5 April 2009

Quién dijo miedo...


Un amable comentarista me preguntaba a qué tiene miedo la gente. Supongo que se refería en el entorno político. Pero al intentar responder me surgen un montón de ideas de qué nos mueve a los españoles a tener miedo.

Desde mi punto de vista el principal es un miedo doble: a decir que el emperador está desnudo, y a decir que nosotros también.

23 comments:

Ignacio said...

El miedo es de la persona y es producto, condición y efecto de la soberbia; se manifiesta con condiciones externas pero es consustancial al hombre.

Yo nunca hablo del traje nuevo del emperador, pese a haber sufrido el libro de Penrose; como soy castellanohablante prefiero decir el retablo de las maravillas de Cervantes, que es el referente auténtico.
Pero eso va en gusto.
el gusto es mío.

Mary White said...

Efectivamente, los españoles somo de lo más paleto y a la vez soberbio que hay...

Tienes razón en lo del retablo.

Clandestino said...

Oportuna entrada de Mary y buen comentario de Ignacio.

Cierto que hay mucho soberbia. Pero es fácil y frecuente confundir soberbia con cabreo. Cabreo que algunos justificamos con el hecho persistente de aguantar las consecuencias del miedo cuasi general. Si todo el mundo es capaz de increpar contra el pescadero o el frutero si no da las calidades que pagamos, ¿Por que nos resignamos cuasi religiosamente, ante las tarascadas criminales del estado?

La ignorancia paleta es un grave mal voluntario, pero tiene cura. Algunas con bastante más dificultad que otras.

La estupidez es vitalicia. No hay nada que hacer.

El miedo es libre y democrático. Todo el mundo tiene derecho a tener miedo. Todo el miedo que su cuerpo sea capaz de cargar. Pero ni uno solo tiene derecho a apuntar con sus miedos a los derechos de los demás.

Tengo derecho a conservar limpias mis camisas. Que ningún cobardica me las impregne con sus humores fecales incontenidos bajo la presión de sus miedos, aunque además de miedo tenga derecho a votar a los que 'nos asustan'.

Miss Perseidas said...

Pues yo creo que el paletismo español es genético, que lo lleva la "spanish raza...", como el alemán es cuadriculado o el inglés flemático, y nada tiene que ver con ser un pueblerino, que es de lo más cool, es que "zemoz así".

El miedo es, efectivamente y desde mi punto de vista, un derecho que por culpa de la especie política, se está convirtiendo en una obligación, como pagar la renta...

¿he oído que hay pretensiones de colocar a Pepiño como nuevo minestrone de fomento? Por Dios, ¿qué nos va a quedar por ver?

Dhavar said...

Os veo a todos muy por encima, de lo más detachée...
Miedo a qué?Chupado:
- A no tener un puto duro ni perspectiva probable de tenerlo.No hay más elementos en la lista.Lo demás son estremecimientos literarios.

Clandestino said...

Dhavar

El miedo es la causa de que cedamos nuestro derecho de hasta nuestro último duro. Quedarnos sin un duro es efecto, no causa.

Una sociedad consciente y consecuente, con valores, no se deja amilanar, robar y humillar, como una vulgar banda de gallinas, hasta permitir su más absoluta ruina. Una sociedad que por miedo no defiende sus derechos, incluidos los patrimoniales, frente a los ladrones que nos ocupan, simplemente los pierde. El miedo paraliza. El hampa criminal lo sabe. Cuando la ha roto, enfrentado y atemorizado se lanza a su yugular, lo deja seco y se mofa o se mea encima.

Es el miedo aliñado con la ignorancia, los que elevan al hampa hasta el estado. El que nos lleva a la ruina, previo sometimiento, y no la ruina la que nos lleva al miedo. La ruina es el precio del miedo.

Primero eres un autosuficiente con miedo. Luego eres pobre como una rata y con miedo. Acabas siendo un cadáver deambulando de la mano del miedo.

Todo el mundo sufre el dolor de las punzadas del miedo. El valor consiste en vencerlo y pegárselo al cogote de tu enemigo ladrón, hasta que le congele su puto cerebro y se lo estalle en mil cachos. Son cobardes y mezquinos. Chulos de pandilla y despojos de sus miserias, haciendo ostentación del botín y del poder acopiado de sus delitos. Ver el 'Correa', erigido en amo del mercado de compraventas de alcaldes y de futuros y destinos de miles de personas. Comparémoslo con el Correa de ahora, asemejado una vulgar cucaracha derrumbado en su nada. Nada. Lo único que siempre fue. Lo que son todos cuando no tienen la chequera o la institución pública, a mano para contaminar y corromper voluntades ruines, con su misma imagen y semejanza.

Quede claro que no sufrimos una crisis económica. Sufrimos los efectos de un inmenso saqueo global e impune amparado por los estados, en manos del hampa anarcocapitalista mundial globalizada, sobre inmensas piaras de borregos en la que nos hemos o nos han, convertido.

Butzer said...

Pues yo soy de los que piensan que el miedo surge cuando no podemos explicar algo y/o no podemos controlarlo.
¿Soberbia? También. Soberbia de creer que podemos controlarlo todo...xd

Ignacio said...

Yo es que sí estoy por encima.

Dhavar said...

Clandestino:

Sí, de acuerdo, pero ni tan borregos ni tan inocentes.
Por otra parte,el miedo sigue siendo el que he dicho.Ni la bomba atómica ni el terrorismo islámico ni la invasión marciana ni la amenaza bolchevique ni el secuestro de la democracia ni el cataclismo climático.Peanuts.La pura nada y el jaque mate perfecto de la pobreza en el primer mundo.Nada por aquí, nada por allá y quién me ha robado el mes de Abril.

Dhavar said...

Ignacio:

Pues qué suerte.Yo, desde luego, no estoy por encima y ni siquiera lo pretendo.

Clandestino said...

Dhavar.

Inocentes para nada. No hay inocentes en una nación que se deja arrollar y sodomizar en sus derechos y en sus intereses. Cualquier excepción confirmará la regla.

Esa misma causa justifica que seamos borregos y cobardes todos. Unos por acción y otros por omisión. Entendiendo boorregos como leales suicidas, inmersos en la ignorancia del adoctrinamiento.

Insisto. La pérdida de los bienes patrimoniales son efecto del miedo. Cuando cae una bomba atómica no se siente miedo porque se pasa directamente al pánico y al horror de los supervivientes. La crisis la conocíamos todos. La hemos visto evolucionar y conocíamos las causas. Sabiamos que las causas no eran provocadas por el normal desarrollo del mercado tradicional, sino de la intromisión política mediante una corrupción clamorosamente criminal y hampona. Aún así lo consentimos.

¿Por qué? Puro miedo a plantarnos en las puertas de nuestro Congreso con todos los bichos de nuestra servidumbre dentro y mandarlos a servir a las cucarachas o al carajo.

Dhavar said...

Clandestino:

Soy muy escéptico con respecto a las algaradas callejeras y las tomas del palacio de invierno en general.En cuanto a eficacia, claro.En cuanto a deshaogo necesario las apoyo entusiásticamente.Mira de qué poco les han servido a los Islandeses (que llegaron a tener una relacion Deuda/PIB de 200 a 1).

Miss Perseidas said...

Dhavar, yo estoy de acuerdo contigo en que ahora mismo el mayor de los miedos (sea causa o efecto, que poco importa) es a no tener un duro, y consecuentemente, no tener nada o lo que es peor, que te quiten lo poco que tienes y que tanto sudor y lágrimas te ha costado reunir, y es legítimo, pero también creo, como Clandestino, que deberíamos plantarnos en el congreso y sacar a leches a todos esos que juegan con nuestros derechos y especula con nuestras vidas.

Clandestino, cuándo quedamos para líarla en San Jerónimo?? yo me desplazo pa Madrid, (sino, está chungo lo de plantarse a la puerta del congreso...) :D

Yo tengo miedo, y eso que siempre he estado en crisis económica, y nunca me ha preocupado en demasía, como superviviente, se tienen recursos y piedras con sorpresa que levantar, pero lo de ahora no permite ni estas licencias... esta crisis es muy jodida, y lo peor es que está muy extendida... vamos, que sí es pa cagarse de MIEDO, pero literalmente!

Ignacio, tu sí estás por encima, pero eso es por tu divinidad... :p

Clandestino said...

Dhavar.

Sin duda intentar la toma del Congreso podría resultar ser un error fatal. Ya lo sufrió Tejero, aunque entonces su legitimidad no estuvo nunca justificada. Seguramente de haber sido hoy otro gallo cantaría.

En cualquier caso prefiero errar cuando hago algo, que no haciendo nada. Prefiero la algarada de la toma del Palacio de los corruptos y ladrones, que ofrecer la cerviz mansamente al puntillero.

Clandestino said...

Miss

La diferencia entre esta y otras crisis, es que las otras se han producido por vaivenes del mercado, aunque su origen casi siempre es el manoseo político con sus inevitables mangoneos. En cambio esta no es de mercado sino de su erradicación.

Esta no es una crisis al uso. No es una crisis propia del mercado, cuyas soluciones vengan del propio mercado. Es un descomunal saqueo politoco-mafioso, al mercado. Lo han puenteado suplantándolo con sus corruptos y sus mafias civiles asociadas, achicando espacios a todo el que no pasara por el aro del unte, dejándolo con solo cuatro telarañas. Lo han arrasado como si de una marabunta se tratara.

Los que lo han saqueado se autoconceden créditos de todos los colores, que naturalmente no verán la luz, para seguir esquilmando y acaparando los restos. Finalmente se reunen bajo las siglas globalizadas del G-20 y se vuelven a autoconceder un botín de 1,1 billones de dólares, que también se pagarán a costa de asfixiar mucho más aún el mercado auténtico y la cesta de la compra.

Es una agresión mortal contra el el libre mercvado y contra el consumidor que pone en manos de los políticos la dependencia de las economías mundiales. Exceptuando la mínima actividad imprescindible del sector servicos, el de producción agoniza, en su debilitamiento por el previo cerco de la especulación, como arma mortal de las economías globalizadas, ante la pasividad de sus 'asesinos'. Ahora la superviviencia de la humanidad depende del hampa nacionalsocialista, aposentada en la mayor parte de los estados occidentales.

Podemos caernos en una especie de URSS, a lo bestia e igualmente construida en el socialismo fascista y directamente emparentado con el nazismo.

Descartado el 'asalto al Palacio de Invierno' ¿Como y quien pondrá los cascabeles al gato?

La crisis será larga y dura si nadie se decide a quemar todos los dólares y euros del mundo, o caducarlos como moneda de curso legal, emitiendo una nueva moneda que deje fuera de combate el botín negro de la totalidad del saqueo. Naturalmente la eficacia de esta medida, exige la total aniquilación de los grupitos 'G', y una previa y exaustiva limpia de ratas, en los respectivos 'palacios de invierno', a manos de los 'miedosos'.

Miss Perseidas said...

Jo, pues a mi me hacía ilusión ir en plan anti-sistema "clandestino" radical a asaltar el congreso... Lo dejamos para otro día...

Y sí, eso de cambiar los billetes estaría bien, saldrían todos de debajo de las piedras, si los actuales de 100, 200 y 500, dejaran de ser de curso legal por cambiarles el puentecito o la cara a la moneda.

Clandestino said...

No lo descartes aún Miss.

Los antisistema son unas turbas de gamberros pandilleros.

Nada que ver con una insurgencia organizada y legitimada en ejercer la aplicación civil de las garantías del estado de derecho, que omiten o violan, las mafias que lo ocupan.

El estado no está en los inmuebles que acogen sus equipamientos, sino donde se aplican y respetan las garantías al derecho y a la justicia, sea dentro o fuera del Congreso. Cualquier colectivo que ejerza desde el rigor de esas garantías, está legitimado para detener y poner ante la justicia, a todo el que viole u omita sus deberes con esas garantías al estado de derecho. Sean quienes sean y cuantos sean.

Sin 'algaradas', ni quema de neumáticos. Solo con el pleno derecho a defenderse y perseguir el crimen con la legalidad democrática en la mano y con el empleo proporcional de la fuerza que la resistencia del hampa demande hasta su total reducción.

Pagamos un estado y una servidumbre para que nos cubra esas necesidades de forma impecable e ineludible. Si la servidumbre son los principales criminales, pues tendremos que ocuparnos directamente de limpiar nuestras estancias comunes, utilizando nuestros propios instrumentos, entre los que se incluyen la legitimación del empleo proporcional de la fuerza, si esta se hiciera necesaria.

Miss Perseidas said...

Está claro Clandestino ¿tú de verdad me ves asaltando el congreso? sólo bromeaba, bueno... aunque ganas de liarla no me faltan, jejeje!

Mira en Moldavia, allí sí que han tomado el congreso, y ya veremos para qué les sirve.

Y la pesadilla se ha cumplido, quitar a Maleni, nos va a parecer un craso error, comparado con lo que va a hacer Pepiño, por Dios y por la Virgen... de qué van? y encima gracias que no sea de economía...

Mira, lo mejor, irse a comer la mona y empinar el catxirulo, que lo que aún no pueden quitarnos, son los días de fiesta.

Maestre_de_Campo said...

Yo puedo hablar por mi mismo, únicamente. Y sé de qué tengomiedo yo. Yo tengo miedo de los socialistas.
Temo a la cabaña de ladrones que braman contra la libertad económica.
Temo contra la piara de malnacidos que gritan que hay que robar a unos para dar a otros.
Me aterrorizan las cohortes de aspirantes a chequistas que desean cerrar este tipo de blogs y reeducar a sus lectores y autores.
En definitiva me dan miedo todos los que, cuando llega la ocasión, eligen la tiranía antes que la libertad.
Un saludo

Nicholas Van Orton said...

Un español de pura cepa jamás reconocerá la desnudez del emperador ni la suya: siempre son los demás los que se pasean en cueros por el mundo o con un porte indumentario ridículo. ¿No lo sabías, Mary White? Saludos.

Clandestino said...

Nicolás

Siempre habrá algún que otro niño español de pura cepa dispuesto a señalar la desnudez del emperador, para sonrojo de sus leales súbditos y de sus sometidos acojonados.

Clandestino said...

Miss

Finalmente los que tomaron el Parlamento de Moldavia, resultaron ser una turba de gamberros pandilleros. Una pena que estas iniciativas tan necesarias a día de hoy cuando una mayoría de los estados de la llamada 'gran civilización occidental' está en manos de forajidos, den este ejemplo de bandolerismo que tira por tierra futuros planes serios para recambiar ineptitud y crimen, por aptitud y política.

Nunca defenderé eso. Cualquier cambio de gobierno forzado pasa por hacerlo previa adopción del orden y la legalidad constitucional, actuando como sus representantes legítimos, en nombre del estado y en rigurosa aplicación de las garantías democráticas, frente al crimen organizado en el estado.

Con respecto al cambio de gobierno en España, el único cambio que podría dar algo de esperanzas a los españoles, pasa porque el gobierno cambie y ordene encarcelar y presentar cargos contra el gobierno.

El presidente el primero.

Mary White said...

Gracias por las respuestas. Sigo en las mismas...