acomodado, que nunca ha visto una nevera con cerradura, se inventó un abuelo virtualmente socialista para su satisfacción personal.

Este hombrecillo es pura demagogia. Zapatero ante sus fieles seguidores laneros, no necesita decir si va a fomentar o no el despido libre; él sencillamente impulsa sus ocurrencias que provocan cierres de empresas y ejércitos de parados. Los jodidos problemas de la sociedad española los atiende en clave electoral con el fin de mantenerse en la poltrona y desarrollar su sueño pueril de cambiar el mundo.

http://es.youtube.com/watch?v=2QzaV8iVX-0

Como todo iluminado demagogo cualquier decisión o declaración que haga la realizará en función de si sirve a sus intereses de poder, es decir, nunca hará nada a favor de la estabilidad o desarrollo de España si va en contra de su popularidad.

Tipos como el que nos gobierna así como sus correligionarios se arropan en un progresismo engañabobos que les otorga un falso aire de superioridad moral; superioridad que enseguida se derrumba cuando se debaten, con argumentos sólidos, las estupideces ideológicas que balbucean; aunque la mayoría de estos tiparracos, antes de dejarte replicar, rápidamente se te lanzan al cuello declarándote fascista. O sea, te hacen miembro de su asqueroso club social de forma involuntaria. Así son.

El futuro no es muy halagüeño y el polvorín de la desintegración social se recalienta aún más con tipejos como estos, poseedores de tanto poder, manejando a su antojo ingentes masas de dinero público y teniendo a sus pies a una socializada oposición, cuyo actuar es imbécil, disipado y hueco.


www.lodicecincinato.blogspot.com

Clandestino said...
This comment has been removed by the author.
Clandestino said...

Tocomocho.-

1º) Tonto.

2º) Estampitas.

3º) Paleto. (Espabilado víctima)

4º) Listo. (Timador)

****************************

España.-

1º) Bobo.

2º) Constitución. Algunas leyes.

3º) Mayoría de españoles.

4º) Mafias ocupas del estado y vividores asociados: Nazis, asesinos, proasesinos, radicales, nacionalistas, corruptos, izquierdas, medios, embaucadores, estafadores, embusteros, adoctrinadores, sindicatos, caciques -locales, regionales y nacionales- levantamanos, tiralevitas, banqueros, lobbies -gays, feministas, titiriteros, cejeros- mafias internacionales... Decenas o cientos de miles de omisos. Etc.,etc., etc.

*******************************

Los viejos timos nunca mueren mientras estén vigentes los tontos y los espabilados sin escrúpulos. Usando un solo tonto de gancho, nos timaron el estado, nuestras leyes y nuestra soberanía. Ya no necesitan disimular para robarnos nuestros derechos. Ahora es legal. Ahora cualquiera que defienda sus derechos puede ser imputado con cargos criminales por violación de multitud de leyes que obligan al despojo 'voluntario' de dichos derechos. Algunos fundamentales, pero abundando especialmente los patrimoniales.

William said...

LA CULPA ES DE LOS LIBERALES

Pido disculpas adelantadas a quien pueda sentirse ofendido, y a la dueña del blog por abusar de su hospitalidad.

La idea es antigua, pero errores de enfoque han impedido que germine. Intentaré ser esquemático.

A.- La Democracia como sistema es parecida a un molino en que gigantescas esferas de piedra ruedan sin parar, chocando entre sí una y mil veces, contrapesándose y, de esta manera, “moliendo” (es decir: extrayendo síntesis de la tesis y la antítesis). Algo similar les sucede a los cojinetes de la rueda de una motocicleta: para que gire silenciosa y nos desplacemos encima de ella cómodamente, es menester que dentro, sus cojinetes no paren de golpearse brutalmente.

B.- Los liberales españoles (y de otros países, pero para no extenderme me circunscribo al nuestro), NO ENTENDEMOS EL SISTEMA DEMOCRÁTICO. Somos unos perfectos inadaptados.

¿Dónde está nuestra “piedra” del molino? ¿Cuál es nuestro partido? ¿Dónde tenemos acuartelado el ejército que lleva nuestra bandera y nuestro pabellón en la descarnada dialéctica interna de golpes inmisericordes?

Nos repugna la idea de cualquier “estructura social” y hablamos del Estado con la boca pequeña –sólo es un instrumento- porque situamos en centro de gravedad en el individuo y su libertad… Pero para interactuar en Democracia, es imprescindible contar con un BELICOSO estado mayor y una BELICOSA tropa.

C.- Los liberales somos la piedra esférica a batir por el resto de piedras del molino. Son liberticidas en términos absolutos los integrantes de todas las izquierdas, y aún buena parte de las familias que componen la derecha (tradicionalistas, conservadores, democristianos…). Ergo, sintetizando, la piedra liberal debe contraponerse a todas las demás, y pese a lo que podría parecer, el panorama de futuro no es desolador (o no es, potencialmente, desolador).

El sustrato sociológico liberal se aproxima a la mitad de la población española (autónomos, empresarios, estudiantes…). Podríamos construir una piedra de molino que variara de forma radical el escenario de fuerza. ¿Qué lo impide? Varias cosas: empecemos por el hecho de que los liberales solo tenemos think tank o estado mayor (carecemos de infantería y estructura). Y aún nuestro think tank se encuentra (ruego disculpas a quien se siente ofendido) enfermo; de una enfermedad que no aparece en el CIE, pero que cursa con síntomas graves y se llama inadaptación.

Pondré un ejemplo nimio de lo expuesto hasta ahora: hace unas fechas veía a saltos la grabación de un programa andaluz de debate, que junto a varios “outsiders” enfrentaba a María Blanco con unos miembros de la infantería de Ferraz (extensísima infantería integrada por mass media, miles de políticos profesionales, sindicatos políticos, “sindicato de la ceja”, lobby gay, etc.). Tras los primeros escarceos no quedó duda de que la única contrincante con peso específico era María… y eso, ¿sirvió de algo? Me situé mentalmente en la piel de un espectador imaginario, nacional de un país sin democracia, y la impresión que obtuve fue la de encontrarme ante un ejército barriendo a una esforzada guerrilla (infantería socialista, medio audiovisual socialista, comentarios extraídos de “el manual del buen socialista”, a cargo de público de la calle, intercalados por los realizadores socialistas del programa, etc.).

Otro ejemplo. La derecha parcialmente liberticida (conservadores más o menos tradicionalistas, principalmente) y la izquierda ferozmente liberticida, desde una perspectiva sociológica y de Psicología adolescente y postadolescente, no presentan el menor atractivo para esa juventud que sin embargo hoy mayoritariamente les vota. El camelo de la “progresía” que tan bien ha calado, se encuentra en realidad frágilmente apuntalado por los mass media y la Agiprop; un apuntalamiento de alfileres. Sin libertad no existe progreso, ni siquiera “vida” en el sentido volcánico que la sienten los jóvenes. Desmontar el camelo sería fácil… si contáramos con la estructura necesaria y se operara en los liberales el necesario cambio de mentalidad; si admitiéramos en nuestro modus operandi la belicosidad.

D.- Puesto el toro en suerte, remato y resumo. El “problema” –y a mi entender, mayúsculo- lo tenemos los mismos liberales entre ceja y ceja. Se trata de un “trastorno” psicológico de alcance, que nos tiene atrincherados. Nos resistimos a aceptar la evidencia de que para luchar contra los liberticidas hemos de crear una estructura supraindividual –una muy potente estructura- que nos saque de la emboscada en el valle en que estamos, y de que de una buena vez presente batalla EN SU CAMPO. Cuando ese cambio de mentalidad se opere, adquiriremos más pronto que tarde una par de emisoras de radio punteras, otro par de cadenas de televisión y dos cabeceras de periódico; y seremos un partido político TEMIDO por los adversarios.

Urge aceptar que en Democracia se convence al votante y se intimida al adversario; que en Democracia no hay rivales, sino enemigos; y que su dialéctica no es única ni principalmente ideológica, sino de PODER.

Hemos de colgar una o dos horas diarias la corbata y el traje para enfundarnos los guantes de boxeo. En la contienda democrática ellos suben al cuadrilátero para empezar dejándonos sin aire con contundentes uppercuts al hígado, continuar castigándonos con jabs (directos de izquierda) y demoledores directos de derecha, y acabar rematándonos con un crochet descendente en la sien. Enfrente, nosotros, un cuerpo selecto de bailarinas de ballet cargadas de razones.

Mientras este cambio de mentalidad no se produzca, no es que nos sigan comiendo la merienda, es que corremos el riesgo de terminar encarcelados como el bueno de Juan de Mariana. Y sí, entre tanto, Zapatero –o su prima hermana Chacón- seguirán siendo novios de España.

Lo creo a pies juntillas.

Clandestino said...

William

No son pocas las veces que he criticado al liberalismo su exceso de individualismo. El individuo enmedio del fragor cruento de cualquier batalla es víctima propiciatoria. Carne de cañón. La fragilidad del liberal radica en su incapacidad de asociación formando un bloque compacto. Una unidad civil, no necesariamente política. Una unidad sobre el denominador común de luchador nato que lo identifica. Eso no lo podrá adulterar ninguna ideología ni infiltrado político, al ser inherente a la genetica de cada individuo. El inversor es el que anima y engrasa los mercados. El liberal el que los estructura y consolida rentabilizándolos mediante la producción, el interés y el espíritu de sacrificio. Los especuladores de 'cortos' son el enemigo de ambos y los que corrompen los estados, hunden las economías y la convivencia, tanto política como social.

No creo en una democracia pugilística donde el equilibrio lo sustente el ojo por ojo y el diente por diente. Tiene que existir un escenario, una norma que garantice la libre competencia en la lealtad y la transparencia del mercado. Todo ello dentro de unos límites marcados por la inviolabilidad del derecho ajeno. No por la ley, como ya se ha comentado, sino por las garantías al derecho.

Si un estado es capaz de garantizar el derecho de cada cual de forma rigurosamente imparcial, Los liberales no tendrían ningún problema. Serían el problema de los vividores que basan el sistema en la ley para vivir del sudor del de enfrente, taponando la fluidez y dinamismo necesarios para la debida rentabilidad de los mercados que generan crecimiento y 'progreso', palabra tan manida, sobada y apadrinada, por sus lastres de la izquierda y de la derecha.

Un liberal es muy por encima de cualquier consideración política o social, un autosuficente. Alguien dispuesto a cubrir sus necesidades por sí mismo. Que solo desea y necesita el escenario, las condiciones y el respeto a sus derechos, para lograrlo con el solo empleo de sus propios méritos. Al liberal le sobran los vividores y los agentes chupópteros políticos y sociales que obstruyen su potencial y disponibilidad de tirar del carro, proque esa morralla es insaciable y cada vez quieren más y más. No se conforman con el esquilmo sobre los beneficios, sino que ponen precio a los accesos y las logísticas previas a su acceso.

Justicia y derecho. Esas son las claves. Cuando nadie escape a la justicia y no pueda robar derechos, el liberal estará como pez en el agua. Los embaucadores no podrán estafar a nadie. Las mafias emigrarán. Los falsos liberales quedarán con sus vergüenzas al aire. Los especuladores, los vividores y los criminales morirán de inanición o retornaran a su origen marginal desde donde gastarán saliva insultando a los fascistas que viven de su trabajo.

Entonces vender ideologías, comprar votos o prometer a los bancos de botos derechos robados a sus víctimas 'fascistas', será como predicar en el desierto. Se acabarán las izquierdas y las derechas. El que no trabaje, vivirá de sus rentas o perecerá.

No es tan dificil entenderlo ni implantarlo. Cuando murió Franco todos aceptaron suprimir su estado a cambio de implantar otro democrático. Se hizo cívica y pacíficamente. Pero nos mintieron y estafaron. Ahora tenemos que suprimir este estado criminal que nos colaron y suplantarlo con un estado democrático, basado en el 'imperio de la justicia' como garante del derecho, en lugar de sobre 'el imperio de la ley' con el que nos estafaron, con su mangoneo a manos del crimen.

Pueden mangonear el derecho haciendo un uso criminal de la ley. Pero no podrán hacer un uso criminal de la ley desde la inviolabilidad del derecho, bajo una rigurosa justicia basada en el rigor de la igualdad e imparcialidad y desde la total independencia.

El estado es nuestro. Nosotros decidimos qué clase de estado queremos y no el hampa al que permitimos que se asiente en él.

William said...

Clandestino:

Yo creía en el Derecho como entiendo que lo concibes tú -en tanto herramienta superior, marco, reglas de juego, principios, límites, valores- hasta que descubrí la EVIDENCIA de que lo crean los partidos políticos en los parlamentos, y se aplica a través de ellos (por órganos judiciales infiltrados en las altas intasncias de casaciób y revisión).

Créeme, al absoluto CONTROL del Derecho nunca renunciarán los partidos político. Jamás.

El Derecho Natural va por otro lado, lejos, muy lejos.

Saludos. Inicio fin de semana.

Clandestino said...

Ahí estamos en el quid de la cuestión, William.

Los políticos se autoadjudican el control del derecho ajeno. Algo que nunca les fue encomendado por sus poseedores, sino todo lo contrario. La ciudadanía crea un estado para que se los ampare y se lo garantice, no para que se los controle, mangonee o expolie.

Ahí están 'ellos' y ahí faltamos 'nosotros'. Ningún delincuente renunciará jamás a su botín ni a los medios que se lo proporciona. En este caso, todo un estado. Hemos de ser necesariamente las víctimas las que se los arrebatemos y los pongamos a buen recaudo.

Saludos

Terminator said...

No creo que la propaganda de ZP sea buena.
Hace 1 año ganó por los pelos la reeleccion gracias al voto masivo catalán (charnego) 17 diputados de diferencia sólo alli.
En el resto del país, pese a controlar todas las TVs (principalmente fuente de información del españolitos sin o con pocos estudios) y tener una coyuntura económica que todavía daba la sensación de crecimiento no ganó, y en muchas perdío por goleada.
Por qué? Porque la mayor parte de la gente sabe que es un imbécil.

Por otra parte la oposición es tambien penosa y no representa el cambio que representaba Aznar, con o sin razón, en el 96.