11 July 2009

Lenguaje del demonio


La palabra es una de las armas más sofisticadas del ser humano. Con la palabra puedes despertar simpatía, puedes seducir al de enfrente, puedes hipnotizar, puedes hablar con Dios y contigo misma, puedes convencer a una masa de una mentira, puedes llevar ante los tribunales a un hombre inocente, y puedes perder amigos. Pero una palbra no es una acción, como un insulto no es un crimen.

Gran parte del poder de la palabra reside en la percepción del que escucha. Muchas veces una sugerencia suena como una orden o un halago sincero como un cebo de ligón barato. O una opinión sobre un cantante hace que todos los admiradores de su música se den por aludidos. Por eso es tan importante el gesto y la mirada, porque ayudan enormemente a entender el tono y la intención con la que se habla. ¿Quieres tener una bronca? Llama por teléfono para arreglar un entuerto, lo más probable es que alguna palabra se malinterprete y sea peor el remedio que la enfermedad. Y por eso, también, el mejor piropo que me ha dicho alguien que me ve habitualmente es "escribes como hablas". Aunque sé que no es del todo cierto.

Es tan importante, que la ley se mete en lo que se debe o no decir. En mi opinión, cada uno debería poder expresarse libremente. Se llama libertad de expresión, y no existe en nuestro mundo civilizadísimo y tan occidental. En algunos sitios no se puede ofender de palabra a Dios sin entrar en si quien habla cree o no en Dios, la esencia de Dios, y si a Dios le molesta o no que un pobre diablo diga nada sobre él. No sabemos nada de Dios pero sí que si en Irlanda blasfemas cometes un delito.

Creemos que si nadie dice nada ofensivo existirá paz social y eliminaremos problemas. Pero yo no estoy tan segura. Si obligamos a que todo el mundo le caiga bien a todo el mundo conseguiremos lo opuesto. Quienes no puedan expresar su desacuerdo y su ira con la palabra, pasarán a los actos, y desde luego, las enseñanzas a sus hijos serán mucho más agresivas. La represión (ni la buenista, como ésta, ni la otra, más evidente) llevan a ningún puerto deseable. Hay un efecto colateral añadido: se exime a la cada uno de nosotros, como individual aislados y como miembros de un grupo que convive, de una responsabilidad que es nuestra. ¿Cuál? Ocuparnos de qué hacer con el disidente.

Un ejemplo real y dramático: una mujer musulmana embarazada de tres meses es asesinada en el juzgado delante de su marido y su hijo. Terrible. El asesino fue un tipo en paro, que no quiso levantarse para dejarle el columpio en un parque al niño de dos años, a petición de la madre. El hombre, alemán de origen ruso, la llamó terrorista, islamista y prostituta. La mujer, egipcia de 30 años le denunció y el joven de 28 años parado fue condenado a pagar una multa de 780 euros. Como siguió en sus trece ante el tribunal con su discurso racista, hubo apelación y nuevo juicio. Y ahí fue donde el hombre apuñaló a la mujer. Dieciocho veces en 30 segundos. Hirió al marido, que está grave, cuando trató de defenderla.

¿Qué pasaría si los insultos, las declaraciones xenófobas, racistas, machistas, no estuvieran prohibidas por ley? ¿si no fuera el Estado el encargado de defendernos o de solucionar estas cuestiones?¿si dependiera de nuestra impermeabilidad, o de nuestra capacidad como individuos, como educadores, como miembros de un grupo que voluntariamente convive, para que esa convivencia tenga los menores roces posibles?

41 comments:

POLIDORI said...

Los buenismos, la demagogia y la equidistancia no solucionan estos problemas, al revés, los enconan y los van engordando con mantequilla dulce hasta que revientan atascados de colesterol, trigliceridos e inutilidad e ineficacia.



John W.

flavio g said...

Comparto totalmente. Lo único que sirve la legislación buenista es para ocultar el odio y los prejuicios en una olla a presión.

Juan said...

No puedo estar más de acuerdo. Añado que la libertad de expresión es superior a cualquier conjunto de creencias místicas, mayoritario o no. Lo de Irlanda es un nuevo ejemplo de cómo un grupo organizado y masivo consigue que el Estado pisotee un derecho del individuo. "La función política de los derechos es proteger a la minoría, y el individuo es la menor minoría", como dijo la pensadora más grande del siglo pasado. Creo que ya es hora de que muchos grupos de liberales/libertarios nos liberemos de los prejuicios y temores que a veces nos hacen tragar con las posiciones conservador-confesionales de nuestros supuestos aliados, a cambio de que ellos, en teoría, asuman nuestra visión en lo económico. A ver si los liberales objetivistas / randianos (o sencillamente ateos) nos organizamos de una vez frente al lobby confesional. Hay otras vías, y sin son pocas hagámoslas crecer.

Gato said...

Bien visto.
Sin embargo, la explicación no parece ser otra que la tendencia que tenemos a acudir gimoteando a papá estado para que castigue a quienes nos molestan y la consecuente tendencia de los buscadores de votos a introducir en el código penal cualquier conducta que haya sido suficientemente censurada por los medios de comunicación.
Es decir, en tanto se mantenga la posibilidad de ganar votos, o de no perderlos, con el simple mecanismo de poner cara feroz y promover un endurecimiento de penas o la inclusión de una conducta en el ámbito penal, lo único que conseguiremos será ir escondiendo las fricciones y soportando sus estallidos

Deprisa said...

Pufff, mezclar insultos con machismo o xenofobia es como hacerlo con cacerolas y ladrillos.

En determinados asuntos hay que utilizar la legisción y en otros el sentido común. Supongo que como en todo, en el medio camino se encuentra la solución.

Nicholas van Orton said...

Sería muy fácil escribir que esas cosas no ocurrirían si cada uno se quedase en su casa: Marwa El-Sherbiny (la víctima) en Egipto y Alexander (ruso, no alemán) en Rusia. Sin embargo sería una simplificación grosera, como casi todas las simplificaciones. Antes de continuar completo tu historia, estimada pelirroja: El marido de la víctima no sólo recibió tres puñaladas sino que cuando entró la policía en la sala de vistas del tribunal de Dresden le disparó al confundirlo con el agresor. En fin, cosas que pasan. Es curioso que un tipo que vive en Alemania desde hace seis años no haya trabajado nunca, me refiero al ruso, y que sin embargo reciba todo tipo de ayudas y prestaciones sociales. Un tipo así jamás debería ser aceptado en Alemania, ¿qué aportará? Por otro lado, Mary White, ese ansia de cogérsela con papel de fumar (creo que los alemanes lo hacemos mejor incluso que los españoles) no es más que el caldo de cultivo para que se produzcan enfrentamientos sociales. Los musulmanes que viven en Alemania no desean adaptarse ni integrarse (esto no está relacionado con la mujer asesinada), ya sé que no es ninguna novedad, pero por el contrario pretenden, tampoco es una novedad, imponer sus condiciones de vida, creencias y costumbres. Asimismo, durante la última visita de Erdogan a Colonia pudimos presenciar con quien nos jugamos los cuartos, ya que el pobre idiota animó a los turcos a los que lanzó una arenga (varios miles) “a no integrarse, a no renunciar a nada de su forma de vida y a seguir siendo ante todo turcos”. Yo eché de menos una réplica contundente por parte de los políticos alemanes, pero en su lugar encontré la tibieza habitual. Formulo una pregunta: ¿Qué pasaría si fuera un político alemán el que animase a los alemanes a no ceder a las costumbres de los extranjeros? Supongo que lo de siempre: acusaciones de racismo, xenofobia, etc. La sociedad, ante ese desequilibrio, calla y se la coge con papel de fumar, pero el desagrado y rechazo se instalan de forma indeleble en el subconsciente. Si a ellos añades los miles de millones de euros que se destinan a políticas sociales de integración que no sirven para nada, a ventajas y ayudas que no hacen más que favorecer el parasitismo pues…el círculo se cierra. Ten presente, y por eso lo hacen, que una mujer inmigrante que tenga tres hijos puede obtener al mes casi 2500 euros sólo en ayudas. De la misma forma, es muy deprimente que una profesora de primaria se encuentre el primer día de clase con que de 35 alumnos sólo dos tengan el alemán como idioma materno. Ya sabes lo que comporta esa carencia: fracaso escolar, retraso, abandono…; ahora, eso sí, “la culpa es de los alemanes que nos discriminan”. Supongo que los pobres cretinos pretenderán obtener el puesto de consejero delegado de una multinacional cuando a duras penas pueden expresarse correctamente. Amordazar a una sociedad no elimina los roces— en la vida cotidiana son continuos— sino que los deja madurar para que después ganen cuerpo y fuerza. Dobles varas de medir, “buenismo” a cualquier precio, poner la otra mejilla y mirar al cielo no son más que parches inútiles, porque el neumático social está roto y el aire se escapa por varios sitios. La convivencia siempre es difícil, pero algunos—los de siempre— se empeñan en complicarla todavía más: no sólo es ZP el que obtiene ventaja de…la tensión. Saludos, pelirroja.

Caco said...

Es un delito negar el holocausto pero no los asesinatos de Stalin aunque sea un número más elevado. Es más, se permiten partidos stalinistas pero no hitlerianos. Cuestión de términos...

Nicholas: me aterra pensar en que los turcos entren en la UE y puedan circular libremente por aquí. Y, en cuanto a la morería... el que no se integre ...patera de vuelta.

Hefestión said...

Perdona si me salgo del tema de tu excelente post , como todos.
Eras tú la contertulia de los filipinos?
Viva la libertad del individuo y su responsable actuación.
Enhorabuena por tu participación si así ha sido.

Clandestino said...

El acto de hablar es una acción. El insulto siempre será criminal, según la 2ª definición del DRAE: "Acción indebida o reprensible. Cuando menos es una acción indebida. Generalmente reprensible.

El estado solo debe proteger el derecho y el interés general, instrumentando debidamente a la justicia. El resto son planificados rodeos laberínticos para violar derechos y maniatar a la justicia.

ECO said...

Acertada e interesante reflexión, comparto su opinión de que existen excesivas restricciones por parte del Estado al ejercicio de la libertad de expresión.

El uso de la palabra se ha temido desde los comienzos de la historia, aquellos que dominan la retórica pueden utilizarla sin que nos demos cuenta de forma engañosa , manipulativa, fraudulenta, etc., con la palabra podemos despertar pasiones , provocar amor , odio , rechazo, y movilizar a la gente a favor o encontra de una determinada idea, reivindicación, etc.

Personalmente creo que no se debe de limitar el ejercicio de la libertad de expresión , ni sancionar, simplemente vigilar las acciones que provoca, combatiéndola de la misma forma, a través de la palabra, recurriendo a adecuados argumentos, lo que pasa es que muchas veces de esas que se teme su uso y se restringe y persigue, es debido a que a través de ella se expresan verdades molestas que se desean ocultar y por lo tanto no existe ningún argumento con la que rebatirla por lo que se recurre, el Estado recurre , las autoridades recurren, etc., a otros métodos para impedir que la gente pueda expresar libremente sus ideas y opiniones.

Por ultimo decir que creo que es necesario diferenciar y tratar de forma completamente diferente lo que pueden ser insultos, ofensas , etc., y la expresión de ideas, opiniones , creencias, ideologías políticas , etc., etc., etc.

Clandestino said...

Es posible decir lo mismo que se escribe, pero será muy difícil o imposible, hacerlo igual. Escribiendo no se pueden utilizar la amplia gama de gestos y tonalidades que matizan el sentido y la contundencia de las palabras.

Las palabras son útiles, no solo para comunicarnos, sino también para lo contrario. Desinformar, confundir y enfrentar, es el modo de vivir de no pocos voceros y tertulianos profesionales al servicio de la casta política que nos ocupa. Pueden ser insultantes o parecerlo sin serlo. Cuando el estado es ocupado por el hampa, hace la ley al revés, es decir contra la justicia, de modo que sanciona como insulto o injuria las verdades sobre sus crímenes, y se ceban con descalificaciones insultantes contra el derecho y la honestidad de sus propias víctimas.

Esto no es nuevo. Las crónicas de la historia y de la filosofía es un constante y desgarrado clamor denunciando las múltiples evidencias que una y otra vez dejan constancia del dramático triunfo de los sinvergüenzas sobre la nación que terminan sometiendo y saqueando, hasta que la desesperación los lleva a un baño de sangre del que los sinvergüenzas suelen salir reforzados.

Así es desde el principio de los tiempos y así seguirá siendo, a la vista de los acontecimientos.

Clandestino said...

Terrible.

No faltarán quienes culpen a los ocupas del Gobierno, de ese terrible drama en el que la muerte dio fin al horror que se cebó sobre esas criaturas, a manos de un producto de una sociedad en la que nadie merece enarbolar la bandera de la inocencia. Nadie, está inmaculado ni legitimado para arrojar la primera piedra.

El hampa que ocupa el estado cumple con su deber de degenerar, degradar, dividir y enfrentar, tras desilustrar, desculturizar y adoctrinar al mayor número posible de ciudadanos hasta convertirlos en zombis o cachos de carne con ojos para rellenar celdas u ofrecerlos a la sociedad para compartir con ellos sus miedos y locuras al punto de infrahumanas, mientras dedican su ley del mínimo esfuerzo, para obtener el botín resultante de sus saqueos y represión. No se puede reprochar a las alimañas que desgarren la carne ajena de la que se nutren.

Ese ruso-alemán es un despojo miserable, en una sociedad de miserables acobardados y sometidos a hampas miserables a los que han parmitido robarles su dignidad y su hacienda.

Aquellos ilustrados eruditos, intelectuales y filósofos, capacitados para distinguir el bien del mal, acomodados en sus bienestar circunstancial, venderán sus habilidades y artes en el manejo bastardo de la palabra, a cambio de pagas de mercenarios sometidos a la subvención las más de las veces, mientras esconden cobardes y ruines sus cabezas bajo la arena, ante lo que más que adivinar saben con certeza es la sombra fría, espesa y hedorosa de lo que inevitablemente será un trágico desenlace, en el que millones de almas, miles de millones de ellas languidecerán en la inanición, sobrecogidas por el espanto de la indiferencia de su mundo.

No serán pocos los que maldecirán a Dios por haberles permitido nacer.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...

Pero por Dios. Tan pronto los sacan del parvulario en Venezuela? Así les va.

Anonymous said...

Y oigan, que no soy el mismo anónimo. Solo hay que observar que necesité catorce palabras para descalificar a un individuo.

Anonymous said...

Como dijo Herman Melville: Llamadme Ismael (uséase Anónimo nº 2, que no hay por qué ocultarse, pero tampoco por qué abrir cuenta en google, digo yo)

Miss Perseidas en continuo desvarío said...

Jajaja, Anónimo, me río de ti, por no llorar por tí, qué lástima, que todo eso lo hayas escrito en lengua española y no en indígena!

Debe de ser doloroso y repugnante para ti, tener que hacerlo en una lengua que detestas...

También me da risa, que no pena (bueno, por algunos venezolanos, sí), que tengáis a ese memo dictador vende-refrescos como jefe de estado, gorila rojo chuloputas, y no me extraña que nos odieis tanto, es difícil reconocer con humildad que, sino, quizá alguno, o sea tu, ni siquiera podrías hacer culebrones... porque tu, particularmente, tendrías que entender que todo lo que pasa por una tierra deja algo bueno, fíjate, incluso los moros que pasaron por aquí lo hicieron, y muchos, más que menos, no confesamos, ni de coña, con ellos... pero es que hay que cogerlas al vuelo y aprovecharlas, chavalito!!!

Por cierto, a ti quién te la mete por el culo, Hugo Chávez....? Que los demás me perdonen, pero a veces difruto siendo soez con quien me parace merecerlo, que a los curas católicos españoles, perdóname 'imbécil', sólo los insultamos los españoles, a ver qué va a pasar?

PD. Godiva, necesitaba un desahogo, y éste tío me venía al pelo, sino, ni le contestaba, pero pa pagarla con alguien a quien quiero, la pago con memos de la talla de éste... venga.

Un besote Clandes y saluditos a los demás.

Clandestino said...

Por el porte distinguido y respetuoso de su verbo, y el correspondiente decoro en sus formas, es de suponer que este anónimo debe formar en el equipo diplomático que representa al régimen Cubano-Bolivariano de Venezuela, en España.

Su exquisitez diplomática calca el cielo de la perfección, por la que se caracteriza su "Sr". Presidente.

Naturalmente la España interplanetaria de ZP, no merece algo diferente. Coherencia pura de los nuevos regímenes nacidos de la expansión del castrismo y que van dando forma a la URSI (Unión de Repúblicas Socialistas Iberoamericanas).

Clandestino said...

Saludos Miss.

Feliz vacaciones.

William said...

Reaparezco tras unas cuantas semanas y a fe que no doy crédito.

Apreciado Anonymous: ¿has probado a darte la vuelta en la cama? A veces las pesadillas se desvanecen únicamente cambiando de postura.

¡Dios nos asista y nos confiese!: "obispos maricones", más maricones por todos lados, cerdos cerdísimos, "inmunda península", "payasos derrotados", "porquería barata", "basura pútrida"...

Hijo, ¿tú estás seguro de que te has tomado la pastilla hoy? ¿Lo sabe tu médico?

Hazte mirar esa obsesión con los homosexuales, buen hombre, que pudiera tener algo de proyección personal.

¡Jesús!

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
William said...

Pues a mí me sigue dando en la nariz que tamaña obsesión con los homosexuales tiene algo -o bastante- de represión proyectada...

¡Nada, nada, Anonymous!, si te gusta insultar y aquí puedes, ¡no pierdas la oportunidad!

En tu país, por lo que aquí te estás permitiendo (ofender sin mesura), irías a la cárcel.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
William said...

¡Hombre, claro que me voy a callar! Vuelvo al blog después de un mes y me encuento contigo. No eres precisamente alguien amable...

Ni coherente (más bien majadero).

Ni culto (eres la estulticia anónima).

Ni razonable (lo tuyo anda entre "tonto", "tonto perdido", "tonto de capirote" y "merluzo", más tirando a lo último).

Pero sobre todo, ilustre, no tienes un átomo de valentía, ni la conoces, ¡héroe, que eres un héroe!

Hale: tu turno de rebuznos, y disculpa que no te preste más atención.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Orgulloso de ser español said...

Al híbrido-indígena: a ti lo que te pasa es que estás mal follao, búscate uno de esos 'curas maricones españoles' que igual es lo que te hace falta, porque se ve que Hugo, no te la mete bien! (aunque ya te la meterá hasta el fondo y te saldrá por la boca pringao)

Anonymous said...

¿Mal follao? No, yo clavo, a mí no me clavan. "Orgulloso de ser español", qué patético, qué ridículo: Deberías avergonzarte de ser español. España es el único país de Europa sojuzgado con una colonia que se llama Gibraltar. España es una nación que se humilla ante un hombre que tiene corona, un hombre que se autodenomina "Rey". A los romanos les avergonzaba tanto ser súbdito de un Rex, que desde la caída de Tarquino El Soberbio ningún gobernante volvió a llamarse de tal manera. Yo me avergüenzo, abre el oído, me avergüenzo de hablar español, de ser parte de una mierda, de un excremento de la Historia que se llama "Hispano" o "Ibero" América. Si alguien me llamase "hispano" o "hispanoamericano" yo le rompería la boca. Ser hispano es la cosa más vergonzosa del mundo. Tener algo que ver con la puta España es algo que da mucha vergüenza.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
William said...

¡Coño, chaval! ¿No podrías darnos tus clases de Historia, Sociología, derecho comparado y economía sin ser tan borde?

¿Y si lo intentaras, héroe?

No es que seas hispano -que lo eres- e hispanohablante -ensucias la única lengua que conoces, siéndolo-; y que los cuatro tópicos de culturilla que manejas quepan en un folleto al uso de Agiprop: es que los demás no tenemos la culpa que seas tonto de baba; y si repasas el "Manual de la Majadería" que tanto invocas no encontrarás ningún precepto que obligue a aguantar merluzos de campeonato como tú.

Sí, ya sé, me vas a "romper la boca", como anuncias.

Imagino que, como todo lo tuyo, nenaza mema: será virtualmente.

Lo que sí que has conseguido, deshecho humano, es que no vuelva al blog en otro mes.

Hiedes, hijo. Hiedes.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
William said...

Apreciada Mary White:

Presento a VE disculpas por el lenguaje empleado con el heroico rompebocas anónimo.

Me gusta tu blog, y lo volveré a visitar cuando vuelva a encontrar las atinadas, certeras y en algunos casos sumamente agudas entradas tuyas y de comentaristas... pero sin la "provocación" (La Cubana, la peor compañía teatral con espectáculos de provocación que he conocido, es Shakespeare al lado de esto) del susodicho andoba desnortado, desequilibrado, reborde y desgraciado.

Toda discrepancia -incluso la radical e incisiva, o sobre todo, ésta- resulta interesante; pero la mala baba sin más de un descerebrado, no.

Al menos para mí.

Saludos.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.