5 January 2009

El autobus sin Dios


Yo tengo la sana costumbre de no discutir de religión. A nadie le importan mis creencias y es un tema que no me parece apropiado para una charla con simples conocidos, como quien habla de fútbol o de qué color prefieres.

Creo que una vez en este blog denuncié unas declaraciones del obispo de Tenerife, que no es una religión, es un hombre, falible, imperfecto, que además ocupa un puesto en la jerarquía de la iglesia mayoritaria en España y, por tanto, sus declaraciones públicas deben ser escrupulosas.

Alguna vez más he denunciado las barbaridades que se hacen en algunos estados musulmanes, o la publicación de un libro acerca de la historia de Mahoma.

Pero me parece obsceno ponerme a contar en qué creo, en qué no y por qué. Sí lo hago con personas en las que confío, que entienden mi lenguaje y que no se van a sentir cuestionadas por lo que digo... o mejor dicho, que no se van a ofender si lo que digo cuestiona su visión del mundo. Y lo que de ninguna manera hago es discutir por ese tema. Entre otras razones porque la gente no sabe separar la creencia de la iglesia y ambas de la política, y así no se puede.

El tema del autobus con el mensaje ateísta es una de esas polémicas que no entiendo por qué lo son. Cuando leí la noticia me pregunté si está financiado con dinero de todos o es privado. Es la única pega que pondría. No sé si esas asociaciones están subvencionadas, pero en ese caso, el problema no es el anuncio. Quien le da dinero a una asociación de ateos, no puede sorprenderse de que difundan el ateísmo. (Ignacio nombra a los promotores ). Dejando aparte si las asociaciones culturales deben o no tener subvención, y si todas o solamente algunas, no me parece que haya más tema de discusión. El lema de la discordia dice:

PROBABLEMENTE DIOS NO EXISTE. DISFRUTA LA VIDA.

¿Quién puede sentirse ofendido? ¿quienes pueden darse por aludidos? Las réplicas de los indignados:

- "es que Dios no impide disfrutar de la vida"
¿y qué tiene de ofensivo que alguien no piense como tú y lo ponga en un autobus?

-"es que esto es solamente el primer paso, vienen a imponer el ateísmo"
¿los anuncios de promoción de otras iglesias tratan de imponer su respectiva religión?
La declaración de principios de la Unión de Ateos y Librepensadores tiene como uno de sus puntos prohibir los signos religiosos en colegios públicos y privados. Estoy tan en contra de eso como de cualquier medida que atente contra la propiedad privada, pero no cerraría la página del movimiento "okupa" o Kaosenlared.

- "es una ofensa para la mayoría de la población española que es católica".
¿y si es mayoría de qué se preocupan?¿todo el que lea el anuncio dejará de creer?

- "me ofende que los ateos ocupen espacios públicos"
pues monta una contracampaña, y con eso quiero decir un anuncio más atractivo, más original, no una marea de mensajes alarmistas tipo "ya están aquí y vienen a por nosotros".
Y por otro lado ¿te ofende menos que en los anuncios de los autobuses haya jovencitos en ropa interior?

Finalmente, la Unión de Ateos debería pagar unas cañas a quienes se han ofendido tanto y lo han proclamado a los cuatro vientos por la publicidad gratuita que les han hecho. Les han hecho el juego a la perfección.

Lo de Víctor Gago me parece mucho más importante, se esté de acuerdo o no con sus ideas. Y no lo veo en la televisión, cuando es un atropello, otro atropello del PP, que parece que le va la marcha y solamente admite insultos duros. Curiosamente muchos de quienes piden libertad de expresión para Víctor son los que se rasgan las vestiduras por el famoso autobús. No deja de ser curioso.

25 comments:

Al Neri said...

A mí me parece que el "derecho" a ser ateo no puede incluir manifestaciones de cualquier tipo que sean ofensivas para los sentimientos de los que no lo son, como en este caso sucede a todas luces.

Además se supone que tenemos un estado neutral en materia religiosa. Si tanto celo ponen los poderes públicos en retirar crucifijos y belenes, al menos el mismo deberían poner en que en un medio de transporte público no figurase ningún mensaje religioso, ni en sentido positivo (ej: ¡Dios existe!) ni el sentido contrario como ha sucedido ahora.

Esto lo digo, claro, con la vigente Constitución en la mano, porque si de mí dependiera esa Unión de Ateos y Librepensadores no iba a poder decir ni pío en ninguna parte. Vamos, ni respirar. Qué digo: ni existir.

Ignacio said...

Gracias por la referencia: yo hacia un rizo: con el dinero de Valencia, se paga una campaña en bcn en vez de hacerlo en Valencia; si ademas sabes que gente esta detras, ya es mucho mas guai: son los mismos que llevan casi cuarenta años con becas y subvencionados: coño si han de gastar ese dinero de los presupuestos que lo gasten aqui¿porque pagarla en bcn?
Eso era lo que a mi me llamaba la atención: no yo soy quien ni creo que nadie pueda defender a Dios, aunque por lo que veo los hay asi de soberbios: el pensamiento profundo que traslucen es: yo defiendo a Dios, ergo soy mas que Dios; eso lo llevo viendo traslúcido desde que lo postee.

Y eso me parece mas preocupante que que haya quien se dedique a pregonar la no existencia de Dios; que ya es estupido: pues los defensores rizan el rizo que habían rizado los otros, y acaban demostrandose que ellos son mas poderosos que Dios y lo defienden.

Yo no entraba a ese tema: se gastan el dinero de los presupuestos en bcn, madrid, ayudando a al gore....coño que lo hagan aqui.

Joaquín said...

La campaña me parece una ofensa pública a convicciones muy profundas de los creyentes. Imaginemos otra que dijese: "probablemente los ateos arderán en el infierno por toda la eternidad". También me parecería insultante, para la otra parte.

El motivo por el que, pienso, no es bueno discutir de religión, no es porque se confunda fácilmente con iglesias o con la política, sino porque toca fibras personales muy sensibles.

Mary White said...

Al Neri y Joaquín, estoy esperando que alguien de buena voluntad me explique, por favor, en qué ofende, en concreto a los católicos (aunque me encantaría que me explicasen en qué ofende a las demás religiones,pero estamos en un país cristiano)(le pese a quien le pese).

Al Neri,la Iglesia Católica compra espacios de publicidad a TVE y no séporqué va a estar mal... Igual que hay una Radio María.Otra cosa es lo que dice Ignacio, con quien coincido en lo de las subvenciones.
Yo no quería centrarme en el tema de las subvenciones sino precisamente en lo de la ofensa, porque no llego a entenderlo...

Joaquín, fíjate que lo primero que digo es que me parece obsceno, precisamente porque lo trascendental pertenece a un ámbito demasiado profundo, y es muy fácil herir.

Carlos Suchowolski said...

Yo insisto: se trata de una lucha política por las instituciones culturales del mundo, no sólo contra los partidarios del DI sino contra los "vacilantes" (como ellos supongo que llaman a los que pasan de seguirlos; si es que no los llaman ya "traidores" a la causa). ¿Hay alguna defensa de ideas que no se encuentre en esta situación en uno u otro terreno?

SixTarta said...

Yo preferiría que lo pusiesen en árabe, allí, aquí, y en todos los países islámicos en los que los creyentes tienen su vida mucho más dependiente de Alá que el resto de los mortales.

En fin, que así no parecerían, una vez más, tan demagógicamente progres.

Ignacio said...

Joaquín: no es una ofensa; es una provocación.

El "probablemente" directamente los desacredita. Es publico que no soy creyente y mi ateismo; sin embargo jamas haria eso: si fuera a "atacar" nunca diria "probablemente"
ahí han perdido en la primera palabra toda la argumentación, directamente.

No es un problema de fe o de creencias: es un asunto de mentes débiles que quieren "saber más que el Papa" hábilmente manipuladas; no son gente que puedan ofender: cerebrralmente son siervos de la gleba; morralla.
Nadie hace eso porque si; y lo que sí es molesto es que se empleen fondos públicos de Valencia, para los autobuses de BCN; es hacer girar el mundo en torno a un afán de protagonismo que la realidad les desmiente cada día: a cada día tienen un nuevo gurú, que en cinco minutos ya deja de serlo por su propia paradoja; y mientras esperan el próximo guru, acabas las murgas del medio ambiente, atacan: siempre a la iglesia, siempre por elevación.

Jamás se reconocen en su estulticia: pero eso si: esas fiestas siempre las pagamos los demás: es su comun denominador.

Joaquín said...

Mary, respondo a tu pregunta: no me ofende que los ateos expongan sus razones. Me ofende que, como bien dice Ignacio, se trate de provocar al que piensa distinto.

Retroferran said...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Disclaimer: no soy ateo sino agnóstico, ya que mi ser humano no me alcanza para resolver todas mis dudas.

Los católicos que se manifiestan ofendidos estan reaccionando histéricamente, asumiendo que los estan atacando desde el gobierno, y esta vez creo que adjudicarle participación al gobierno es gratuito y simplista. Segundo disclaimer: no me cae bien este gobierno ni ZP ni su partido.

La campaña es global (creo que comenzó en Inglaterra), no escuché ni a judíos ni a musulmanes escandalizados por este tema y la actuación (repito: histérica) de estos sectores católicos le ha garantizado un éxito de difusión absoluto.

Comento poco en tu blog, pero cuando lo hago... ;-) Te felicito: es buenísimo.

Mary White said...

Carlos, es una pelea por las instituciones culturales y no culturales... es la pescadilla que se muerde la cola y todos pasamos por el aro, nos damos por enterados,nos escandalizamos y les hacemos el juego... en vez de pasar de todos ellos.

Ignacio y Joaquín... eso, todos a embestir el trapo rojo. No provoca el que quiere, sino el que puede... Justo en estas fechas, en serio, por más que cada vez haya más tibios, relativistas, indecisos, confusos... lo que queráis ¿creéis que los ateos beligerantes (no el que simplemente no cree en Dios) tienen tanto poder como para que los católicos se sientan provocados?
Yo creo que no...


Retroferrán, hacía tiempo, sí:))
(yo también te leo en silencio).

Six Tarta, lo hacen en los países de donde son. Obvio que en Irán no fletan ni un tío en patines...

Juan Pina said...

Reconozco que soy un admirador de Richard Dawkins, y The God Delusion me pareció realmente apasionante. Me considero liberal-libertario y randiano. No entiendo por qué alguien se puede sentir ofendido por la campaña de los autobuses. A fin de cuentas es una campaña privada pagada con dinero privado. Constantemente vemos campañas de la Iglesia Católica y de otras confesiones religiosas y nadie se pregunta si pueden ofendernos a los ateos. La verdad es que ser ateo es como jugar en segunda división. Todo el mundo civilizado respeta hoy a quienes creen en una religión minoritaria, pero a los ateos se les exige que respeten hasta extremos exagerados las costumbres y creencias más cuestionables y alocadas, mientras nosotros casi no podemos ni rechistar. Si alguien inicia una colecta para poner publicidad así en los autobuses madrileños, que me diga su número de cuenta.

Ignacio said...

....momento en el cual yo no tendré nada que decir excepto que a los católicos si se les estigmatiza; y que se subvencionan payasadas de ateos) pero es que la campaña de autobuses de Barcelona se paga con dinero de subbvenciones de la concejeria de cultura de Valencia.


Y T O D A S esas organizaciones que tanto ruido montan cuando alguien necesita ruido , viven de la subvención: y los individuos que yo conozco ni han trabajado en su vida, ni lo volverán a hacer.

Rafael said...

No entiendo donde está la provocación o la falta de respeto. Un grupo de personas contrata un espacio publicitario para decir lo que piensa... incluso utilizan una fórmula tan correcta como el "probablemente" con que empiezan su enunciado.
¿Dónde está el problema? Ya somos mayorcitos, ¿no? Si estás de acuerdo con lo que dicen, perfecto. Si no, perfecto. Y si no quieres polémicas pues, directamente, no lo leas, y ya está!!!
Un saludo al autor/a del blog :), llegué aquí por casualidad.

Anonymous said...

En lo que dices del autobús de las narices, Mary, totalmente de acuerdo. Una gente que hace campaña con su pasta sobre su increencia me parece totalmente respetable y estupenda. Y lo digo como cristiana.

Ahora, lo que no entiendo es eso de que haya que guardar una especie de pudor especial sobre si crees en Dios o no. ¿Por qué? ¿Acaso si eres cristiana no puedes ejercer como tal en la vida pública? ¿Has de restringir tu acción a las catacumbas tal vez? Hombre, una cosa es no ejercer de católica profesional y otra tener que callarte. Vamos, me parece.

Las burocracias actuales de la Iglesia son eso: burocracias. Igual que lo han sido en todas las épocas (incluso eso hay que saber relativizarlo). Pero nada de eso quita para que, como seglares, podamos seguir dando público testimonio de nuestra fe en Dios, no importa lo imperfecta que esa fe sea... , y sobre todo si en nuestro trabajo nos perjudica ejercerla y proclamarla (ahí viene la leña, que se dice debajo del faldón de cada paso en Sevilla). Ese es el momento de dar la cara.

De ahí que entienda un poco mejor tu postura, Mary. Pero pilla tú un poco mejor la mía.

En el fondo, de trata de lo mismo –creo–.

Un cordial saludo.

Mónica

Anonymous said...

Se trata, quise decir, obviamente.
Lo siento.

Mónica

Al Neri said...

Mary,para hacer publicidad no hace falta ser irrespetuoso con las personas con sentimientos religiosos diferentes a los tuyos.

Una cosa es que la Iglesia Católica pague un anuncio en la tele dirigido específicamente a los católicos para animarles a marcar la casilla en la Declaración del IRPF y otra bien distinta es que lleguen unos señores y se pongan a "predicar" sin venir a cuento que casi seguro que Dios no existe.

Sinceramente sí me parece un mensaje muy provocativo y agresivo, por cuanto viene a insinuar que, puesto que Dios seguramente no exista, aquéllos que creemos firmemente en Él e intentamos organizar nuestras vidas en torno a Él, seguramente seamos gilipollas por no "vivir la vida".

Los anuncios de la Iglesia en la tele no tienen un contenido doctrinal y yo diría que ni siquiera religioso. El anuncio del autobús sí lo tiene y por lo tanto el Estado, la Comunidad Valenciana o quien corresponda, debería evitar (con la Constitución en la mano) que tal mensaje se difundiera en un medio tan público como es un autobús metropolitano.

Estoy absolutamente seguro de que si la Iglesia Católica pagara carteles en cabinas de teléfonos, en el metro y en el Transporte Urbano, proclamando, por ejemplo: "¡Nada sin Dios!, ¡Viva Cristo Rey!, ¡bautiza a tus hijos"!, o bien difundiendo mensajes contra el sexo prematrimonial, contra los preservativos o contra el aborto, toda la progresía se echaría encima de la Administración correspondiente acusándola de estar quebrantando su imparcialidad y apoyando ideas religiosas.

Si la Iglesia no se dedica a expresar en medios públicos cómo debe vivir la gente, que los ateos hagan lo mismo. El problema es que a la Iglesia la mueve el Bien y el Amor y a los ateos únicamente el odio ciego. ¡Menudos cafres!

Ignacio said...

O sea; hay que ser "extremadamente sensibles" para no ofender a mojigatos, pazguatos, cursis y tibios, pero se puede disparar a matar a los católicos que no sean beatas, flanders o algo asi?

Vale ¿puedo defenderme? o defenderlos? hay principio de equidad?

O sea que si yo pago un anuncio que diga "con certeza, Dawkins es un trepador, un cara dura y un vividor que quiere ser famoso y forrarse con la confusión de la gente: si has de darle algo, dale una patada en el trasero"

En ese caso el ofensivo sere yo?

¿en que miento?
ya se que no digo lo que es, hoy estoy bondadoso.

Libertariano said...

Probablemente, Mary, nosotros mismos dejaremos de existir, y estaremos, al fin, relajados y sin preocupaciones, ateos y creyentes.

Por otro lado, los buses "ateos" no hacen sino sacar a la luz a los seguidores reprimidos del Dios represor.

Ignacio said...

O es un juego retórico muy alambicado, o lo del Dios represor está algo "estirado"
me temo que sea un juego retórico; pero no lo sé.

Iván Moreno said...

Estando de acuerdo en parte con el mensaje, creo que es necesario un matiz:

¿Quién puede sentirse ofendido? ¿quienes pueden darse por aludidos? Las réplicas de los indignados:

Como bien dices, no ofende quien quiere sino quien puede. A mí, cristiano, el mensaje me parece muy de agradecer. ¡¡Qué majos son que intentan librarnos de nuestra estupidez y de la represión en la que vivimos!! Y todo esto sin ninguna necesidad metafísica... pura bondad.

Pero no toda respuesta indica darse por aludidos. Así, comentar que "Dios no impide disfrutar de la vida", no indica ningún tipo de ofensa, sino una simple respuesta a un mensaje, sinceramente, poco afortunado, y un poco falto de respeto.

¿Ofender? Pues obviamente, siempre hay quien se puede ofender. Igual que si alguien publica en un periódico que el capitalismo salvaje es el cáncer de la sociedad y los que lo defienden son comprados, egoístas y acomodados, o en su defecto, estúpidos. Eso sí, estarás conmigo en qe responder no implica estar ofendido. O que incluso ofenderse cuando te llaman estúpido no deja de ser una reacción muy humana y muy libre... ¿no? Al menos mientras respetemos las libertades de los demás.

De todas maneras, yo no he visto una reacción tan defensiva y negativa como dices. Más bien creo que es una distorsión de la respuesta. ¿Puedes dar algún enlace que demuestre tus afirmaciones?

Que un obispo diga que Cristo no sólo no impide disfrutar la vida sino que es el camino para disfrutar de la vida, no me parece más que una buena respuesta. Y planteada de manera bastante positiva, la verdad.

Un saludo

Miss Perseidas said...

La verdad Mary, yo tampoco entiendo por qué se ofenden, en cualquier caso, ya tienen contracampaña desde la iglesia evangelica, curioso que no haya sido Rouco el que colgara el cartelito en el bus de no sé qué ciudad madrileña (igual es esto lo que más jode, que no se les ocurrió a ellos). A mi que la mayoría (y no sé) sea crisitiano católica, no me parece suficiente argumento para criticar a los ateos por defender su postura, y menos en un estado aconfesional, que se supone que protege a cualquiera y le permite ser religiosamente hablando, lo que le de la gana; yo que soy casi que apóstata, pero no atea, ni me ofendo ni creo ofender a nadie si no creo en su dios, (y si así fuera, ajo y agua, o un par de piedras) eso sí, me toca las narices cuando la iglesia católica se mete en política o trata de anormales a las familias que no son su prototipo, porque en realidad, se están metiendo con muchos que profesan su fe y me parece mal. Por lo demás, "disfruten de la vida"

Ignacio, me pareció leer hoy en el diario que en Valencia se va a colgar el anuncio en alguna línea de la EMT, pero sólo me parece...

Ignacio said...

Lo posteee hace días.


Lo mas definitorio para mi de este post es la clarificacion: la autora da en uno de los clavos mas candentes:

Pero me parece obsceno ponerme a contar en qué creo, en qué no y por qué.


Cosa la cual ha pasado despercibida.


No se donde está la razón para que la fe o carencia de cada uno sea motivo de discusión en plaza pblica.


¿qui prodest?

Anonymous said...

Via blog, te invito a que asistas a la tertulia del miércoles acerca de la campaña que está desangrando a España y anuncia el fin del mundo. Sería un lujo!

Mary White said...

Anónimo, el mx tengo otra tertulia de amigos a la que quiero ir para empezar bien el año, pero si la tuya es antes de las 8, dime dónde.

Anonymous said...

Si supieras quién soy...tu rubito favorito!! A ver si es verdad que vienes y nos expones tus argumentos, que ya no sé qué hacer para contar con tu honrosa presencia!