6 April 2008

Urbanismo posible: recetas urbanas

¿Puede el ciudadano hacer uso de espacios públicos?¿de material público?¿de la fachada pública?
El tema de las licencias, reglamentaciones y demás nos haría contestar a cualquiera que no. ¿Cualquiera? ¡No! Hay un pequeño reducto en el mundo del urbanismo que se dedica a estudiar cómo se puede utilizar privadamente lo público.

El tema de fondo es la definición de lo público. Si es de todos, ¿no puedo usarlo yo? ¿nosotros? ¿solamente la administración? Afortunadamente, la legislación tiene fisuras, los encargados de las administraciones locales, no siempre tienen respuesta a las dudas que se les plantean, y se trata de aprovechar esas zozobras de los gestores públicos para ejercer de individuos.Eso es agorismo.

El Astérix del urbanismo (Heroic! diría Manuel Lora) se llama Santiago Cirugeda, y su proyecto Recetas Urbanas. En su página encontrará usted una solución divertida a qué hacer cuando no se tiene un parque para los niños, a cómo meter a uno más en casa, o a cómo construir un mini-apartamento de 80 metros cuadrados en la azotea.No espere usted una página de diseño, es una página de recetas, sin profusiones ideológicas ni nada de eso: proyectos, ingredientes, resultados...

Por ejemplo, la casa-insecto (la estrategia de la garrapata): Ocupación de árbol con refugio provisional. Resistencia a la política urbana. Sistema ligeros de construcción. Estrategia de colonización reversible. O la reutilización de cubas para construir columpios o bancos para sentarse. O la ocupación de solares y su habilitación para el uso de los vecinos.

¿Contraindicaciones? En sus propias palabras:

Todas las recetas urbanas mostradas a continuación son de uso público, pudiendo ser utilizadas en todo su desarrollo estratégico y jurídico por los ciudadanos que se animen a hacerlo.

Se recomienda el estudio exhaustivo de las distintas localizaciones y situaciones urbanas en las que el ciudadano quiera intervenir.

Cualquier riesgo físico o intelectual producido con el uso de las mismas correrá a cargo del ciudadano.

Y para muestra de lo prácticas que son estas recetas urbanas les dejo este clip. Más claro el agua, oiga...

15 comments:

Fonseca said...

Tendrían que sacar algún sistema para que la propiedad de las calles fuera privada. Eso solucionaría muchos problemas de vandalismo y infraestructuras urbanas... Y no creo que sea tan difícil actualmente. Quiero decir, que no supondría "romper con el sistema" ni nada por el estilo

Así que ala, economistas y leguleyos ¡A currar!

Fonseca

Elentir said...

Acabo de ver el vídeo y aún estoy flipando de lo currado que está. Seguro que mis vecinos cogerían un buen cabreo si monto algo así en la azotea. :-)

Clandestino said...

Las cubiertas de los edificios, no son espacios públicos, aunque estén sujetos a normativas. Es un espacio propiedad privada de los propietarios del edificio, cuyos usos, pueden ser variados, según esas normas. Si en ellas se pueden montar grandes antenas parabólicas, máquinas de aire acondicionado, depósitos, salas de máquinas o tendederos, ¿Por qué no una instalación ligera, para trasteros u oficinas, por ejemplo? Este tipo de módulos no necesitan licencias. Se compran y se montan. Solo hay que montarlas con unos 'retranqueos' desde el perímetro exterior y zancas de peso que resistan los aires predominantes, según dirección e intensidad.

No con este montaje, pero con algo similar, hace tiempo que se hacen este tipo de construcciones en cubiertas. Se suben con grúas. Concretamente hace al menos ocho años, conocí una empresa que amplió la superficie útil de sus oficinas, casi un 50%, con ocho casetas montadas en la cubierta, en formación de 'L'. La completaron con cesped artificial, alguna fuente, bancos, macetones y unos decorados e iluminación, que les quedó precioso.

Advertencia: No lo hagan sin aire acondicionado o sin calefacción. Perecerán helados o les recogerán del suelo, con una fregona.

Bend3r said...

Gran video, increíble. Me ha sorprendido mucho.

CLD said...

Bueno, calles privadas hace tiempo que está inventado, en urbanizaciones de lujo. Y por otra parte, siempre hay la posibilidad de vivir en una autocaravana.

Yo prefiero empezar privatizando Correos, no sé, cosas normalitas, pero en fin, es la vieja discusión de siempre.

Un saludo Mary, en tu nueva etapa fuera de RL.

Mary White said...

Lo mejor es que este tipo está HACIENDO cosas. Es que tiene mogollón de proyectos agoristas (porque esto es agorimo puro), y le respalda un despacho de abogados que se empollan la legislación hasta que dan con la fisura legal...
Genial!

Stewie Griffin said...

Pues va a ser que te ha sentado bien eso de salirte de red liberal :)

Sencillamente genial, no se me habian ocurrido estas ideas concretas, pero no dudeis de que hay más y en todos los ámbitos humanos. Cuantos más cerebros se pongan a ello más factible será la contraeconomía y la gente tendrá mayores incentivos para participar del ágora. Y no tendrá que leerse necesariamente determinados libros, vera la libertad en funcionamiento por la ventana, entre sus conocidos.

Y aunque solo sean pequeños pasos dentro de un proceso prolongado en el tiempo, cada pequeña mejora es en si misma revolucionaria, puesto que rompe de forma radical con el orden establecido mediante la coacción. Cada uno de estos pequeños pasos permite una liberación parcial de los implicados.

Y dandole vueltas no dejo de pensar en que Santiago es un genio, un verdadero agorista inconsciente de su condición, pero carece de sana ambición, ¿se imaginan empresas especializadas en el montaje de esas construcciones que operasen de forma clandestina tratando directamente con los propietarios interesados?.

Las posibilidades que se abren son muy interesantes. Estos ejemplos creo que serían parte del mercado gris, acciones que retuercen las normas del estado pero que no hacen algo expresamente prohibido.

A3

txantxangorri said...

Curiso post y curiosa información... Al paso que va la burra, igual hasta necesaria!!!

Ahora bien, y en serio, Fonseca... lo de privatizar las calles era broma, no?

un saludo

Fonseca said...

Para nada, txanagorri. Es algo bastante lógico de lo que postearé en su momento.

De hecho, como bien ha apuntado alguno, YA hay calles privadas (yo vivo en una).


Un saludo.


Fonseca

Dhavar said...

Mary:

Genial. Un tipo bárbaro.Y sosrprende el nivel técnico que tiene.Noes un ocupa desmelenado, vamos.

Otra vía interesante sería negociar con los Ayuntamientos o Comunidades, o bien Convenios de Gestión de zonas públicas o directamente desafectar los patrimonios publicos para su cesión a la Comunidad de Vecinos X, una Asociación, a cambio de determinados servicios y rentas.

Este tío me gusta.Voy a ponerme en contacto con él.

Nacho said...

Genial el video y las ideas de este Quijote moderno. Gran aporte Mary!

Ahora, coincido con CLD, yo empezaría antes por privatizar lo fácil, por ejemplo TODAS las cadenas de televisión, RNE, el espectro radiofonico, Correos, los aeropuertos, ADIF, .....

Y luego seguiría desregulando sectores y limando el Estado....

Pero este tío lo tendría en mi equipo ;-)

Mary White said...

Nacho y CLD... genial lo vuestro.... eso os parece fácil... hahahaha... vosotros sí que sois unos Quijotes...

Se trata de acción vecinal, de lo que dice Dhavar y señala Stewie. Esto es la teoría del desprendimiento de Toni Mascaró puesta en práctica por un tipo que está hasta el gorro. Tengo ya tres personas entusiasmadas con este tema. Es complicado, necesitas un equipo de abogados estudiando cada fisura, pero NO es una locura, y es cuestión de dejar de quejarse y hacer cosas...

El arquitecto que me lo contó (Jaime Gaztelu) me epxlicó que es fundamental buscar las palabra-llave en la normativa: móvil y temporal = permitido. Bueno pues busca maneras de adosar espacios móviles y temporales...

Dhavar, te dije que te iba a encantar... Yo también voy a invitarle al IJM, el primero que dé con él que avise al otro ¿vale?

Dhavar said...

Mary:

De acuerdo.

Stewie Griffin said...

Pues anuncialo bien que yo quiero ir a ver esa charla.

Mary si te tuviera aqui cerca te daba un besote, xD

Anonymous said...

pero esto no es arquitectura..lo siento