3 February 2009

Presente


Ignacio, blogger con nombre, apellidos y foto, que habita en su lado particular de la galaxia (Este lado de la galaxia), envidiado, denostado y admirado, se pasa de rosca, en el mejor sentido de la palabra. ¿Ejemplo? Este post:

La red es de las personas, lo cual es en sí algo pernicioso para la socialdemocracia imperante: necesitan vaciar de identidad a la gente para que sean parte de, en vez de ser por sí mismos; la red dota de identidad a quien la tiene y se trata con personas, no con grandes grupos sino con las personas una a una, y cada cual da su medida en su elección de lecturas, blogs, prensa, escritos, y en sus relaciones en redes sociales, que muchos cometen el error de trasmutar las formas de la realidad antigüa a la red, cuando la red tiene sus propias reglas: la nettiqueta; clásica y conocida… por aquellos que en su momento fuimos denostados por “enganchados a eso de Internet” la red la han constituido las personas, a pesar de las restricciones sociales de la corrección política, tibieza vulgarizante, banal y carente de significado cada vez más y con mayor claridad se identifica la persona: hay redes enteras de blogs en las cuales arrojando los escritos al aire es imposible atribuirles autoría: hasta tal punto se difumina y se impone un sistema verbal entre un grupo que asumen todos la única identidad de grupo: frente a eso, los hay que, mejores o peores, mantienen su identidad.

(Léelo otra vez, que se pilla mejor a la segunda... )

15 comments:

Ignacio said...

Gracias por la consideración

Carlos Suchowolski said...

Vaya: ¡sin duda hay coincidencia!

Ignacio said...

No entiendo lo de la coincidencia

Carlos Suchowolski said...

Perdón, aclaro; suscribo esto:

"la red la han constituido las personas, a pesar de las restricciones sociales de la corrección política, tibieza vulgarizante, banal y carente de significado cada vez más y con mayor claridad se identifica la persona: hay redes enteras de blogs en las cuales arrojando los escritos al aire es imposible atribuirles autoría: hasta tal punto se difumina y se impone un sistema verbal entre un grupo que asumen todos la única identidad de grupo: frente a eso, los hay que, mejores o peores, mantienen su identidad."

Clandestino said...

No comparto. La identidad que se transparenta en internet, solo es apta y aplicable al internet, pero nada que ver con el personaje real. Sencillamente porque no es posible conocer la identidad de nadie solo por sus escritos. Tras ellos puedes llegar incluso a ocultarte totalmente, mostrando tu otro yo en cualquier medio, sin ser identificado nunca. Puedes emularte en la recreación de tu propio personaje. Así tu identidad será tan real y fiable como la de Pinocho o Caperucita.

Recordarás o alguien podrá hacerlo por tí, el montón de años que la señora gestora del archifamoso programa radiofónico sentimental "El Consultorio de Elena Francis", era un tío y las señoras se pasaron décadas rajando contra los tíos, sin saber que se lo contaban a un tío. El 'pollo' se metió en el personaje y se pasó décadas 'domesticando' a las señoras como útiles dulces y acarameladas con su amo para toda la vida hasta que la muerte los separe. Convirtió en machistas a miles de señoras que llamaban en busca del calor de un consejo que aliviara su vida insoportable con el animal que producía su desgracia.

Escribir en internet deja un rastro de humores, sentimientos y cabreos a veces incoherentes, a veces incomprensibles, a veces inspirados bellos y hermosos, que caen en este muladar como copos de nieve en el asfalto caliente.

No creo en la identidad internetera de nadie. Solo algunos temas puntuales son de calidad en un mismo bloguero. La mayor parte de lo que se escribe es como una necesidad de escribir algo, a veces sin ganas, aunque siempre haya algo que decir.

El encanto de internet es ser tú, sin que nadie sepa quien eres. Ser tú, siendo nadie, es lo mejor que nos puede pasar. El bendito internet nos ofrece el contacto y la tertulia desde el bendito anonimato. La identidad moral y emocional, solo estará a disponibilidad de los que la sientan en el volumen de sus carnes y en la riqueza espitritual que ella transmita en riguroso directo. Todo el que crea que conoce a alguien en internet se equivoca por completo. La decepción puede estar garantizada.

Nuestra mente tiende a idealizar y mitificar lo que desconocemos. La realidad es un cubo de agua fría que nos saca del sueño. ¿Quien no ha disfrutado más de la descripción narrada de una persona, objeto o lugar, que de la decepcionante observación y reconocimiento visual e incluso sentimental, del directo?

Pues eso.

Mary White said...

Clandestino,díselo en su blog.

Miss Perseidas said...

Yo creo que perfectamente se puede ser transparente sin miedo a que crean que aún así eres un personaje que se aleja de la realidad, o lo que tu llamas tu otro yo, que yo pienso que forma parte de ti/mi mismo también.

Aunque si yo pongo una foto, un nombre, una opinión, el que me conozca, difícilmente creerá que no soy yo, y soy caperucita, ¿por qué no ha de creerlo cualquiera?.

Tan legítimo como si quiero desarrollar mi otro yo bajo pseudónimo, infinidad de escritores lo hicieron y lo hacen, y a nadie le ofende.

Y por último, yo sí creo que en la red hay infinidad de identidades ciertas, otra cosa es que las inciertas, sean una amplia mayoría, aunque creo que la fantasía es un derecho, no apruebo al que se aprovecha ilícitamente de esta condición.

Clandestino said...

Miss Perseidas

Claro que se puede ser transparente. El universo es transparente y nadie lo conoce.

Tu te sientes transparente. Yo solo veo tus palabras y las interpreto desde mi óptica, trasladándote a otro plano diferente del que estás o crees estar. O al extremo opuesto al que otros te sitúen. Unos te pueden 'presentir' como encantadora y otros como estúpida, resultando que realmente, ninguna de estas dos percepciones son parte interesantes en el mapa de tu identidad.

La identidad de ZP es tan simple como el asa de un cubo. Lo vieron millones de personas. Yo lo soporté dos preguntas, por estar recién cenado. A pesar de la encuesta EFE, la mayoría lo vió en su principal caracterísca de embustero, pero muchos lo vieron como un auténtico 'maestro'. Todos creyeron ser transparentes a la hora de enjuiciarlo. Yo creo ser transparente a la hora de calificarlo como ceporro embaucador y estúpido, por ejemplo.

Eso ocurre en un medio en el que ves los miles de músculos que fotografían cada segundo de cada sentimiento y emoción que sufre o disfruta el personaje, por cada palabra que articula.

Internet permite transparentarte en una ínfima porción que puede asomar mediante un comentario o un post. Expresar un sentimiento o una idea que proporciona cuatro o cinco minutos de lectura, no identifica a nadie. Pretender cumplir un objetivo volcando una información o una opinión, que aunque subjetiva no muestra la 'patita' que identifica a nadie, en un cúmulo de coincidencias o interpretaciones. Este mismo comentario con el que te respondo puede cambiar totalmente tu opinión sobre el mismo, sobre el tuyo y/o sobre mí, si te lo comento cara a cara, tomando café, mientras observas mis gestos y el regulador de mi semblante y del tono de mis acentos, según marcan mis palabras. Podría pasar que sería la última vez que me lees o me oyes o, lo más probable, es que sucumbas a mis 'poderes de seducción' y te agarraras a mi como una lapa formando parte de mi 'chepa' por el resto de los tiempos. (La ilusión también forma parte de la identidad)

Un nick, unas coletillas, una ideología, un alineamiento o unos tics, no hacen ni de largo una característica identificativa por ser solo temporal, accesoria, premeditada, prescindible o variable.

La identidad se nutre de la resultante de todo aquello que además de identidad física, llena tus 'interiores' conformando tu idiosincracia y que no controla tu consciente, como carácter, personalidad, sentimientos, cultura, ingenio, encantos, carisma, genios, instintos, virtudes, carencias, emociones, rasgos, intelecto... Internet es un flash que retrata un instante de algo de eso. De ninguna manera ese instante puede mostrar tu identidad. Ni siquiera rascarla superficialmente. Solo el trato personal y continuado, puede llegar a captar auténticos retazos identitarios en otras personas. Aún así, a veces es sorprendente lo poco que nos conocen personas con las que mantenemos un trato regular y directo, durante décadas. Aún así es difícil bucear en los escondrijos donde moran muchos de los ingredientes que conforman la verdadera identidad de cada cual, aunque es cierto que en unos más o menos, que en otros.

Miss Perseidas said...

Jajaja, Clandestino, para eso no hace falta estar en la red. En la "vida real", el sentimiento de engaño o de certeza puede ser el mismo.

O teniendo a alguien delante, el oráculo te dice, a través de sus ojos, su expresión, su olor, su ser entero, si es transparente, si miente, si actúa...? si claro, pero no siempre, eso sería como fiarse únicamente del instinto y eso resultaría un poco "animal".

Yo creo que lo que Ignacio dice, es que no todos los que forman parte de la red, tienen algo que esconder o se inventan el individuo que no puede ser o vivir en un plano real. Yo creo que la red, ya no es lo que era.

Es muy simple, con tu nick, ya lo dices, eres desconfiado, y ojo, no hay que fiarse, o no de todo, pero yo prefiero pensar que cada palabra nace sinceramente del momento, y que su autor, en principio, es sincero consigo mismo y con los demás, si tu no quieres creerle, es tu elección.

Clandestino said...

Miss Perseidas

Te digo que en una relación de trato personal cotidiano, puedes tardar años en captar retazos de la identidad de una persona. En internet no es posible tener una identidad y aunque la tengas, nadie la considerará. Entenderse solo por la escritura es dificilísimo. Conocerse es totalmente imposible. Por ejemplo esto que me acabas de espetar, como una novedad, es lo que intento explicarte desde el principio.

Usar un 'nick' para participar en la blogosfera, no es ser desconfiado, para nada. Solo es una precaución, de la misma manera que un barco lleva botes salvavidas o un policía usa chaleco antibalas. En internet hay de todo y los datos personales son personales, pero con todo el respeto del mundo por los que piensen de otra forma, yo prefiero quedar en el anonimato. No tengo nada ocultar a nadie, pero no quiero que mi 'ficha' circule por la red a disponibilidad de algún desaprensivo de los muchos que hay.

Pero no es desconfianza sino prudencia ya que hay riesgo cierto de los que considero que debo mantener al margen a todo mi entorno familiar y social, y a mí mismo, de trolls y otros posibles bichejos de mala sangre, que puedan acceder a ellos a través de mis datos.

De todas formas el que te presentes con tu nombre o con un nick, solo incide en la identidad filiar.

Pregunta.-

¿Por qué te muestras en negativo?

Miss Perseidas said...

Clandestino, me refería al nombre que adoptas tú concretamente, "clandestino", no al sentido y uso genérico del "nick".

Y decirte que no me muestro en negativo, sólo es que me gustó el efecto "radiografía", si quieres te la pongo en positivo, pero la verdad es que me parecía un poco provocadora y en RX, no tanto; y hasta hace unos días me mostraba con una amplia sonrisa. Y hoy va a ser mi ojo pintado, que es la que tengo en face.

Yo también, como tú, salvaguardo mi identidad en el ámbito público, eso es obvio, pero no soy anónima, muestro lo mismo en mi ámbito privado pero allí con identidad. En fin, que la cuestión es no negar la falsedad de la red, pero tampoco el mérito de reconocer que sí hay gente transparente también.

Yo sí he conocido gente con la que bloggueo, y no hablo de webs de contactos. Te puedes encontrar cualquier cosa, y puedes no entenderte mediante la escritura, sería algo normal que se va puliendo, y se consigue, a mi con Mary W me ha pasado (hablo de no expresarme o hacerme entender y viceversa), y después de un tiempo, qué quieres que te diga? en el fondo me fío de ella, creo que aunque tenga o tuviera algo que esconder, cosa natural y general por otro lado, creo que es tal cual se muestra.

Perdona Mary que te mencione para esto, pero es que me vienes a huevo... ;)

Clandestino said...

Miss Perseidas

Sin ninguna duda tu sonrisa es franca y viva. Tus amigos se lo deben pasar chupi, con tu buen humor y vitalidad. Lo de provocadora me suena bien. Me gusta.

Mary queda excluida del tema que tratamos. Ella es una persona pública, que lleva muchos años siéndolo y que es muy conocida. Nada que ver.

Maestro said...

Muy profundos estáis para mí a estas horas de la mañana (De la COPE), así que mejor saludo y me voy.

Miss Perseidas said...

Clandestino,

pues la verdad es que no conozco el alcance de la popularidad de Mary, no la conozco por eso, aunque la he visto en la tele y tiene un montón de amigos en "Feisbuk", jejeje...

Respecto a mi sonrisa, pues si no viene nadie a joderme, suelo sonreir con frecuencia, es una buena forma de estar más bien que mal, se lo recomiendo a todo el mundo, y la verdad, no sé cómo se lo pasan conmigo, pero yo me lo paso (normalmente) bomba, jajajaa! En fin, que se hace lo que se puede.

Ha sido un placer charlar contigo, aunque no coincidamos, yo sigo pensando que la red es mucho más clara que antes.

Maestro, será por la hora, porque a ti te gusta adentrarte (y bastante) en las profundidades... jejeje.

;) Venga, y feliz weekend a tots.

PD. Clandestino: igual, un día que esté más atrevida, pongo la versión original de la foto.

Clandestino said...

Miss Perseidas

¿No conoces la 'popularidad' de Mary? Entonces no la conoces. Entiendo que te 'fías' de una persona que apenas conoces. Bendita ingenuidad. Víctima propiciatoria de la trituradora internetera que se nutre de semejantes virtudes.

No permitas que nadie te apague tu bella y sana sonrisa, aunque entiendo como contradictorio que pierdas tu sonrisa cuando alguien 'viene a... hacerte 'eso' que dices, pues las sonrisas más luminosas, duraderas y con muestras de total plenitud y felicidad, casi transcendentales, las he disfrutado inevitablemente marcadas sobre semblantes femeninos, justo durante y hasta mucho después de 'eso'. No seas tan confiada y deja de 'juntarte' con manazas. La vida te va en ello. No permitas que nadie te la 'joda'. La vida, digo.

Con permiso de Mary, te paso un par direcciones web, para que la conozcas un poco mejor, con estas, de entre sus muchas facetas, que evidencian su capacidad polivalente. Pero descubrirás que no se llama Mary Wait, sino María Blanco. Para que te fies. (Mary perdona este entrometimiento tipo 'Aquí hay tomate'). Vas a ver una tía guapa, admirable y... y... bueno compruébalo tú misma. Verás que impulsivamente dan ganas de llevarle rosas.

http://www.freewebs.com/maria-blanco/

http://www.juandemariana.org/autor/857/maria/blanco/

Saludos. Para mi también ha sido un placer conversar y disfrutar de tu frescura y buen humor.

PD.- Será interesante ilustrar mi eros con tus 'osados atrevimientos'.