12 September 2007

Etiopía celebra la entrada en el nuevo milenio

Según el calendario de la Iglesia Ortodoxa Copta esta noche empieza el año 2000 en ese país africano. El primer ministro, Meles Zenawi, habla de renacimiento, recuerda que al ser uno de los pocos países sin herencia colonial representa la independencia y la unión africanas. Evoca el esplendor de este país en su primer milenio.

Y además, se ocupa de "limpiar" las calles de Addis Ababa de mendigos para que no enturbien tan importante acontecimiento. Ha montado un fiestón con los líderes africanos más importantes, fuegos artificiales y un concierto en el que por 170 dólares (el sueldo de dos meses de un etíope medio) se puede ver en directo, entre otros, a los raperos americanos Black Eyed Peas.

Luces y sombras...

Desde aquí solamente puedo desearles un futuro libre y capitalista


¡Feliz Milenio, Etiopía!




Fuentes: BBC News

5 comments:

Abel Sancho Tomás said...

jejeje, eres la caña, me sumo a ese deseo etíope para el nuevo milenio. A ver si te vemos pronto otra vez por Zaragoza!

Mary White said...

Muchas gracias, Abel. Tengo muy buenos amigos en Zaragoza, y además de ir a verles por amistad, hay pendiente desde antes del verano una quedada liberal allí :)

vta said...

No sólo los etíopes celebran el año nuevo; aunque no parece tan redonda, hoy es 29 de Elul del 5767: así que Le Shaná Tová para los que lo entiendan.

Mary White said...

Lo sé vta, tengo amigos judíos. Trataba de poner de relieve la contradicción del Primer Ministro que hace un discurso triunfalista y a la vez oculta la miseria... Si eres judío, feliz año.

Berlin Smith said...

Y yo me pregunto que donde harán el concierto. Porque en Addis sólo había un hotel digno de ese nombre, el Sheraton, y que servía para alojar a los delegados y visitantes de la OUA, que está allí.

Es lo único que hay. Reseñaré un excelente restaurante chino al lado del campo de fútbol, que no pasaría la inspección que supongo deben tener los campos de tercera regional.

La noticia es de una obscenidad inigualable.