18 April 2008

Feminismo totalitario y violencia machista

A fuer de ser las más feministas de todas las feministas sobre la faz de la Tierra, las feministas catalanas han puesto encima de la mesa una ley que deja claro que los españoles no somos iguales ante la ley.

Se trata de un feminismo totalitario y vergonzante que, bajo el paraguas de las mejores intenciones hacia las mujeres maltratadas, consigue, no solamente no resolver el problema, sino soltar varias cargas de profundidad bastante dañinas.

A todas estas totalitarias se les llena la boca explicando para la teletonta el enorme logro conseguido al aprobar una ley gracias a la cual solamente con un informe médico o psicológico, sin denuncia de por medio, una mujer que alegue malos tratos (físicos o psicológicos) tiene preferencia en la adjudicación de VPO, y en la concesión de plazas en los colegios públicos. De esta manera se pretende que la mujer maltratada tenga más facilidades para vivir por su cuenta, lejos de los golpes del maltratador. Y como muchas mujeres tardan en denunciar, pues con un simple informe bastará.

¿No sería mejor asegurarse de que se cumple la ley, como punto de partida? Las noticias nos dicen que los asesinatos de mujeres por sus enfurecidos ex suelen venir acompañados de denuncias previas, de condenas a medio cumplir y de negligencias.

La trampa al enunciar estas medidas de esa manera es que cualquiera que ponga una pega pasa automáticamente a ser un defensor del maltrato, y por tanto, la más baja escoria de la sociedad*. Pues tendré que asumirlo porque esta ley me parece un error. De hecho la ley ha sido aprobada por unanimidad, a pesar de las críticas de algunos como el diputado del Grupo Mixto Antonio Robles quien ha lamentado la "cortedad de miras de la ley, que se ha ido a la ideología feminista más conservadora", aunque finalmente ha votado de forma favorable, "como no podía ser de otra manera".

Como telón de fondo, insisto en el tremendo sesgo con el que se trata el tema de los malos tratos. Los hombres no denuncian a la mujer que les agrede, ni a las que les humillan y vejan sistemáticamente. Y no son tratados de la misma manera ni por la Policía ni por los jueces (y no digo nada si toca juez fémina). Claro que el maltrato físico es más frecuente hacia las mujeres, pero ¿esa es una razón para que los hombres no se vean igualmente amparados?

Como recuerda Manuel Molares do Val en Crónicas Bárbaras, vivimos en una sociedad cada vez menos ajustada a nuestra Carta Magna, que proclama en el artículo 14 del capítulo II:

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

La pregunta es ¿la nueva ley evita los malos tratos? No. Pero, sin embargo, sí facilita que las mujeres que se aprovechan de la alarma social le saquen aún más partido.


* Atención a lo que le pasa a quien dice en voz alta que hay mujeres que denuncian para beneficiarse de esos privilegios. Incluso si lo dice una mujer es desacreditada por el feminismo totalitario que carece de argumentos frente a las cifras.

(No hay foto... no me deja, pero pasen y vean, la foto es de un post de Nicholas)

17 comments:

yosoyhayek said...

Nuestra Constitución, y no hace falta rascar mucho, es la constitución de un Estado Social y Democrático de Derecho. Me creo que la Ley de violencia de género, la de igualdad y demás metralla totalitaria, feminazi, como la llaman por ahí, sea constitucional, 100%, porque nuestra querida Consti es como es.
Antes de ese artículo 14 tenemos el 9.2; atenta Mary: “Corresponde a los poderes públicos (nada de eso, corresponde al Estado, lisa y llanamente) promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra (manda h…) sean reales y efectivas (ejem); REMOVER los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social(ahhh)”.
Cómo te has quedado? Ahí tienes la piedra rosetta del intervencionismo español, de la justicia social, de la justicia material, igualdad material, libertad positiva… Así que nada de Inconstitucional… lo inconstitucional es la libertad!
Saludos y Libertad!

Ignacio said...

Es que la igualdarización lo que hace es discriminar; es el ruco de victimizarse de la izquierda siempre"nos oprimen" que es la exucusa perfecta para promover genocidios.

http://arkesis.blogspot.com/2007/09/bloggings-paralelos.html

http://arkesis.blogspot.com/2006/06/memoria-histrica_22.html

http://arkesis.blogspot.com/2008/02/igualdad.html

http://arkesis.blogspot.com/2007/07/feminismo.html

http://arkesis.blogspot.com/2007/01/comunicado-de-fin-de-tregua.html

http://arkesis.blogspot.com/2006/10/alguien-dijo-en-los-comentarios-que-yo.html

http://arkesis.blogspot.com/2006/09/esto.html

http://arkesis.blogspot.com/2006/09/frivolizando.html

Perdona el listado de links, pero es un tema que ya huele demasiado desde hace demasiado tiempo pro demasiadas partes paa ser algo casual: es la infiltración poco a poco hasta normalizar, la técnica de Goebbels.

Anonymous said...

Ya he dicho en alguna ocasión que el problema de España es que lleva más de cien años sin oposición al marxismo; sin un discurso político propio con el que enfrentarse a los abusos de poder de una izquierda que se ve a si misma sentada sobre la verdad. No es el problema de Aznar o Rajoy, es de toda la clase política conservadora.

En España, ideológicamente hablando, existe la izquierda y la sociedad civil... que generalmente vota a una derecha que no defiende sus demandas. Una sociedad civil por otra parte, poco estructurada social y politicamente. Cuando en un país, por democrático que se defina, sólo existe una ideología sin otra que sea alternativa, el estado de derecho es una entelequia.

El feminismo es un claro ejemplo de los abusos de poder; pues desde la aprobación de la ley de divorcio, no existe en España un verdadero estado de derecho. Y ante ello, una vez más en esta próxima legislatura la sociedad civil saldrá a la calle... y no por el terrorismo vasco fundamentalmente, sino por el terrorismo hembrista... y no solamente saldrán a la calle los padres separados; pues la conciencia cívica de los hombres aumentará en proporción directa a las leyes antivarón. Pero el pp y sus feministas callarán.

Sería igualmente condenable esta actitud si el pp estuviese gobernado, pero politicamente hablando, es delictiva si se está en la oposición. ¿Para que está la oposición si no es para denunciar la injusticia de las leyes y en el presente caso los abusos que las mujeres hacen con ellas?

Si la izquierda es reponsable de todas y cada de las mujeres que caen verdaderamente víctimas, ya que sus leyes hembristas sólo sirven para permitir los abusos de quienes no lo son; la derecha, por defender esas mismas leyes, con su silencio, es responsable de todas las víctimas masculinas (y femeninas) generadas por las mujeres que abusan.

Y todo ello, entre otros, gracias a Aznar, al pp y al silencio delictivo de sus mujeres. De momento sólo piensan y escriben (Ministerio de la igualdad. Determinar nuestras vidas -GEES-)... al respecto de como han colaborado en la creación de un monstruo que ya tiene vida propia.

Demasiado tarde...

Pablo el herrero

Jorge Castrillejo said...

Cuanta razón tienes.

Tumbaíto said...

Una cosa es ser iguales "ante la ley" y otra muy distinta "por la ley".
En contra de la opinión mayoritaria creo que las decisiones zapateriles son constitucionalísimas.
(Otra cosa es mi opinión sobre ese pacto de putas.)

No a todo said...

Tu post me recuerda la ley Andaluza que favorecía la elección de colegio a los hijos de padres divorciados, y que hizo incrementar el número de separaciones.
A ver cuánto tarda ahora el Constitucional en aceptar diferentes penas para la violencia machista y la violencia feminista.

Clandestino said...

Ningún artículo de la Constitución concede a ningún servidor público derechos de 'pernada'. Es decir a promulgar leyes contra ningún derecho. Es decir a promulgar leyes contra la justicia. Eso se lo cogen por su cuenta apoyándose en dos razones: porque les dá la gana y porque nadie se lo impide.

Para hacer justicia sobran todas las leyes de género y leyes especiales. Un asesino, siempre y en todos los casos lo es. Asesine a una mujer, a un anciano o a un joven. Cada caso podrá ser instruido en base a unas circunstancias agravantes o atenuantes, pero nunca podrá variar la culpa o condena, porque la víctima sea de un sexo u otro, o porque lo asesinara en su casa o en el parque. Con un cuchillo o con una bomba.

No hay asesinos especiales, ni victimas especiales, como pretenden crear con leyes absurdas y criminales.

Tumbaíto said...

Para hacer justicia no son necesarias las leyes sino el conocimiento del derecho (y hay derecho antes que leyes).

libertyvallance said...

Desde el principio, desde que se empezó a inventar nuevos palabros, como "violencia de género", "violencia por causa de género" y "violencia machista", pensé que esta confusión de conceptos no era inocente. El proyecto es decir que en el cromosoma Y está el germen del mal, y que la vida de un hombre es una progresión continua desde la concepción hasta el asesinato. No existen maltratadores. Existen hombres. Lo realmente siniestro es que una sociedad entera haya pasado por el aro de esta despreciable inmoralidad.

Carlos J. Muñoz de Morales said...

Que coño, que ya es hora de dar cuenta de las grandes mujeres que han hecho la historia o pequeña historia de este pais. Entre ellas, mi abuela Quintina. Viuda en el año cuarenta del siglo pasado y con catorce hijos que alimentar. Se hizo cargo de su empresa de transportes y se ganó el título de Reina del Transporte en la provincia de Ciudad-Real. Contendió con todas las dificultades de la guerra y la postguerra. Trabajando como una mula se ganó el respeto de todos los que la conocían personalmente y por referencias. Les enseñó el oficio a los que luego fueron grandes empresarios del transporte. Acabó su vida explotando una concesión municipal de un bar restaurante de carretera, pero siempre admirada por quienes la conocían y quienes sólo la conocían de oidas. Fue una gran mujer. Y mi mayor orgullo es que mis hijas saben de donde vienen. Las cuotas para las/los mediocres.

Tumbaíto said...

¿La liga de fútbol es ilegal?

Clandestino said...

Tumbaíto.

Llevas toda la razón. Es la agresión u obstrucción al derecho y no la ley, lo que en definitiva, marca las pautas a la justicia. La ley lo único que debería hacer es regular unos criterios comunes de aplicación por parte de todos los jueces de manera que, salvo las variables por circunstancias agravantes o atenuantes, todas las incidencias que afecten al derecho sean interpretadas y resueltas desde una misma perspectiva y con el mismo rigor. De ahí que sobran la mayoría de leyes, que obstruyen a la justicia y difuminan o malversan el derecho.

El problema es que la ley la hacen los políticos, 'a su imagen y semejanza', a la vez que ejercen el control sobre el sistema judicial. Esto les permite legislar contra derecho, legalizando sus crímenes y delitos. O sea, a legislar y actuar contra la justicia. Lo que lleva a que en algunas acusaciones la ley en sí misma ya contempla la culpabilidad del imputado, eliminando la presunción de inocencia que obliga al acusado a demostrar su inocencia.

Cuando el estado niega o impide los derechos fundamentales y la justicia que los ampara, el ciudadano, o el conjunto ciudadano, tiene legítimo derecho a tomársela por su mano. Especialmente cuando el infractor y sus cómplices, son delincuentes con cargos en instituciones del estado. Más, cuanto más alto sea el rango que ostenten.

Tumbaíto said...

Lamento comunicarle que si usted está de acuerdo conmigo yo disiento enérgicamente de mí mismo.

Clandestino said...

Pues me tendrá que explicar la primera parte de la segunda parte de la parte contratante con la primera parte...

Mary White said...

Yosoyhayek, feminazi lo llamamos por aquí también. Y me he quedado como estaba... perpleja. Se está convirtiendo en una costumbre.

Ignacio, gracias por los links. Algunos los había leído, pero otros,no.

Pablo, te he leído también en el blog de Manuel:)

Carlos... ¡14 hijos! Vaya tela.

Libertyvallance, el tema de sexo vs. género tiene mucho más calado de lo que parece.

Tumbaíto... no des ideas que la ilegalizan.

No a todo... cosas más raras veredes...

Nicholas Van Orton said...

Uno de los problemas en España es que no se legisla para personas, sino para hombres, mujeres, homosexuales, amantes de las gaviotas, apicultores travestidos, etc.; y en lugar de crear una sociedad cohesionada bajo el manto legal de lo que todos deben cumplir y respetar, se crean microsociedades que entran en guerra con las otras. Es ilógico que una mujer pueda percibir una pensión compensatoria vitalicia de su ex marido, ¿acaso no puede trabajar?,¿por qué el fulano en cuestión debe asegurarle un nivel de vida?
Una mujer española tiene derecho a abortar sin que su pareja pueda decir nada; ahora bien, cuando una mujer se queda embarazada y el hombre no está conforme con llevar a cabo el embarazo se enfrenta a una demanda de paternidad y a mantener a un hijo que no desea. Existen casos que alcanzan el esperpento, Audiencia de Sevilla, en la que una prostituta demandó a un cliente por quedarse embarazada y el putañero fue condenado a mantener al hijo. Suma y sigue.
Saludos.

Clandestino said...

Nicholas Van Orton

En España no se legislan para las personas, ni para nada. El problema de las leyes en España, es que en lugar de hacerlas los legisladores como forma de regular el debido amparo al derecho, las hacen los de la SGAE, los Gays, las feministas, los banqueros, los alcaldes, los sindicalistas, los nacionalistas, los radicales, los corruptos, los partidos, los traidores...

¿Quienes son las personas? ¿A quien le interesa el derecho, la justicia y mucho menos, los deberes?