13 February 2009

Mercado personal


Antes que nada aviso: mi ritmo de publicación es bajo porque estoy atrapada en una tela de araña burocrática de la que saldré, espero que sin desperfectos.

Dicho lo cual, hoy viernes, toca reflexión.
¿Cómo es posible que José Luis Rodríguez (El Puma, que diría Nicholas van Orton) sea tan irresponsable como para machacar a Miguel Ángel Fernández Ordoñez (única voz medio sensata del PSOE) por un "quíteme allá unas huelgas generales"?
Porque lo que hay detrás de esa estupidez "esa receta es del libro 1000 y una recetas teoconas para crisis" que le he oído esta mañana es un tímido mensaje sindical "no me iréis a hacer una huelga por este memo ¿no?".
¿Y si la solución a la crisis no está en el Libro Rojo de la economía sino en el recetario neocón? ¿Iba a renunciar por ello a que la gente conservara su trabajo? Y sobre todo... ¿quién le ha enseñado a este tipo que las soluciones económicas son únicas y/o son como recetas de cocina? Sin duda... Miguel Sebastián, que postula para ministro de economía (... Dios nos libre).

¿Qué hacen los opositores a oposición además de hacerse una foto de familia y de tratar achicar a toda prisa? (Alguno ya les dedica poesías funerales de cachondeo).
Resulta que es mejor que el sindicato no levante polvareda aunque el paro suba y suba. Por no haber flexibilizado el mercado de trabajo, ahora tenemos un modelo que desincentiva al trabajador, y al empresario, y es el Estado el que se erige en Contratador Mayor del Reino. Eso se llama bloquear el mercado como en una melée. ¿El precio? Lo pagamos usted y yo, porque el Estado "somos" todos, unos más que otros.

Y la cosa se pondrá peor, llegaremos a más paro, y el gobierno quebrará... ¿quién va a levantar la deuda pública cuando los recursos estén infrautilizados y no tengamos manera de reutilizarlos porque hemos echado a todos los inversores (propios y ajenos) gracias a la caza de votos al que juegan los partidos políticos?
La deuda pública significa hipotecar nuestra capacidad de generar riqueza en el futuro. Y estos señores la inflan así, con esa cara de payaso tonto... y lo peor, nadie le dice nada, excepto MAFO... que es de los suyos. ¡¡Qué cruz!!

Me han preguntado por el paro en Popular TV:

42 comments:

Ignacio said...

Gracias por la referencia

Minneconjou said...

Coñe, yo te hacía 60añera. je

Una apostilla: llamar "sindicato" a una banda de mafiosos amorrados al presupuesto, me parece un exceso. Salvo que se le llame "sindicato" en el sentido mafioso, en cuyo caso recomiendo se señale ese hecho.

CCOO y UGT no sólo son los herederos de aquel sindicato vertical, son los complices imprescindibles de la destrucción del sindicalismo por la vía FIST.

Dicho lo cual, espero te conserves a los 60. jeje.

Hugo M. said...

¿Oiga, está de cachondeo? Si la deuda no es pública, es privada. Todo el mundo le debe a todo el mundo. Pregúntele a los bancos, adalides ellos de la deuda infinita con recursos limitados, o lo que es peor, fraudulentos. Se deben el capital que no tienen. O lo que es lo mismo, el dinero del contribuyente bancario invertido en fuegos artificiales muy bonitos, pero que explotan. Es la pescadilla devorándose a sí misma. Olvídese. Esto no es un problema del Estado, que hay muchos estados y de muy diversa índole. Es un problema global. El primer y más importante problema global de la historia, causado por lo único que realmente ha alcanzado la categoría de global y que puede moverse a sus anchas por todo el globo. ¿Google? No, es un problema del capital, o si lo prefiere, de su dogma, el capitalismo. Ya le puede usted buscar tres pies al gato, que ni MAFO ni Clinton son ni socialistas ni socialdemócratas, o reprocharle al maricomplejines que ya estaba avisado. Las escaleras se suben y se bajan. Subir escaleras sin ningún sentido eternamente termina por agotar. Y el problema del capitalismo es que no ha habido una oposición real que le dijera: hoy toca bajar. No ha existido un control ni del Estado ni de los sindicatos atento al despilfarro de energía que ha dado calor a tan poquitos. Y eso que el Estado somos todos. Desde luego, de los que tienen más, mas que de otros: mayor control policial en zonas residenciales o barrios vip, subvenciones a raudales derivadas de concordatos trasnochados, o alguna que otra guerra sufragada con gasto público con beneficios muy particulares. ¿El Estado? No, el capital, que llama, exista o no. Verá, uno, que es muy irresponsable, propondría hacer una huelga general. Pero no al Estado, que mal que bien somos todos, en cuanto que todos tenemos derecho a voto. Le haría una huelga a la banca: todos los trabajadores reclamando por un día su cuenta corriente íntegra. Igual así el gobernador del Banco de España podría sentirse más incentivado para proponer otras cosas que no se parezcan al abaratamiento del coste del despido o al adelgazamiento del estado de bienestar. Quizás el abaratamiento de su propio despido y la obligatoriedad a empezar de cero si llegase el caso le reconduzcan por el camino de la mortalidad.

Tumbaíto said...

Ya puedo leer sus posts con su voz, ¡qué ilu!

Tiene una voz muy agradable.

helio said...

Querido Hugo M., no seré yo quien defienda a M. White, lo hace muy bien ella sola, pero, con todos los respetos, su comentario trasluce una gran confusión: "banca", "Estado", "público", "privado", no se, creo que no usa los términos de forma precisa. En España contamos con un sistema financiero "hiper-regulado" que en más de un 50% es público, del Estado en sus diferentes variantes burocráticas, de manera que sí, es un problema del Estado y quizás en mayor medida que en otros países de nuestro entorno. Si nuestros políticos han participado de esta "orgía capitalista" que Vd. relata, debe pedirle responsabilidades a sus representantes, y no a "la banca", al menos en su justa medida. Ah! ¿que no puede? ¿que hasta dentro de unos años no le vuelven a llamar? ¿que no hay manera de controlar el poder en nuestro país? Bueno, eso si que no tiene remedio ... por ahora. Vd. si puede coger su dinero y meterlo en una caja de ahorros.

Saludos Mary W. ya te había visto por la tele. Mis alumnos no tienen tanta suerte como los tuyos.

Israelem said...

Muy bueno María, la verdad es que los politiquillos como dice Ron Paul se creen que son caballeros andantes que nos salvaran repartiendo dinero.

Lo que no quieren ver es que ni las migajas, ni las rigideces laborales salvarán el desempleo como bien dicen solo desincentivarán a los que realmente generan riqueza que es el sector privado.

Lucio Quincio Cincinato said...

Los líderes del Partido Popular se acomplejan de representar lo que representan y presentan un perfil bajo.

Sólo el hecho de que les tilden de crispadores les aterra y les neutraliza, así optan por pasar desapercibidos y no molestar a sus adversarios. Esto les está alejando de su base social, de sus votantes y, por pura lógica, se mantendrán alejados del gobierno de la nación durante mucho tiempo.
La frustración de no poder gobernar les lleva a replantearse si ellos se merecen estar donde están, si piensan lo que deben pensar, si actúan como deben actuar.

En definitiva, la mayoría de los líderes del Partido Popular piden constantemente disculpas por haber nacido, por ser quienes son, o peor, por recibir votos de quien los reciben y por eso deciden habitualmente abandonar sus principios, aunque algunos nunca los han tenido.

Es exactamente el caso contrario de los socialistas, que presumen de serlo, aunque sólo sea de boquilla. Los socialistas están siempre por delante, utilizando sin reparo su demagogia rastrera con el apoyo aplastante de multitud de terminales mediáticas a su servicio.

Los socialistas no se avergüenzan de su ideología, aunque ésta se ha llevado por delante, durante el pasado siglo, a centenares de millones de inconformes con su doctrina totalitaria. Es más, los líderes socialistas desconocen el significado de perfil bajo, esa gilipollez tan propia de los asesores de Aznar y Rajoy, es decir, de los Elorriaga y Lasalles que deambulan por Génova y alrededores.

El problema del Partido Popular es siempre el mismo, su acomplejamiento frente a un socialismo extremo, rencoroso y desafiante.


Estoy cansado de los partidos políticos y sindicatos. Como yo, hay mucha gente. Lo puedes comprobar en:

http://es.youtube.com/watch?v=2QzaV8iVX-0

www.lodicecincinato.blogspot.com


Mary muy guapa sales en la portada del vídeo. No es broma. Belleza femenína en bruto. Ole!

Ignacio said...

Yo la vi primero

Nicholas Van Orton said...

Supongo que estarás de acuerdo conmigo, Mary White, en que resulta llamativo que sean los tipos que blindan sus contratos con cláusulas millonarias los que abogan por abaratar el despido. En España, siempre que surgen problemas económicos, la solución pasa por los trabajadores; pero…¿y los empresarios? Es cierto que el puesto de trabajo español es de “baja calidad”, así como los salarios, por lo tanto no puede reclamarse más de lo que se está dispuesto a pagar. Los empresarios españoles buscan el perfil de un inmigrante en un nativo: trabajar por poco salario, precariedad y ninguna problemática. Compara cuáles fueron los beneficios para las empresas en los últimos 25 años con el incremento salarial de los trabajadores. Si se trata de reducir los costes para las empresas, ¿por qué nadie habla sobre la reducción de las cotizaciones que las empresas pagan o la rebaja de los impuestos que los empresarios soportan? Las cuotas que los empresarios españoles tributan a la SS están entre las más altas de Europa, y todos sabemos que no son para jubilaciones, sino para mantener el timo piramidal. Me parece bien que España se compare con otros países; Austria por ejemplo. Ahora bien, Mary White: ¿cómo se gestiona el paro en Austria? Cuando un desempleado acude al AMS, se encuentra con un funcionario que será el único interlocutor entre él y la Administración. Cualquier trámite, consulta o gestión pasará por sus manos, y servirá para que se le haga algo parecido a un “plan de carrera”. Los cursos que le ofrecerán al parado no serán para que los sindicatos se lleven su “mordida” sino para que el desempleado cubra sus carencias, y dicha formación incluye cursos de idioma alemán si son necesarios. ¿Ocurre lo mismo en España? Un parado austriaco ( con formación justa, por no decir escasa) tarda entre seis y nueve meses en encontrar trabajo; ahora bien, el seguimiento que se hace de él es exhaustivo: no hay lugar para las pamemas o el complementar el seguro de desempleo con chapuzas. En el 25% de las empresas españolas, el % de absentismo llega al 10%, mientras que la media europea se sitúa en el 3%, y la española en el 6%. ¿No puede hacerse nada por mejorar eso? Los gobernantes españoles no hicieron los deberes (tal como tú dices en la entrevista), pero pretender hacerlos ahora con tasas del 15% de paro y un déficit público que galopa es algo impensable. Con todo y con eso, Mary White, es cierto que España debe converger con otros países de Europa; pero en todo, salarios incluidos, no sólo en la parte que interesa. Un empresario que cicatea con los salarios tiene los empleados que se merece. Soy consciente de los riesgos que comporta generalizar, pero creo que la gestión de muchos empresarios en España no es la adecuada. Puede ser que me equivoque, aun así, creo que un abaratamiento del despido en España comportaría más despidos, que serían cubiertos por nuevos empleados con menor salario, aunque mayor preparación o estudios. España debe modificar ciertas cosas; cierto, pero todos, no los de siempre.
Saludos.

Miss Perseidas said...

No es justo Mary, no se puede ser tan lista y tan guapa a la vez!!! redeu! encima se te rifan... no es justo!
;)

Clandestino said...

Miss Perseidas, de mis sueños y de mis entretelas.

Se me cae la babilla cada vez que te veo por la ventanilla. Eres un cielete encantador. Me gustas. Me encantas y te necesito.

Y que Mary me haya dado calabazas, no tiene nada que ver.

Solo que necesito inundar tus dos hombros vertiendo los chorros que derraman mis lagrimales, ambos a la vez. Eres la única que me comprende...

Clandestino said...

Mary

Difiero. Discrepo. Me decepcionas.

Qué entiendes por 'flexibilizar' el empleo. No has hecho los deberes. Te has limitado a imitar a Vicente, que siempre va a donde va la gente. Si los técnicos, expertos y bien pensantes se limitan a captar rumores y propagarlos, me temo que seguiremos exactamente igual que cuando empezamos el camino hacia el precipicio, hace exactamente doce años.

El despido libre existe en España desde unos meses después de morirse Franco, que lo primero que hicieron fue hincarle el diente al trabajador, a base de sucesivas 'flexibilizaciones', que los dejaron con lo justo para el pan y el aceite. ¿Que le van a quitar ahora el pan o el aceite, o las dos cosas?. La flexibilización del trabajo está superamortizada, seca. La metes en el exprimidor y no entrega ni una gota. El productor ha sido premeditadamente aniquilado, sacado del mercado. Ni es de baja ni de alta calidad. Es una piltrafa, en todos los aspectos.

¿Donde estaban los empresarios mientras les entraban los esclavos por millones desplazando a los trabajadores cualificados, mientras construian basura con los esclavos y lo vendían a precios de oro? ¿Te has preguntado eso alguna vez? ¿Es que nadie va a reconocer que España NO TIENE MERCADO? Qué habláis de flexibilizar el empleo en un país que vive del turismo, de la especualción, del sector servicios y del despilfarro? ¿Donde se va a aplicar el empleo de calidad si lo pococ que "producimos" nos lo hacen los chinos, incluyendo sus alergias, sus tóxicos y sus chapuzas de bajísima calidad al mejor precio para especuladores? ¿Quien pretende hacer pasar este muladar por algo decente, si ya no hacemos ni los tricornios de la Guardia Civil?

Compramos, especulamos y despilfarramos. La producción para los chinos. Habrá que flexibilizar el empleo chino, porque lo que es aquí habrá que condecorar al que encuentre un empleo remunerado.

Ahora tenemos diez millones de productores nuestros y otros diez inmigrados, pero ocupación para ocho, tras el gran timo especulativo de la construcción. Doce son carne de paro y de reinmigración, ¿Le dejamos el pan y el aceite a los otros ocho, o que trabajen por perdonarles la vida?

Como dice VAN ORTON, lo que hay que hacer es una huelga general, no solo a los banqueros, sino también al gobierno y a toda la casta política junta, hasta ponerlos mirando para la cola de la justicia y que paguen los destrozos que nos han infringido, entre su inutilidad, su mala leche y su criminalidad. Que paguen. Todos. Y que el estado no vuelva jamás a ser ocupado por políticos profesionales y sinvergüenzas. Cerrar las fronteras y cazarlos a todos llevándolos a gorrazos hasta jueces especiales, no contaminados.

Clandestino said...

helio

Muy bien todo lo que dices. Pero se te olvida reconocer que la banca no ha escapado nada mal de este gran rio revuelto del que tanto han disfrutado pescando, políticos, banqueros, mafias, corruptos, especuladores y anarcos, sabiendo todos sin excepción, que este terminaría desbordándose y arramplando con los residuos.

¿Acaso cuando hace un par de años que los grandes bancos se deshicieron de sus bienes raices y otros patrimoniales, sacando la pasta de España para 'cubrir otros mercados de su interés', no huyeron de esto que ocurre ahora? ¿Acaso no estaban huyendo de un más que probable 'corralito' que ya nos toca con los dedos?

En cualquier caso lo que no es de recibo, es que las clases medias bajas que pagan la gran estafa de todo este montaje ladrillero, que los dejan sin ahorros, sin vivienda y sin trabajo, estén indefensos y desamparados, enmedio de un clamor en el que se les exige que se le "flexibilice" el empleo. Como si alguna vez hubieran tenido una sola garantía de algo, ni siquiera de disponer de ese empleo, una vez inhabilitados por el gobierno que los anuló con sus turbas de esclavos, cubriendo la demanda de tanto chupóptero bajo su amparo, 'sindicatos' y ONGs incluidos.

Un poco de sensatez, por favor. Todos tenemos ombligo, pero de cuando en cuando hay que otear el horizonte, por si hay algo más en el mundo.

Encerremos a los delincuentes, seamos serios y consecuentes, dejemos de hacer el chorra poniendo a las zorras al frente de los gallineros, y el dinero volverá en cuanto se les den las debidas garantías.

Insertar en la hambruna a la clase trabajadora, no es ninguna solución.

Miss Perseidas said...

Mary, yo estoy de acuerdo con Van Orton, en suiza, también el desempleo se trata de otra manera, en cierto modo trabajas buscando trabajo, te forman y te obligan a buscar trabajo y cumplir unas premisas semanales, sino no cobras, lo cual aquí no se hace ni de coña, el Inem, es laxo laxo, con que te pases por allí de vez en cuando... ya vale, así nació la picaresca.

Tampoco creo que abaratar el despido sea bueno, no porque pasaría eso precisamente, que nos despedirían sin venir a cuento a los que aún conservamos el trabajo de milagro, que no sólo la contratación ya es barata, si encima te pueden despedir por una miseria y contratar a otro mejor o peor cualificado por menos dinero, porque el hambre aprieta y seguro que lo encontrarían, ¿a dónde vamos a ir a parar, a matarnos por un puesto mediocre? Lo que sangra a las empresas son los impuestos, impuestos destinados a lo que dice Van Orton y Clandestino, al despilfarro. Un ejemplo para abaratar costes: a mi me llegaron a pedirme, en un momento de desesperación, en mi empresa, reducirme las bases en nómina sin bajarme el sueldo, para poder hacer frente a los pagos a la SS, por supuesto me negué en rotundo, si querían que me despidieran, pero de bajarme las bases ná de ná, lógicamente fue una medida desesperada, y no me extraña, proque el dineral que paga una empresa por un trabajador a la SS es totalmente desproporcionado a lo que cobra el trabajador...

Luego están las vacas gordas, ningún empresario se acuerda del trabajador cuando éstas son gordas, no te suben el sueldo, ni te hacen un regalito extra, pero cuando la cosa flojea, el primero en sufrir las consecuencias es el currante. Pues no es por nada, tienen, en cierto modo, lo que se merecen, yo no pienso darte un sólo duro de mi finiquito e indemnización, ni más ni menos, porque cuando te han salido los billetes por los bolsillos, yo he seguido ganando la misma mierda que hace 10 años??? pues lo siento, sr. empresario, haber elegido muel.lte, o péguese con el gobierno y a mi déjeme en paz, que al fin y al cabo, soy yo la que le saca las castañas del fuego y dé gracias.

Mary, la competencia laboral es buena, pero que sea digna!! y desde luego, abaratar, que no sea cuando el trabajo pende de un hilo muy fino.

Clandestino, me voy a ruborizar... pero no me digas estas cosas aquí, que este blog es serio hombre! eso, eso sin contar que es de otra persona!!! ;)

Maestro said...

Como supongo que no será la última vez que sales en la tele, además de ir soltándote más (qué mal se pasa ¿eh?, yo mucho peor que tú), te voy a contar lo que un empresario piensa de la flexibilización del mercado laboral. Es muy sencillo:

Yo tengo una empresa con una docena de trabajadores, dos de créditos, y tres de impagos de clientes. Los bancos ya no me dan dinero líquido para pagar los gastos de cada mes. Estoy con el agua al cuello, y entre los trabajadores tengo un par de acémilas y un mediocre a los que no puedo despedir porque llevan cinco años conmigo y no tengo dinero para pagarles la indemnización. Antes de la crisis no me importaba demasiado, porque siempre tenía liquidez cuando la necesitaba, pero ahora me voy a ver obligado a cerrar la empresa y mandar a la calle a todos, yo incluido, por no poder pagar tres sueldos que más que improductivos, gastan más de lo que producen.

Así surge el dilema emoción/razón de siempre: voy en una barca con doce personas que se está hundiendo por exceso de peso; tres de los pasajeros están moribundos. Mis emociones me dicen que no puedo tirarlos por la borda (al paro), sin embargo mi razón me dice que debo salvar a los otros nueve. ¿Qué hago? La flexibilización del mercado laboral significa que echaré por la borda a los tres moribundos para salvar la barca y al resto de los pasajeros.

Si no se explica con claridad, el que no entiende de economía cree que se le está ocultando algo.

Maestro said...

Por cierto, enhorabuena, has estado muy bien. Y no puedo dejar de alimentar tu coquetería femenina: sales tan guapa en la tele como eres en realidad.

Clandestino said...

Maestro.

Se explica Vd. como un auténtico maestro. Pero me cuesta aceptar que alguien pueda decir esto sintiéndolo de verdad:

"La flexibilización del mercado laboral significa que echaré por la borda a los tres moribundos para salvar la barca y al resto de los pasajeros."

Simplemente voy a recordar que el socialista Adolfo Hitler mando a seis millones de personas a los crematorios para 'salvar' a Alemania. Después salvar al mundo de Hitler, costo tirar por la borda otros cincuenta millones de cadáveres humanos.

Su teoría de que el fin justifica los medios, es tan vieja y manida como maloliente.

Vd. no lleva pasajeros en su 'barca', sino tripulación. No son sus clientes, sino sus empleados. En cualquier caso, cuando se fleta un barco y se elige a una tripulación, el capitán se lleva la mejor tajada de las capturas, pero cuando la cosa va mal, aguanta el temporal en el deber de la salvaguarda de la totalidad de su tripulación, asumiendo los mayores riesgos en ese empeño.

Tirar por la borda a los que 'sobran', tiene un nombre. Tanto en la mar como en tierra. Póngaselo Vd. porque a mi me da dentera.

Maestro said...

A mí, como puede usted suponer, me dan exactamente igual sus aberraciones cognitivas. Lo que evidencia es que su pensamiento es básicamente emocional.

Miss Perseidas said...

Maestro, el problema más grave sería que el "tirano" empresario, aprovechara la coyuntura no sólo poniéndole la alfombra roja para tirar incluso hasta el que vale por menos dinero, porque le importa una mierda, y sabe que la situación le permitirá en tan sólo unos días, contratar a uno nuevo (desesperado) por menos dinero, entonces no es el fin lo que justifica los medios, es que pagan justos por pecadores, y mientras, el empresario, a inflarse de pasta, esclavizando y forjando un futuro de mierda para todos, menos para los políticos y los empresarios.... ¿te perece bonito?

Clandestino said...

Hechos, maestro Maestro. Hechos

Las emociones son las emociones y la mezquindad de la explotación y un uso bastardo del derecho ajeno es algo totalmente distinto. A la vez que la agresión al derecho ajeno es algo totalmente criminal, tenga su origen donde lo tenga, incluyendo la ley. Dejémonos de escurrirnos por la tangente y afrontemos los hechos eludiendo coletillas para justicar conciencias y legalizar la mierda.

Aplastar a los negreros costaron muchos millones de muertos, para conseguir derechos y libertades a la comunidad humana del mundo.

No me vengas con la mierda de las emociones.

Clandestino said...

Miss

Algunos encuentran natural despojar al trabajador de sus derechos laborales y de paso y por el mismo precio, también de sus derechos fundamentales. Para algunos la flexibilización del mercado solo es una forma de reconfigurar el mercado de trabajo, en plataformas de subasta al más puro estilo de las cuerdas cubanas o las entregas a subasta pública en N.Orleans o Mississipi. Algo que ya sucede en España de forma encubierta.

No acatar la explotación de una o miles de personas, por otra u otras, parece que es como consecuencia de sufrir un estado emocional descontrolado que te convierte en un tonto de la pera, inhabilitado para asumir o evidenciar la realidad. No falta quienes me acusarán de estúpido, que me inspiro en cuestiones éticas, morales, decentes u honradas.

En definitiva respetar el derecho ajeno y exigir una justicia que lo garantice, parece que es cosa de locos estúpidos y orates emocionales, según los que pretenden implantar la ley de la selva, como su única ley.

Cuidado. Muchos de estos anarconegreros militan en las filas liberales y votan al ZP que se lo facilita haciéndoles el trabajo sucio, anulando justicia, oposición, sindicatos, defensores del pueblo y cualquier agente social o jurídico, privado o asociado al estado, que pretenda hacer bien su trabajo.

El anarcocapitalismo negrero impera. El partido del desgobierno lo sirve, quemando el estado de derecho, y alineando el ritmo de economistas, multinacionales y todo un coro de voceros y levantamanos, donde no faltan estúpidos, cacatúas e interesados, que todos a una resuelven que lo que sobra en el mercado son los derechos del currante. Que mientras el currante tenga derechos no se resuelve la crisis. Y lo hacen a plena luz, con plena disposición de los medios y de mercenarios de tertulia pagados con el esfuerzo del denostado trabajador.

El grueso de la nación (pymes, liberales, autónomos y trabajadores) queda desarticulado, dividido y enfrentado, con el trasero al aire y en total desamparo e indefensión, bajo el peso del estado, en claro uso criminal, tanto por acción como por omisión, dando cobijo a negreros, mafias, nacionalistas, terroristas y delincuentes, usando sus recursos para sus intereses y la propia represión fiscal como medio de desarticular cualquier movimiento en legítima defensa y recuperación de nuestro estado, y para sus incalificables despilfarros y corrupciones multimillonarias. Para los economistas, políticos, gran empresa y humillados de cerviz, en su 'pragmatismo antiemocional', eso NO sobra. Ninguno desea que sea de otra manera aprovechando la posible opción legal de librarse de los deberes con sus esclavos.

Es la reivindicación descarada, brutal y bestial del feudalismo. Nuevamente señores privilegiados y servidores desheredados, debidamente separados y delimitados y sin posibilidad de progreso para las castas 'inferiores'.

'Esto que denuncio no es real ni pragmático. Son aberraciones cognitivas de un necio emocional de la leche, con tintes de estúpido moralista. Nada que ver con el crimen de estado, con el anarconegrerismo, con la justicia ni con los 'despreciables' DD.HH'.

Miss Perseidas said...

M, estoy casi segura de que tu no tiararías a ningún moribundo por la borda, no sé por qué lo has dicho...(bueno si fuera rojillo, quizás si ;))

Jué Clandestino, te has desahogaó, eh?

Espera que voy a tener que volver a leer, pero en rasgos generales estoy, sino totalmente, casi, de acuerdo contigo en "este" temita.
Y no es que te haga la rosca ni muncho menos, pero hoy te has dejado las zalamerías (para conmigo) y, desde mi punto de vista, has dado en el clavo. La verdad, ¿qué más te da si pecas de moral, de ética, decencia u honradez?

El mundo en poder de unos cuantos, y los demás, para su libre y entregada disposición, a la de "ellos", claro; vamos, a poner el culo!

En realidad, si fueramos legales, no potenciales corruptos, podría ser una medida TRANSITORIA muy poco elegante, pero en algunos casos podría funcionar, aunque estoy TAN convencida de que se usaría fraudulentamente, que no la concibo como paliativo, mejor dicho, no la concibo.

Demasiado tiempo cuesta avanzar, como para retroceder mil leguas de un golpe.

Clandestino said...

Miss

Tu encantador sentido del humor y tu mentalidad natural y abierta con grandes muestras de intelecto, generosidad y sensatez, son tus cualidades y no mis zalamerías. Y esas tus cualidades permiten o invitan al atrevimiento de abrir al humor cuestiones de apariencia restrictiva, para ciertas sensibilidades. Pero no te confundas. Cuando tenga que cantarte una jota lo haré con la misma 'naturalidad' que cuando te cante las 'cuarenta'.

Una cosa es bromear y otra debatir, rebatir o 'inconsentir'.

¿De verdad alguien se puede tragar la bola de que una nación que nadaba en dinero hace un año, en solo un año la ha hundido el miserable sueldo de los trabajadores, la mayoría de ellos mileuristas de diez-doce horas de jornada, como único derecho que les queda, tras renunciar a todos los demás, inmediatamente después de ser despojados de todos los demás, desde la omisión delictiva de los sindicatos?

Naturalmente supongo que Maestro no ha expresado sus sentimientos cuando ha soltado esa parida intentando ilustrar su desazón por el pesado tonelaje de una nómina mensual, con doblaje semestral, vacacional y racacional, y por añadidura inmerso en una crisis de caballo y con un 25% de su plantilla descogorciándole los pocos beneficios que le renta esta puñetera crisis. En ese tema nadie va a enseñar nada a nadie. Frente al derecho laboral del trabajador está el del empresario, tan legítimo uno como el otro. Pero defender un derecho jamás puede pasar por defenestrar el de otros. Con que lo hagan ZP y sus secuaces, usando 'sus' leyes en nuestro nombre y bajo nuestra responsabilidad, ya es suficiente.

Con crisis o sin ella, un mal empleado es una muy mala inversión. O se adapta o se prescinde de él. Caso puntual. Caso cerrado. Otra cosa bien diferente es aplicarlo al mercado de trabajo de forma libre y sin unos mínimos derechos que los amparen.

Pero son a las personas con criterio y cerebro a los que hay que exigirle soluciones y no avivar el fuego de la tragedia. Es tentador erradicar su mal con lo más inmediato, pero eso no servirá, sino que por el contrario lo acentuará y multiplicará. Hay que localizar el mal y extirparlo echándole güitos y a por él. Aunque se cobije en la Moncloa, o en la Zarzuela, o en las franquicias nazionalistas, o en los cubiles municipales, o en ambos. Lo que no podemos hacer es que nos sodomicen el derecho desde la Moncloa y las víctimas nos enfrentemos en el 'tajo'. Todos a una y a por ellos. Empresarios, empleados y todos los demás. Juntos.

El derecho de cualquier persona o colectivo, reside en el de todos los demás. Esto es algo que nadie puede obviar, ni puede renunciar en la conciencia de que cuando agreden a mi vecino, lo hacen conmigo y con todo ciudadano español. "No comparto nada de lo que dice, pero daría la vida para que pueda seguir diciéndolo". W. Churchill.

La clave del progreso y evolución de la sociedad occidental, sobre todas las demás, se debe a los amplios consensos sociales y políticos, nacionales e internacionales, que permitieron largos periodos de paz en grandes áreas del mundo, empleando su tiempo y recursos en los avances que hoy disfrutamos. Y tienen su origen en los logros de muchas guerras y muertos, que nos legaron garantías al derecho y a las libertades, debidamente regulados y articulados en las constituciones democráticas del mundo, y a la educación ciudadana basadas en el esfuerzo y la responsabilidad como forma de entender el progreso y la convivencia inspiradas en las doctrinas cristianas y en las viejas filosofías griegas, destacando la ética de Platón, como elementos de entendimiento culto y cívico, frente al relativismo sofista reinvocado por ZP, trasladando gran parte del imaginario social, al 'paradisíaco' hedonismo nihilista, basado en la supervivencia del 'maná'.

Ahora aunque somos muchos, somos bastante cobardes, nos cargamos a los currantes en lugar de cepillarnos a los ineptos y criminales que nos han hundido y violado nuestros derechos a todos, currantes y no, prostituyendo y violando nuestra legalidad constitucional y usando nuestro estado y nuestros recursos contra ella y contra todos nosotros.

"El respeto al derecho ajeno es la paz". Indio Juárez.

El respeto al derecho ajeno y la justicia que lo ampare, es la piedra angular de la supervivencia de la humanidad. Cualquier foco criminal que viole el derecho ajeno debe ser inmediatamente placado, por el poder judicial del estado, desde su absoluta independencia, o en su defecto por la articulación de colectivos ciudadanos en aplicación de sus constituciones y/o en aplicación de La Carta de los Derechos Humanos promulgada por las Naciones Unidas. Los ocupas del estado deben dejar de omitir sus deberes, de actuar de forma arbitraria y sentir el aliento ciudadano tras sus cogotes, cada vez que metan sus sucias manos en el derecho inalienable de un solo ciudadano.

No existen intereses, ni mercados, ni ideologías, ni políticas que se puedan legitimar bajo ninguna excusa, a costa de rebasar el poder soberano de la nación, ni el derecho colectivo o individual, ni la justicia que los ha de garantizar. Si hacerlo es directamente criminal, hacer un uso criminal del estado y un uso sectario de la ley, para conseguirlo, exige del deber ciudadano de articular las medidas que esten en su mano para de inmediato desalojar al hampa de su estado. El empleo de la fuerza y su magnitud, la decidirá la resistencia que oponga el hampa y sus secuaces, para entregarse a la justicia, debiendo ser toda la nación su fuerza policial.

Cualquier otro movimiento, es buscar el privilegio ventajista, que oferta y ampara la gestión del estado, facturándolo a sus víctimas y a colectivos discriminados, en flagrante omisión del deber de salvaguarda del interés general desde el inalienable principio que permita competir en rigurosa igualdad y no atajando con sobres, maletines y otras dádivas de corte hampón y bananero.

Ni mucho menos es una cuestión emocional. Sino de decantarse por la senda del crimen o por la de la justicia, descartada la ley una vez declarado su criminal mangoneo. Todo dependerá de la integridad y aptitudes de unos, frente a la ramplonería mezquina de los inútiles sin escrúpulos encaramados en los aledaños de la malversación de NUESTRO poder.

Que nadie olvide que el enemigo común de todos, es el conjunto político corrompido y agusanado, que forma su propia casta, organizada, ajena y confrontada contra el conjunto nacional. Ese debe ser el objetivo ciudadano como sus víctimas directas y potenciales. Ni trabajadores, ni empresarios. Es el manoseo de políticos y mierdecillas avaros, inútiles y aplaudidores, que exprimen hasta a las piedras, arrasando con todo como una marabunta imparable.

Hay que quitar la broza del relativismo agusanado, sucio y obsceno, fijando la diana exclusivamente en el pecho del puñetero mono jodedor, orientando contra ella los dardos de nestras vindicaciones. Nunca entre nosotros. Nunca contra nosotros. No les hagamos el trabajo sucio contra nosotros.

Anonymous said...

A una gran masa de la población, cautiva por su ideología, le cuesta aceptar que los costes del despido y los obstáculos legales existentes para llevarlo a cabo disuaden a los empresarios para contratar a otros trabajadores.

Son trabas que se ponen al normal funcionamiento del mercado laboral por parte de sindicatos y de políticos populistas de todo color y pelaje.

Tampoco entienden que sólo deben ser las acciones de los consumidores las que repercutan en el mercado laboral; dicho de otro modo, cuando las necesidades de los consumidores cambien con relación a un producto, ese cambio repercutirá sobre la masa de trabajadores que elaboran ese producto.

Sin embargo, podemos encontrarnos con dos argumentaciones antagónicas en función de la capacidad de reflexión o sometimiento ideológico de los individuos:

a) La empresa despide a un operario muy necesario para su buen funcionamiento porque el empresario, que es malo por naturaleza, está obsesionado con despedir a obreros y siempre quiere fastidiar la vida a todo aquel que dice ser trabajador y, de paso, a las suegras de éstos, que los van a tener que mantener a la sopa boba.

b) El puesto de trabajo deja es prescindible porque sus frutos ya no dan satisfacción a los consumidores.

En el primer caso, el empresario sería castigado por el propio mercado, por lo que no se necesitan sanciones complementarias impuestas por el Estado. O sea, que si un empresario despide a su mejor trabajador está dejando de obtener un beneficio por prescindir caprichosamente de la mayor productividad que le reporta dicho trabajador. Es más, otros empresarios de la competencia estarán deseosos de contratar al trabajador despedido para favorecer su producción y ganar más dinero, compitiendo así de forma ventajosa con el empresario caprichoso y malvado cuyo destino será su expulsión del mercado.

Es fácil de comprender siempre que entendamos que un puesto de trabajo es rentable siempre que satisfaga a los consumidores o que un empleador caprichoso que despide a los operarios más productivos, víctima de sus fobias personales, no está sirviendo a los clientes y, por tanto, lo notará en su cuenta de resultados.

Está demostrado que la economía libre de mercado o capitalismo enriquece a los trabajadores en contra de las contraproducentes políticas laborales socialistas aplicadas en nuestro país tanto por gobiernos del PSOE como por gobiernos del PP porque, a corto plazo, el salario mínimo y los costes del despido suponen un incremento del paro; pero si esas políticas se prolongan en el tiempo, el desempleo también lo hará y se convertirá en endémico.

Por lo que respecta al largo plazo, las políticas socialistas o intervencionistas también conllevan una disminución de la inversión empresarial o capitalización, que se traduce en un aumento de la demanda laboral y en unos salarios más bajos.

Por tanto, la política laboral socialista produce dos pesadillas para todo trabajador: más paro y salarios más reducidos para el que tenga la suerte de ser contratado.

En este sentido, resulta paradójico y estúpido que una ideología tan antiobrera se la identifique con la “clase obrera”.

A pesar de todo, por muy dañinas que sean las políticas populistas laborales
seguirán aplicándose por gobiernos parásitos porque, a efectos electorales, el cortoplacismo es lo que garantiza el poder y la poltrona.

www.lodicecincinato.blogspot.com

Minneconjou said...

Lo leo und no lo cleo.

Fijo que será cosa de mi ignorancia o de algún defecto congénito o con ayuda de otros.

Lo primero que no alcanzo a entender es por qué asumimos como normal que Dios (en su sabiduría infinita) tenga derecho a robar parte de nuestro dinero para:
- Asegurarnos un seguro por si nos quedamos sin trabajo (si no eres autónomo, claro, que te jodes como dijo Herodes)
- Asegurarnos una prestación sanitaria que sería objeto de debate en otro momento.
- Asegurarnos el pago a unos sindicatos que, fijo, fijo, se van a matar por nosotros o, en su defecto, por vosotros ustedes.
- Asegurarnos, en fin, que el día que nos quedemos sin trabajo, cobraremos unos días por año trabajado.

Centrándome en el coste del despido, digo yo si no sería mejor que ese dinero se me pague en cada mensualidad, por ejemplo, que ya me encargo yo de ahorrarlo en una libreta de esas en una de esas cajas que estamos pagando entre todos para que no se note que las han esquilmado.

Quizás el futuro nos permita avanzar hacia una sociedad en la que el conceto "empleado" desaparezca y sea sustituído por el conceto "profesional".

De eso sabemos algo los autónomos. Sabemos que se la sudamos a las organizaciones empresariales que cobran y viven (de coña) de nuestro dinero. Sabemos que se la sudamos a los sindicatos que cobran y viven (de coña) de nuestro dinero y sabemos que se la sudamos a las cámaras de comercio que hemos de mantener a modo de derecho de pernada.

Cuando uno de mis clientes no cobra de uno de sus clientes porque un ayuntamiento no paga, yo me quedo sin cobrar. ¿quién ha votado a ese ayuntamiento? ¿quién ha votado para que las sentencias que obligan al ayuntamiento a pagar lo contratado no se cumplan? ¿quién ha votado para que la casta política esté exenta delñ imperio de la ley?

Yo no. Pero así es. Mientras los señores de Nissan se manifiestan (si manifestarse es esparramar cristaleras) a mi sólo me queda el recurso de echar mas horas. Para seguir pagando a todos esos sinvergüenzas.

Yo he de pagar mi cuota de autónomo a la SS sólo por el derecho a trabajar; porque para no pagarla he de darme de baja y entonces no puedo facturar. Eso me pasa a mí como les pasa a varios millones de conciudadanos. Mas derecho de pernada, claro.

El problema del despido en España es doble o triple o más:
- Primero, tenemos una legislación que viene del franquismo. Un régimen de raíces fascostas en ese aspecto al que repugnaba el mercado y la libre competencia.
- Segundo, tenemos el problema de que la casta política (con la connivencia de la mafia sindical) se creen con derecho a inmiscuirse en los acuerdos privados de las personas. ¿Y qué aporta eso? Costes, básicamente. Un montón de comisarios políticos buenos para nada.
- Tercero, tenemos el problema de la visión del empresario como depredador. Yo conozco (he conocido) a algunos chorizos mafiosos, usualmente apegados al poder político, cuyas prácticas deberían haberles llevado a la cárcel si en este país hubiera justicia (y se diera una mínima prosa). No eran empresarios. Eran chorizos mafiosos. Por contra, he conocido empresarios que han hipotecado sus bienes para sacar una empresa adelante y los han perdido. Tambien conozco empresarios que se han arruinado porque sus socios eran chorizos mafiosos y no hay justicia a la que recurrir. Ojito con el hombre del saco, que existir existe; pero no es el que nos pintan.

Hay un cuarto que es la estúpida pretensión de relacionar flexibilidad laboral con despido libre. Flexibilidad del mercado de trabajo supone, por ejemplo, poder crear una empresa para lanzar un proyecto en 10 días y con un coste que tienda a cero. Una ño despuñes, si finciona, ya se pagará lo que se tenga que pagar; pero no tiene sentido estrangular las ideas a base de derechos de pernada.

Finalmente, es importante, creo yo, reconocer que hay emprendedores que no contratan porque existe una situación de indefensión. Es mi caso. Yo trabajo con autónomos como yo y no contrato (aunque lo necesitaría) porque si me sale rana (lo que se conoce vulgarmente como una bastardo mal nacido) me va a costar un dinero que no tengo librarme de él. Ya lo he vivido y no pienso volver a vivirlo.

Ahí es donde uno esperaría encontrar a los sindicatos beligerantes: un chorizo hace un daño tremendo a una empresa, especialmente si es pequeña. En eso y en la necesidad de que la justicia sea justa y rápida.

Resumen del panorama: estamos jodidos y apuntando al pobre pianista. Como es habitual.

Miss Perseidas said...

Bueno, para mi el mayor problema del abaratamiento del despido, es el momento actual, que creo que no es el oportuno. Porque la picaresca, quizá, con los tiempos que corren, legítima, sólo provocaría tirar a unos al paro, para rescatar a otros por menos dinero. Por lo tanto, de momento disminuyen las expectativas de un suledo digno y, sobretodo, que posibilite no acabar ahogado por tener una casa y poder comer cada día que no hablo ni de lujillos, imáginate, si es difícil con lo que se gana ahora, con menos, ¿quñe haces? y todo eso sin tener en cuenta que, "asin" no mermarían las cifras de parados.
Porque ¿no creereis que por ese dinero contratarían a dos, verdad?

Quizá en otro momento se pueda plantear con un rappel, si tu capacidad y eficacia, no es probada y ascendente, que haya una claúsula por la que despedirte no me salga por un riñón... Si se paga en función a las aptitudes, que se despida con las misma condiciones, o el sistema tradicional, que es llegar a un acuerdo bueno para ambos.

El empresario inteligente no despide a un trabajador productivo, y seguro que si lo hace, es porque está ahogado, pero lo único que va a hacer es cambiar a uno por otro, y al que ha dejado en la cola del inem, lo va a dejar con una mano delante y otra detrás para soportar cuánto, con mucha suerte medio año sin trabajo, cobrando un 60-70% de lo que ganaba?

El empresario que hipoteca sus bienes, no te equivoques, lo que pretende es salvar su culo, y pagar sus deudas para que no le quiten todo lo que ha ganado anteriormente, arriesgando su patrimonio sí, el adquirido con el esfuerzo de sus trabajadores, pero en tiempos de bonanza, no se ha acordado de su empleado.

En cualquier caso, yo soy la primera que cree que a la empresa se le sangra, es cierto, y por otro lado, minnecojou aporta una idea estupenda, que tu despido esté prorrateado y así, uno disponga de él a su antonjo, pero entonces... ¿cómo iban a hacerse ricos estos degenerados del lupanar de los diputados? ¿cómo iban a pagar las obras públicas que conceden a sus amiguitos y familiares? ¿qué fondos iban a desvíar para sus jubilaciones?

El asunto de tan serio que es, está poniéndonos en contra a todos, y en eso, querido Clandestino, tienes más razón que un santo, ¿por qué tengo yo que enfadarme con mi jefe, si con quién tengo que estarlo es con todos esos chupopteros de San Jerónimo y sus chupopteras delegaciones?

PD. Clandestino: gracias por apreciar tan buenas cualidades en mi, no es para tanto y además te garantizo que soy más ingenua de lo que puedas creer, aún llevo pañales... eso sí, mi actitud en general, es estar de buen humor y transmitirlo, porque para mi, serio, no significa aburrido... ;)

Clandestino said...

Anonymous Cincinato

Supongo que el famoso trabajador protagonista de tu 'cuento' del empresario tonto que despide a su mejor empleado, será al menos Cristiano Ronaldo.

"...le cuesta aceptar que los costes del despido y los obstáculos legales existentes para llevarlo a cabo disuaden a los empresarios para contratar a otros trabajadores."

Claro. Si compramos los coches sin motor, por el mismo precio podremos obtener un Rolls, en lugar de un Mercedes.

¿Quien disuade al empresario para que tras cubrir sus costos, le meta hasta un trescientos por cien de beneficios brutos, en algunos casos, en lugar de un veinte o un treinta? ¿Quien persuade a esa figura tan 'imprescindible' como ponderada, que es el intermediario, que encarece los productos hasta un setecientos por cien sobre el precio de origen, sin ni siquiera llegar a verlo? ¿Quien disuade al empresario para que te venda un producto etiquetado con una calidad y unas prestaciones y sea una patata inútil, que te cuesta vivir en los juzgados dos años y encima pierdes?

¿Quien disuade a la naturaleza para que los currantes no coman, ni consuman, ni protesten, ni piensen, ni...?

Un currante es un ser humano. Una persona. ¿Lo pillas? Y sus derechos no son cuestionables ni por una crisis, ni por una camarilla de mentecatos, ni por una pléyade de delincuentes golpeándolos con su estado de su propiedad.

El derecho del trabajador es inherente al trabajador. Es inseparable. En el momento que no tenga esos derechos deja de ser trabajador, persona y humano, para ser un siervo de algún cerdo avaro, incapaz de competir con sus méritos y capacidad. Si no es capaz de mantener una empresa en el rigor del respeto a las normas, que se vaya a buscar caracoles al monte y deje el lugar a los capacitados.

Si una trabajador tiene que humillarse a servir a un negrero renunciando a su dignidad y a la debida remuneración de sus servicios, es preferible que reviente el mercado en pleno con todos los mercaderes puestos. Un currante podrá sobrevivir sin negreros. Este sin esclavos es una mierda al sol.

Una economía sólida y fiable, necesita de trabajadores de calidad y de empresarios serios y capacitados. Sacarse una licencia de actividades económicas son diez minutos en el registro y para eso vale cualquiera. De cada cien empresas solo una es regida por un empresario, el resto son listos, espabilados, estafadores y babarrias jodiendo el ascua al resto.

Hay que hacer un poquito de autocrítica y dejar de mirar el botín como si fuera nuestro.

Con Franco los trabajadores tenían más del doble de derechos que tienen ahora, y con garantías absolutas, y el poder adquisitivo más de cuatro veces que el actual, los inversores hacían cola para traer sus dólares a España, y las cifras de paro o no existían o eran despreciables.

¿Eran mejores las empresas de la dictadura que las del saqueo bananero? Naturalmente. Eran empresas. No nidos de de randals organizados a la sombra del tráfico de influencias y del nepotismo.

Mary White said...

Prometo responder, pero no ahora... me habéis abrumado. De momento me he medio redimido en la tertulia de Intereconomía del miércoles y por vuestra "presión" (que agradezco infinito) me solté un poquito la melena. También porque había un PSOE-ísta, un socialista no-consciente y una chica muy agradable de CiU.
Ya aclaré que ando con tareas burocráticas y por eso mi tiempo es escaso. Ya lo decías Les Luthiers "Time is money... que significa... el tiempo es un maní".

Lucio Quincio Cincinato said...

Sr. Clandestino:
Dice usted que “un currante podrá sobrevivir sin negreros, etc, etc……. “

¡Claro que sí hombre! Eso ya está inventado. Paséate por Cuba o Corea del Norte (siempre que te permitan entrar y luego salir). Lo que ocurre es que los negreros de allí se los despacharon en los paredones. No obstante, su puesto lo han ocupado los miembros del partido del pueblo.

Lo que me sorprende y no logro entender es ¿porqué todavía no hay miles de pateras arribando a las costas cubanas repletas de progres como usted para disfrutar hasta la muerte de los placeres de la auténtica libertad (sin negreros) y de la auténtica democracia?.

¡Me echo a temblar sólo de imaginar la catástrofe que supondría tal fuga de talentos para nuestra madre patria!
En cuanto a lo que dice de “que nadie olvide que el enemigo común de todos, es el conjunto político corrompido y agusanado, que forma su propia casta …….”

Totalmente de acuerdo. Además te lo confirmo en este vídeo:

http://es.youtube.com/watch?v=2QzaV8iVX-0

www.lodicecincinato.blogspot.com

Maestro said...

Lucio, usted aún no conoce a mi amiga Miss Perseidas, si la conociera comprendería que si alguien con el criterio político de ella apoya a otro, es que igual que ella, aunque no sabe lo que dice, le encanta escucharse; o leerse, que viene a ser lo mismo.

No hay más que ver lo modestamente que viven los socialistas en cuanto llegan al poder para darse cuenta de que abominan del lujo y el boato. No hay nada peor que un pobre y tonto con poder, se querrá hacer rico haciendo payasadas y sometiendo a los demás a sus desvaríos como lógica catarsis de su frustración vital, de su conciencia de mediocridad.

Miss Perseidas said...

Mi decepcionate M,

aunque no sabe lo que dice, le encanta escucharse; o leerse, que viene a ser lo mismo

En mi tierra hay un dicho que dice asi:¨

"li diu el mort al degollat, qui ta fet ese forat"

No te creía tan cobarde Maestro, proyectando tu furia en mi, como no puedes con Clandestino, te metes con la ingenua de Perse, muy bonito, pero a mi me defraudas querido, nunca pensé que me necesitaras tan desesperadamente, a pesar de tu vanidad.

Para mi es más triste pensar que la riqueza de otra, pudiera quitarte el sueño, dudando si no se equivocó vuestra merced al dejar salir la pasta por la ventana... yo ni siquiera lo dudaría, esa es la diferencia.

Me pregunto si Cincinato y tu, no sereis la misma persona.

Clandestino said...

Lucio

Te agradezco tu transparencia mostrándote tan apasionado fans de los negreros.

En cuanto a lo de Cuba, sigo insistiendo en que a los currantes, y a todos los demás, les sobran los negreros y los políticos serviles que les legalizan sus estafas, aunque sean cubanos.

Para tu información te diré que me importan la misma mierda los progres que los anarcomierdas. Solo me interesa la inviolabilidad del derecho y la incorruptibilidad de la justicia que lo garantice.

Las ideologías de robar, sus patrocinadores, sus beneficiarios y sus siervos fanáticos, me la repanfinflan todos a coro.

Clandestino said...

Maestro

Que yo sepa este es un blog abierto al debate o a la opinión de cualquiera que desee participar.

Miss tiene el valor y la gallardía de participar y exponer sus ideas. Podremos compartirlas o no. Para eso es necesario ofrecer alguna contraopinión mínimamente argumentada. Escondido entre bambalinas y removiendote las bilis de forma sibilina y taimada, sin argumentos o güitos para disentir, es rebajarse a las huellas del chismorreo verdulero.

Mil veces mas respetable un enemigo de cara que un 'amigo' por la espalda.

Miss Perseidas said...

Da lo mismo Clandestino, aunque gracias, pues algunos creen estar por encima de los demás.

Él, como Don Quijote, ve gigantes donde hay molinos, es un problema no pensar igual, pues esta es su particular forma de expresar la libertad propia, que no la ajena, esa no existe.

Lo que más me asombra es que me llame amiga para darme una puñalada trapera por la espalda, además, sin venir a cuento; no, mi concepto de la amistad es muy muy distinto, y no, ese no lo entiendo;

Por eso creo, que piensa que me conoce pero que se equivoca, yo no le utilizaría a él sin argumentar, como chivo expiatorio, con esa necesidad de maltratar, porque su frustración no podrá pagarla con su santa mujer, o porque necesita alardear de lo mucho que cree que sabe, aunque a veces use sofistas argumentos, convencido de que es portador de la verdad eterna... no es maestro por otra cosa... yo así no sé defender mis posturas, contigo puedo estar de acuerdo o no, pero así no se hace, no seas vulgar hombre...
Por último, que te quede claro que yo no soy roja coño, y aunque lo fuera, vale ya, qué carajo te tendría que importar? aunque a ti el invento te venga de perlas para decir esas burradas y justificar tu comportamiento. De verdad, me has decepcionado y mucho, porque yo puedo no saber mucho de política, pero sí se de la vida, de lo que está bien o mal, y de no vivir condicionada a un sólo medio.

Y de amigos nada rey, paso ya de tus vituperancias para conmigo, búscate a otra que te las aguante, porque a mi, no vas a conseguir joderme el día.

Maestro said...

En fin, Dios los cría y ellos se arre-juntan.

Clandestino said...

Efectivamente Maestro. Correcto. Al fin te 'desarre-juntas' momentáneamente, de los de tu camada, para somar tu hociquillo por la madriguera, y esputar una autocrítica.

Por algo se empieza.

Maestro said...

¿Y, (coma) pobre hombre?

Miss Perseidas said...

Maestro, ¿no estás siendo demasiado vulgar ya?

Interven para decir algo, por lo menos, positivo, sino, cállate y déjalo! no alimentes más el mal rollo, que no hace falta que sigas demostrándonos la mala leche que tienes, que pareces un troll.

Clandestino, pf, ni te molestes, no vale la pena.

Maestro said...

Salió Julieta en defensa de su Romeo ¡qué enternecedor!

Miss Perseidas said...

Definitivamente, pensé que era la vanidad, pero es la ENVIDIA!

Clandestino said...

Qué pasa Maestro.

¿Problemillas de celos o una incontenible necesidad bovina de provocar? Parece que llevas muy mal el feeling entre la encantadora Miss y yo. ¿Tenías planes para ella, sin conocimiento de ella?

Nadie está a salvo de los problemas "emocionales" ni de sus terribles acometidas. Entiendo tus tormentos pero debes comprender lo vulgar y repugnante de tu incontención en el 'enverracamiento' de tus 'arreones' presa de los celos, mostrando tu patética y vulnarable debilidad. En tus modos persistentemente resentidos -tras rechazar mi sincera y cortés disculpa, que ahora sé que fue por nada- se percibe una mala persona, cuya vulgar e introvertida animadversión hacia la libertad ajena, hace legible tu superficialidad moral y tu mostrenca ignorancia en asuntos de señoras. Es en el trato con las damas y en la limpieza en el juego, donde se distingue al señor. Al caballero. No voy a hurgar más en tu indignidad, adjetivando tus carencias y tu lamentable espectáculo al respecto, acantonado en tus zahúrdas, con el único objetivo de dar íntimo amparo a tus dornajos por el método de desbrozar mierda en todas direcciones. Ya eres sobradamente patético por tí mismo empeñado en mostrar tus más hediondos modos rastreros con la que se distingue la gentucilla zafia y barriobajera, de tu condición, en su inevitable villanía soez y traicionera, con claros tintes de posible maltratador, en potencia.

Entenderás que tras ser debidamente desenmascarado, y sabiendo como eres, lo poco que eres y porqué lo eres, y siguiendo el consejo de mi 'querida' y nunca suficientemente ponderada, amiga 'Julieta', dedique mi tiempo a temas más ilustrativos y provechosos, poniendo el listón mínimo de mi atención, al nivel del cagarro, con el fin de excluiros a los trolls. Cuando alcances nivel o categoría de cagarro, tal vez pase a saludarte.

Venga, que te mejores.

Clandestino said...

Miss

¿Vas comprendiendo?

Todo lo que percibas en internet es fruto de tu imaginación. Ocurre que a veces te das de bruces con la realidad, cuando te llega el hedor a plasta de vaca, de lo que siempre creistes una hermosa flor. Y para entonces muchas veces, ya es tarde.

Te aconsejo que estés atenta y te protejas. La red está llena de pederastas, maltratadores y bujarrones al acecho.