16 April 2009

Rosa Díez lo enseña todo


Reconozco que en algunos temas sigo en la parra... ni me había enterado del tema UPyD y la bronca interna. Al parecer el rosa magenta se ha transformado en espina y Díez, puesta a enseñar, ha dejado ver sus colmillos dictatoriales.

¿Y yo que pensé que querían reformar la ley electoral para que se aceptaran las listas abiertas?

Almudena Negro lo contaba en Diario Siglo XXI hace tiempo, pero lo acabo de leer ahora.


Javier Carroquino, responsable de UpyD Aragón –ya le están moviendo la silla- y voz de los muchos militantes descontentos con la deriva de un partido que les hizo recuperar la ilusión por una regeneración democrática que, visto lo visto, tendrá que esperar a mejor ocasión, presentaba en el Consejo Político celebrado el pasado sábado una enmienda a la totalidad del Reglamento de Organización del Congreso exigiendo, entre otras cosas, poder elegir en listas abiertas a los miembros de la dirección del partido.
Petición que fue denegada en un Consejo cargado de tensión e incluso virulencia y en el cual sólo el bueno de Mikel Buesa ejerció como voz disidente mientras Rosa Díez amenazaba con abandonar la formación que lidera si dicha enmienda de listas abiertas, que según algunos dicen afirmó supondría un cambio total en el modelo de partido, hubiera salido adelante. Y es que a doña Rosa Díez, mal que le pese a toda esa cuadrilla de liberales biempensantes que por algún extraño motivo se han sentido abducidos por la valiente y socialista Díez, parece que le gusta –repito, valiente y socialista- más predicar que dar trigo.
Gorriarán, holograma de Savater, llegó también muy lejos al afirmar, según me cuentan mis indignadísimas fuentes, algo así como un “esto es lo que hay y al que no le guste que se largue”. Toma ya. Luis Bouza ha tomado la decisión de irse. Carroquino se lo está pensando. Y esto es sólo el comienzo.

(lee todo aquí)

Uno más... o mejor dicho... ¡uno menos! ¿Qué ofrece diferente UPyD? ¿qué tiene esta señora que no tenga cualquier otro líder de grupo con un alto concepto de sí mismo y muy pocas ganas de dejarse hacer sombra?

Nada nuevo bajo el sol.

(NOTA: la foto es del 2008...)

12 comments:

Miss Perseidas said...

Si va a ser verdad que te sobran hervores o regons; ya sé que esto de la Díaz, tu, ya te lo esperabas...

La foto es de postal, pero ¿ande iba la señora?

starling said...

Esta foto es de las que te persiguen eternamente... y con razón...

Anda que no le gusta una portada a la sra!!!!

sobre el resto... ni entro, no me sorprende nada... mucho se desvelará aún me temo

Nacho Serra said...

pues querida Mary, al final es que la cabra tira al monte...dicho con todo el respeto......(o sin él).

Rosa Díez proviene de una escuela de políticos de la que al final no puede llegar a separarse del todo.

Y como buena vasca, es muy española en sus costumbres y arraigos....esas formas.

Con todo y con eso mi opinión sobre ella es relativamente buena... ;-)

Clandestino said...

Es que esa 'Formación del Espiritu Nacional-socialista', imprime carácter, como el bautizo. Aunque te quieras despegar, es como una gumia que se la come, recome y recalcome.

Esta señora siempre se llamó rosa Diez. Ahora hace uso de aquella ley de poder cambiarse el nombre con los apellidos pegados, para llamarse UPyD. Nombre raro y menos castizo que Rosa, pero lo que si está claro es que se lo toma muy pero que muy a sus pechos.

UPyD es ella y nadie más que ella. A los demás los encontró en la calle. ¿Que se habrán creído?

En la foto destaca su sonrisa encantadora... sexi y tremendamente seductora, imposible pasar por alto... ni siquiera por bajo. (Siempre sospeché que el güiski no es un buen refresco)

Anghara hace un amplio seguimiento del tema con varias entradas.

Butzer said...

Bueno, yo me quedo con el comentario de Nacho Sierra: procede de una "escuela de políticos. Ahí queda. Aunque bueno, como digo en mi blog... todavía sigo apreciando gestos como el de votar a favor de Patxi López.

Maestro said...

Hombre, yo en el momento actual hasta lo entiendo. Lo mismo Zetapo..as le infiltra un topo sonriente cejudo y aficionado al refresco que comenta Clandestino (como Gallardín) y le bajan de una patada de la palestra. Ya sé que no es muy ortodoxo, pero, UPyD es Rosa y sin ella sería una kk, o ni eso. Comprendo que por el momento se niegue a que se cuestione su liderazgo hasta que el partido sea más fuerte.

UPyD es esencial para derribar al "poco inteligente" pero que gana elecciones.

Miss Perseidas said...

Es normal la actitud, ni ella se esperaba el escaño que sacó en 2008, y como humana que es, se le sube el pavo, veáse la foto, también es normal que defienda con uñas y dientes su puesto y partido, al fin y al cabo es suyo, sólo suyo, ¿vale?; en su defensa diré que pienso que es roja, pero escorada, que dentro del socialismo también hay grises... no todo es blanco o negro...

M, yo no creo que sea imprenscindible para desbancar al gana elecciones, además no tiene tanto fuelle, y sinceramente, no ofrece mucha confianza que ya hayan tantas disputas internas, nada mas empezar. Yo la voté, creyéndola una alternativa, y por haber abandonado el psoe, me pareció valiente, pero de noche, todos los gatos son pardos, y ésta, está más pendiente de ser noticia que de otra cosa.

En mi humilde opinión, ni Rosa, ni leches, ni res, la política española y todas sus formaciones políticas, son una puta mierda, no hay nada que hacer, y mucho menos con el bipartidismo patente y latente, creado para hacer fuerza hacia un lado, y que al final, ha resultado un verdadero desastre, desastre que pagamos y pagaremos...

bastiat said...

Pues yo…. Qué quieren que les diga… ¿Quién es el estilista de esta señora?

Por otro lado lo de las listas abiertas queda, la verdad más que chulo. Yo lo defiendo y lo propongo, pero si nos atenemos a la cruda realidad, o el partido está verdaderamente plagado de, en mi caso, de liberales pata negra, y leyendo por ahí, supongo que haberlos hailos, lo mas probable es que se nos llenara el partido de vividores y aprovechados a ver si algo cuela. Que en algún pueblecito, o pueblo, puede significar la posibilidad de hacerse uno con la concejalía de obras y servicios o vivienda, o urbanismo…y ya sabemos como funciona eso.

Por tanto, o se tienen las cosas muy claras en la militancia, o el riesgo de minar por dentro a una formación política, así como asociaciones o sindicatos, seguro que mas de uno conoce algún caso, o el riesgo para una formación joven, interesante para mucha gente y, sobre todo, desestabilizadora del orden instituido, no me extraña que quiera imponer, no una mordaza, pero si un control de quienes son los candidatos que puedan ser elegidos para no llevarse sorpresas.

Y es que quien perdió las elecciones en el PSE y al PSOE por artimañas de grupos y grupúsculos, sabe bien qué se juega un en esos envites.

¿Edificante? NO, pero la reflexión sobre el particular, la conveniencia o no de llevar a cabo las listas abiertas de buenas a primeras como imagen de marca, es una decisión que hay que hacerla cuando se tengan bien claros cuales son los idearios, el nivel de convencimiento de las bases y el sistema por el que se puede un librar de “personajes” que pudieran perjudicar a la formación en el caso de que nos saliera rana.

En mi caso considero que sería valiente el aceptar el reto que supone su implantación, pero igualmente considero que es un riesgo que, en este momento, Rosa Díez no está dispuesta a correr, máxime cuando es ella la que pone todo en ese invento que es UPyD.

Lucio Quincio Cincinato said...

Es obvio que, de boquilla, Rosa Díez defiende mejor la decencia política y la “unidad” de España que el PP. Esto es en teoría y según sus manifestaciones, porque en la práctica, lo que si sabemos es que no debemos olvidar que se siente muy socialista y tragó con los sapos del Felipismo sin inmutarse (¿dónde estaba entonces su rebeldía?). Esta mujer, igual que el PP de Rajoy, sigue defendiendo el aborto libre (también llamado asesinato legal por cuestiones de número de células o del tamaño del nuevo ser humano, muy poco liberal, por cierto), así como la necesidad de lavarle el cerebro a nuestros niños a través de la asignatura de educación para la ciudadanía (otro eufemismo para no decir educación ideológica, típica de regímenes totalitarios).

www.lodicecincinato.blogspot.com

Máster en Nubes said...

Perdón, pasaba por aquí de rebote, pero no puedo menos.

No soy de UPyD pero tengo gente propia -un hermano- trabajando allí desde hace tiempo, mucho.

No tengo tiempo para contestar lo que aquí se dice, solo 2 pequeños apuntes:

a) Un partido como UPyD es algo muy goloso para arribistas de lugares diversos que quieren subirse a un carro que empieza a ganar votos. Pasó con Ciudadanos que se lo cargaron y podría pasar con UPyD, pero no pasará porque lo que se hizo hace unas semanas es precisamente por vía democrática -y eso es lo que jode- impedir que esos arribistas de provincias (lo siento, es donde saben que pueden "subir") no machacarn antes casi de nacer al partido.

b) UpyD no es Rosa, ni de coña. Es mucho más, con gente que ya era feliz antes de la política y no necesita de la política para subir ni nada. Eso fastidia. Las fotos de Rosa son un horror -esas y las del mundo-, pero me es igual, a mi Rosa me cae bien y un borrón hace el mejor escribano, y como además UPyD es UPyD que Rosa se haga unas fotos malas y peores me da igual...,


Insisto. No soy votante de UPyD, no soy tampoco socialista, pero lo que sí sé es el daño que UPyD puede hacer al PSOE y ahora al PP... Y en el medio algunos listillos que afortunadamente han quedado fuera de juego: ladran, luego UPyD cabalga.

Un abrazo y buen fin de semana

Aurora Pimentel Igea (mi hermano Paco Pimentel Igea está en UPyD y es de los malos malos malos que ha hecho que esos arribistas no pudieran destruir lo que tan bien han destruido en otras formaciones, lease Ciudadanos .... )

Clandestino said...

Aurora

Haces una impecable defensa de UPyD. Afirmas no ser votante de esta formación, pero por tu entusiasmo mereces serlo. No has podido evitar una pizca de pasión que traspasa el teclado y se percibe en el comentario. Por supuesto que es legítimo e incluso puede ser bueno, pero también puede descolocar, al menos algo, la objetividad que pretendes transmitir, con la cuidada elaboración de tu comentario.

Yo sí percibo a UPyD y a Rosa como partes inseparables de una sola cosa. Si ella no está mañana, pasado el partido se hunde. En España no hay partidos políticos. Hay siglas históricas u organizaciones de amiguetes o secuaces agrupadas alrededor de un líder, a la caza y captura de todo lo que sea transformable en botín y poder. Cuando el líder se agota se extingue la banda o queda hecha unos zorros. Se mitifica al lider o a las siglas que simbolizan la ideología, en lugar de basar sus objetivos sobre un buen ideario, que identifique al partido y no por su líder. Tanto los programas como el ideario no son más que folletos con contenidos preciosos, que nadie lee ni asume. Que todos cuidan de no inculcar a sus bases ni al resto del 'populacho'.

Me gusta la Rosa del Congreso, donde suele discrepar sobre aspectos que parecen estar totalmente consensuados, contra el estado de derecho, entre la casta de mafias caciquiles bajo diversos registros políticos. Para destacar como héroe político en el Congreso basta con decir la verdad cinco minutos al mes. Rosa no dispone de mucho más, pero sus verdades vuelan muy por encima de tanta mentira, ley criminal y relativismo surrealista y embarullador. Molesta como una china en el ojo. No tengo duda de que son numerosos sus enemigos y que van por ella, con el mismo empeño y medios que han distraido al contribuyente, contra la COPE.

Pero nada más se sabe de UPyD-Rosa-UPyD. Fuera del Congreso, no existe esa señora-partido. Apoya el aborto. Calla las mil y una cacicadas contra derecho de la gran mafia bicéfala formada por el tándem PP-PSOE y sus respectivos corruptos, pelotillas o extorsionadores.

Una vez que está claro y es demostrable que la política nacional está en manos de una inmensa mayoría de delincuentes, por acción y/o por omisión, y sus levantamanos, solo una oposición frontal y contundente contra el crimen del o desde el estado, será legítima y útil a la nación y a la propia política, entendida como tal. Pero Rosa apenas rasca muy superficialmente sobre un par de asuntos sensibles a un sector importante del electorado, como son las víctimas de los asesinos nacionalistas o defender el constitucionalismo frente al radicalismo nazi. La falta de claridad o verdad en cualquier foro político, mitifica y eleva estas interveciones puntuales pero suficientes para ensalzarla, permitiéndole obviar la farragosa oposición sobre la gusanera que pudre y reblandece la base sobre la que se suponía se iba a sustentar nuestro supuesto estado de derecho.

Ofrece carnaza electoral, cuidando de no tocar leyes y normas criminales que privilegian a los lobbies o colectivos que constituyen la principal cantera de votos de los 'grandes', con la esperanza de sacar tajada de ellos, imitando la estrategia del PP, de NO competir contra ellos, renunciando a hacer política, para ser parte del antro apestoso en el que se replantean esas estrategias para cautivar, comprar o estafar el voto.

No le pido a Rosa-UPyD más que sea un partido político. No le pediría más, entendiendo política como servicio y lealtad a la nación y a sus intereses generales. Para ello tiene el deber de mostrar sus cartas de forma totalmente transparente si quiere tener credibilidad como formación política, o aceptar su condición de sospechosa en esa vorágine mafiosa en la que se pudre el estado y su hunde a la nación. Llevamos treinta años de frustraciones y desengaños, soportando y sustentando la estafa y el embaucamiento de los basuras que sobrevivieron al dictador Franco, obsesinados en borrarlo de la historia y de la memoria, ante la imposibilidad de ocultar que son mucho más bajos y abyectos que él.

Un político siempre captará el voto mediante sus propuestas en beneficio de la comunidad. Nunca apoyaré ni votaré a nadie cuyo único objetivo sea la captación del voto, como sea. Generalmente en el engaño embaucador o la compra fraudulenta, legalizando delitos, privilegios, discriminaciones y canonjías.

Puede resultar patético e insultante, que a estas alturas venga alguien con 'collares y espejitos' a meter la mano en el bolso de los ingenuos, sabiendo que tienen segura su rentabilidad, por tener asegurada la 'producción' de ingenuos. Ese montaje ya es viejo, funciona de maravilla y tiene dueños. No la dejarán meter la nariz fácilmente, ni rebirá demasiadas ayudas de un victimario bastante acaparado. Tendrá que convencerlos con mejores argumentos que las mafias dominantes. Solo le queda huir hacia adelante y arremeter contra el tinglado demostrando que renuncia a él. Es David contra Goliat. Su fuerza se ha de nutrir en el enfrentamiento abierto contra el poder de la mafia, porque así SÍ dispondrá de apoyo popular incondicional. Si pretende hacerle la competencia alineándose a ella, se suicidará pereciendo en tres tacadas, en la soledad y el desprecio de sus víctimas.

No necesitamos buscadores de votos. Necesitamos gente fuerte y vigorosa, mental y espiritualmente, con pase y voz en el Congreso, dispuesta a minar el crimen solo con la verdad y la decencia. Los votos solo le llegarán según vaya destruyento el cautiverio de los mismos, a manos del hampa. Ojalá sea yo el equivocado.

Un saludo.

William said...

Coincido en casi todas las apreciaciones del post precedente, y añado: I.- El rechazo a las listas abiertas, en un partido pequeño, no puede entenderse sin reales miedos a la libertad (sic) y a la democracia (sic). II.- Rosa Díez (ni economista, ni jurista, ni...: sólo política de profesión) patentiza miedo a perder su profesión, modus vivendi, rechazando listas abiertas. No es la única de UPyD. III.- Rosa Díez es una socialista de muchos años, cuya única diferencia respecto a las Pajín, Chacón, Aído, etc., es su descontento con el hogaño socialismo ortodoxo hispano. Pero ella es socialista; y en España, antes y después del período 39-78, los socialismos han enseñado la patita con demasiada claridad para que alguien se lleve a engaño. IV.- UPyD no es ningún tertius genus, sino un incipiente partido de profesionales, muy profesionales de la política, con la meridiana y única intención de los partidos de izquierda: ganar cuotas de poder, o simplemente, el Poder. La consecuencia de la izquierda antiliberal en el poder, por obvia no necesita comentario.