19 April 2009

No más héroes


En el ABC de hoy aparece un "especial" en el que se plantea quién será el nuevo héroe que nos saque a todos de la crisis. De llorar.
No solamente por la retahila de personajes que aparecen (¡no está ZP!, claro... es el ABC), sino por el mensaje que subyace. Es el mismo mensaje con el que nos machacan una y otra vez desde que la crisis fue reconocida oficialmente.

Primero nos contaros "Aquí no pasa nada, y si pasa nosotros nos ocupamos. Tranquilidad...".
Cuando se dieron cuenta de que lo que pasaba se les iba de las manos y que estaban retrasados con sus remedios de todo a cien, declararon: "No pasa nada... ¡tenemos un plan! y sabemos que es un buen plan porque nos hemos reunidos con otros gobernantes para pensarlo en común". Pero el plan venía envenenado y, además, se implementó mal o fatal.
A continuación, señalaron a Obama y afirmaron "Él sabe qué hacer y somos colegas, estamos salvados".
Pero parece que tampoco.

Echo de menos la responsabilidad individual, que los que han invertido mal pierdan que los que mintieron y los que no cumplieron lo pactado se vayan a la cárcel (banqueros, reguladores , gobernantes... quienes hayan mentido, robado...). Echo de menos que las autoridades nos digan la verdad.

Y la verdad es que para solucionar el paro hay que dar trabajo, para aumentar la inversión hay que dejar que el ahorro fluya hacia las inversiones que merezcan la pena, y que la intervención del Estado asociado con quienes usan su poder para medrar (empresas, bancos, ministros, jueces, alcaldes) está perpetuando que quienes están en paro, no obtengan PRONTO un puesto de trabajo, que quienes podrían invertir quieran hacerlo, que cada cual haga sus planes de acuerdo con las señales de la economía real. Por eso cada vez que oigo hablar de regular más, de intervenir más, de canalizar los intereses de cada uno de acuerdo con los planes del Estado, pienso: ¡¡No, por favor, más héroes no!!

(Como decía Tina Turner... WE DON'T NEED ANOTHER HERO!)

14 comments:

William said...

O quizá sí.

Me parece que hace falta bordear la heroicidad si no sumergirse de lleno en ella para -desde un partido político- decir y mantener los males y remedios que tú apuntas en tu entrada.

Me viene a las mientes un librito de Mario Conde -no los apuntes que tanto éxito tuvieron en su momento para la preparación de algunas materias de las oposiciones al Cuerpo de Abogados del Estado- sobre el "sistema".

El "sistema", o el "establishment", usando el anglicismo, es una hidra de infinitas cabezas (incontables departamentos del Poder Ejecutivo -CSID incluido-, el Cuarto Poder y -¿quién no recuerda la sentencia de Rumasa?- el Poder Judicial). Esa hidra, yugula y axfisia al oponente hasta matarlo civilmente (sin descartar la destrucción biológica, "aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid"). O incluso directamente. ¿Alquien duda de la intencionalidad del desastre del 11-M para cambiar nuestro Gobierno central y la conformación de las Cortes Generales? ¿A alguien se le escapa que el "sistema" fue el titiritero, si es que no, también, el títere ejecutor del múltiple asesinato?

Creo que ni siquiera los mass media admitirían en prime time una exposición tan palmaria como la de tu entrada, más allá de a modo de pie que generara la violenta reacción de la infantería del "sistema", y construir de ese modo un enfrentamiento novedoso que atrayera televidentes al circo (esto es: más dinero de anunciantes).

En este sentido tengo mis dudas sobre tu reflexión. Un partido antisistema -abiertamente antisistema a día de hoy en España- puede necesitar héreos. No hay más que oír el ataque conjuntado -el sistema todo lo hace "conjuntadamente"- contra Fernández Ordoñez (un técnico "de los suyos") por decir en mass media hace unos días nada más que un detalle de lo que cualquier estudiante de facultad sabe de sobra.

El "sistema" en España respira hoy -y de qué manera- por una sola herida: Internet. No puede amordazarla, no puede asesinarla, y el número de usuarios de la red crece año a año. De ahí las instrucciones que recibe su infantería de invadir lo más posible la blogosfera.

Pero al mar es muy difícil ponerle diques.

Ignacio said...

¡¡¡¡Eres cruel, malévola, perfida e insidiosa!!!!

¿como que no más superheroes?


¿que haran entonces los del grupo pez, los de red liberal y demás superheroes en calzoncillos y con antifaz y nik?


¡¡¡quieres acabar con la blogosfera!!!!

¿eres amiga de la ministra de cultura?

Sabía que me engañabas.

Clandestino said...

'Sarna con gusto, no pica'.

Sabíamos que venían las zorras. Sabíamos que querían nuestras gallinas. Cuando nos pidieron la llave del corral, se la dimos. Cuando las cogieron, las dejamos. Cuando las pidieron, se las entregamos.

Ahora las zorras son dueñas de todas nuestras gallinas y nuestros corrales están vacíos. Poco a poco también se los están quedando y también se los estamos dejando. Ni uno solo ha ejercido su derecho a legítima defensa sobre sus derechos patrimoniales, frente al saqueo propiciado y franquiciado por el estado.

Así lo hemos querido y así ha ocurrido. Así sigue ocurriendo y así lo seguimos queriendo.

¿Donde está el problema? ¿Quien necesita ser salvado? ¿Quien necesita héroes? En todo caso necesitaremos enterradores. Estamos muertos.

Las zorras sin una sola baja, vivirán felices por los siglos de los siglos.

Maestro said...

Hoy estaba pensando que la primera crisis que recuerdo es la de 1992; la segunda, que coincidió con el estallido de la burbuja tecnológica y se limitó fundamentalmente a ése ámbito, fue en el año 2000; ésta en 2008.

Coño, si La Biblia está escrita hace 2.000 años y ya habla de los ocho años de vacas gordas ¿ningún ministro de economía se había puesto a preparar su país para lo que se avecinaba sí o sí? ¿no se estudia en los manuales de la facultad?

No digo ya el hatajo de descerebrados que nos desgobierna, ¿pero y los demás?

Lo mismo son inevitables. El caso es que hasta el 2016 no asomaremos la cabeza.

Ignacio said...

Es lo que tiene no ser un superhéroe en calzoncillos; como doy la cara sé que los evangelios tienen mas o menos el tiempo desde que Cristo pasó por la tierra, doscientos años arriba, doscientos años abajo, y La Biblia algo mas, algo bastante mas;pero claro, como no soy un superheroe diferencio los Evangelios de la Biblia, y lo de las fechas; pues como me lo se:


"dejad que los peces se acerquen a mi"

Hurssel said...

Si esto sólo lo pueden arreglar los super-héroes... me reafirmo en la inutilidad de los políticos que viven a mi costa y sin aportar absolutamente ni una solución

Maestro said...

Ein? Ignacio, te equivocas de fechas y de conceptos. El Antiguo Testamento es al menos mil años anterior a Cristo, y como bien sabrás, es la primera parte de La Biblia, el Pentateuco, igual que la Torá judía. La segunda parte, el Nuevo Testamento, empezó a escribirse alrededor del año 60 D.J.C.; según las fuentes que elijas, poco más adelante o poco más atrás.

La referencia a los ocho años de vacas gordas seguidos de los ocho de vacas flacas viene en el Génesis, luego es al menos mil años anterior a J.C.

Ojo por ojo
y tiro porque me toca ;-)

Ignacio said...

¡anda!
si me habia equvocado yo al poner que

Coño, si La Biblia está escrita hace 2.000 años


Menos mal que los superheroes en calzoncillos con nik saben cuales la verdad: la que ellos deciden a cada momento.

Menos mal que no ha puesto Biblia con V

Maestro said...

Sinceramente, no sé de qué vas, Ignacio. ¿Te he hecho yo algo? ¿Te has sentido muy ofendido o disminuido porque te he puesto un gorro a la gracieta? ¿Crees que la tienes más grande, más gorda o que eres mejor en el sexo que yo? Pues mira, sí, eres el más y el mejor, no tienes que temer por tu novia, tranquilo.

Evidentemente La Biblia no fue escrita hace 2.000 años, pero la mitad de ella fué escrita hace más de 3.000, y la otra mitad se empezó a escribir hace unos 1.950 años.

Yo no soy ningún superhéroe (que yo sepa) ni voy por ahí en calzoncillos, no sé tú.

Si alguna vez cometo un error ortográfico, te agradeceré que me lo digas, en caso contrario, no pretendas hacer chistes tontos a costa de hipotéticas confusiones mías.

Ignacio said...

Si, la dignidad de la chacha, muy bien: has metido la pata, has intentado quedar de culto, has hecho el ridículo y ahora vienes con el recurso fácil del tamaño del pene.

Hay cosas que son evidentes, pero que te están vetadas,porque eres tan tonto que te resulta imperceptible darte cuenta de lo tonto que eres.

Maestro said...

Bueno Ignacio, digo imbécil, aquí termino de perder el tiempo con un asno como tú.

Ignacio said...

El tonto al darse cuenta de que era demasiado tonto intentó ser "yo la ultima" e intentar el insulto.
Hay que ser gilipollas, cretino, retrasado e infraser para encima querer irse con velo de divina; demostrada tu estupidez ingénita,ve a pasear tu condición de infraser, como mucho apto para vender crecepelo, a otros predios,que aquí pastamos gente grande de vez en cuando.


Eso si; das demasiada risa, la verdad.

Maestro said...

Jjejejee, adiooos, patán.

Bowman said...

Totalmente de acuerdo: no necesitamos héroes ni caudillos (y, para mañana, Aznar ha llamado al cónclave de salvadores para una comida, ay, ay... empiezo a asustarme).

Eso sí, discrepo totalmente de tu rechazo a la intervención.
Soy anti-intervencionista convencido... para un mundo ideal.
Pero este mundo dista mucho de ser ideal.
No pretendo un intervencionismo tipo soviético (¡qué asco! no somos abejas ni hormigas) pero convendrás conmigo en que estamos como estamos precisamente por culpa del liberalismo radical que hemos vivido, del todo vale en finanzas, de la falta de control.

En mi vida personal otorgo a las personas el beneficio de la duda hasta que me fallan, pero la confianza plena no la entrego por decreto ni dogma. Hay que ganársela.

Ya hemos probado con la (bellísima pero tan sólo ideal) falta de intervención y así nos ha ido. Ya lo hemos tenido y ha cascado. Le dimos la oportunidad y nos estrellamos.
Aprendamos del error.

Un abrazo