28 April 2009

Los cuentos fantásticos de Elena Salgado


Hoy he publicado en la página del Instituto Juan de Mariana este comentario acerca de las declaraciones de Elena Salgado y las mentiras que nos encanta que nos cuenten nuestros "cuidadores".

Cuando en 1867 el barón Eugène Haussman compareció en la Asamblea francesa para justificar los enormes gastos causados por la reforma de París, a Jules Ferry se le ocurrió publicar un opúsculo denunciando los excesos presupuestarios bajo el título de Las cuentas fantásticas de Haussman, haciendo referencia a la ópera de Offenbach Los cuentos fantásticos de Hoffman.

La semana pasada Elena Salgado, contradiciendo lo que su antecesor en el cargo había declarado, afirmó que hay margen para más gasto público: "No puede no haberlo". Este lunes los 27 países que componen la Unión Europea han decidido por unanimidad expedientar a España por rebasar el déficit público consentido por el Pacto de Estabilidad, que es de un 3%. Parece que algo no cuadra y que la señora Salgado no hace bien las cuentas y no cuenta bien los cuentos.

Con las elecciones europeas en la puerta, la vicepresidenta segunda del Gobierno debería plantearse si estamos o no capacitados para cumplir con las normas del club o mejor nos hacemos bolivarianos como Ecuador, para mejor gloria de nuestro siempre sonriente salvador particular. Si hay que rebajar el déficit del 3’4% sobre el PIB en 2008 al 3% en pocos años, habrá que reducir los gastos, aumentar los ingresos, o ambas cosas a un tiempo. Y el aumento de los ingresos, ya se sabe, viene de la mano de los impuestos. Aunque no habrá narices para subir los impuestos directos (IRPF y Sociedades) es un clamor popular que la puñalada va a venir por el lado de los impuestos indirectos: IVA e Impuestos Especiales, principalmente. ¿Se va a pedir a la ciudadanía un esfuerzo impositivo y no se va a contener el gasto público? Eso parece.

Pero los cuentos no acaban aquí. Pedro Solbes afirma que el expediente tendrá un carácter excepcional ("es que estoy en crisis") pero este tipo de actuaciones de las autoridades europeas tienen un protocolo muy claro. No se trata de penalizar un comportamiento demasiado "protector" frente a la crisis, sino que la Unión Europea considera que no nos hallamos ante un déficit excepcional o transitorio, de lo contrario no se habría iniciado el expediente, tal y como establece el Procedimiento de Déficit Excesivo. Esta apreciación es corroborada por las previsiones del propio Gobierno y según las cuales el 2009 se cerrará con un déficit del 5,8% del PIB. Probablemente esta cifra sea mayor si eliminamos el sesgo gubernamental.

Lo dramático es que las palabras de Salgado tienen el objetivo de tranquilizar como tranquiliza un narcótico. Por un lado a los grupos de presión (como los sindicatos o el cine) que miran como lobos a la espera de que se cumpla lo pactado en las elecciones y recibir el pago por su apoyo, pero también a quienes están quedándose en la calle y creen, de verdad, que la solución es más dinero, porque lo dice la tele. Y de esos hay muchos. El precio de la ignorancia es la manipulación. Por eso quienes perderían más si la gente dependiente fuera autónoma y con criterio son los mismos que defienden el entramado de nuestro sistema de educación. El Estado es el responsable de la crisis, de nuestra virtud, de nuestra casa, de nuestros hijos... nada hay que temer, hay margen para el gasto, y hay para todos. A los parados, dinero. A los jóvenes, dinero. A los actores y directores españoles, también. Y ya está.

Este es el mensaje. Y la respuesta de la Unión Europea es la apertura de expediente. A pesar de las palabras de Almunia que afirma que nadie habla de sancionar, el procedimiento es abrir un expediente, proponer unas medidas, establecer un plazo de cumplimiento de la norma pactada y, si no se consigue alcanzar el objetivo, sancionar al país con una multa. ¿Una nueva mentira al servicio del Gobierno? Eso parece. Y ésta también arriesgada, porque aunque el plazo establecido por la UE es el año 2012, parece que el déficit español no se recuperará tan pronto, dado el retroceso de la economía y la tendencia expansiva del gasto público.

¿Tranquilizan las palabras de Salgado? Lamentablemente, sí. Lo que me lleva a pensar que los españoles somos como críos deseando que nos mientan con historias de hadas y princesas. Pero, además, esta actitud acomodaticia y pueril encaja con los gobernantes cuentacuentos que tenemos. Con un pueblo maduro no estarían aún al mando.

13 comments:

Pete Bondurant said...

Me temo que todo se reduce a lo que decía Santiago Amón sobre que en España no cabe un tonto más. Y alguien añadió que ni de perfil.
"Asina" nos va, de victoria en victoria hasta la derrota final.

posodo said...

María, tú lo has dicho:
"Con un pueblo maduro no estarían al mando"
Y como de lo que se trata es de lo segundo, hay que evitar lo primero como sea.

Miss Perseidas said...

Mary, yo es que con la economía me pierdo, muchas cosas no las entiendo, lo reconozco, no es mi mejor cualidad la veritá! Y se lo que es una mentira, pero si me mienten en este ámbito, me engañarían seguro, así que comentaré sobre la foto, (que tampoco es lo mío, pero como tía...) no es de ninguna publicación económica o política precisamente; me intriga tu fuente gráfica, pues las sacas siempre con el "glamur" a cuestas, ¿son del Hola? o ¿las eliges entre las que te muestra el google, en sus momentos más DelaVogue? ;P

Nicolasa said...

Yo creo que sería muy positivo y muy ahorrativo la supresión de las autonomías. ¿Cuántos presidentes autonómicos, ministrinos de los gobiernos autonómicos, secretarios, subsecretarios, directores generales, cargos de libre designación, asesores, consejeros, parlamentarios autonómicos, tribunales superiores de justicia autonómicos, cajas de ahorros politizadas hasta la náusea y demás hay? Si es que lo difícil en este país es no comer directamente del estado o bien no ser un empresario apesebrado.
Los que llevamos viviendo en crisis toda nuestra vida en esta ¿democracia? seguiremos de paganinis de este desastre de organización de estado que nos ha tocado vivir.

Clandestino said...

¿Y qué si la UE nos multa? Solo será otro gasto más que pagaremos los ciudadanos y muchos de sus votadores.

Con una nación hecha trizas, sin estado, sin gobierno y sin justicia, ni ningún control sobre los abusos y crímenes de unos y otros, solo hay que evitar encolerizar al capo que manda y punto. Esa es la única política que se practica en lo que empieza a ser un erial.

La Salgado hará lo que le de la gana, siempre que complazca al 'listo' en jefe, como hizo en Sanidad y en Administraciones Públicas, y como hacen el resto de lugartenientes y sus respectivos secuaces. Saben que dar brillo al ego del solemne, convierte el espacio entre sus poltronas y sus ministeriales posaderas, en loctite. Como al resto de la banda, la única economía que le interesa es la que llena sus alforjas. El resto ni le preocupa, ni tiene pajolera idea de lo que es y además se lo repanfinfla. Se trata de dar jaboncillo al jefe. Si hay que dar pasta a los sindicatos, pues que no les falte. A los titiriteros, pues venga, lo que pidan. A las Cajas, a los bancos, a los nazis. A los terroristas nacionalistas. A los terroristas de Hamás. A los caciques municipales y a los 'federales¡... Que nadie perturbe la paz del 'Faraón'.

Sin control ni medida. Que todo lo vamos a pagar los españolazos fascistas, maniatados al fisco y a sus deudas.

¿Acaso lo van a pagar ellos?

¿Acaso se lo va a impedir alguien?

¿Acaso alguien les va a pedir cuentas alguna vez, por sus múltiples delitos y saraos criminales?

Clandestino said...

Sí caben más tontos. La 'fatoría' no para y no le sobra ninguno. Especialmente ahora que parece que se observa alguna fuga, por algún fallo en los 'acabados'. La precipitación a veces da estos inconvenientes.

"La virtud más preciada de las masas es su ignorancia", decía Fidel Castro, corriendo los primeros meses de su victoriosa revolución. Cualquier legitimación que pudiera justificar esa revolución, quedó fulminada con esta 'máxima'. Claramente nunca pretendió liberar a los cubanos del dictador Batista, sino robarle a este su dictadura para explotarla él, dejando a los cubanos exactamente donde y mucho peor que estaban, como así quedó evidente hasta nuestros días. Y como ya empezamos algunos a comparar la dictadura final de Franco, con este basurero y sus trolls.

No son pocos los maestros y alumnos de Castro que rentabilizan esa 'preciada virtud' de las masas. Incluso readaptan continuamente los planes de enseñanza para impedir a toda costa, que se pueda colar el más mínimo atisbo de conocimiento que ilustre la ignorancia, arme el espíritu, forme el criterio propio y desarrolle el libre albedrío, de las masas, asegurándose grandes y sucesivas hornadas de tontos útiles que votacionalmente legitimen el saqueo legal sobre ellos mismos, y también sobre los ciudadanos.

También decía Mari Trini, en una de sus bellas canciones "Las verdades son solo palabras, que puedes creerlas o no". ¿Quién puede creer en unas verdades pegadas al esfuerzo y a la responsabilidad, pudiendo optar al regalo de abundantes y hermosas mentiras a lomos de ingentes cantidades de 'libertad' holgazana y hedonista? Les basta con recibir el voto que han de colar en la urna, pegado a un pan para que no se les 'vuele'. Un pan. Eso y el 'honor' de besuquear la mano que se lo da, es lo que vale un ignorante fabricado con 'Copyrigth' y amaestrado para junto a las demás 'series', joderle la vida a millones de personas libres.

Ese es el sacrificio que exige la implantación de un 'régimen socialbananero'. Si no somos capaces de impedirlo, tendremos que ser capaces de digerirlo. No hay más alternativas. O escupir o tragar.

Clandestino said...

Miss

Sobre la foto, botón derecho--->Propiedades y verás el origen o la URL.

Economía es gastar menos de lo que ingresas y rentabilizar la diferencia en inversiones seguras o de confianza, a ser posible en países estables que tengan gobiernos y que además los delincuentes sean perseguidos en lugar de privilegiados o instalados en el estado. Es decir en cualquier chiringuito menos en la Expaña del bobananas.

Te puedes permitir algún extra en una piruleta, pero nunca en ir al cine. Si ves bodrios de los titiriteros subvencionados al 120%, aborrecerás el cine por siempre jamás. Mejor pagar el cánon que una entrada al cine. No desperdicias un par de horas. Si ahorras un poco puedes acercarte a Perpignán. Y si andas un poco más lo ves directamente en Hollywood.

Saludillos.

Miss Perseidas said...

Jaja, Clandestino, gracias por la referencia, aunque he de decirte que ironizaba un poquito... Va a ser, que con tu mejor voluntad, has sido casi tan ingenuo como yo a menudo. ;) Por lo demñas, qué duda cabe que en esto, siempre estoy de acuerdo contigo; la inmensa mayoría está para chupar del bote a nuestra costa, encima se dan la licencia de nombrar ministros sin titulación, ni formación, ni preparación, ni ná, bueno sí, que son coleguillas de cubata. Yo llevo unos días que no veo las noticias, ni leo la prensa, me hierve la sangre, y ya la tengo bastante alterada con la primavera, estoy "jartita".
Por otro lado, mi economía nunca ha sido lo que se dice, sana, por eso ya he aprendido a que me llegue a fin de mes, permitiéndome incluso, algún cacprichito que otro...

Pd. Te invito a ver una peli en dvd que es lo más baratito... y gracias en cualquier caso por tu aclaración, eres un sol!

Persio said...

Por algo llamaban a María Antonieta Madame Déficit...

Clandestino said...

Me has descubierto Miss. Soy bastante ingenuo. (Y tú un poquillo indiscreta). Tendré que ocuparme más en parecer más listo, y que se note menos que no lo soy.

Mery Jane said...

Y tan fantásticos...si tú supieras...

Yo no sé mucho de economía Lady, pero es todo un engaño.

Miss Perseidas said...

Clandestino, ¡ingenuo de inocente, ni mucho menos de tonto! se que lo haces con la mejor voluntad, nadie sabe hasta dónde alcanza el conocimiento del otro, no hay por qué saberlo... y querer facilitar las cosas ofreciendo lo que uno sabe, es precioso, pero esta vez que sí se hacerlo, pues no era el caso... Venga, no te enfades conmigo, tu no... joooo! :)

Clandestino said...

Cachis, Miss. Otra vez me has vuelto a pillar. Ya ni enfadarse puede uno, sin que lo pillen a uno.

Haré un curso de diplomacia 'Moratina' a ver si así aprendo las artes del disimule y el falsete.

¿Como me voy a enfadar con un pedazo ingenua encantadora como tú?