7 February 2009

Recetas para la crisis o como nadar y guardar la ropa, por Robert Solow


El miércoles asistí a la charla de Robert Solow en la Fundación Rafael del Pino. Lleno a rebosar (había copa de vino español gratis después y quien hablaba es un Nobel, eso no tiene parangón).
Mensaje: para salir de la crisis, ponga un Keynes en su vida. Dicho de otro modo: aumentemos el gasto público y exijamos que los gobiernos se comprometan a apretarse el cinturón y arreglar el presupuesto una vez pasada la recesión. Un 3% del PIB anual durante tres años, por ejemplo, es una buena medida.

Tampoco es para echarse las manos a la cabeza, dado su extenso curriculum del lado de los gobernantes. Trabajó en la Reserva Federal de Boston, en el NBER (National Bureau of Economic Research), y ha sido asesor presidencial, desde Kennedy al mismo Obama. Y, sin embargo, le dedico una frase inquietante al nuevo emperador: Creo que Obama sabe en su fuero interno cuál es el camino correcto para salir de la crisis, pero no puede emprenderlo porque el precio político es muy alto".

¡Pobre Obama! ¿no? ¡Qué de presiones tiene que soportar!¡El pobre! Ya le imagino sentado en el despacho oval mirando al infinito mientras le traen un café con pastas meditando sobre los miles de parados nuevos, los miles que serán parados en un futuro cercano, y sufriendo porque, aún sabiendo cuál es el camino, no puede tomar las medidas necesarias por presiones políticas...

Desde luego, Robert Solow es un estupendo profesor y un maestro de la comunicación, ya podíamos explicar nuestras ideas tan suavecito y tan bien los libertarios y los liberales (eso me comentaba Maromo Surfero, que también estuvo). También es cierto que su mensaje vende más. "Mejor hacer cosas útiles que nada" es un slogan fabuloso. Me quedé con ganas de preguntar "¿y cosas inútiles?¿y cosas que además de inútiles retrasan la recuperación? ¿no es mejor a veces no hacer estupideces?".

Coincido con él en su escepticismo respecto a la Unión Europea. Desde su punto de vista, las políticas fiscales funcionarían en la UE si se tomaran en todos los países de la zona euro a la vez. De lo contrario, la competencia fiscal favorecerá a algunos países más que a otros. A mí esto me parece muy bien, creo que la competencia fiscal es muy sana. En lo que coincido con Solow es en que es muy difícil tomar medidas en la zona euro dadas las diferencias entre los países que la componen. La UE muestra su inestabilidad ahora que se trata de tomar medidas unificadas, cuando hay bonanza todo es fácil. Y espero que quienes sonreían encantados ante una idea de un bloque europeo dirigido por una élite en Bruselas, se estén dando cuenta de que si la planificación es mala, la planificación a gran escala es perjudicial a gran escala.

De las cuatro preguntas del público, una fue la del ex-ministro Miguel Boyer que demostró lo que le gusta hablar, lo mal que habla inglés, y se entretuvo hablando de Greenspan, a lo que Solow contestó "Pregúnte a Greenspan". (Risas del respetable).

De las otras tres, dos de ellas fueron directas, respetuosas pero cuestionando claramente esta fe ilimitada en la intervención que mostraba Solow. Estuve a punto de acercarme a darles la enhorabuena, pero tenía prisa y me daba vergüenza.
Me quedo con ésta: ¿qué le hace pensar que el gobierno puede distribuir el ahorro a largo plazo mejor que el mercado de capitales?
Solow dijo que ni que sí, ni que no, que no son incompatibles, que en fin... que no dijo nada, vamos.
Y cuando volvía a casa pensando con qué me quedaba de este hombre, me dí cuenta de que su principal virtud había sido explicar la ortodoxia como la única verdad, proponer más de lo mismo como si fuera el único camino y responder sin decir nada como si fuera la respuesta definitiva. Todo ello, eso sí, sin que se le notara lo más mínimo... debe ser la experiencia.

16 comments:

Enrique Baltanás said...

Vaya jeta la de este tío, ¿no? Por lo que se ve acá y acullá, tendremos depresión para rato...

Flaminio said...
This comment has been removed by the author.
Tumbaíto said...

¿Cómo podemos saber que la acción de un empresario no está interviniendo el mercado, Lady Mary?

Clandestino said...

Quizas si se rebaja el gasto público, se pueda flexibilizar la presión fiscal y eso incentive a los de la baldosa hasta sacar sus euros a pasear por las zonas de escaparates y territorios industriales de producción. Porque lo euros deben estar por algún lado, digo yo. Si no están en los bancos, ni en el estado y nadie tenemos un puñetero euro, pues es de suponer que algunas baldosas deben tener grandes dificultades para respirar de prietas que deben andar.

Si no recuerdo mal, más o menos así nos sacó del pozo de los 96-98 más o menos, el insigne don Rodrigo Rato. Bastaría con imitarlo si el estado y los ocupas del Gobierno, no estuvieran hipotecados por los nazis nacionalistas, corruptos, mafias, medios y lobbies avaros e insaciables, a los que ya les quedan pequeñas sus cononjías y privilegios legales.

Luis Daniel Ávila said...

Gracias por la crónica María. Llego a la triste conclusión de que el hecho de ser un Nobel hoy en día, da licencia para todo y más, y que cualquier objeción que pudiera hacerse poco menos que es desacreditada automáticamente y condenada al ostracismo.
Respecto de lo que dijo, no se podía esperar algo muy diferente. Respecto de cómo lo dijo, nos queda un largo trecho en el manejo de la retórica.

Lucio Quincio Cincinato said...

Nuestro dinero, estilo de vida y libertad depende de las decisiones partidistas y subjetivas de un grupo de oligarcas políticos populistas que juegan con nosotros como si fuéramos piezas de un juego sin reglas, donde quien gana acaba gobernando para poder hacer lo que le da la gana ¿Cómo algunos pretenden que los políticos populistas les salven si son éstos el principal problema?


http://es.youtube.com/watch?v=2QzaV8iVX-0

www.lodicecincinato.blogspot.com

محمد مهدی رضائیان said...

Hola desde Iran

Maestro said...

Desde mi punto de vista el problema es el enfoque equivocado. Una dirección tiene dos sentidos, y esta gente ve la democracia y el mercado desde la punta del iceberg, cuando realmente es el sistema complejo que forma la cuasi infinita base de millones y millones de individuos relacionándose con su contexto en libertad, la que crea la estructura social y económica.

Es el típico pensamiento socialista e izquierdista: el gobierno manda, en lugar de limitarse a gobernar las tendencias que surgen espontáneamente en el sistema social.

Carlos Suchowolski said...

Modestamente, yo pienso que todo comienza "antes", es decir, una vez que lo que interesa de la realidad es encorcetada en un determinado modelo, modelo cuya defensa debe ser explicada desde fuera de todos los "modelos" que compiten entre sí, o sea, como parte de la relidad global que es sin duda compleja. Concretando: si se cree (aunque sea "en la intimidad") que la sociedad actual funciona gracias a la certeza de que el progreso futuro está garantizado... se seguirá apostando a meter más leña imaginaria en la caldera (Keynes, etc.), si se cree que la sociedad puede funcionar sin interferencias extraeconómicas... se defenderán medidas que todos prefieren rechazar por miedo (las liberales, sin duda que no hay quien se preste a aplicar "desde arriba" ni parece que pueda ir más allá del pregón en el desierto -y no por eso, de todos modos, deshecho-), y en ese aspecto hay que comprender esa conducta natural. Comprender los comportamientos y lo que está detrás de ellos es lo que podría aclarar muchas cosas... incluyendo el comportamiento que lleva al "rechazo militante". En fin... cosas de la lucha por el poder y nada más, repito, a mi criterio.
Un saludo.

Maestro said...

Carlos, yo coincido contigo en gran parte de lo que dices. Eso que explicas es una muestra de la incapacidad para ver la realidad y entender-aceptar lo que significa en esencia la democracia. No se trata de "dar la visión particular de la realidad", porque eso nos lleva a confundirla. Y así nos luce el pelo.

Carlos Suchowolski said...

Maestro, yo creo que "la democracia" se toma también como un "absoluto" separado del tiempo y el entorno. Y al hacerlo pasa lo que señalaba: se obtiene una bandera, un slogan, un dogma, pero no se entiende nada de nada.

Clandestino said...

Carlos Suchowolski

La democracia es un cesto. Dependiendo del gusto de la mayoría podremos llenarlo con peras, o con manzanas, o con unas y otras en distintas cantidades.

¿Pero como evitar que los gusanos pudran el fruto del cesto?

Claramente alejando las manazas de los políticos de la elaboración y diseño de las leyes. Evitando a toda costa que las ideologías sean el material con el que construir el "imperio de la ley", y por el contrario hacer que la ley cierre el paso a sus porquerías y se diseñe desde la perspectiva de servir como instrumentos para que la justicia pueda garantizar la inalienabilidad del derecho.

El larvado que infecta nuestra 'democracia' tiene su origen en su origen. O sea, en la Constitución del 78. Sus 'padres' nos colaron el sistema defendido por Montesquieu, con solo dos poderes independientes, lo que dejó el invento de la ley en manos del ejecutivo. Cuando Alfonso Guerra dió el pregon anunciando la muerte de Montesquieu, realmente este nunca vivió, ya que en la propia Constitución se incluye la opción de "garantizar la independencia del poder judicial" montando el chiringuito del CGPJ, bajo las zarpas de los políticos. La mayoría del articulado se remite a las leyes orgánicas, que la ahcen los políticos y la aplican la justicia que controlan los políticos. La disciplina de partido impone que los "políticos" se reduzca a la única voluntad del capo en jefe.

O sea como con Franco, pero con franquicias, que obligan a mantener una costosísima parafernalia autonocrática de varios millones de vividores y levantamano, cada uno con sus redes de corrupción, nepotismo y clientelismo y con las calles llenas de morralla y delincuentes, no políticos.

Maestro said...

Yo también pienso que el concepto "democracia" no se entiende. Bueno, qué coño "pienso", ¡estoy completamente seguro! Está tan sobado que lo mismo vale para un roto que para un descosido.

Carlos Suchowolski said...

Estás reflejando el quid del "problema" desde mi punto de vista: los gusanos son algo que viene de fuera y por eso pueden ser expulsados dejando las manzanas en perfecto estado, "puras" y sobre todo "manzanas". Esto es lo de La Caverna de Platón. Pero ese método idealista es el que no sirve sino para la falsa esperanza... y ya se sabe lo que le casi le pasa a Platón en Siracusa por tenerla.

No, yo creo que no son gusanos o en todo caso que se trata de algo que genera la misma democracia, que es la burocracia. Y creo que no se puede soñar con hacerla "pura", "modélica", "conceptual"... Otra cosa es que podamos y hasta prefiramos un lugarcito a la sombra (o al sol) entre los gusanos, o que prefiramos convivir con ellos y hasta hacerles el juego en un extremo (eso hacen los intelectuales socialdemócratas, por ejemplo, ¿o no?). Pero entonces... con qué derecho se puede criticar el comportamiento de las masas que son siempre tan "pragmáticas" hasta el punto de equivocarse y rectificar apenas no les queda otro remedio?
El tema en realidad da para mucho, pero pasa por una revisión de todos esos conceptos que usamos sin pensárnoslo dos veces. Ni vez y media siquiera!
Un saludo y un placer.

Marchante de Manuel González, Manugón said...

Que mala suerte tiene la izquierda en este "bendito" país que, como propuso Saramago y apoyaron otros tantos intelectuales, bien podría ser La República Federal Ibérica.
El caso es que en época de bonanza económica mundial, gobierna el PP, con lo que sus tremendérrimos errores se minimizan ante el ojo ignorante del hombre masa.
Y en épocas de desastre económico mundial, le toca el marrón al PSOE, con lo que su buena fe se convierte en tremendérrimos errores maximizados.
Sin embargo, hay cosas que se pueden hacer. Lo único es que TODOS tenemos que arrimar el hombre. La sociedad la formamos todos. El escaqueo, además de que no puede ser más inmaduro, no vale, que la sociedad, como digo, somos todos. Se siente.
En otra ocasión, daré más datos de mis propuestas anticrisis. Para empezar, mañana es lunes y comienza otra nueva semana y con ella continúa el consumo, a estas alturas de mes, tirando de todas las tarjetas habidas y por haber. Para filosofar bien, hay que tener bien nutrida, que no gorda, la barriga. os propongo esta receta ERÓTICA, PROSCRITA y SABROSA inventada por mí: ANTICRISIS de Patatas con Rejo al Curri. No puede ser más económica y saludable. El buen comer no anda de la mano de la carestía de la vida.
Salud para disfrutar, que son 2 días.
http://proscritosblog.com/2009/02/02/anticrisis-de-patatas-con-rejo-al-curri/

Marchante de Manuel González, Manugón said...

Que mala suerte tiene la izquierda en este "bendito" país que, como propuso Saramago y apoyaron otros tantos intelectuales, bien podría ser La República Federal Ibérica.
El caso es que en época de bonanza económica mundial, gobierna el PP, con lo que sus tremendérrimos errores se minimizan ante el ojo ignorante del hombre masa.
Y en épocas de desastre económico mundial, le toca el marrón al PSOE, con lo que su buena fe se convierte en tremendérrimos errores maximizados.
Sin embargo, hay cosas que se pueden hacer. Lo único es que TODOS tenemos que arrimar el hombre. La sociedad la formamos todos. El escaqueo, además de que no puede ser más inmaduro, no vale, que la sociedad, como digo, somos todos. Se siente.
En otra ocasión, daré más datos de mis propuestas anticrisis. Para empezar, mañana es lunes y comienza otra nueva semana y con ella continúa el consumo, a estas alturas de mes, tirando de todas las tarjetas habidas y por haber. Para filosofar bien, hay que tener bien nutrida, que no gorda, la barriga. os propongo esta receta ERÓTICA, PROSCRITA y SABROSA inventada por mí: ANTICRISIS de Patatas con Rejo al Curri. No puede ser más económica y saludable. El buen comer no anda de la mano de la carestía de la vida.
Salud para disfrutar, que son 2 días.
http://proscritosblog.com/2009/02/02/anticrisis-de-patatas-con-rejo-al-curri/