14 January 2009

La justicia amenaza con ir a la huelga


"Los jueces son jueces, saben de derecho, de estado de derecho y tienen bien formada la opinión sobre a quién le corresponde hacer huelga." (Lo estoy viendo en la televisión, no hay más fuente).

Así de bien se expresa nuestro presidente, como Maleni, como los del PP hablando de acentos (ya no se puede ser más inoportuno).

Independientemente de lo que dice la ley sobre quién puede o no ponerse en huelga, el tema de los jueces es una caída de máscara, pone de manifiesto de forma clara qué tenemos: una justicia politizada. Que hagan huelga. Que demuestren la calidad de nuestro sistema judicial. Amenazan con romper "el pacto de la justicia" si no les hacen caso. Y ami me gustaría que esa ruptura consistiera en que sacaran a la luz lo que nunca ha salido por motivos políticos o de otra índole. Pero me temo que no va a ser así.

Sus reivindicaciones: regular la carga máxima de trabajo, la supresión del traslado forzoso por ascenso, revisiones salariales y la facultad de señalar juicios y vistas. Y si no, pues extorsión, dejan de juzgar.

¿Lo mejor? Bermejo. El ministro patalea. Lo plantea desde el punto de vista de la ética profesional: el juez es independiente ma non troppo, porque es un servidor público. Se justifica: el PSOE les va a a subir un 5% como estaba previsto (los parados y afectados por las EREs deben estar felices por ellos). Y finalmente, se le hincha la vena del cuello y se destapa: ¡oiga, es que solamente protestan con el PSOE! Y acusa al PP de alegrarse del desvarío. Y lo peor es que el PP se alegra,probablemente, a pesar de lo que indica acerca del desgaste del sistema político.

Cuando se cumplen 250 años de la publicación de La Teoría de los Sentimientos Morales de Adam Smith, recuerdo la importancia que le da a la justicia como institución necesaria para preservar la sociedad (Parte II, sección II), y la frase "la piedad con los culpables es crueldad con los inocentes". ¡Qué de miserables nos gobiernan!

En este país de pandereta, la justicia es, como dijo aquél, un cachondeo.

7 comments:

Miss Perseidas said...

Joder, cashondeo es poco...
La justicia es de todo, menos justa, y eso es lo que más duele.

Mary W, en este país no se gobierna, se desgobierna, y unos mejor que otros, pero ya hace mucho, mucho más de 5 años...

Caballero ZP said...

Se podrían poner en huelga en nombre de la justicia, cuando de verdad cumplan los requisitos del significado de dicha palabra.
No estaría de más que hubiesen puesto el mismo ímpetu cuando comenzó la utilización de la justicia por parte del gobierno de turno.
Saludos

Mery Jane said...

Es lo que yo digo Mary, está todo politizado a nuestro alrededor, nada ni nadie se libra. Y menos las justicia.
Pues a mí me parece bien la huelga oye!Que venga el caos!A ver si hay gente que realmente se preocupe por hacer las cosas bien...tienen todo su derecho.

Saludos

Clandestino said...

La justicia no es un poder de estado independiente, sino bajo el poder centralizado de los políticos profesionales. Es una plantilla de empleados del gobierno de turno, no de la nación expoliada y sometida por sus políticos en nombre del estado.

Como empleados de plantilla DEPENDIENTE del gobierno, que le interesa cualquier cosa menos la justicia, a la que anula, amenaza, y hunde, en el más absoluto abandono y desprecio, o reivindican el derecho a dignificar su trabajo, reivindicando equipamientos adecuados, mediante la huelga o se enlodan en su propia miseria.

Todos sabemos que la administración de justicia trabaja en auténticos corrales bajo montones de basura inútil para el debido ejercicio de su labor. Todos les exigimos que impartan justicia mientras votamos a criminales que promulgan leyes que violan derechos impidiendo esa justicia, y que callamos cuando los criminales que votamos les imponen la obligación de aplicarlas bajo amenazas.

No podemos exigirles que administren justicia y crucificarlos cuando exigen los medios, las leyes y las condiciones para que ello sea posible, porque entonces ni tenemos derecho a esa justicia ni a opinar sobre ella, porque claramente sremos un puñados de criticones y plañideros que nos impñorta una mierda la justicia y nuestros derechos. Solo seremos el perro del hortelano.

Queda muy bonito decir que la justicia es un cachondeo, mientras arremetemos contra los jueces cuando quieren dar soluciones por la única vía que les han dejado.

La justicia es un cachondeo porque los políticos que le suministramos para que la legisle, les interesa que sea un cachondeo. La encierran en las más altas instancias y concentraciones de cachondeo e inutilidad, como a los sindicatos, a los defensores del pueblo, a la oposición, al Jefe del Estado o a la propia Constitucion, siendo los únicos responsables el conjunto ciudadano, sumiso y consentido.

La huelga y la disidencia, es un derecho y un deber para frenar los desmanes de los poderes, del estado u otros, contra cualquier derecho. Y esta huelga no solo es correcta, sino imprescindible y necesaria. Deberían aprovechar el tirón y reivindicar su independencia y deber de actuar de oficio contra el delito en general y el político en particular, instaurando la democracia de una puñetera vez.

Anonymous said...

¿Cuánta gente trabaja en Estados Unidos?
Gracias por adelantado.
¿Y cuántos son funcionarios?
s.

Tumbaíto said...

Yo soy insolvente.

Maestro said...

Hola, Insolvente, encantado. Yo me llamo Oso, Mor Oso ;-)

La frasecita es absolutamente perfecta, Mary White.