16 December 2008

Carta a los Reyes Magos: vino anarquista para anarcocapitalistas

Queridos Reyes Magos,

Es paradójico que una no-monárquica pida regalos a vuestras majestades para amigos no-monárquicos, pero igual que yo cumplo con mis obligaciones, debéis cumplir con las vuestras. Para quienes defienden la anarquía de mercado que se hayan portado bien (Jorge Valín, Paco Cerbán, Albert Esplugas, y todos los demás que sé han sido buenos chicos*) les pido una caja de vino anarquista (para cada uno): The Four Vines Anarchy.

Según cuenta Karen de Coster en su blog, la etiqueta reza el siguiente lema:

"A mind cannot be controlled. It cannot be restrained. It has no boundaries. It has its will. Anarchy is the true nature of all things." ~Alex Battig

La crítica lo aconseja, casi podíais dejarme a mí un par de botellitas también, para brindar por el fin de la monarquía (con perdón) sin necesidad de desear la muerte a nadie.

* (A los que siguen sin traducir el New Libertarian Manifesto de Konkin, tráeles solamente una botella...)

7 comments:

Clandestino said...

Entonces pedirás al menos un barco del mejor vino, 'gran reserva', para Madoff.

No hay duda de que sera nombrado el santo patrón ejemplarizante de la anarquía de mercado.

Camacho, los de Fórum y Afinsa podrán ser sus cortesanos.
Bastará con que les pidas un motocarro con cajas 'reserva', a cada uno, con unas cajitas de más para sus untes.

Una cosa es el libre mercado y otra bien distinta la anarquía de mercado. Como las democracias, siempre acaban cayendo en manos desaprensivas.

Mery Jane said...

Hola de nuevo guapa,

Pides mucho a los Reyes me parece a mí...yo creo que los anarcocapitalistas no se merecen ni el anarcovino ni nada, que ya bastante nos han fastidiado.

Un saludito

El caballo negro de santiago said...

Joder que dureza de comentarios, como si los anarquistas de mercado desearamos la injusticia y el quebrantamiento del derecho natural, cuando es precisamente lo que apoyamos.

No se que tiene que ver Madoff, el denunciado en la SEC en el 93, con el anarco-capitalismo...

Yo antes de pedir vino anarquista a los reyes, pediria una cata previa, a ver si un progre nos la cuela y nos mete cumbres de gredos en las botellas...

Clandestino said...

El caballo negro de santiago

En principio las normas no van dirigidas a a la gente que no quebranta el derecho natural o fundamental de las personas, sino a los que sí lo quebrantan. Ojalá no fueran necesarias las toneladas de leyes tan útiles para expoliar, extorsionar y obstaculizar. Pero si no hay reglas o leyes, los que violan los derechos quedarían impunes en un espacio de alegalidad, sin posibilidad de ser perseguidos. Ni siquiera imputados.

La anarquía no puede separar a los estafadores de los estafados. Las reglas, debidamente establecidas y debidamente aplicadas, sí pueden. Todo dependerá de quienes hagan las reglas y con qué fines. Si los Madoff, los Camachos o los Fórums Filatélicos, se cuelan entre las fisuras de la regulación del mercado, imaginemos lo que se metería si se abrieran 'las compuertas' y entrara todo el mundo a saco en un 'todo vale'.

El mercado, como los ciudadanos, debe ser libre, pero como los ciudadanos debe regirse así mismo, por unas normas mínimas, que garantice su propia existencia.

Difiero sobre tus sospechas sobre el vino. No creo que los progres falsearan nunca un 'gran reserva' con un vino de mesa para gaseosa. Como mucho se molestarían en echar agua del grifo o algo peor.

Maestro said...

La anarquía es una utopía más, pero a diferencia del socialismo, que es posible en el cielo, donde no se necesita, y en el cielo, donde ya lo tienen, es absolutamente utópica, ucrónica e "umposible". No existe en la naturaleza ningún proceso anárquico, todo obedece a un orden o desorden causal, hipercomplejo y por tanto caótico, pero siempre ligado a mecanismos de causalidad.

La sociedad actual es un proceso de autoorganización (me viene a la cabeza Harris) libre que va de la relación entre dos simples elementos humanos a la ONU pasando por la economía, salpicada de procesos de organización dirigida.

Anonymous said...

El caso es que precisamente en eso se fundamenta el anarcocapitalismo en la causalidad en el orden y desorden de la relaciones humanas con las que se construye la sociedad.
Por eso no es una utopia, no se trata de un mundo perfecto donde todos los problemas han sido resueltos, es un mundo donde hay problemas y errores la diferencia es que asi lo errores son responsabilidad de quien los cometio, los problemas no se encubren por que ya no habria una red corporativista a la cual pedir refugio (Lo que en la practica significa hacer que el resto de la sociedad pague mis fracasos y en el proceso yo me pueda quedar con algo mas) se trata de perfeccionismo no de un mundo perfecto.

wg said...

La sociedad actual es un proceso de autoorganización (me viene a la cabeza Harris) libre que va de la relación entre dos simples elementos humanos a la ONU pasando por la economía, salpicada de procesos de organización dirigida.

Qué fácil, un parrafito y ya despachó al anarquismo y la anarquía.

¿Dónde está mi botella? No me ha llegado.